eldiario.es

Menú

La cultura de la Buena Comida

En cierta ocasión, el propietario de un pequeño restaurante veía que sus clientes se le escapaban hacia establecimientos de moda. Muchos de ellos,  eran de Fast Food, de comida rápida. Ante ello, no se le ocurrió mejor reclamo publicitario que colocar un cartel: “Aquí, se da de comer de repente”.

Más allá de la técnica de marketing, el restaurador utilizó un oxímoron. Dado que la comida es todo menos un repente. La comida, y con ella la gastronomía,  es una acción prevista, pensada, que acumula años de conocimiento y técnica. El comer es una inveterada costumbre con mucho Know How acumulado. Quizás sea el placer que más nivel de desarrollo haya conseguido en las diferentes culturas. En torno al sencillo acto fisiológico de ingerir nutrientes se ha creado todo un mundo cultural muy complejo. Como afirmó el gastrónomo Julio Camba: La Historia de la Humanidad no sólo está determinada por la necesidad elemental de comer, sino además por el deseo artístico de comer bien.

Así, el comer representa todo un mundo cultural en que la tradición tiene un peso fundamental. Y lo que más me importa, es una de las actividades humanas más resistentes al mercado. Es donde más intensamente permanece lo auténtico y más difícil penetra el postureo. Pudiéramos afirmar que la comida tradicional representa una tendencia cultural resistente a los cánones del mercado. Es más,  representa una dura resiliencia ante los principios reguladores del mercado: inmediatez, rentabilidad, modismos... Por ejemplo, el precio pretende sustituir a la satisfacción y calidad. Por un lado, abaratan increíblemente productos alimentarios procesados lo que hace dudar de su calidad. Pero por otro lado, encarecen otros dándoles categoría gourmet. La realidad es que  el precio no es obstáculo para disfrutar de la buena comida. Hay multitud de alimentos asequibles que son auténticas joyas. Camba afirmaba que los ricos, por su condición, deben comer las cosas más caras, por lo que muchas veces se pierden lo mejor.

Seguir leyendo »

El viaje de ecuador del Gobierno de Navarra

Antaño se practicaban los viajes de ecuador, a no confundir con los viajes a Ecuador. Eran viajes estudiantiles que se realizaban en el ecuador de una carrera; como término de una fase iniciática y de advenimiento a una nueva fase de madurez. En estas semanas, el Gobierno de Navarra, con el cierre de su Presidenta, se ha prodigado en ruedas de prensa explicando la gestión de sus diversos Departamentos en el ecuador de la legislatura.

Más allá del contenido de esos balances,  del que nuestro competitivo sistema político dará cumplida cuenta, todo paso del ecuador tiene algo de simbólico. Por un lado, representa la pérdida de la Edad de la Inocencia. Ya no es aquel gobierno que tomó posesión hace más de dos años sin contar con experiencia alguna en gestión pública. De hecho, al año de constituir el gobierno, la presidenta anunció una profunda remodelación en sus direcciones generales. Seguro que han aprendido, a marchas forzadas, que la gestión pública no es igual que la gestión privada. La gestión pública tiene mucho de procedimiento para lo que se necesita tiempo e institucionalidad. Los impactos sociales de las decisiones  se notan a largo; pocas veces, a corto. Por otro lado, la memoria del gobierno anterior se pierde. Barcina no deja de ser sino un recuerdo cada día más lejano.  Este gobierno se bautizó como el del Cambio y se afanó desde un primer momento en mostrar ese carácter como virtud. Pasados  dos años, el cambio ya no es tal porque el gobierno anterior ya está desplazado.

Pero la etapa iniciática ha terminado y lo que importa es la nueva etapa que se avecina. Hay que decir que este gobierno tiene factores exógenos a su favor. La economía crece y con ella el empleo, el consumo y los ingresos. Es lo que se conoce como estabilizadores automáticos. Atrás quedan  los años de una profunda crisis que nos ha dejado una Deuda Pública muy alta y una precariedad en las condiciones sociales  laborales. Pero lo dicho, los indicadores económicos son halagüeños en sus previsiones. Por eso me extraña  el empeño de algunos partidos de la oposición en demostrar lo contrario. También el Convenio Económico presenta condiciones políticas exógenas favorables para su actualización. El Gobierno vasco hace escasos días, dada la buena relación actual entre PP y PNV, ha renovado su Cupo. Este contexto político, tendrá réplica en Navarra.

Seguir leyendo »

Sólo los perezosos disponen de tiempo

Un atasco en Colombia

El genial Álvaro Cunqueiro defendía su derecho a la pereza. Lo argumentaba como una forma de empoderamiento; de huida de la esclavitud de las obligaciones creadas. Y es que la dimensión, concepción y administración del tiempo es uno de los grandes retos culturales de cualquier civilización.  

La valoración social del tiempo no es la misma en todas las culturas; ni lo ha sido a lo largo de la historia. Lo único invariable es la caducidad del itinerario vital. Pero a partir de ese único imperativo, el tiempo no deja de ser una construcción cultural. En las tradicionales culturas orientales, el tiempo es algo circular, simplemente se renueva como el aire. En la tradición occidental el tiempo es lineal, un recurso finito que se va agotando.

Por ello, quizás lo llevamos tan mal. Dossey, un médico estadounidense, acuñó hace ya 35 años el término «enfermedad del tiempo» para definir la obsesión que tenemos con él en nuestra sociedad.  Percibimos  que se nos escapa, que nunca llegamos a nada, que siempre debes ir más rápido, que el tiempo de descanso es tiempo muerto. Esta angustia por el tiempo nos lleva a  problemas de salud, tales como el estrés, ansiedad o agotamiento.

Seguir leyendo »

Juego de Tronos

Sánchez reivindica una "democracia mejor" en nombre del 15M y de sus abuelos

En origen,  el protocolo era un papel que se pegaba en la tapa de los libros donde se advertía del contenido del mismo. Era algo así como un pos-it que anticipaba lo que iba a leerse. Posteriormente, el significado de la palabra protocolo derivó a las normas preestablecidas que regulan los actos públicos. Los franceses tienen fama de ser estrictos con el mismo. Pero en cierta ocasión, Mitterrand se colocó fuera del sitio encomendado y espetó a su jefe de protocolo que le había advertido del error: La presidencia está dónde yo me siente.

Así, resulta poco creíble el argumento de la Casa Real española de que el protocolo impedía que D. Juan Carlos estuviera en el 40 Aniversario de las Elecciones de 1977. El enfado de D. Juan Carlos con su hijo es similar al enfado al que tuvo su padre con él. El padre de D. Juan Carlos se enfadó, y mucho, cuando éste se saltó la línea sucesoria al trono aceptando el nombramiento de Franco. Pero no es mi intención revisar la historia y mucho menos entrar a valorarla. Me reconozco culturalmente como hijo tardío de la Transición. Considero que el proceso histórico vivido en su momento fue el que pudo hacerse y con mucho sacrificio por parte de los demócratas. Pretender hacer política del pasado es algo inútil socialmente. Sin embargo, quiero señalar que el gesto real de obviar al anterior rey no ha sido inocuo ni protocolario, tenía sentido político.

Y es que nos encontramos en otro momento transitorio, de paso a otra etapa. Las últimas elecciones generales alumbraron un nuevo sistema de partidos que ya había empezado a emerger en las municipales y autonómicas. Ciudadanos y Podemos son expresiones políticas novedosas que nada tienen que ver con los tiempos de la Transición. El PCE ha desaparecido como partido político que se presenta a las elecciones. Recientemente, la militancia del PSOE en sus primarias también aparcó a sus héroes de la Transición. Así pues, después de 40 años el actual sistema político por mor de la voluntad de ciudadanía ha cambiado radicalmente. El sistema bipartidista que conocimos ya no existe y las alternancias de gobierno son múltiples no binarias.

Seguir leyendo »

Juventud seducida por lo viejuno

Manuela Carmena

Una de las cosas más apasionantes que tiene el oficio de sociólogo es que las tendencias sociales nunca te dejan de sorprender. La sociedad tiene una tremenda capacidad de generación y de regeneración. La civilidad resiste y vence a las presiones bárbaras que le acechan. Y a eso se enfrenta la llamada Generación del Milenio; a una de las mayores crisis de civilización.

Por ello, sorprende que, en la nueva frontera de la digitalización y robotización,  los Millennials  se muestren seducidos por líderes políticos viejunos. Son muchos los jóvenes que fijan su atención y  apoyo político en determinados personajes de edad. Así, Corbyn con 68 años;  Sanders con cerca de los 80; Carmena con 73 o Pepe Mújica con más de 80 figuran como líderes políticos preferidos por los jóvenes. Estudios electorales confirman un fuerte apoyo de jóvenes hacia esos líderes. Incluso en este club dorado podemos incluir al Papa Francisco con sus 80 años. Pudiera decirse que los jóvenes prefieren antes a sus abuelos que a sus padres en cuestión de política. Se agranda la brecha generacional entre padres e hijos y se aminora la de abuelos y nietos. Es como si culparan a sus padres de la herencia cultural y social que van a recibir.

¿Cómo es posible que los jóvenes queden prendados ante personas tan diferentes a ellos? Los jóvenes de ahora ni intuyen lo que significó la Guerra Fría, el Mayo francés, las luchas obreras. Cultural y políticamente nada tiene que ver unos y otros. Y aquí, quizás se encuentre la clave. La juventud  atisba una gran incertidumbre sobre su futuro. Vislumbran un negro futuro que les hace temer ante una cultura de barbarie social. Así,  buscan otras respuestas a las que se dan en estos momentos los políticos homologados. Hallan más certidumbre en personas que reivindican los valores sólidos de otras épocas.

Seguir leyendo »

'Ocho apellidos navarros'

Tras el éxito de las películas  'Ocho apellidos vascos' y, en menor medida,  'Ocho apellidos catalanes'cabe preguntarse si es posible realizar una película titulada 'Ocho apellidos navarros'.  Mi impresión es que no, dado que la identidad navarra es poco homogénea; más mestiza que pura. Nuestro indigenismo se encuentra muy diluido.  Si hiciéramos una película de humor sobre la identidad navarra se podría copiar el título de la de  'Atrapa la bandera'

Navarra desde tiempo inmemorial ha representado un cruce de caminos. Esta condición geoestratégica ha provocado la introducción de numerosas influencias culturales, tales como la romana, la árabe, la judía,  la vasca, la castellana. Desde el siglo XVIII han sido muchos los historiadores, la mayoría  ideologizados, que  han venido a debatir sobre las esencias navarras y sus diversas contaminaciones. Por ejemplo, Kampión en 1900 arremetía contra el ideario socialista que penetraba en Navarra y en el País Vasco.  “Entre el genio vasco y el socialismo, media repulsión absoluta e irreducible. Ésta es la última invasión del extranjero que padecemos.” La realidad es que Navarra se globalizó hace mucho tiempo. También  lo hemos hecho recientemente, de tal modo que no sólo tenemos diferentes identidades colectivas propias sino que el efecto migratorio de años pasados ha hecho florecer identidades colectivas alóctonas. Quién estuvo primero en el terruño no es una cuestión muy fundamental, a mi modo de ver.

Identidad no es otra cosa que ser semejante, idéntico, a alguien. Normalmente, se usa para unirse en colectivo con el propio versus el ajeno. En estos tiempos de sociedad desvalorizada surgen con fuerza los movimientos de identidad bien por motivos religiosos, culturales o étnicos. Tenemos una ciudadanía que necesita de valores propios ante tanto descreimiento que nos depara una sociedad basada en el mercado. Los valores colectivos comunes que construyeron sociedades políticas se han quebrado. Surgen valores colectivos fragmentados sin imagen común. Resultado de sociedades fracturadas.

Seguir leyendo »

Sorpresa Sánchez

Pedro Sánchez pide "ser leales" al resultado de las primarias para "poner rumbo a la Moncloa" desde mañana

Nunca antes, la realidad ha estado tan secuestrada  por la post-verdad. Incluso esa etapa se sobrepasa y nos acercamos a la post-factual. Donde ya no sólo es el relato lo que pierde crédito; tampoco los hechos importan. Mentir  y adulterar los hechos se ha practicado siempre; pero la tecnología aplicada a la información y las nuevas  estructuras mediáticas hacen que la mentira se extienda globalmente.

Si hay un escenario propicio para el caldo de cultivo de la ficción, éste es sin lugar a dudas el político. Ese escenario ha quedado reducido a una suerte dialéctica, a un mero diálogo, entre políticos y periodistas. Los políticos tratan más de influir en los hacedores de comunicación que en las esferas reales de poder. Prefieren cambiar el relato que el estado de las cosas. La política debiera centrarse en la dialéctica entre las políticas públicas y las demandas ciudadanas. En perseguir de forma constante el equilibrio entre necesidades sociales y  recursos públicos. De tal manera que se pudieran establecer prioridades atendiendo a los diferentes modelos sociales. Sin embargo,  la política se ve reducida a una suerte de palabrería fabricada para la prensa, tertulias, redes sociales...

Y como la política se ha convertido en un cuento que se aleja de lo que realmente ocurre no es de extrañar que la ciudadanía se sorprenda por todo lo que políticamente se produce. La opinión pública, o la publicada, se sorprende de que Trump haya ganado las elecciones presidenciales ante un viejo y elitista partido demócrata. Se sorprende de que los británicos se hayan salido de una burocrática y austera Europa. Se sorprende de que Podemos haya irrumpido con rapidez y facilidad en las esclerotizadas y partidarias  instituciones españolas llegando a gobernar en muchos territorios. Se sorprende de que un outsider de partido como Macron haya fulminado el sistema de partidos francés. Se sorprende de que  Sánchez haya vencido a los cimientos del poder del PSOE.

Seguir leyendo »

Descentralización Sí, baronías No”

Candidatura de Podemos en Navarra

“El debate sobre la descentralización política no puede reducirse a la mera estructuración interna de nuestra organización, sino que ha de extenderse a la articulación política del Estado”

Esta frase no es más que un pequeño extracto del texto que este miércoles se ha firmado en Valencia, y en el que han participado varios miembros de Podemos inmersos en procesos electorales autonómicos como el que se está dando ahora en Navarra.

En nuestro proceso autonómico, nosotra/os formamos parte de la candidatura “20marzomartxoak20”. Como las personas somos muy de etiquetar las cosas, para clasificarlas e intentar entenderlas (o hacerlas entender a las demás, de manera acertada o no) con una simple primera impresión, hay gente que pone en duda la capacidad que tendrá Navarra para mantener su soberanía autonómica y estar a las órdenes de la capital del estado en función de quién salga elegida. Y ante esto se enarbola la bandera de la descentralización.

Seguir leyendo »

Un Podemos con proyecto político propio

La secretaria general de Podemos en Navarra, Laura Pérez Ruano

LANA 2019, la candidatura que tengo el honor de representar, es un proyecto político que aspira a liderar el próximo gobierno de Navarra. Son muchas las personas que con su tiempo, trabajo y talento, han hecho posible que PODEMOS-AHAL DUGU lograra desbancar las políticas de UPN/ PSN/PP, propiciara un cambio de gobierno sustentado en el exigente pero leal cumplimiento de un ambicioso acuerdo programático;  para conseguir que, en las dos últimas elecciones generales, fuéramos la segunda fuerza en Navarra, pisando los talones a UPN/PP. Nada de esto hubiera sido posible sin esa inteligencia colectiva, capacidad técnica y compromiso político de quienes, aun quitándose horas de sueño, supieron construir en común y mantenerse firmes en las decisiones más difíciles. Será con estas personas y con las que están por llegar, que alcanzaremos el poder para transformar esta sociedad,  dentro y fuera de las instituciones, haciendo corresponsables a toda la ciudadanía en las tareas de gobernar.

LANA 2019 recoge la experiencia acumulada de estos dos años: la esencia de un PODEMOS valiente,  rupturista en lo político, y transformador en lo socioeconómico, que sabe reconocer los aciertos, al tiempo que enmienda sus errores.

Fuimos capaces de romper con la ficticia confrontación identitaria que subyace tras los ataques de quienes patrimonializan  los  símbolos para ocultar su gestión al servicio de una minoría privilegiada;  y nos reconocemos como una Navarra plural, mestiza, orgullosa de su diversidad, que tiene por bandera la defensa de la justicia social.

Seguir leyendo »

Elecciones en Podemos de Nafarroa

Tere Sáez, candidata por círculos al Consejo Autonómico de Podemos Ahal Dugu Nafarroa

Me presento al Consejo Ciudadano de Navarra (CCN) de Podemos–Ahal Dugu como candidata por los círculos sectoriales, por tres razones:

La primera como una forma de demostrar mi descontento con el escaso o nulo esfuerzo realizado por llegar a una sola lista de consenso por parte de quienes se han presentado en dos diferentes. No cuestiono el derecho a presentarse que es muy legítimo. Si las  formas. La misma posición mantuve en las elecciones del CCN de hace dos años. Me presente como independiente. Ahora con mayor concreción, por los Círculos para dar valor a los mismos  en Podemos Ahal Dugu  y esta es la segunda razón. Creo firmemente en la importancia de los mismos.  Que su voz tenga peso en la toma de decisiones en el CCN. Y ello, por dos motivos. Uno,  para no perder de vista nunca las necesidades básicas y reales de la ciudadanía, entendida esta en toda su diversidad de sexos, edades, colores  de  piel, nacionalidades y preocupaciones. Sean estas, feministas, ecologistas, laborales, sociales, animalistas... Nunca contraponiéndolas. Al revés, sumando unas causas con otras para hacer verdaderamente un mundo mejor para todas y todos. Y otro, por que la personas que participan, de una forma u otra, en los círculos son la esencia y la base del PODEMOS en el que yo creo.

La tercera, porque no comparto ese falso debate de o en las instituciones o en la calle. Yo, provengo de la calle y en concreto del feminismo desde el año 1975. Espacio que no he dejado nunca. Ni siquiera profesionalmente, ya que además de pedagoga y orientadora escolar, soy técnica de igualdad de oportunidades. Y he entrado desde junio 2015 en una institución, el Parlamento. Y aquí sigo siendo esa Tere Sáez Barrao que a la vez que escucha, pelea o intenta convencer e incluso seducir con argumentos basados en el conocimiento de los temas y de las vivencias reales de las personas y de los movimientos. Si esto lo uno a que participo activamente en tres círculos diferentes, me permite una mirada integradora de abajo a arriba y a la inversa. Es un placer construir día a día la política sin trabas, con las personas de los círculos y de equipos de apoyo, sintiéndonos parte de ella.

Seguir leyendo »