eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Familiares y representantes políticos recuerdan a Tomás Caballero en el 18º aniversario de su asesinato

Su hijo, Javier Caballero, defiende que el futuro se debe construir "desde la memoria de aquellos que se han quedado en el camino"

- PUBLICIDAD -
Familiares y representantes políticos recuerdan a Tomás Caballero en el 18º aniversario de su asesinato

Familiares, representantes políticos y pamploneses han recordado este viernes en el cementerio de la capital navarra al concejal de UPN Tomás Caballero en el 18º aniversario de su asesinato a manos de la banda terrorista ETA.

Al acto de homenaje, convocado por el Ayuntamiento de Pamplona, han acudido su viuda, Pilar Martínez, sus hijos y nietos, además de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, la presidenta del Parlamento foral, Ainhoa Aznárez, la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, y el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron.

Además de concejales de todos los grupos municipales del Consistorio pamplonés, han asistido al acto de recuerdo numerosos representantes de UPN como su presidente, Javier Esparza, y el expresidente del Gobierno foral Miguel Sanz, así como el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar, y diversos parlamentarios.

Como en años anteriores, el homenaje a Tomás Caballero, que fue asesinado el 6 de mayo de 1998 por ETA cuando se dirigía a su trabajo en el Consistorio desde su domicilio en el barrio de la Milagrosa, ha dado inicio con la colocación de una corona de flores ante su lápida, que ha sido portada por los miembros de la corporación municipal.

Tras ello, se ha celebrado un responso a cargo del delegado diocesano Javier Leoz, quien ha remarcado que "nunca la muerte será un medio para nada, ni antes ni después, sino que en todo caso la muerte ha sido cientos de venas, casi mil, por las que se ha sangrado un pueblo en las venas de aquellos que murieron sin derecho a réplica sin defensa alguna". "Con la violencia poco se gana y mucho se pierde", ha aseverado.

También ha tomado la palabra en el acto Javier Caballero, hijo de Tomás Caballero, quien ha comenzado su discurso agradeciendo al Ayuntamiento, como "representante institucional de todos los pamploneses", la organización de este acto y su participación, "máxime tratándose de un acto religioso, para nosotros absolutamente necesario, ya que no nos cabe ninguna duda que fue el compromiso cristiano de mi padre el que marcó su compromiso social y político en la lucha por la libertad y la justicia".

Tras señalar que su padre "murió por lo que había vivido, la libertad, la justicia y la paz", Caballero ha remarcado que "estamos ante un acto de recuerdo y de homenaje, no ante un acto que mira al pasado, sino ante un acto que quiere mirar al futuro en el que primen los valores" que su padre defendió.

Según ha expuesto, "precisamente por ese mirar al futuro" se hace "necesario" recordar "cómo este homenaje se inició desde el minuto cero con la reacción de la sociedad pamplonesa mostrando una vez más su hartazgo, saliendo a la calle y pidiendo a quienes apoyaban a los que asesinaban que dejasen de matar".

"Desde entonces somos muchos más los que decimos que no se puede matar, que no se puede extorsionar, que no se puede amenazar y que no se puede tratar de imponer por la fuerza unas ideas o un proyecto político a los demás", ha destacado Caballero, para subrayar que "tenemos que ser todos, sin excepción" y que quiere creer que "por eso estamos hoy aquí".

En su opinión, "tenemos que mirar al futuro, que queremos construir en paz, libertad y con justicia social", un futuro que, según ha dicho, "sólo se puede construir desde el recuerdo y la memoria de aquellos que se han quedado en el camino".

"Son muchas las barbaridades que se han vivido y, precisamente, para que no se repitan es obligado recordarlas y tenerlas presentes, no taparlas o tratar de olvidarlas", ha reivindicado. Y ha considerado que "el futuro de nuestros hijos nos impone una gran responsabilidad, ya que debemos transmitirles que la erradicación de la violencia no puede ser nunca una cuestión de estrategia política, sino que es una cuestión de dignidad humana, de valores, de altura ética y moral".

A su juicio, "no se puede hacer como que aquí no hubiese pasado nada, como si la violencia no hubiera existido, tratando de echar tierra encima, rescribir la historia o blanquear el pasado".

"No se trata de mirar para atrás y pasar factura, si algo nos ha preocupado es no educar a nuestros hijos en el odio y la venganza, se trata de recordar el pasado y no olvidarlo para que no vuelva a repetirse", ha continuado afirmando Caballero, quien ha esperado que "las nuevas generaciones que nos sucedan sean conscientes y sepan que la altura moral de la sociedad, la fuerza de la democracia y la unión de las personas con valores éticos y morales derrotó al terrorismo y a la barbarie".

ASIRON: "ES DÍA PARA RECORDAR UNA MUERTE INJUSTA"

Al término del acto, la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado, en declaraciones a los periodistas, que hoy es "un día intenso en emociones y en dolor para la familia", pero también para "el conjunto de la sociedad" y se ha sumado a las reflexiones realizadas por Javier Caballero sobre que "el futuro se construye con la memoria viva, con la memoria siempre consciente de lo que ocurrió y de lo que nunca debe volver a ocurrir".

Por su parte, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha destacado que tenía "muchas ganas" de acudir al acto y recordar a Tomás Caballero, "concejal y compañero de la Corporación que hoy en día presido". Según ha indicado, "hoy es un día para recordar una muerte absolutamente injusta y, sobre todo, para estar al lado de la familia y mostrarles la solidaridad y el cariño del Ayuntamiento".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha