eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

¿Quién nos gobernará?

En esta campaña en contra de la abstención, el que parte con mayor ventaja es el Partido Popular. Consciente de que tiene un electorado fiel que soportó la emergencia de Ciudadanos

- PUBLICIDAD -

Estamos en la recta final de una campaña electoral muy prolongada. Quedan pocos días para que la ciudadanía española acuda a las urnas para constituir un nuevo gobierno, tras muchos meses de interinidad del actual. Una interinidad de siete meses no es cualquier cosa. Desde la Transición, nunca hemos estado tan expuestos a la información política.

Mi impresión es que se votará prácticamente lo mismo que la última vez. El electorado repetirá, de forma muy mayoritaria, la misma pauta electoral que hizo en diciembre. Así lo dice el trazo grueso de las encuestas. El CIS nos desvelaba que había un 30% de indecisos. Debo dudar de semejante porcentaje. No por el CIS, sino por los encuestados. Muchos se refugian en el terreno de los indecisos para no expresar su voto.

Al ser una segunda reedición, el campo de batalla electoral se encuentra en la abstención. Cada opción electoral lucha para que su electorado no se refugie en ese espacio tan difuso y, desde mi punto de vista, tan estéril. Los partidos no acometen esta campaña como una competición electoral entre adversarios que se disputan al electorado entre sí. No pretenden tanto atraer el voto de otros sino evitar que los suyos se abstengan.

En esta campaña en contra de la abstención, el que parte con mayor ventaja es el Partido Popular. Consciente de que tiene un electorado fiel que soportó la emergencia de Ciudadanos. El PSOE tiene como reto que se hable de gobernabilidad, del gobierno posible. Algo que se hará en esta semana.  Unidos Podemos motiva a su electorado desde una competición por el segundo; por el liderazgo del espacio de progreso. Le interesa menos la solución gubernativa que proceda porque le hace entrar en un realismo político que no le interesa.

Desde la Transición, nunca hemos estado tan expuestos a la información política.

Debo decir que a mí me preocupa poco quien ocupará el podio electoral. Me preocupa básicamente qué gobierno resultará de las urnas. A mi modo de ver, necesitamos un nuevo gobierno que sitúe a la desigualdad como el mayor factor de riesgo social que tenemos actualmente. En estos momentos de crecimiento económico, se deben corregir las medidas que han propiciado el empobrecimiento, entre otros, de muchas personas que trabajan. El trabajo debe ser digno. Otro gran reto institucional es incorporar a aquellos que han caído en zonas de exclusión social no permitiendo su inclaustración.

No son fáciles los problemas a resolver. La solución no es sencilla, ni los responsables son unos grupos sociales frente a otros. Por mucho que algunos intenten simplificar las soluciones y buscar culpables,  la realidad social y política es más compleja. Gobernar es un ejercicio de frustración ante la realidad, responsabilidad frente al populismo y de establecimiento de prioridades que se debe llevar a cabo con transparencia. Esto bien que lo está aprendiendo el actual Gobierno de Navarra.

Las elecciones del domingo son el resultado de un fracaso. Se producen porque ninguna opción obtuvo más apoyos que rechazos. Seguimos con el mismo reto que el 21 de diciembre.  Que no es ni más ni menos que la búsqueda de mayorías estables mediante  acuerdos. Esperemos que esta vez, las segundas partes sean buenas.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha