eldiario.es

Menú

Una experiencia llamada Dimetal Fest

El cartel del festival

El final del verano (en el calendario, porque el meteorológico hace tiempo que se fue, si es que alguna vez vino a Euskadi) está marcado por un festival distinto. Y esto, que sea distinto, ya le hace tener sentido. En un mercado festivalero saturado y repetitivo, la aparición, hace tres años, del Dimetal Fest supuso una bocanada de aire fresco, que ayuda a entrar en el otoño con energías renovadas. Enclavada en plena comarca de Arratia, la localidad cambia su aspecto un día año para acoger a un número creciente de seguidores de música extrema, sorprendido a sus escasos 1.500 habitantes que, a estas alturas, en la tercera edición, ya están más que implicados en un proyecto popular y variado.

Lejos de las propuestas masivas, alineadas con el circuito habitual, en Dima uno encuentra estampas familiares. De momento, ya veremos hasta dónde llega en el futuro, es una excelente oportunidad para reunirse con amigos y conocidos de otras localidades y pasar un día entero entre música, charlas y otros entretenimientos. La imaginación de los asistentes se dispara, y uno puede encontrarse a una cuadrilla con una discoteca móvil a bordo de un contenedor de basura con Manowar a tope, o un tractor tuneado en el que suena Kreator. Las tabernas del pueblo reciben a los visitantes con los brazos abiertos y los barriles cargados, y es posible cruzarse con la alcaldesa, que ese día viste, por supuesto, de camiseta negra.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Make America Rage again

Portada del album de Rage Against the Machine,con el tema Killing in the name.

16 veces. “Fuck you I won’t do what they tell me”. 16. Y después, bum, “¡Motherfucker!” Han pasado 25 años de aquel estremecimiento musical que sentimos millones de personas alrededor del mundo. En realidad, menos. Desde la última vez que escuchamos la canción, porque no hay demasiados temas que mantengan tanto vigor y vitalidad pese al discurrir del tiempo como “Killing in the name”. Seguro que lo recuerda bien Bruno Brookes, ese DJ de la BBC al que en febrero de 1993 se le coló la canción mientras hacía la lista semanal del Top 40. Los desconocidos Rage against the machine entraban como novedad sin que el bueno de Bruno supiera que cantaban contra el odio racial y los excesos policiales, incluyendo un buen puñado de tacos. Hubo decenas de llamadas de oyentes enervados, y a Brookes le suspendieron una semana de empleo y sueldo.

El mundo, por aquel entonces, aún vivía como hegemónicos el racismo, la homofobia y el conservadurismo más atroz. Así que era el momento adecuado para que un cuarteto de Los Ángeles desafiara aquella carcunda con letras incendiarias y ritmos explosivos. Hasta entonces, nadie había sonado como Rage against the machine. Después, tampoco. ¿Cómo fue posible que un grupo neomarxista y revolucionario pudiera alcanzar la cima musical, combinando riffs de Metal con Hip Hop? El atrevimiento de Zack de la Rocha, Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk no tenía límites; como tampoco los tuvo su crecimiento, que fue un fenómeno fulgurante: de tocar en fiestas para amigos a encabezar el festival Lolapalooza en 1993, tras telonear a Public enemy.

 

Seguir leyendo »

Guns N' Roses: apetito por la destrucción (y el dólar)

En Euskadi, la política ha dejado de darnos un par de días históricos por semana, como sucedía hace unos años (y algunos dicen que sucede ahora en Catalunya); en cuanto al fútbol, San Mamés y Anoeta distan mucho de ser las ollas a presión que antaño resultaban temibles para los equipos rivales; el País, en general, va perdiendo algo de épica, y eso se percibe también en los ambientes rockeros, donde la añoranza del pasado es una constante. Quizás por ello, a pocos días de que se llegue a uno de los conciertos de la década, no se percibe aún el aroma de las grandes ocasiones. Aunque es posible que influya el hecho de que, con la llegada de las redes sociales, se creen corrientes de opinión artificiales. La última dice, sobre Guns N’ Roses, que lo sofisticado entre los rockeros es despreciar su concierto. Por varias y diversas razones, pero despreciarlo. Sea como sea, la llegada de los californianos supondrá un hito indudable, y promete ser una celebración de las de guardarse para siempre en la memoria. Aunque, otra vez, el pasado y las comparaciones serán inevitables. ¿Qué sabemos de la gira de Guns N’ Roses a estas alturas?

  1. Está batiendo records de recaudación: sólo con el paso de los años sabremos si el reencuentro entre Axl y Slash obedece a una amistad unida de nuevo gracias al pegamento de Duff McKagan, o a un interés por llenarse los bolsillos. Sea como sea, el público les estaba esperando. Sólo así se puede entender que hayan cosechado, hasta el tramo europeo, 230 millones de dólares (a los que deben restarse los gastos de producción). Sólo en Australia y Nueva Zelanda se han embolsado 38 millones. La gira se llama “Not in this lifetime” porque eso era lo que respondía Axl cuando le preguntaban si estaría dispuesto a reunirse con sus viejos compañeros alguna vez. Seguro que no pensaba volver a tener en esta vida la cuenta corriente tan llena.

  2. Volverá a ser un gran espectáculo de Rock : el repertorio de una banda como Guns N’ Roses, que han facturado una docena de clásicos imprescindibles en la historia del Rock duro (desde Sweet child O’mine hasta November rain , pasando por You could be mine o Welcome to the jungle ), es asombroso y muy difícilmente superable. Muy pocos pueden presumir de tocar 25 o 26 canciones de las cuales el público se sabrá de memoria más de la mitad y, al mismo tiempo, permitirse el lujo de hacer cinco o seis versiones de temas clásicos de todos los tiempos. Si no varían durante la gira europea, harán nueve de los Use your Illusion , otras nueve del Appetite por destruction , cinco o seis versiones, y dos o tres del defenestrado Chinese democracy .

  3. Esta vez sí son puntuales: a diferencia de los excesos de la primera época del grupo, donde les importaba todo muy poco, ahora salen al escenario en el momento convenido, y se marchan cuando es la hora. Desconozco si han hecho terapia o simplemente han madurado, pero debemos saber que no hay margen para retrasos de dos horas ni nada similar. Sólo el temor a un atentado –el reciente de Manchester condicionará el ambiente- podría hacer que se desluzcan los planes.

  4. Los recintos van a ser especiales : tanto en San Mamés, que acogerá el primer concierto masivo desde su inauguración, como en el Calderón, que dará su último servicio antes de ser derruido, los dos estadios de su gira española grabarán estos conciertos en sus libros de historia. También el marco hace de esta gira algo único e irrepetible.

  5. ¿Son los Guns N’ Roses de la década de los 90? Ni ellos ni nosotros lo somos.

Hacer comparaciones es absurdo. Evidentemente, pensar en que Axl Rose tiene su garganta igual de afinada sería, simplemente, soñar; igualmente, creer que la brillantez de Slash será la misma tampoco tiene sentido; la formación no es la clásica (es más, cada uno tendrá su alineación favorita), pero es una reunión por la que todos hemos suspirado alguna vez, y las crónicas que nos han llegado desde Estados Unidos o América Latina aseguran que se trata de una gran celebración rockera. Difícilmente saldrá alguien defraudado. Vendrán, salvo sorpresa, Axl Rose , Slash , Duff McKagan , Dizzy Reed , Richard Fortus , Frank Ferrer y Melissa Reese.

Todo preparado en el escenario de San Mamés para la llegada de los Guns N' Roses a Bilbao.

Todo preparado en el escenario de San Mamés para la llegada de los Guns N' Roses a Bilbao.

Guns N’ Roses son un súper grupo. Ellos desafiaron en pocos años las marcas alcanzadas por los más grandes de la historia. Llenan estadios con una facilidad asombrosa y su público es transversal. El confeti, las luces, el volumen y su magnetismo serán sólo aderezos para que las grandes canciones que van a interpretar queden rodeadas de una celebración espectacular. Hay menos épica que hace 25 años, sí, pero las emociones se van a desbordar, y más vale que estemos allí para sentirlas. Tiempo habrá de discutir si el precio de la entrada mereció la pena. Aunque yo creo que sí: mejor un recuerdo caro que una espinita perpetua por haber renunciado a verles.

Último repertorio de la gira, con nuevas canciones:

Intro
Looney tunes

The equilizer (Harry Gregson-Williams)

  1. It’s so easy

  2. Mr Brownstone

  3. Chinese democracy

  4. Welcome to the jungle

  5. Double talkin’ jive

  6. Better

  7. Estranged

  8. Live and let die (Wings cover)

  9. Rocket queen

  10. You could be mine

  11. New rose (The Damned cover)

  12. This I love

  13. Civil war (intro de “Voodoo child”)

  14. Black Hole Sun (Soundgarden cover-Chris Cornell tribute, live debut)
  15. Coma (with band introductions)

  16. Slash Guitar Solo
  17. Speak softly love (Nino Rota, El padrino)

  18. Sweet child O’mine

  19. Out Ta Get Me

  20. Wish you were here (Pink Floyd cover,Slash &Richard Fortus guitar duet)

  21. November rain

  22. Knockin’ on heaven’s door (Bod Dylan cover, with 'Only Women Bleed' intro)

  23. Nightrain

Traca final


   24. Patience

   25. There Was a Time)

   26. The seeker (The who)

   27. Paradise city

Salida: You Know My Name (Chris Cornell song)

Seguir leyendo »

Hoy escribo de un fan

Cartel del homenaje a 'Bomber', con 'poteo heavy' bömbermouth incluido.

En el homenaje a Iñaki “Bomber”, se intentará batir el récord mundial de 'poteo heavy'.

La última vez que le vi fue en el Skulls de Bilbao, el 14 de mayo de 2016. Yo estaba poniendo música aquella noche, invitado por Unai, y él estaba de fiesta. Recuerdo el beso en los morros que me plantó después de que pinchara media docena de esas canciones clásicas que a cualquiera que lleve un poco de Rock en las venas le ponen a funcionar en modo euforia y amor por doquier. Las disfrutó mucho. Tengo grabadas las caras de complicidad que me ponía. Es un bonito recuerdo para ser el último. Intuí que en aquel momento había firmado ya los términos de la rendición ante el cáncer: sabía cuál era su futuro y decidió entregarse, pero con sus condiciones. Este es un ejercicio de inteligencia que no todos están en disposición de llevar adelante en su misma situación. Sin embargo, sus principios estaban claros, y él cumplió su parte: vivir a tope, disfrutando de la vida que le quedaba con la máxima intensidad, con Rock, y sus amigos y cercanos. Así lo hizo, hasta octubre, cuando nos dejó discretamente.

Hoy no escribo de un disco, ni de un grupo, ni tampoco de un músico. Hoy quiero dedicarle unas palabras a un seguidor del Rock duro. Uno de esos que llenan conciertos, que dan ambiente a las calles, que animan los bares y que contribuyen a que algunas canciones sean eternas. Hablo de Iñaki, el Bomber, un tipo de esos a los que había que conocer… Si se dejaba, claro. Sé de lo que hablo. Los seguidores de esta música casi siempre son anónimos. La atención se la llevan los protagonistas, pero un movimiento de estas características no puede sustentarse sólo en los vips, hay una base de la que conviene no olvidarse. El Bomber no era sólo un fan. También llevaba el Zerua Rock Bar, un garito de la calle Iturribide en el que sonaban Motorhead, AC/DC, Accept y todas esas bandas que forman parte de nuestro universo vital. Un sitio cuya atmósfera lo convierte en imprescindible.

Seguir leyendo »

Diez cosas que deberías saber sobre Black Sabbath

Black Sabbath

La legendaria banda británica dio el pasado sábado el último concierto de su historia en su ciudad, Birmingham. Fundadores de un género, el Heavy Metal, han sido referencia para varias generaciones

 

 

Seguir leyendo »

Su ta gar, en otro registro

Set-list de Su ta gar

Este viernes 13 de diciembre empieza una gira especial que ya situé como una de las cosas más interesantes que nos iba a dejar este 2017 en cuanto al Heavy Metal: la serie de conciertos en teatros con la que Su ta gar pretende defender su último y más sentimental disco: Maitasunari pasioa. He tenido la suerte de compartir un rato con ellos durante los dos días que ha durado el ensayo general de esa serie de conciertos, y os puedo asegurar que va a ser algo inédito.

La gira empieza en el Bastero de Andoain, para luego continuar por Arrasate (21 de enero), Ermua (27 de enero), Bilbao (5 de febrero, Arriaga)y Pamplona (17 de febrero, Gayarre). De momento son cinco fechas con las que la banda presentará un repertorio muy distanciado de lo que suele ser habitual en su carrera, mucho más íntimo y centrado en el amor, la esperanza y los sentimientos.

Lo primero que os llamará la atención será, sin duda, entrar en un recinto poco frecuentado por el público metalero a la hora de vivir la música en directo, los teatros. Su elegancia y el ambiente contribuyen a que te sientas más extraño aún al estar sentado, y con una visibilidad excelente desde todos los rincones hacia el escenario, donde Aitor, Xabi, Igor y Galder se dispondrán con muchos más instrumentos que en una gira convencional. Habrá pianos, guitarras acústicas y menos contacto directo con los seguidores.

Seguir leyendo »

10 cosas importantes que sucederán en el Heavy Metal en 2017

10 cosas importantes que sucederán en el Heavy Metal en 2017

10- Dio volverá a salir de gira: estuve presente en la edición de Wacken de este 2016, y asistí a parte del concierto de los Dio disciples, que abandoné a la cuarta o quinta canción porque me parecía una de las peores versiones de esa banda tributo que había visto. Resultó que, justo después de mi marcha, la actuación se convirtió en viral porque guardaban una sorpresa: la aparición del mismo Ronnie James Dio en forma de holograma. Hubo una gran controversia en torno a la oportunidad de tal creación, pero la figura contaba con la aprobación de su viuda, Wendy, y, aunque la calidad de la actuación era más bien escasa, esa ocurrencia convirtió al concierto en uno de los momentos del verano festivalero. Tal recorrido ha tenido el holograma, que se acaba de confirmar que Dio volverá a salir de gira. Será como ver dibujos animados, pero el que no se consuela es porque no quiere.

9- Ghost nos visitarán con un despliegue espectacular: los suecos ganadores de un Grammy han alcanzado, con sólo tres discos, la categoría de banda de culto y referencia para el público metalero pero no sólo, también para todo aquel que tenga una cierta apertura hacia el terreno de lo excéntrico y el Rock enérgico. En marzo empezarán su travesía británica para luego saltar a Alemania y después al resto de Europa, incluyendo una visita a Bilbao (BEC), además de Madrid, Barcelona y Lisboa, con un montaje único: la catedral del ocultismo para que el Papa Emeritus pueda desplegar su homilía. Una gran ocasión para ver a una banda que aún despierta bastantes desconfianzas y recelos, pero que se halla en el culmen de su carrera.

Seguir leyendo »

Los cinco discos que recordaré de este 2016

Los estadounidenses Vektor

Antes de que digas o escribas lo que están pensando: 1- ni he escuchado todos los discos de 2016 ni podré hacerlo, a diferencia de ti, supongo; 2- podría hacer mención a otros 20 discos: a Anthrax, a Metallica, Testament, Gojira o a ese que quieres decirme para parecer el listo de la clase, pero antes tendrás que comprobar en Google si se ha publicado en 2016, pero no lo haré porque es una selección que va más allá de los propios discos; 3- si aún así quieres comentar, recuerda que esto es un blog personal, y que si tú tienes otra selección, la puedes aportar. Sobre lo que escribo, también admito críticas.

Convertidas ya en un fenómeno planetario, las tres adolescentes japonesas siguen generando una controversia directamente proporcional a su insolencia musical. Tras haber hecho papilla los estándares del Metal tradicional y haberlo trasladado a un universo de dibujos animados, siguen adelante con una gira en la que continúan triturando marcas, además de ser una fuente inagotable de noticias. Desde la fulgurante velocidad de Road of resistance (con la inestimable y reconocible colaboración de Dragonforce) y Amore, pasando por el groove de Karate o los coqueteos con el Death de Sis. Anger, “Metal resistance” supone la consolidación de un fenómeno absolutamente trascendental para lograr que el género recomponga sus circuitos de conexión con las nuevas generaciones pero, sobre todo, para contribuir a rejuvenecer los cánones del Metal y ayudar al disfrute colectivo que, siendo de música de lo que hablamos, sigue siendo lo principal.

Hay una corriente de opinión bastante extendida que defiende que, cuando una banda ha consumido ya dos décadas de existencia sin explotar del todo, deberían retirarse a disfrutar de su otoño vital y musical hasta desaparecer. Si esa teoría funcionase, habríamos perdido a Death angel hace tiempo. Los californianos nunca han llegado a la primera línea del foso: unas veces por sus propios errores, y otra por esa combinación de factores que llamamos suerte, y que también influye en la música. Este 2016 debería ser recordado también porque Death angel han dado de lleno en la diana con el disco más sólido de todos los que han publicado sus coetáneos este año. Moviéndose entre el Thrash con gusto que siempre han practicado, y el Heavy Metal más consistente, “The evil divide” merece por lo menos un par de escuchas con atención. 51 minutos de poderío y frescura entre los que es difícil destacar unas canciones por encima de otras dado su enérgica continuidad. Quizás citaría Lost por su rítmico juego de guitarras o Father of lies por esa letra tan puramente thrasher y combativa.

Seguir leyendo »

¿Por qué los grupos alargan tanto los discos?

Desde hace diez años, los grupos alargan el minutaje de los discos.

Año 2016. Ningún grupo que vaya a sacar un disco hoy en día va a ofrecer menos de 50 minutos de música. Nadie sabe muy bien por qué, pero se ha ido extendiendo la creencia de que, en la nueva época de las descargas gratuitas y de Internet, hay que ofrecer mucho para que el seguidor se disponga a pagar por lo que consume. De tal manera que para convencerle de que compre el vinilo, el Cd o se haga con la descarga digital, los artistas nos proponen nuevas canciones y, además, añaden descartes, versiones de otras bandas, los ruidos que hacían en el estudio cuando estaban borrachos y los mensajes de voz que envían a sus parejas acompañados de acordes de guitarra acústica.

Está muy bien. Eso es generosidad. Así podemos escoger entre diferentes versiones del disco: extended version, classic version, no version, de luxe, digipack, completa, sin queso y con camiseta con doble estampación. Mola. Total, que para cuando llegas a casa y te pones el disco es imposible saber cuántas canciones son nuevas, cuáles son remakes, y si el single edition contiene el solo o no porque te lo incluyen tres veces, una de ellas instrumental por si no tenías postre.

Seguir leyendo »

¿Se está inflando la burbuja de los festivales?

Carteles de festivales.

Supongo que no soy el único, pero llevo varias semanas asistiendo, absolutamente asombrado, a la nueva burbuja que se está inflando de una manera incomprensible: la de los festivales de verano. O bien estamos ante el negocio más rentable de la historia, y casi nadie se había dado cuenta hasta ahora, o bien algunos promotores han decidido hacer la yihad musical: no sólo salto yo por los aires sino que, ya puestos a palmar, a ver si me cargo conmigo a otros tres o cuatro.

¿Alguien cree que es posible que en apenas seis fines de semana puedan coincidir nueve festivales musicales al aire libre compitiendo, en dos o más casos, por llevar a los mismos grupos? ¿Alguien piensa que la alta tasa de paro juvenil hay que explotarla invitando a los chavales a ir un festival o dos a gastarse el dinero que no tienen? ¿O acaso los patrocinadores se han vuelto tan generosos que cubren gastos e incluso pérdidas? Y todo esto sin contar la oferta de festivales por Europa. Ya que, por si a alguien se le ha olvidado, conviene señalar que a veces es más rentable y cómodo desplazarse a Londres, Hamburgo o Milán para ver un concierto que hacerlo a alguna ciudad española.

Se pueden plantear hipótesis estrambóticas pero es evidente que entre algunas promotoras ha comenzado una guerra abierta con un único objetivo que no es el de crear un festival rentable, sino el de dañar al competidor. Podrían aliarse, pero han decidido combatirse. El que saldrá perdiendo de este navajeo es el público, como de costumbre. Al tiempo.

Seguir leyendo »