eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Navarra vende perfil social tras dos años de Gobierno del cambio

Laparra quiere “reinventar” el Estado del Bienestar para que no se convierta en un “pozo sin fondo”   

El vicepresidente destaca que Navarra atiende un 32% más de personas dependientes en dos años

- PUBLICIDAD -
El Gobierno de Navarra no acudirá los actos públicos de desarme de ETA

El consejero Laparra, en una comparecencia EFE

Tras el análisis económico, ha sido el turno del diagnóstico social. El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha valorado los dos años de gestión al frente de su departamento. Ha ‘sacado pecho’ con las cifras, entre otras ha destacado que en Navarra se atiende ahora a un 32% más de personas dependientes que hace dos años, pero también ha dejado claro que este cambio le parece insuficiente. De hecho, ha abogado por “reinventar” el modelo de Estado de Bienestar para que no sea sólo una “red de seguridad” para las personas más necesitadas, sino que se transforme en una plataforma para su promoción. La reinvención del modelo de sociedad de bienestar pasaría, a su juicio, por centrarse en los programas que garantizan mejores resultados, de forma que la inversión de recursos públicos no se transforme en un “pozo sin fondo”.

Su balance sobre los dos años del Gobierno del cambio en el campo de lo social ha sido positivo. Se han conseguido, ha señalado, “avances sociales importantes” que vienen acreditados por la “mejora generalizada de los indicadores”. Entre otros datos, el vicepresidente Laparra ha tirado de la tasa de desempleo, la más baja del Estado con un 10,1% el mes pasado en Navarra, y ha recordado a las 7.000 personas que durante estos dos años han encontrado un trabajo. También ha señalado el incremento en un 32% de las personas dependientes atendidas; ha recordado a los pensionistas cuyos ingresos se han visto igualados al Salario Mínimo Interprofesional, incluidas las viudas; ha recalcado la disminución de hasta un 15% en el precio oficial de las viviendas protegidas; y ha cifrado por último en un 25% el incremento de los recursos destinados a políticas de familia e infancia.

Laparra no ha querido atribuir todo el mérito de la mejora de estos parámetros a la gestión de su departamento, y ha compartido con todo el Gobierno la atribución del cambio: “Sin la buena marcha de la economía, sin una reforma fiscal progresista y un cambio de prioridades políticas, estos avances no hubieran sido posibles”, ha señalado. En su opinión, sólo por estos factores, “ya se puede decir que ha merecido la pena el cambio político en Navarra”.

Sin embargo, con la vista puesta en los dos años restantes de legislatura, Laparra se ha propuesto objetivos más ambiciosos. “Entendemos que lo que estamos haciendo y lo que tratamos de hacer en los próximos años no es sólo más de lo mismo, sino que tenemos que reinventar el modelo del Estado del Bienestar para el siglo XXI”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha