eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Viviendas municipales de Pamplona, 4 años de engaños y ninguna disponible

- PUBLICIDAD -

Si hay una imagen que explica como ninguna otra el fracaso del sistema en el que vivimos, es la de una familia desahuciada de su casa, por no poder pagar la hipoteca o el alquiler. La imposibilidad de costearse una vivienda y una vida digna afecta ya a tantas personas en nuestro entorno que todos conocemos abuelos que acogen de vuelta a hijos e hijas, a veces junto con sus propias familias, bajo el paraguas de su vivienda y su pensión, que no llegan para todo. Familias que se apiñan en una sola habitación de un piso compartido, porque no les llega para más. Familias que se ven obligadas a vivir sin calefacción y electricidad, porque no pueden costearse una vivienda con unas condiciones de habitabilidad mínimas.

Ofrecer vivienda pública en alquiler asequible a la gente más necesitada de la ciudad ha sido un objetivo prioritario para Izquierda-Ezkerra durante esta legislatura, y en el ayuntamiento de Iruña hemos contribuido a que se debata sobre vivienda en el Pleno, hasta 11 veces.

Desde el primer momento fuimos conscientes de que el Ayuntamiento podía hacer mucho en este tema, a través del arreglo y puesta en marcha de las más de 150 viviendas vacías que posee. Por eso propusimos ya en noviembre 2011, un plan para rehabilitarlas de forma progresiva, destinando un millón de euros cada año a dicho Plan. Aquella moción ni siquiera fue aprobada, pero un año más tarde, la situación se agravaba de tal manera que todos los grupos municipales a una, aprobamos una declaración de solidaridad con las familias afectadas, así como disponer de viviendas municipales para afrontar los casos de especial gravedad.

UPN tardó seis meses más, hasta abril de 2013, en redactar un borrador de Ordenanza de viviendas municipales, que más tarde guardó en el cajón donde esconde todo lo que le exige ponerse del lado de la gente que peor lo está pasando.

En septiembre de 2013, la Sra. Lezcano anunció a bombo y platillo hasta 50 viviendas disponibles para las familias más afectadas y nos invitó a visitar 4 de ellas en San Pedro, para decir a continuación que no había demanda.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca reaccionó inmediatamente llevándole al despacho 18 solicitudes, que debe seguir guardados en el mismo cajón que su propia Ordenanza.

Al mismo tiempo como Izquierda Ezkerra nos propusimos elaborar una Ordenanza alternativa con criterios sociales más ajustados al drama humano que viven muchas familias. Durante los últimos meses hemos trabajado duro, con otros grupos políticos, con colectivos sociales y con técnicos municipales, con el objetivo claro de aprobar la Ordenanza antes de terminar la legislatura, a pesar de la oposición de UPN y PP. No ha podido ser...

UPN trató de adelantarse a nuestra iniciativa cediendo, el pasado 17 de diciembre, 13 viviendas arregladas al Fondo Foral de Viviendas, pero aún así seguimos adelante, pensando en las muchas viviendas municipales por arreglar y en la nula voluntad del Gobierno de Navarra de aportar soluciones más globales a la necesidad urgente de vivienda de tantas y tantas familias en toda Navarra.

El acuerdo con Geroa bai, Bildu y Aralar representaba una voluntad decidida por contar con un instrumento que recogiera el compromiso del ayuntamiento en disponer de sus propias viviendas para alojar a las familias que lo necesitaran, y animados también por las buenas palabras del PSN, que nos ofrecía "negociar" unas cuantas enmiendas.

Finalmente, los grupos impulsores del proyecto nos hemos visto obligados a retirar la Ordenanza ante la imposición del PSN, cuyas últimas enmiendas desvirtuaban totalmente los objetivos sociales del servicio que se pretende, pues se alineaban con la línea dura de quienes dirigen los servicios sociales desde la tacañería, la sospecha y la criminalización de las personas y familias más necesitadas.

La actual composición del Ayuntamiento ha impedido durante 4 años poner una sola vivienda municipal al servicio de las familias que más lo necesitan. Ni siquiera las 13 viviendas cedidas al Fondo Foral están disponibles a día de hoy

Así, pretender que la ocupación de las viviendas se limite a un año máximo "para que roten", o definir la unidad familiar de una manera clásica, restrictiva y alejada de la realidad, así como "obligar" a la intervención social de las familias alojadas, aunque lo único que necesiten sea una vivienda, es una racanería injusta,... pero lo más sangrante es “exigir” que quienes habiten en infra viviendas o de forma hacinada, tengan que "demostrar" al menos un año en esa situación, para evitar un supuesto “efecto llamada”.

Para mayor agravio, ninguna de esas imposiciones existen en el Convenio de cesión de las 13 viviendas municipales al Fondo Foral de Viviendas.

Lamentamos que la actual composición política del ayuntamiento haya impedido durante 4 años poner una sola vivienda municipal al servicio de las familias que más lo necesitan. Ni siquiera las 13 viviendas cedidas al Fondo Foral el pasado 13 de diciembre, están disponibles a día de hoy, por no hablar de las 50 anunciadas en septiembre de 2013.

Nos queda la ilusión convertida en auténtica necesidad, de que el cambio llegue al Ayuntamiento este próximo mayo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha