eldiario.es

Menú

Más de cien familiares de víctimas del terrorismo grabarán su testimonio para depositarlo en el Instituto de la Memoria

Se ha detectado "un déficit específico de atención personalizada y reconocimiento" de familias de víctimas de atentados en los 70 y 80

- PUBLICIDAD -

Más de cien familiares de víctimas del terrorismo grabarán su testimonio para que sea depositado en el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, según se ha acordado en el Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo que, en el análisis de la primera fase del programa Gertu, ha detectado "un déficit específico de atención personalizada y reconocimiento en los casos de familias de víctimas que sufrieron atentado en las décadas de los 70 y los 80", según ha informado Presidencia del Gobierno vasco.

El Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo ha celebrado esta tarde su segunda reunión ordinaria de este año, encabezado por su presidente, José Luis De la Cuesta, y donde han participado todos sus integrantes. Por parte del Gobierno vasco, han asistido el secretario general para la Paz y la Convivencia, Jonan Fernández, y la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monika Hernando.

Entre los temas abordados, el Gobierno ha informado de la puesta en marcha de la segunda fase del Programa Gertu, que consistirá en la grabación de los testimonios de las víctimas del terrorismo que así voluntariamente lo deseen. Se dará inicio a las grabaciones en junio.

Los vídeos y audios que resulten de estas grabaciones serán depositados en el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos. Se estima que sean más de cien familiares de víctimas las que ofrezcan su testimonio.

Esta iniciativa se enmarca en el Programa Gertu, iniciado en mayo del 2014. En la primera fase de este Programa, la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos tomó contacto directo, por teléfono o en persona, con todas las familias de víctimas asesinadas residentes en Euskadi (más de 300 familias) con el objetivo de interesarse de un modo personalizado por su situación, y ofrecerles la posibilidad de grabar su testimonio para depositarlo en el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos.

PRIMERA FASE

El Consejo ha analizado las conclusiones extraídas de la primera fase del Programa Gertu, que ha detectado "un déficit específico de atención personalizada y reconocimiento en los casos de familias de víctimas que sufrieron atentado en las décadas de los 70 y los 80".

También se ha detectado que muchas víctimas "no conocen a otras víctimas, ni siquiera las que hayan vivido una vivencia similar". En ese sentido, según el análisis de la primera fase del programa Gertu, "un número significativo de víctimas acogería de buen grado participar en espacios de diálogo entre víctimas, siempre que esos encuentros se desarrollen en un marco de seguridad y discreción, y no muy alejado de su entorno geográfico".

Por otro lado, muchas víctimas, casi la tercera parte de las entrevistadas, manifiestan su voluntad de participar y ofrecer "su aportación en la tarea de construcción de la memoria y la convivencia y está dispuesta a grabar su testimonio". En una menor medida, se han detectado casos que no habían tramitado correctamente las solicitudes de indemnizaciones, y este programa ha posibilitado que se haya podido corregir esta situación.

REUNIONES

Por otro lado, durante la reunión, la Secretaría General para la Paz y la Convivencia ha informado de que el asesor de la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos, Enrique Ullibarriarana, está manteniendo una ronda de encuentros con todas las asociaciones de víctimas del terrorismo, tanto autonómicas como estatales.

Esta ronda se enmarca en los encuentros directos que periódicamente mantiene la Secretaría General para la Paz y la Convivencia con las asociaciones de víctimas del terrorismo. Entre otras cosas, estos encuentros están sirviendo para perfilar la eventual celebración de una jornada de trabajo, a primeros de junio. La definitiva definición de esta jornada se abordará una vez haya finalizado esta ronda de encuentros con las asociaciones.

Por último, el Gobierno vasco va a aprobar un decreto que regula las ayudas a asociaciones y organizaciones que promueven la prestación de atención, solidaridad y apoyo a las víctimas del terrorismo. Este decreto viene a sustituir la orden reguladora que existía hasta el momento.

Anteriormente, esta convocatoria de subvenciones dependía del Departamento de Interior. Una vez que la Dirección de Víctimas pasó a integrarse en la estructura de la Secretaría General para la Paz y la Convivencia, esta convocatoria debía regularse mediante decreto.

En cuanto a contenidos, las previsiones de la orden reguladora anterior y de este nuevo decreto son similares. No obstante, es preceptivo que el Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo sea informado, tal y como establece el artículo 4 del Decreto 55/2010 de creación de este consejo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha