eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Aprobado el dictamen de la reforma fiscal, que se votará en pleno el día 22

La Comisión de Hacienda y Política Financiera del Parlamento de Navarra ha aprobado este miércoles el dictamen de la reforma fiscal, que será debatida finalmente y votada en el pleno de la Cámara del próximo día 22 de diciembre.

- PUBLICIDAD -
Aprobado el dictamen de la reforma fiscal, que se votará en pleno el día 22

Se trata de un conjunto de medidas que, impulsadas por el Gobierno, producirán efectos en las retenciones de IRPF de 2016 y en las declaraciones de 2017. Según las estimaciones de la Hacienda Tributaria de Navarra, la aplicación de la reforma fiscal tendrá un efecto de 127,18 millones en la recaudación de 2016 y 2017: 72,54 millones provendrán de las nuevas tarifas de IRPF (27,2 en 2016 y 45,34 en 2017); 14,43 millones por los cambios en el Impuesto de Patrimonio, con efecto en la declaración de 2017; y 26,05 millones en Sociedades (2,8 millones en 2016 y 23,25 en 2017).

Además, las novedades fiscales en el Impuesto de Hidrocarburos hacen prever una recaudación adicional de entre 14 y 15 millones en 2016 y se estudia su aplicación en 2017.

La modificación del IRPF plantea una nueva tarifa general en la que se reordenan los tramos actuales y se eleva el tipo aplicable entre 0,5 y 4 puntos a partir de los 32.000 euros de base liquidable, quedando el tipo máximo en el 52% (actualmente es del 48%). Con la reforma, las actuales reducciones personales y familiares pasan a ser deducciones en la cuota del impuesto, a un 25% del importe actual.

En cuanto a la tarifa especial del ahorro, la reforma eleva de tres a cuatro los tramos existentes. Hasta 6.000 euros mantiene el tipo aplicable en el 19%; lo incrementa al 21% entre 6.000 y 10.000 euros; al 23% por rendimientos entre 10.000 y 15.000 euros; y al 25% los que estén por encima de esta cifra. Hasta ahora el límite era del 23%.

Se restringe la deducción por vivienda a las calificadas por VPO y sobre las que subsista en el momento de la adquisición una limitación de precio de venta. La deducción alcanza al 15% de las cantidades satisfechas, hasta un máximo de 7.000 euros anuales. Tendrá efectos desde el 1 de enero de 2016.

Asimismo, se rebaja el límite de aportación a Planes de Pensiones, dejándolo en 5.000 euros, 7.000 para mayores de 50 años, en ambos casos 1.000 euros menos. Se limita a 500 euros (igual que en el Impuesto sobre Sociedades) la deducción por el Impuesto sobre el valor de la Producción de la Energía Eléctrica.

Durante el debate de la proposición de modificación del IRPF se han discutido 36 enmiendas, 1 de ellas in voce, de las que se han aprobado 9 (todas las suscritas por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E). Las 19 de UPN y las 3 de PPN iban dirigidas a vaciar de contenido la ley mediante la supresión del articulado, por considerar que la reforma "deja a los contribuyentes de la Comunidad foral en peor situación y abocados a pagar más impuestos que los del régimen común y los de la CAV". Por los mismos argumentos, tampoco han prosperado las 5 enmiendas del PSN.

En el debate en comisión, se ha acordado la supresión de las retribuciones en especie relacionadas con los servicios educativos, que pasan a regularse por el régimen general. Este cambio afecta directamente a la Universidad de Navarra, pues las matrículas de trabajadores y familiares volverán a tributar como salarios en especie.

Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E han justificado su enmienda en la "ausencia de beneficio social" derivada de una situación de "excepcionalidad que se traduce en un tratamiento fiscal desigual". "En 2011, a raíz de la reforma ad hoc acordada por UPN y PSN, se le dio carta de legalidad a esta situación de privilegio y ahora lo único que se pretende es volver a un escenario de equidad", han dicho.

UPN, por su parte, ha sustentado su posición contraria en el "mal quehacer tributario que supone legislar para lo particular, sin que encima reporte un beneficio general". "En este caso se va contra 400 trabajadores de una entidad concreta, cuando hay otros colectivos de trabajadores que también tienen beneficios en esta materia", ha indicado.

El PPN ha tildado la enmienda de "sectaria", "rozando el odio en lo ideológico contra una de las empresas más importantes de esta Comunidad, como es la Universidad de Navarra". "Se trataba de un bono social, estamos radicalmente en contra de su eliminación", ha expuesto. El PSN ha votado a favor de la enmienda.

EN PATRIMONIO

En cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, mantiene la actual tarifa de tipos, pero introduce cambios en los límites: el mínimo exento se fija en 550.000 euros (800.000 en la actualidad); el umbral de tributación se sitúa en 1.000.000 euros (ahora 1,5 millones); y el tratamiento de bienes y participaciones empresariales pasa de exención a deducción del 100% de la cuota correspondiente a los primeros 500.000 euros de valoración y del 80% de la cuota correspondiente al resto.

La vivienda habitual continúa exenta en los primeros 250.000 euros de su valor. Sí se modifica el llamado escudo fiscal, ya que la reducción de la cuota podrá ser, como máximo, del 65% (antes 75%) si las cuotas de IRPF y Patrimonio superan el 65% de la base imponible del IRPF.

El objetivo último de los cambios operados es, según han alegado Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, "tratar de llegar a un núcleo reducidísimo de grandes contribuyentes con residencia en Navarra para que aporten un poco más".

UPN, PSN y PPN se han opuesto a las modificaciones introducidas en gravamen, por considerar que deja a los ciudadanos navarros "en desventaja fiscal frente al resto de las comunidades españolas".

Respecto al Impuesto de Sociedades, aumenta la tributación de las grandes empresas, que pasa del 25% al 28%. Las pymes y micropymes conservan los actuales tipos del 23% y el 19%, respectivamente.

Para todas las entidades se establece un suelo tributario del 13%, frente al 10% actual. No obstante, las pymes podrán absorber toda la cuota con la deducción por I+D, mientras que las grandes empresas sólo podrán bajar del tipo mínimo computando el 50% de esa deducción.

Además, el Impuesto de Sociedades introduce una serie de modificaciones en las deducciones. Así, la desgravación por empleo queda condicionada al mantenimiento del puesto de trabajo durante dos años (ahora es uno), con un salario superior en un 70% al SMI (o sea, unos 1.102 euros). A su vez, se hace más rigurosa la deducción por inversión en activos fijos nuevos, teniendo que ser superior al 10% del activo.

Entre otras novedades, se limita también la compensación de bases negativas al 70%, con un mínimo de 1.000.000 de euros. Asimismo, las cooperativas de crédito pasan a tributar al 25% en todos sus resultados (actualmente el 23%), cooperativos y extracooperativos. Y en cuanto a las SICAV, abandonan el tipo único de tributación del 1% y pasan al tipo general.

Durante el debate de la proposición de modificación del Impuesto de Sociedades se han discutido 20 enmiendas, 6 de ellas in voce, de las que se han aprobado 9, 7 suscritas conjuntamente por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, 1 de PSN y otra de UPN. Las otras 5 enmiendas de UPN y las 3 de PPN iban dirigidas a vaciar de contenido la ley mediante la supresión del articulado. Tampoco han prosperado las del PSN.

La modificación del Impuesto de Hidrocarburos trae consigo la recuperación del tipo de gravamen autonómico en el Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IEH), aprobado en 2012 y vigente entre julio de ese año y durante todo 2013.

Al igual que en aquel periodo, a partir del 1 de enero de 2016 se establece un tipo de 24 euros por cada mil litros de gasolina, gasóleo de uso general y queroseno de uso general. En el gasóleo de usos especiales y de calefacción, el tipo se reduce a 6 euros por cada mil litros. En el caso del fuelóleo, queda establecido en 1 euro por tonelada. Esta novedad fiscal no tendrá efectos para transportistas y conductores profesionales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha