eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Laparra dice que es "muy difícil" modificar el PSIS de Salesianos y que tiene "costes muy importantes"

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, ha afirmado que es "muy difícil" modificar el PSIS de Salesianos como ha demandado el Ayuntamiento de Pamplona y ha asegurado que "tiene costes muy importantes cambiarlo ahora".

- PUBLICIDAD -
Laparra dice que es "muy difícil" modificar el PSIS de Salesianos y que tiene "costes muy importantes"

Laparra, a preguntas de los periodistas al término de una rueda de prensa, ha afirmado que "por supuesto" la demanda del Ayuntamiento sobre el proyecto "nos merece el máximo respeto" y ha asegurado que "desde siempre ha tenido la máxima atención y cuidado" por parte del Ejecutivo foral.

Según ha expuesto, "hay una cuestión en la que estamos de acuerdo con el Ayuntamiento" como es que "a ninguna de las dos instituciones les gusta el PSIS tal y como se aprobó" y ha destacado que "también estamos de acuerdo en que es muy complicado y muy difícil cambiarlo ahora". "Tiene costes muy importantes cambiarlo ahora", ha advertido.

El vicepresidente ha remarcado que el PSIS no le gusta al Gobierno foral "básicamente" por dos cuestiones. En concreto, porque "supone una intensificación de la edificabilidad muy fuerte respecto de lo que es el conjunto del barrio del Ensanche" y también porque "se elimina la obligación de que un 50% de las viviendas sea de protección oficial", con lo que "se reduce la capacidad de intervención social en materia de vivienda". "En eso estamos de acuerdo", ha aseverado.

No obstante, ha subrayado que "hay un elemento de discrepancia también claro y que lo hemos hablado" sobre "la demanda del Ayuntamiento en torno al plan especial y la configuración final de si ese espacio tiene que ser modelo manzana o modelo de torres como ahora mismo está establecido".

Sobre este aspecto, ha asegurado que "eso sí que tiene costes" y ha resaltado que "hay informes técnicos" que lo constatan. "No es que sean opiniones, tenemos informes técnicos externos e internos que dicen que las compensaciones por esa reducción del valor que supondría pasar de torres a manzana supone como mínimo entre ocho y once millones", ha relatado, para agregar que, por lo tanto, "sí que hay costes en esa alternativa".

Asimismo, el vicepresidente ha puesto de manifiesto que "hubo un concurso público en el que hubo un tribunal de carácter internacional que tomó una decisión, seguramente teniendo en cuenta también todas las consideraciones que ahora se ponen sobre la mesa". Y ha resaltado que "nadie ha cuestionado la profesionalidad de ese tribunal, más bien lo contrario, los propios concursantes reconocían que era un tribunal de reconocido prestigio".

Además, ha señalado que en el propio concurso la "inmensa mayoría" de los arquitectos "optaba por edificación en altura". "Una vez que se ha decidido intensificar la edificación en esa parcela, algo difícilmente subsanable, la solución que la inmensa mayoría de arquitectos que concurrían veían como mejor era una edificación en alturas", ha declarado.

En este sentido, ha incidido en la idea de que "hay costes y, además, hay opiniones diversas respecto a cuál es la solución urbanísticamente mejor".

En cuanto a las propuestas respecto a la posibilidad de reducir la edificabilidad o transformar el proyecto a costa del erario público, Laparra ha considerado que "hay que ser responsables con lo que se plantea" y ha remarcado que "la compensación social que ahora quedaba de este proyecto era justamente la capacidad de captar unos recursos que se dedicarían a vivienda de alquiler social".

"Si eso desaparece, y paga el Gobierno de Navarra, se reduce esa compensación social o se queda a cero, desaparece cualquier tipo de equilibrio mínimo y entonces sí que queda como una operación puramente especulativa", ha sostenido.

Preguntado por el planteamiento del Consistorio de renunciar a lo que le correspondería dentro de los beneficios si se modifica el proyecto, ha declarado que "una proporción de lo que iba a recibir el Ayuntamiento no compensa ni con mucho el conjunto de costes que supondría tomar otra solución".

VALORA LOS CAMBIOS DEL NUEVO CONTRATO

Por otro lado, el vicepresidente de Derechos Sociales ha defendido que "no se pueden minusvalorar los cambios que el nuevo contrato con Salesianos implican" en cuanto a "una distribución más equitativa de las plusvalías y un refuerzo del interés público" y ha destacado que mientras que "antes la intervención iba a riesgo y ventura de la administración, ahora hay unas garantías de que el Gobierno de Navarra no va a perder nunca dinero en este proyecto".

"Diferencias hay importantes aunque algunos han intentado minusvalorarlas, especialmente desde UPN", ha expuesto, para indicar que las cifras dadas por los regionalistas de "mínimos y máximos no se adecuan a la realidad" y "veremos con los convenios sobre la mesa y un análisis comparativo que no hay una pérdida, sino en todo caso una ganancia del interés público respecto del anterior proyecto muy importante".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha