eldiario.es

Menú

Los sindicatos de Osakidetza, satisfechos por un “mayor impacto” de la huelga en Bizkaia

“Se está incrementando el seguimiento de una huelga a otra y todo apunta que el día 4 habrá una movilización contundente”, ha señalado Íñigo Garduño de CCOO.

“Es vergonzoso que Osakidetza esconda la cabeza en el suelo y mire hacia otro lado cuando ha habido familiares de pacientes moviendo camas para cubrir los agujeros que se están dejando libres”, denuncian los sindicatos.

“De los 3000 puestos de trabajo destruidos, sólo con el aumento de jornada, se han eliminado 1500 puestos y, en los últimos años, los recortes del Gobierno en presupuestos son 250 millones de euros. Si eso fuera empleo, serían 5000 empleos más”, ha recriminado Txiki Muñoz, secretario general de ELA.

- PUBLICIDAD -
Manifestación convocada por los sindicatos de Osakidetza en Bilbao

Manifestación convocada por los sindicatos de Osakidetza en Bilbao

La jornada de huelga convocada hoy en Osakidetza en Bizkaia está teniendo un “mayor impacto” que en las anteriores celebradas en Gipuzkoa y Álava, según han declarado los representantes de los sindicatos en la manifestación que ha arrancado este jueves de la plaza Bizkaia en Bilbao. “Se está incrementando el seguimiento de una huelga a otra y todo apunta que el día 4 habrá una movilización contundente”, ha señalado Íñigo Garduño de CCOO sobre esta jornada de paro que está incidiendo, sobre todo, en centros de atención primaria del territorio, según las primeras estimaciones efectuadas por los convocantes. Así, la secretaria de SATSE Euskadi también ha hablado de un mayor seguimiento de la huelga con más de 200 enfermeras frente a las 100 de la convocatoria anterior.

SATSE, ELA, LAB, SME, FFHE, CCOO y UGT han exigido a través de esta movilización que Osakidetza convoque la OPE “que de verdad se necesita en Euskadi” porque las 187 plazas anunciadas “no sirven para dar estabilidad a la plantilla, ni para reponer el empleo perdido, ni para garantizar la continuidad del sistema sanitario público vasco”. En declaraciones a los medios, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha destacado que “lo que está en juego es el futuro del servicio público vasco de salud”. “La plantilla está envejeciendo, tienen cada vez más problemas y no se generan nuevos puestos de trabajo, ni se sustituye al que coge baja, por lo tanto, estamos hablando de un servicio de salud en el que cada vez va a trabajar menos gente y en peores condiciones. Eso va a ir en detrimento de la calidad del servicio”, ha denunciado sobre una política que, según recriminan, “busca dejar a la sanidad pública como subsidiaria, casi asistencial”.  “Se está sacando dinero de Osakidetza para meterlo en otros sitios como puede ser el pago de intereses de la deuda. Eso es así porque se priorizan cosas que son totalmente ajenas a la necesidades sociales. Se ha decidido seguir saqueando lo público en beneficio de lo privado”, ha dicho Etxaide sobre una situación ante la que demandan más inversión para Osakidetza con el fin de mejorar la calidad del servicio.

Son más de 3000 las personas que han tenido que dejar su empleo en Osakidetza en los últimos años, un hecho que, según los sindicatos, ha traído un exceso de carga de trabajo y retraso en la atención. En este sentido, los convocantes recriminan al Gobierno vasco que esté aplicando la misma política que el Gobierno del PP. “Estamos viendo las consecuencias que está trayendo esta política nefasta por parte del departamento de Sanidad, que sigue a pies juntillas las políticas del PP”, ha dicho el secretario general de UGT, Raúl Arza, en relación a la destrucción de empleo en el sector. “Les decimos que no es suficiente la OPE anunciada con la fuerte rotación y la temporalidad que hay en Osakidetza. Nos parece que el departamento de sanidad se está riendo de los trabajadores y trabajadoras que son los que están sufriendo en primera persona las consecuencias de esa política nefasta”, ha señalado Arza en nombre de su sindicato desde donde exigen al Gobierno vasco que “dé  los pasos necesarios con el Gobierno del PP para facilitar un aumento de las oposiciones de las plazas ofertadas tanto en Osakidetza como en Educación”.

De los 3000 puestos de trabajo destruidos, Txiki Muñoz, secretario general de ELA, ha denunciado que “sólo con el aumento de jornada se han destruido 1500 puestos y en los últimos años los recortes del Gobierno en presupuestos son 250 millones de euros. Si eso fuera empleo, serían 5000 empleos más”. Así, Muñoz califica como “desastre” la política de personal del Ejecutivo vasco. “El anterior Gobierno incumpliendo acuerdos que firmó con nosotros, colaboró en ese desastre y parece que un Gobierno envía a otro Gobierno los problemas en política de personal”, señalaba a la vez que alababa “el mérito” del sindicalismo actual que “se ha atrevido a plantear esta lucha reivindicativa en la coyuntura actual”. “Y hay que seguir porque ellos no han terminado con la agenda de ajustes”, declaraba.

Familiares de pacientes mueven camas por la falta de personal

Por su parte, desde CCOO han querido señalar la “vergonzosa” actitud de Osakidetza en este conflicto que “está camuflando nuestras reivindicaciones como unas reivindicaciones exclusivamente laborales cuando estamos pidiendo también una mejora del servicio”. En este sentido, Garduño ha dicho que es “intolerable que Osakidetza esconda la cabeza en el suelo y mire hacia otro lado cuando hoy ha habido familiares de pacientes moviendo camas para cubrir los agujeros que se están dejando libres”.

Enfermeras del Hospital de Galdakao y de la comarca de Uribe Kosta, consultadas por eldiarionorte.es, han denunciado también un aumento de sus jornadas laborales frente a la reducción de puestos. “Estamos aquí porque nos afectan los recortes, sobre todo, en la falta de personal y de sustitutos; o a la hora de poder coger un día o ponerte enfermo.  Todo recae sobre nosotras y en ocasiones se vive un estrés importante porque nos vemos en el día trabajando contrarreloj, con lo cual, a veces tenemos miedo de poder meter la pata. Hay una mayor cantidad de errores porque ya nos ha pasado por la falta de tiempo, que lo estamos haciendo todo a la carrera. Esto va en contra de toda la sanidad y no solo de sus trabajadores, porque este problema recae también en los pacientes”, han denunciado.

Del mismo modo, trabajadores del hospital de Cruces han informado del colapso vivido en Urgencias durante el jueves y viernes de la semana pasada. “No dábamos abasto y ya no podíamos excusarnos más ante los pacientes. Es una vergüenza”, recriminaba Maite que acudía a la manifestación junto a otra compañera enfermera en reanimación en Cruces. “Lo que se hace es bloquear camas en vez de contratar a gente. Esto lo que crea es que se colapsen las urgencias porque no pueden subir enfermos”, decía Marta que también denunciaba que “se están haciendo contratos de nueve a una, en vez de ocho a tres, por lo que durante ese tiempo tenemos que cubrir puestos que no se están cubriendo”.

Mari Cruz Espinosa, en representación de los trabajadores del Hospital psiquiátrico de Zamudio, ha recriminado que les quieran quitar una auxiliar del turno de la tarde. “No es razonable porque las plantas están llenas y la atención a los pacientes sería peor”, asegura sobre los recortes, que vinieron por la desaparición de camas. Espinosa denuncia que en su ámbito “se está produciendo un cambio de paradigma y es que los siquiátricos tienen una tendencia a desaparecer o, por lo menos, a funcionar de otra manera y supuestamente se está creciendo en lo que sería la red primaria de atención. Pero el problema es que esta red no crece al mismo nivel porque se están cerrando las plantas hospitalarias con lo cual en este momento la presión asistencial tanto en la primaria como en los hospitales es muy fuerte”, señalaba la delegada sobre una situación que, según señala,  ha llevado a dar incluso “altas un poco precoces”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha