eldiario.es

Menú

Jaque a Navarra

La Agencia Tributaria del Estado ha interpuesto una reclamación a Navarra de 1.513 millones de euros mediante un recurso Contencioso-Administrativo ante el Tribunal Supremo. Este nuevo ataque del centralismo constituye un verdadero jaque a Navarra. La viabilidad y línea de flotación económica de la autonomía de Navarra no puede dar respuesta a este nuevo ataque.

El sistema foral, y específicamente el Convenio Económico, siempre atacado junto con el Concierto Vasco, están siendo objeto de un verdadero fuego de artillería dialéctica del centralismo. Cualquier fuerza política o político celtibérico que ande con problemas acostumbra a arremeter contra el sistema de convenio-concierto y no ha habido actitud política conjunta de respuesta. El 26-06-2014, el Tribunal Constitucional dictó nada menos que dos sentencias, prosiguiendo y casi culminando el desmontaje de los derechos históricos de Navarra en materia fiscal y de función pública. La semana pasada la Asamblea de Madrid se descolgó con un acuerdo contra el convenio y concierto, del que no se han retractado. Esta semana ha llegado el Contencioso-Administrativo ante el TS.

La reacción política, tanto de Navarra como de la CAV, ha sido no solo insuficiente sino también ineficaz. Así, por ejemplo, en el pleno extraordinario del Parlamento de Navarra convocado para la semana pasada no se adoptó el acuerdo que la gravedad de la situación requería y que no podía ser otro que el de dar protagonismo al pueblo. El acuerdo de pronunciarse a favor del autogobierno es mera retórica, porque cada cual entiende lo de autogobierno (concepto ausente en la mayoría de los textos legales) como quiere y como le conviene. Resultan también obsoletos y anticuados los manifiestos reintegracionistas, que están en el ADN de JEL, pero que ya fueron superados hace tiempo por la defensa del derecho a decidir; el rancio recurso a tales antiguallas, además de ineficaz, encubre el entreguismo de la derecha foralista.

Seguir leyendo »

¿Por qué últimamente no aciertan las encuestas electorales?

Una de las preguntas más frecuentes que he tenido que contestar es para qué sirve un sociólogo. Los sociólogos/as somos un colectivo profesional evanescente, poco sólido. En España, hemos estado constantemente pinzados por profesiones hermanas, sicólogos y economistas especialmente. Cuyos colegios profesionales han sido más aguerridos, más belicosos en su celo profesional. Pero si un campo teníamos delimitado éste era el de las encuestas de mercado. Singularmente, las encuestas electorales; eran la joya de la corona. Pero también, en este campo, hemos entrado en crisis.

Últimamente, las encuestas de intención de voto previas a unas elecciones no aciertan ni una. Hace poco más de tres meses, se produjeron las elecciones europeas. Eran unas elecciones sencillas de pronosticar dado que el recuento de votos en escaños se hacía globalmente, en el conjunto de España, sin divisiones por distritos electorales. Pues bien, casi nadie acertó en las estimaciones de escaños. Algunos institutos de opinión reputados ni siquiera olieron los resultados. Todavía se hayan alojadas las encuestas en internet para verificar el error.

La pregunta del millón es averiguar dónde se encuentra el fallo. ¿Por qué no aciertan las encuestas electorales? La primera explicación posible es que dado los escasos recursos económicos que ponen los clientes, las encuestas tienen poca calidad técnica en cuánto amplitud muestral y en otros aspectos técnicos. Aspecto que en el caso del CIS no se puede aplicar. Por otra parte, cada medio de comunicación tiene a su empresa consultora de cabecera y dado que los medios de comunicación cada día son más medios de adhesión y menos de información se hace difícil la neutralidad. En demasiadas ocasiones, las encuestas más que prospecciones analíticas se convierten en armas arrojadizas.

Desde el punto de vista explicativo, también puede existir una fatiga por parte de la ciudadanía; incluso que éstos estén “maliciados” y toreen a los encuestadores. Al que quiere, poco y al revés. Personalmente, prefiero las encuestas postelectorales aquellas que no sirven para predecir sino para explicar el comportamiento electoral. En éstas, el encuestado no tiene el poder de influir en el voto; sólo de explicar el comportamiento habido.

Pero sin descartar las anteriores posibles causas, la principal estriba en el momento político en que vivimos. Estamos ante un momento magmático en términos políticos. La opinión pública está en plena efervescencia y predecir el futuro electoral es sumamente complicado. Es como meter un termómetro en agua hirviendo. La incertidumbre es máxima; nadie es capaz de predecir lo que va a suceder en los próximos comicios municipales y autonómicos. El único encanto de tanta incertidumbre es que los expertos y los académicos de poco sirven.

Es imprescindible saber cómo respira nuestra sociedad, para poder canalizar y atender sus demandas sociales



Ante todas estas dudas de orden técnico, metodológico y político, quizás sea más conveniente recurrir a análisis cualitativos. Mediante los cuales el sociólogo puede percibir las tendencias, las preocupaciones, las demandas de una forma más analítica, más cualitativa y menos distributiva.

Por oficio, sigo creyendo que las prospecciones sociales estructuradas en torno a políticas públicas; a decisiones y opciones políticas; a demandas ciudadanas son muy necesarias en una sociedad abierta y democrática. Es más, se complementan con el concepto de Gobierno Abierto, de Escucha Activa. Es imprescindible saber cómo respira nuestra sociedad, para poder canalizar y atender sus demandas sociales. Por favor, no disparemos al pianista aunque desentone su melodía.

Seguir leyendo »

Cambiar Navarra para la mayoría

Llevamos más de siete años de profunda crisis económica cuyas consecuencias estamos viendo día a día. El que a todas luces es el principal problema de Navarra, el paro, no para de crecer. Hoy tenemos 23.200 parados más que en el año 2007, y 3.500 más desde que Yolanda Barcina es presidenta del Gobierno de Navarra.

Las recetas que los gobiernos de derechas, tanto UPN en Navarra como el PP en España y las principales instituciones europeas (avaladas tanto por la derecha como por los partidos socialdemócratas) las conocemos bien; austeridad, recortes sociales masivos, rescates millonarios a la banca con dinero de todos y todas nosotras. Mientras tanto, para la mayoría de la sociedad, más pobreza, más desigualdad, más paro y precariedad, miles de familias desahuciadas de sus viviendas y con importantes deudas pendientes, deterioro de la sanidad y de la educación pública, la atención a personas dependientes duramente recortada, nuestros jóvenes abocados a la emigración en busca de empleo, y así un largo etc.

Mientras las condiciones de vida de la mayoría de los ciudadanos se han visto seriamente perjudicadas, vemos con absoluta indignación comportamientos corruptos, faltos de ética y estafadores en determinadas élites políticas y económicas. Es en este contexto donde han proliferado altísimos cargos políticos corruptos, sobre sueldos, dietas escandalosas, puertas giratorias y un sinfín de prebendas y amiguismos. Y denunciar con rotundidad estas prácticas, no debe confundirse con el “todos son iguales” pues hay miles de cargos públicos honrados que en muchos casos sin apenas ganar nada o muy poco, realizan una labor encomiable.

Igualmente, a la par que son rescatados los bancos con miles de millones de dinero público que ha incrementado exponencialmente la deuda pública, hemos visto contratos blindados, indemnizaciones millonarias para consejeros, cuentas en Suiza y estafas piramidales a los ciudadanos como las preferentes. Eso sí, el ciudadano, desahuciado de su casa por esos bancos rescatados con dinero de todos.

Seguir leyendo »

Bienaventurados sean los próximos candidatos…

En cierta ocasión, un amigo mío tuvo un grave accidente de coche. Cuando relató su trágica aventura expresaba, con sorna: Ya sabía yo que no me iba a morir; con el dinero que debo. Era consciente de que el lastre de su abultada deuda era un infortunio mayor que su muerte. La anécdota viene a cuento a que dentro de ocho meses tendrá lugar la renovación de las corporaciones municipales y Gobierno de Navarra. No quiero desanimar a los posibles candidatos y candidatas. Pero lo que se encontrarán, y a lo que se deberán enfrentar, los nuevos cargos no será una bicoca precisamente.

El alto nivel de deuda pública que tiene Navarra, 3.500 millones de euros;  hace que la situación no sea atractiva para optar a dirigir las cuentas públicas. Además, estamos pendientes de la espada de Damocles que supone que el Gobierno de España nos condone, o no, año tras año,  la compensación del IVA de exportación de Volkswagen. Casi 500 millones de euros, ahí es nada, dependen de la voluntad del ministro de turno. Esta situación ha hecho expresar a UPyD que Navarra está intervenida por el Gobierno de España. Incluso ha llevado esta insólita situación al arbitraje de la Unión Europea.

Lo cierto es que la próxima legislatura será dura, muy dura, en términos de políticas públicas. Puede que el crecimiento económico nos depare algún ingreso adicional pero la estructura de gasto público en Navarra está muy hipotecada; con unos gastos fijos y corrientes muy altos;  donde las economías de escala son estrechas. La estructura de ingresos tampoco tiene buena pinta. Sus reformas para aumentar la capacidad contributiva son difíciles de llevar a cabo por el peligro de deslocalización fiscal a otros territorios vecinos y porque son poco populares.

Seguir leyendo »

Es la hora

Hay momentos en la vida de las personas en que, ante circunstancias excepcionales, tenemos que tomar decisiones audaces y hacer esfuerzos extraordinarios con el fin de superar los problemas y pasar a una situación más favorable. Lo mismo sucede en la vida socioeconómica y política: hay situaciones críticas, extraordinarias, encrucijadas que se producen muy de cuando en cuando y que exigen excepcionales esfuerzos personales y colectivos, con grandes dosis de generosidad, esfuerzo, audacia e implicación.

No creemos exagerar si decimos que estamos viviendo uno de esos momentos históricos. Está pasando ahora mismo en ámbitos más amplios, que necesariamente los tendremos que tener en cuenta, pero también en Navarra, que es donde nos queremos centrar. No sólo porque vivimos aquí, sino también porque el recorrido de cualquier cambio socio-económico-político que no se haga desde abajo, desde la base local, tiene todas las papeletas para quedarse muy corto. Y también porque en Navarra se dan características especiales que así lo aconsejan.

Nos encontramos en una fase del capitalismo donde la acumulación de capital ha experimentado una fuerte agudización de la explotación en el ámbito de la producción: una reducción salarial generalizada, una precarización enorme y creciente de los empleos, una expulsión al paro de contingentes enormes de trabajadoras y trabajadores, unas condiciones laborales cada vez más inaguantables… Pero no sólo funciona la rapiña capitalista mediante la explotación en el sistema productivo. También se da –y de manera cada vez más generalizada y pronunciada- una infame, descarada y desorbitada acumulación de capital por des-posesión, es decir, por auténtico robo, por saqueo de los derechos y recursos en manos de las clases trabajadoras y medias, esto es, en manos de la ciudadanía en general.

Seguir leyendo »

Adiós, verano

Espero que este verano no sea un preámbulo del otoño político y mediático. Sobre todo porque, de cara a las citas electorales de la próxima primavera, convendría una buena dosis de cordura, objetividad, realismo y franqueza tanto por parte de los grupos políticos como de los medios de información. Ya que, de ser así, estaremos expuestos a interpretaciones surrealistas e interesadas de la realidad y de los diferentes hechos que la han conformado el panorama político-social actual. Es decir, la ciudadanía, el potencial electorado que decidiremos el futuro próximo de nuestra sociedad estaríamos sometidos a una ficción que traería sin duda consecuencias indeseadas. 

Desde mi punto de vista, la próxima cita electoral tiene una importancia especial dada la debacle económica y social que hemos sufrido, particularmente, en la última década. Cada ciudadano, cada ciudadana, deberemos decidir si quienes han tenido el poder político otorgado por las urnas en las anteriores elecciones merecen otra oportunidad, si han contribuido a construir el modelo de sociedad al que cada uno aspiramos o no; si hay otras formaciones políticas que merecen nuestra confianza porque su quehacer diario y su propuesta coinciden con nuestras ideas e ideales.

He aquí el 'quid de la cuestión', la propuesta política que es una propuesta, social, económica, laboral, medioambiental... con la que cada grupo político acude a las urnas, en mi opinión, está avalada en gran medida por la acción y posición política de cada grupo en las instituciones y/o en los gobiernos en su caso, que es donde se toman las decisiones sobre el devenir de nuestra forma de vida y de relaciones. Por lo tanto, es evidente que podemos tener muchos datos para decidir quién desearíamos que ostentara el gobierno de cada ayuntamiento de Navarra y el de la comunidad autónoma. Sin embargo, de momento este análisis es prácticamente inexistente en las redes de comunicación.

Seguir leyendo »

Retos para la izquierda

La izquierda se mueve, el escenario de la izquierda social y política a nivel estatal está en proceso de cambio y actualización, cada día que pasa es más amplia y heterogénea, se le mira más, se le percibe como una alternativa real y factible a los que llevan demasiado tiempo tomando las decisiones. Durante los últimos años se han producido importantes cambios sociales y económicos, que poco a poco se van trasladando al ámbito político. Se desmorona el sistema que hace décadas se impuso a partir de los pactos constitucionales. La crisis económica hace que la gente se pregunte quiénes son los responsables de su situación. El futuro se llena de incertidumbre. Los jóvenes se ven formados pero sin expectativas laborales. Se duda del Estado y su administración como garante de servicios esenciales. La forma de relacionarse y comunicarse de la sociedad tiene nuevos códigos, nuevas herramientas, cada día cambiantes. La precariedad laboral y el paro son una lacra que nos golpea con toda su magnitud.

Ante todo ello, la izquierda tiene importantes retos que abordar. Entre otros, los siguientes:

-Empoderar a la sociedad. Desde hace mucho tiempo la izquierda ha reclamado la necesidad de que los trabajadores, parados, estudiantes, etc. tomaran conciencia de su situación, fueran conscientes de las limitaciones que se les imponen desde el actual sistema y sus dirigentes y actuaran en consecuencia, trabajando por su emancipación y su empoderamiento. Trabajar para que el 90% de los ciudadanos sean conscientes que las decisiones las toman un 1% y las extienden y las aplauden el otro 9% que está al servicio de ese 1%. Que esas decisiones no se toman por sentido común o por interés general, sino que se toman en primer lugar para defender sus intereses como clase predominante. En estos últimos años hemos tenido muchos ejemplos de ello, como han sido la trasferencia de capital público a la banca sin contraprestaciones, la deuda ilegítima, la privatización de servicios públicos, la destrucción de derechos,la falta de transparencia de las administraciones y  especialmente los casos de corrupción que están saliendo a la luz y que poco a poco está condenando el Poder Judicial. Una vez que se toma conciencia, actuar en todos los frentes posibles, en las calles, en la opinión, en las instituciones, con el voto, etc. Si tenemos una sociedad informada y formada será más fácil que este 90% tome conciencia y actúe para tomar el poder, o por lo menos no se lo ponga fácil al 1%.

Seguir leyendo »

Kurdistán, la democracia popular como única alternativa

Durante las últimas semanas asistimos a una sucesión de noticias que repugnan las conciencias de cualquier persona que haga suyos los principios de fraternidad entre los pueblos y la igualdad de sus gentes.

Las bestias del ISIS, que antes bajo otras marcas han venido masacrando en Siria a cualquier comunidad nacional o religiosa diferente a la suya propia, ahora atacan al Kurdistán servil con el imperio. Las cancillerías imperiales se han mobilizado: sus perros de presa en Oriente Medio muerden también carne amiga; una cosas es asesinar de la forma más brutal a miles de chiis, cristianos maronitas, syriacos, kurdos, alauis, yasidis... cualquier ciudadano que no haga suyos el sunismo más facha e integrista... pero morder fuera del marco de juego delimitado por EE.UU. y Arabia Saudí, no lo pueden tolerar.

Para aquellos que seguimos con solidaridad y admiración la lucha de las mujeres y hombres de las fuerzas populares kurdas, tanto en los estados iraní como en el turco y en sirio (y también entre algunas milicias combatientes del Kurdistán iraquí), causa impotencia ver cómo su heroica lucha cae en la indiferencia de los medios de comunicación afines a las agencias de noticias imperiales, pero incluso también entre personas y movimientos de izquierda que, vamos a pensar que como consecuencias de su desconocimiento, ignoran o vilipendian al pueblo kurdo.

Recientemente hemos recibido noticias de que todas la milicias kurdas están combatiendo juntas ante la agresión de estos lacayos de las satrapías árabes wahabies del golfo. Todo parece indicar que los planes imperiales 'yankees' para la ruptura de Siria e Irak y propiciar así un reparto territorial que permita el control de sus inmensas riquezas, para sobre todo evitar a cualquier precio el reforzamiento del eje Beirut-Damasco-Teheran-Bagdad, se han escapado momentáneamente a su control. Asistimos pues a un arbitraje imperial en toda regla.

Seguir leyendo »

Navarra ante el espejo

Dado que en Navarra las vacaciones se adelantan al resto de España por los sanfermines, en estos momentos, nos encontramos en plenitud de ese grato tiempo. Hora es de relajarse, y de intentar evadirse. Pero a la vuelta de la esquina, Navarra, en términos políticos, se encontrará en uno de los episodios más especiales de los últimos tiempos. A pesar de que soy de los que opinan que la historia se hace día a día, cotidianamente, no puedo negar la importancia política que para Navarra tendrán los próximos meses que nos llevarán a  las municipales y autonómicas de mayo. Navarra, como país, se encuentra en tiempo de transición.

Tanto las encuestas publicadas como las elecciones europeas,  evidencian un importante deseo ciudadano de cambio político, que va más allá del gobierno de turno. Este deseo de cambio no es nuevo; lleva constatándose en los últimos años; pero nunca con la intensidad y el vigor actual. Cierto es que el concepto político de cambio es un tanto evanescente y puede imaginarse de múltiples formas y maneras. Es más, una parte del electorado conservador también se apunta al cambio. Pero no es menos cierto, que la ciudadanía navarra desea y exige de los partidos respuestas diferentes a las que han venido dando en la última década. Es más, no sólo desean nuevas respuestas sino que también demandan nuevos partidos.

Panorama difícil para aquellos partidos que son visualizados socialmente como parte del actual sistema político que no funciona y se agota. Y peor para aquellos que se resistan a lo nuevo y evoquen viejos tiempos. Además, sus competidores ya se encargarán de mantener el dedo acusador en lo alto. No obstante, en política nunca jamás es hasta mañana y siempre hay recorrido.  Pero lo más notorio, al margen de resultados, es que todos los agentes políticos son conscientes de que su relato debe cambiar. Que deben ofrecer un discurso distinto y nuevas caras que rompan con la anterior etapa.

Seguir leyendo »

The sun also rises

Pantalones blancos, camisetas blancas, pañuelico, faja, parece que lo tengo todo. El pañuelico tiene el escudo de Cascante por un intercambio a las tres de la madrugada, pero también me vale.

Son los últimos sanfermines de la legislatura, y parece todo igual, que nada cambia en un ritual que repetimos desde niños.

Miras el programa, sin sorpresas, sin imaginación, sin sentido del humor si me permitís esta apreciación, denota agotamiento de modelo, repetición, aburrimiento e, incluso, soledad y alejamiento de la sociedad.

Seguir leyendo »