eldiario.es

Menú

La vivienda protegida deja de ser el salvavidas del mercado inmobiliario

El año pasado se inició la construcción de 1.553 viviendas de protección oficial en la comunidad autónoma, la cifra más baja de los últimos 15 años.

- PUBLICIDAD -

Hubo un tiempo en que en Euskadi la construcción de vivienda de protección oficial (VPO) superó ampliamente a la de pisos libres. Incluso llegó a salvar al mercado inmobiliario en los primeros años de la crisis. Sin embargo, el derrumbe de la construcción también ha llegado a la VPO. El año pasado se inició la construcción de 1.553 viviendas protegidas en la comunidad autónoma, casi 500 menos que el año anterior. Lo que significa la cifra más baja de los últimos 15 años. La VPO ha dejado ser el salvavidas del mercado inmobiliario en Euskadi.

Que lejos parece que queda ahora el año que se batió el récord de construcción de VPO: 7.310 pisos levantados en 2007. En total, 2.000 pisos más que en 2006, lo que permitió a la VPO alcanzar el 40% de la cuota de mercado. Es decir, que cuatro de cada 10 casas que en ese año se construyeron en la comunidad fueron de protección oficial, muy por encima de la media nacional, que se quedó en el 10%. Entonces parecía que el mercado inmobiliario de Euskadi había  logrado esquivar la crisis que sacudía al sector en España gracias al tirón de la vivienda de protección oficial.

Ese crecimiento de los pisos protegidos, sin embargo, presentaba algunas sombras. La mitad de los pisos edificados estaba en Álava y más en concreto, en Vitoria. Y ello cuando supone sólo el 14% de la población vasca. ¿Cómo es posible que Vitoria hubiera alcanzado esa producción de pisos protegidos, provocando un desequilibrio territorial tan evidente? El paso del tiempo ha colocado las cosas en su sitio. De las 1.553 viviendas protegidas iniciadas el año pasado, solo 20 corresponden a Álava. Los barrios vitorianos de Salburua y Zabalgana, que en 2007 y 2008 se encontraban en plena efervescencia urbanística, se han ido colmatando. Con lo que la vista ha girado necesariamente hacia Bizkaia y Gipuzkoa.

La Asociación de Constructores y Promotores de Bizkaia confía que 2015 suponga el año de la recuperación del sector inmobiliario. De lo contrario, si siguen las tasas actuales de producción será "muy difícil de aguantar", vaticinan. Todo el sector se encuentra muy perjudicado, fue el primero en entrar en crisis y, probablemente, será "el último en salir". A lo largo de 2015, la edificación de viviendas libres a duras penas superará las 2.500. Por eso, en la actualidad son los pisos usados los que marcan la tendencia en las operaciones de compraventa, al coincidir una mayor oferta de este tipo de casas con una menor producción de vivienda nueva.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha