eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Irache recibe más de 300 consultas y quejas por fraudes de puestos de trabajo

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido desde comienzos de año más de 300 consultas y quejas por fraudes relacionados con supuestas ofertas de trabajo.

Entre los problemas más frecuentes, están las llamadas a números de tarificación adicional o los contratos que, lejos de asegurar un trabajo, son en realidad cursos para preparar oposiciones cuyo coste puede acercarse a los 2.000 euros.

- PUBLICIDAD -

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido desde comienzos de año más de 300 consultas y quejas por fraudes relacionados con supuestas ofertas de trabajo. Irache ha detallado, a través de una nota, algunos de estos casos. En uno de ellos "varias personas que llevaban tiempo buscando trabajo vieron unos anuncios pegados en paradas de autobús y en farolas en los que se ofrecían puestos como peón de obra y de almacén y para contactar se daba un teléfono de contacto". Cuando llamaron, ha indicado la asociación, "les explicaron que para hablar sobre la oferta en concreto había que llamar a otro número que le facilitaron".

Al llamar a este segundo número, les atendió un operario que les hizo todo tipo de preguntas y se extendió en la explicación del trabajo, ha dicho Irache, que ha precisado que "algunas de las personas estuvieron más de doce minutos al teléfono, pese a que la oferta de trabajo no acabó de concretarse".

La asociación ha relatado que "únicamente les explicaron que, si superaban la siguiente fase, se le llamaría, o que si no, volviese a llamar en quince días". Pasadas dos semanas algunos de ellos hicieron una nueva llamada en la que se repitió el mismo proceso. No volvieron a tener noticias pero cuando llegó la factura telefónica, algunas de ellas se habían encarecido hasta 40 euros.

Entre otros casos, Irache ha tenido conocimiento de que a personas que llamaron a un anuncio en prensa que ofrecía empleo público les citaron en unas oficinas días más tarde y una persona fue presentando individualmente un trabajo prácticamente seguro, del que les facilitó el horario o el salario y le convenció para firmar un contrato de entre 1.600 y 2.000 euros.

Funcionario

Estas personas, ha resaltado la asociación, se dieron cuenta de su error cuando recibieron el temario de la oposición. Al pedir explicaciones, les dijeron que habían firmado un contrato de formación. Efectivamente, el documento firmado especificaba que no garantizaba un puesto de trabajo o plaza de funcionario, ha señalado Irache.

La asociación ha aconsejado a los ciudadanos que "no se fíen de anuncios pegados en las marquesinas, farolas o portales; no adelanten nunca dinero; no den sus datos personales o documentos de identidad si no se trata de un contrato en regla; exijan una copia de cualquier contrato; no llamen a números de tarificación adicional; no comiencen a trabajar sin haber firmado un contrato laboral; y antes de firmar un contrato, asegúrense de que está en regla".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha