eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Esparza pide al PSN que "reflexione" sobre su "tibieza" con los nacionalistas y dice que UPN no es su "enemigo"

El presidente regionalista afirma que "el principal problema" para Navarra es "el nacionalismo vasco, el más radical y el menos radical"

- PUBLICIDAD -
Esparza pide al PSN que "reflexione" sobre su "tibieza" con los nacionalistas y dice que UPN no es su "enemigo"

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha esperado que el PSN "aproveche el momento por el que están pasando a nivel nacional" para que "reflexionen también aquí" sobre su "tibieza" respecto a los nacionalistas y ha asegurado que los socialistas se "equivocan" si piensan que la formación regionalista es el "enemigo".

Esparza, en su discurso ante el Consejo Político de UPN, reunido este viernes en Estella, ha remarcado que tanto en España como en Navarra "hay un problema común que se llama nacionalismo" y ha advertido de que "el nacionalismo no es ni moderado ni no moderado, es nacionalismo y quiere lo que quiere".

Para el presidente de UPN, "el PSOE y el PSN debieran ser conscientes de esta realidad", ya que, a su juicio, "el principal enemigo de España es el nacionalismo que busca la ruptura, y el principal enemigo de Navarra es el nacionalismo que busca su desaparición".

Según ha expuesto, el PSOE "ha sido y es un partido necesario y fundamental en la política española", un partido que "ha gobernado España y que cree en la unidad constitucional" y ha afirmado que él confía en que "continúe en esa línea".

Sobre la crisis que atraviesa el Partido Socialista, Esparza ha señalado que, "desde el más absoluto respeto", su situación "no es buena ni beneficiosa para nadie" y ha remarcado que "sólo lo es para el populismo y para el nacionalismo".

Por eso, ha esperado que el PSOE "se recomponga cuanto antes y del mejor modo posible para el socialismo y para este país". "Y espero y confío en que se replanteen algunas manifestaciones que hemos escuchado a algunos dirigentes en los últimos meses en relación con los partidos nacionalistas", ha agregado.

En este punto, Esparza ha remarcado que en Navarra el PSN, que "conoce cómo se las gasta el nacionalismo vasco, debiera tener meridianamente claro que UPN no es su enemigo" y que "el principal problema para el futuro de nuestra tierra es el nacionalismo vasco, el más radical y el menos radical, porque ambos comparten el mismo objetivo".

"La tibieza es siempre interpretada por el nacionalismo como debilidad, y, al mismo tiempo la aprovechan para ir comiendo terreno. Y nadie entiende la tibieza del PSN con el nacionalismo, una tibieza que empezó con su abstención el día de la investidura de Barkos", ha manifestado Esparza, quien cree que "el nacionalismo acabará mordiendo su mano tendida".

Así, ha incidido en la idea de que "se equivoca el PSN si piensa que UPN es el enemigo", ya que, "el enemigo político de los partidos constitucionalistas y el enemigo de Navarra es el nacionalismo vasco, que lo que quiere es hacer desaparecer a Navarra". "UPN y PP somos rivales políticos, pero compañeros en lo esencial", ha argumentado.

En este sentido, ha pedido al PSN que "aproveche el momento por el que están pasando a nivel nacional para que reflexionen también aquí" y ha abogado por "dejarnos de rivalidades estériles, tengamos claro quién es el enemigo político de Navarra y nos pongamos a trabajar como hemos hecho durante décadas".

"UPN ha gobernado con el PSN y el PSN ha gobernado con UPN. Ambos partidos hemos construido de la mano de los ciudadanos una Navarra que ha sido número uno en cualquier índice que se quiera revisar", ha aseverado.

CRÍTICAS AL GOBIERNO DE NAVARRA

Para el líder de UPN, "en Navarra estamos asistiendo a una política vacía, una política ficción, una política de gestos, una política que promete y promete, y luego no cumple lo que prometió".

"Ya se empiezan a acumular las promesas incumplidas, la renta básica universal en los primeros seis meses, mentira; la devolución de la extra a los funcionarios, mentira; la formación de un gobierno de técnicos, mentira; la reversión de las cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra, mentira; y que se iban a acabar los recortes, mentira", ha declarado.

Frente a ello, ha asegurado que UPN "va a apostar por recuperar la política con mayúsculas, la de verdad, la política que piensa en las personas y en sus necesidades" y ha subrayado que la formación regionalista seguirá "liderando la oposición" hasta que acabe la legislatura, "le guste mucho, poco o nada al Gobierno de Barkos".

"Sabemos por lo que hemos visto hasta el día de hoy que no soportan las críticas. Que son incapaces de pedir disculpas cuando se equivocan. Tiene la mandíbula de cristal. Que no escuchan a nadie. Pero seguiremos intentándolo, seguiremos ejerciendo la oposición de forma responsable", ha asegurado.

REFERÉNDUM EN CATALUÑA

Por otro lado, en su intervención, el líder regionalista se ha referido al "enorme reto" al que se enfrenta España ante "el anuncio del referéndum de independencia que pretende convocar el Gobierno catalán, un anuncio de ruptura que, de llevarse a cabo, puede destruir la unidad constitucional".

En su opinión, se trata de "un anuncio que pone en riesgo el crecimiento económico y la generación de empleo" y que "cuestiona la igualdad de oportunidades de todos los españoles". En definitiva, ha remarcado, "un peligro inminente para nuestro modelo de sociedad y para el estado de bienestar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha