eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Oteiza homenajea a las personas fusiladas en la localidad en 1936

Un monolito recuerda el fusilamiento de más de 30 presos ordenado tras la muerte de dos combatientes nacionales, conocido como la ‘saca de Estella’

La consejera Ana Ollo ha participado en el acto en el que se ha inaugurado un monolito de recuerdo a las víctimas

- PUBLICIDAD -
Oteiza homenajea a las personas fusiladas en la localidad en 1936

Conocida como “la saca de la cárcel de Estella”, según el testimonio de un superviviente al historiador Jimeno Jurío, el crimen costó la vida a 30 presos elegidos al azar, conducidos al cercano pueblo de Oteiza de la Solana, y fusilados después de obligarles a confesarse “ante un fraile o cura que le dio un golpe con un crucifijo en la boca porque se negaba a besarlo”, relató el superviviente.

Fue la noche del 7 de septiembre de 1936, les sacaron a empujones diciéndoles que les trasladaban a la cárcel del Fuerte de San Cristóbal. Él sabía que mentían, porque días antes, en dos ocasiones, había llegado gente de Estella hasta la cárcel pidiendo la cabeza de los presos por la muerte en el frente de dos combatientes de la ciudad. “En la saca iban tres de Mués, siete de Andosilla y otros cinco o seis de Los Arcos”, recordaba el superviviente. Pasado el pueblo de Oteiza, el piquete les disparó hasta cuatro descargas de fusil más una tanda de tiros de gracia. Pero él no murió, consiguió desatarse y huir en dirección sur, siguiendo el curso de Ega, hasta que pudo esconderse en su casa en Andosilla y, finalmente, escapar a Francia.

Desde este fin de semana, un contundente monolito recuerda en Oteiza a los fusilados de la cárcel de Estella, a sus familiares y a todas las víctimas de la represión franquista. En el último acto memorialista organizado por el Gobierno foral durante este verano, la consejera Ana Ollo ha querido recordar especialmente a las víctimas cuyo sufrimiento no ha tenido reparación durante décadas. “Se les trató de una manera absolutamente inhumana, tuvieron que conservar su memoria en soledad y entre el silencio institucional al que han sido sometidos”, ha observado la consejera.

Organizado por el Ayuntamiento

El acto de homenaje organizado por el Ayuntamiento de Oteiza, con el alcalde de la localidad, Tirso Salvatierra, a la cabeza, ha contado además con la presencia del presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, Pablo Azcona, así como de familiares y descendientes de las víctimas de la ‘saca de Estella’.

“Aunque en Oteiza no sufrieron la represión tras el golpe de estado con la misma virulencia, sí fueron testigos del asesinato de más de treinta personas procedentes de la cárcel de Estella, con origen en varias localidades de la Merindad como Allo, Andosilla, Cárcar, Lodosa o Mendavia, entre otras”, ha señalado la consejera Ollo. La titular de Relaciones Ciudadanas e Institucionales ha querido destacar que “las políticas públicas de la memoria deben estar basadas en el respeto del derecho de las víctimas a la verdad, la justicia, la reparación, y en el establecimiento de garantías de no repetición”. Por ello, ha añadido Ollo, el Gobierno está llevando a cabo un intenso trabajo de forma conjunta con las entidades locales y las asociaciones de familiares de víctimas del franquismo, “con el objetivo de proyectar una mirada crítica sobre nuestro pasado y revalidar el compromiso de la sociedad navarra con las víctimas”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha