eldiario.es

Menú

Para ver las estrellas, pásate por Álava

La fundación Starlight, creada por el Instituto de Astrofísica de Canarias, ha designado al Jardín Boténico de Santa Catalina, de la localidad alavesa de Trespuentes, el primer parque estelar del España

Su escasa contaminación lumínica permite desarrollar actividades de observación relacionadas con eventos astronómicos como el paso de cometas, eclipses de luna y sol, alineación de planetas o lluvias de estrellas

- PUBLICIDAD -
Una joven participa en una observación astronómica en el parque botánico de Santa Catalina

Una joven participa en una observación astronómica en el parque botánico de Santa Catalina

Álava puede presumir de cielo nocturno. Desde la localidad alavesa de Trespuentes y más concretamente desde  el jardín Botánico de Santa Catalina puede contemplarse el firmamento brillando con todo su esplendor. Se trata de un espacio libre de contaminación lumínica, de destellos artificiales que eclipsen el centelleo de las estrellas, un espacio de recreación, conservación y encuentro con la naturaleza y con una importante actividad divulgativa de astronomía. Estas cualidades no han pasado desapercibidas para la Fundación Starlight, una entidad, creada por el Instituto de Astrofísica de Canarias cuyo fin principal es la difusión de la astronomía y que ha distinguido al jardín de Santa Catalina como el primer parque estelar de España.

Así que los interesados en ver fenómenos astrales durante la noche ya saben que su sitio está en Álava. El cielo nocturno bajo el que se cobija Santa Catalina permite desarrollar actividades de observación, didácticas, culturales o lúdicas, relacionadas a eventos astronómicos como paso de cometas, eclipses de luna y sol, alineación de planetas, lluvias de estrellas, etc.

 Planisferio celeste

Tras recibir la certificación el parque ha inaugurado de manera oficial un mirador abierto al firmamento, una instalación permanente equipada para la realización de diferentes actividades de observación astronómica en una de las zonas más oscuras del jardín. Se ha dotado al lugar de un planisferio celeste con la estrella Polar como referencia y las constelaciones próximas a ella, una flecha orientada hacia allí y paneles explicativos.

Se celebrarán charlas y observaciones nocturnas a lo largo del año para que los visitantes puedan ser testigos en directo de fenómenos astronómicos relevantes como paso de cometas, eclipses de luna y sol, alineación de planetas o lluvias de estrellas.

Especies del jardín botánico

La fundación Starlight, encargada de este nombramiento, fue creada en el año 2009 para valorar y proteger el cielo estrellado y luchar contra la contaminación lumínica y el cambio climático. Esta certificación aporta un valor añadido a  un espacio que por el día ya es muy especial. Son más de 32.000 metros cuadrados rodeados de un deteriorado muro de piedra que encierran las ruinas de un antiguo palacio, convento e iglesia, de los siglos XII yXIV y los restos de antiguas terrazas de labor, así como un reducto interesante de encinas carrascas.

Entre estos vestigios crece una gran colección botánica que unida a la riqueza florística presente en dicho terreno, debido a la confluencia en la parcela de especies de clima mediterráneo con especies de carácter atlántico y a un microclima especial, dotan al enclave de un carácter y belleza singulares. Se pueden contemplar herbáceas, cañas y bambúes, plantas acuáticas y palustres, rosácea; plantas aromáticas y medicinales; plantas de Australia y Nueva Zelanda, huerta, viñas y parras; betuláceas, encinar autóctono; coníferas; aquifoliáceas, caprifoliáceas y una zona dedicada a vegetación oriental.

Ruinas Santa Catalina

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha