eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Navarra rinde homenaje a las personas internadas en el campo de Gurs

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha presidido este sábado el acto institucional de homenaje al medio millar de navarros y navarras que fueron internados entre 1939 y 1945 en el campo de concentración de Gurs, en las proximidades de la localidad aquitana de Santa María de Oloron. Con este fin, se ha inaugurado un monolito que dejará constancia de la presencia navarra en ese oscuro pasaje de la historia.

- PUBLICIDAD -
Navarra rinde homenaje a las personas internadas en el campo de Gurs

En el acto, al que han asistido también los consejeros y consejeras Isabel Elizalde, Ana Herrera, Fernando Domínguez, María Solana y Ana Ollo, han participado cerca de 400 familiares, junto con la presidenta del Gobierno de Navarra, la presidenta del Parlamento Ainhoa Aznarez y el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, Pablo Azcona. A todos ellos, se han sumado diversas autoridades, así como un importante número de personas que se han desplazado hasta la localidad francesa en respuesta a la convocatoria del Gobierno y de las asociaciones memorialistas.

"El monumento que hoy inauguramos pretende fijar un recuerdo permanente de los 500 navarros y navarras que pasaron por este campo de Gurs", ha destacado. "Quinientas personas que, en julio de 1936, vivieron en primera persona la persecución y la represión que asolaron Navarra. No todos consiguieron ponerse a salvo. Más de 3.000 fueron asesinados en nuestras tierras. Otras muchas personas fueron encarceladas, depuradas, humilladas, en una terrible represión que produjo enormes cicatrices en nuestra sociedad. Este dolor fue silenciado durante muchos, demasiados años, en un tiempo de olvido y desmemoria que no hizo sino acentuar el desamparo que durante décadas habéis vivido los familiares y allegados", ha continuado.

Barkos ha reafirmado ante los asistentes el compromiso de su gobierno en "la defensa de la paz y la convivencia y los derechos humanos, desde el respeto a la pluralidad y desde la promoción de una cultura de paz". "Ese es también el compromiso que simboliza el monolito que hoy vamos a inaugurar: una Navarra en la que todos y todas nos sintamos en casa, también quienes ahora, como consecuencia de aquello, vivís lejos", ha remarcado. "Memoria para reconocer y reparar; memoria para convivir; memoria para respetar; memoria para no caer en el olvido; memoria para que aquellos trágicos acontecimientos no vuelvan a repetirse", ha concluido.

El acto de homenaje a los aproximadamente 500 navarros y navarras que fueron internados en el campo de Gurs, ha tenido carácter público y abierto a cuantos han querido acercarse a compartir con las familias y con las instituciones de Navarra la memoria de aquellos acontecimientos.

Los asistentes se han congregado a las 11 de la mañana en la pradera del campo de concentración, donde se ha inaugurado el monolito que recordará la presencia de Navarra en el campo de Gurs, inauguración que ha dado lugar a discursos de los representantes institucionales y familiares, reivindicando la importancia de la memoria de aquellos acontecimientos y el compromiso firme con la libertad y la convivencia.

Finalmente, la presidenta Barkos ha cerrado el turno de intervenciones, procediéndose luego al descubrimiento e inauguración del monumento que guardará la memoria de los navarros republicanos en Gurs, al ondeo de la bandera de Navarra por parte del dantzari Joseba Lorenzo, y a una ofrenda floral de claveles rojos ante el monumento, por parte de los representantes institucionales y las personas asistentes.

El acto, conducido por el periodista Joseba Olagarai ha contado con diversas interpretaciones musicales a cargo de la banda de gaiteros Haizaldi, y de Jon Galdós y Patxi Quel, al frente del fondo musical de txalapara y cuerno.

EL CAMPO DE GURS

El campo de Gurs nació en 1939 como campo de refugiados para albergar a cuatro grupos de personas diferentes que huían de la represión del franquismo. Uno de los grupos más numerosos era el de vascos y navarros que fueron trasladados desde Argeles a Gurs. El segundo estaba integrado por miembros de las Brigadas Internacionales procedentes de diversos países que, dado el contexto político o económico, no podían regresar a sus lugares de origen. El tercero era el conocido como de los aviadores, conformado, en realidad, por técnicos del ejército republicano. Y había un cuarto grupo, menos numeroso, compuesto por personas procedentes de distintos lugares del Estado. En total, más de 18.000 personas estaban internadas en Gurs en la primavera del año 39.

A partir de la ocupación alemana de Francia, en 1940, bajo el mando del régimen de Vichy, el campo pasó a ser, en realidad, un campo de concentración orientado, sobre todo, a recluir en él a judíos de distintos puntos de Europa, pero también a disidentes políticos y otras minorías como la gitana, homosexuales, etc. En esta segunda época también estuvieron recluidos en Gurs republicanos españoles.

Algunos trabajos de investigación, además del contacto directo del propio Gobierno con las familias, han confirmado el origen navarro de al menos 435 personas que pasaron por el campo de Gurs. Entre ellos y ellas, había ugetistas (el grupo más numeroso), afiliados a la CNT, comunistas, socialistas, miembros del PNV, de Izquierda Republicana o de Acción Nacionalista Vasca, o personas sin afiliación política conocida. "Todos ellos huyeron de la represión franquista a través de los Pirineos y no fueron pocos los que nunca regresaron y se vieron obligados a vivir en el exilio, en Francia, o, incluso, a un segundo exilio en tierras americanas", ha subrayado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha