eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Diego Paños, candidato de Ciudadanos en Navarra

“Las dimisiones en política deben ser inmediatas pero en Navarra, lo que no es delito parece ético”

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno de Navarra, Diego Paños, explica sus apuestas ideológicas, las líneas rojas de la formación y responde a polémicas como las tiranteces con UPyD.

Sobre el caso Caja Navarra, lamenta que ni la Hacienda foral ni el Gobierno ni los parlamentarios actuaran, aunque algunos “cobraran su dinerito”.

“Podemos es un peligro para nuestra democracia y para nuestra libertad. Por eso no vamos a admitir que ni dialécticamente sean comparables a Ciudadanos”, apunta.

- PUBLICIDAD -
El candidato de Ciudadanos en Navarra, Diego Paños.

El candidato de Ciudadanos en Navarra, Diego Paños.

Solo hay un mensaje que Diego Paños repite más que la necesidad de cambio, que es que este sea a través del centralismo, lejos de la pelea de identidades entre el navarrísimo de UPN y las aspiraciones nacionalistas. El cabeza de lista de Ciudadanos al Parlamento foral sabe que parte en desventaja con respecto a otras formaciones más asentadas, porque Ciudadanos en la Comunidad Foral está ligado a la salida del propio Paños de UPyD y a que, en la actualidad, apenas cuenta con 66 afiliados y afiliadas. Pese a todo, este abogado se muestra ambicioso con respecto al papel que la formación liderada por Albert Rivera puede ejercer en la próxima legislatura: su quiniela es que pueden conseguir entre tres y seis escaños.

Se ha hablado de Podemos como un partido hecho a la carrera para llegar a esta próxima cita electoral, pero Ciudadanos lo ha sido mucho más.

Sí. Llegamos justísimos, por eso solo nos presentamos en Pamplona y al Parlamento foral.

El tirón de Ciudadanos es por su cabeza visible, Albert Rivera. ¿En Navarra pesa más Rivera que Diego Paños para atraer votos?

Hay un tirón mediático indudablemente encarnado por Albert Rivera, pero, al mismo tiempo, y no hay que despreciarlo, hay una concienciación entre la ciudadanía de que hay un voto útil que no solo es UPN, PP o PSOE, y eso es el producto de la crisis, el 15-M, Podemos, el descontento… y la constancia de que las instituciones no funcionan porque han sido captadas por, por ejemplo, los poderes financieros. Los parlamentarios, además, no deberían mirar al interés de su partido, sino al de su país.

¿Es Ciudadanos el reflejo de Podemos en otro extremo político?

Entiendo la expresión, pero no somos un reflejo de Podemos, sino de lo que la sociedad quiere que se cambie. Podemos es un partido netamente populista, conlleva una deriva hacia un Estado omnipotente que va a suplir todas las necesidades de la ciudadanía, y esa es la lógica de los partidos comunistas de toda la vida. Podemos es un peligro para nuestra democracia y para nuestra libertad. Por eso no vamos a admitir que ni dialécticamente sean comparables a Ciudadanos.

¿Y dónde se sitúa ideológicamente Ciudadanos? ¿Está cómodo si digo que son de derechas?

Puff. ¿Quién nos ha situado ahí? A mí me han llamado de izquierdas y lo contrario. Nuestra propuesta es liberal, de libertad de derecho de los ciudadanos, y también de lucha contra el capitalismo de amigos.

¿En Navarra con quién pueden llegar a acuerdos? Se da por hecho que es con UPN, PPN y PSN.

Nosotros no vamos a entrar en esas cábalas de que somos un partido español, nacional y centrado y que debemos pactar con unos y no con los otros. Nuestra prioridad es quién va a ser el que se atreva a romper el esquema ideológico de los partidos en Navarra, de los vascos contra los navarros, porque eso es un cuento de fracaso. Ciudadanos es una tercera vía que apuesta por el civismo como eje de la política.

Entonces, ¿pueden pactar políticas con EH Bildu?

Bildu no es un agente político normalizado. No han acabado de interiorizar con credibilidad la integridad y los derechos de las personas...

...Es una línea roja.

Una línea roja clara, pero tenemos otras. No pactaremos con partidos con proyectos soberanistas.

Pero ¿cuál es la posición de Ciudadanos sobre los fueros?

¿Los fueros? Son muchas cosas, y a diferentes escalas. Es un contexto sentimental e histórico que respetamos todos, ahí no hay nada que discutir. Pero ese no es el quicio. Son nuestro Estatuto de Autonomía, por así decirlo, y nuestras leyes, y eso es respetable 100%. Pero, al final, todo se reduce a que la foralidad es una forma de contribuir al Estado y si las comunidades son solidarias o no. Creemos que en España hay demasiados sistemas tributarios, hay problemas de financiación territorial y esos sistemas son opacos y aislados, porque fíjate lo que ha pasado con  el IVA de Volkswagen en Navarra. Queremos cambiar ese sistema, cerrarlo y homogeneizar el sistema. No puede ser que haya unas comunidades que tengan más poder de negociación en Madrid y tengan más competencias que otras.

Es un discurso que, como ocurre con UPyD, puede darles apoyos en otras comunidades de España, pero que parece que sacrifica el respaldo en Navarra.

Creo que cometes un prejuicio. Lo que digo es que creo que todas las comunidades tienen que tener un límite de competencias. Eso hay que cerrarlo, porque al final lleva a derivas como la catalana.

Quería preguntarle también por su marcha de UPyD. Usted fue el portavoz del partido en Navarra, y el impulso de Ciudadanos casi ha parecido una escisión de UPyD.

Suele decirse que uno no se va de la empresa, sino que se va de los jefes. Los motivos están claros, no hay más que ver qué ha pasado con UPyD: es un partido en descomposición, porque la dirección se ha comportado de forma stalinista, cortando cabezas. Conmigo lo hicieron en febrero de 2014 porque me postulé para unas Primarias ante una posibilidad de que una moción de censura adelantara las elecciones…

Desde UPyD en Navarra defienden que usted apoyaba esa moción de censura contra Yolanda Barcina (UPN).

Yo dije que si la comisión de investigación [se refiere al caso de la consejera de Hacienda, Lourdes Goicoechea, a quien  una directora foral acusó de, supuestamente, intentar inmiscuirse en una investigación fiscal] demostraba irregularidades, sí, habría sido partidario de esa moción de censura. Y eso no implicaba un pacto con Bildu ni nada de nada, solo la disolución del Parlamento y la convocatoria de unas elecciones. Zarranz [se refiere a Miguel Zarranz, candidato de UPyD en Navarra] repite esa tesis para perjudicarme, pero no tiene sustento.

Usted fue el abogado de UPyD que encabezó el caso de Banca Cívica y Caja Burgos. ¿Ve responsabilidades políticas en la pérdida de patrimonio de la CAN que llevó a la caja a integrarse a Banca Cívica?

Sin duda alguna. Caja Navarra era aforada, y por tanto no estaba supervisada por el Banco de España. El deterioro de las cuentas se hizo evidente cuando se necesitó una inversión de un fondo y cuando se expandió la entidad de forma disparatada. Y aquí las instituciones no funcionaron: la Hacienda foral no tenía personal ni una supervisión, el Gobierno Foral no hacía nada, y el Parlamento se conformó con cuatro tonterías. Pero, eso sí, los parlamentarios que estaban en el Consejo de Administración o en la Junta de Entidades Fundadoras cobraban su dinerito.

En Ciudadanos no tenemos ninguna mochila ni ninguna deuda con nadie, nada que nos condicione

¿Y esa mala gestión de la que habla no marca una línea roja? ¿Sí pactaría con representantes de esos partidos?

No, con esas personas no, pero esas personas responsables ya no están.

¿Por qué confiar en Ciudadanos y no en otros partidos?

Porque no tenemos ninguna mochila ni ninguna deuda con nadie, nada que nos condicione.

El Observatorio contra la Corrupción, del que forma parte José Alberto Nava, denunció recientemente que le eliminaron de la lista al Ayuntamiento de Pamplona por presiones de la Guardia Civil. ¿Cuál es su explicación?

El Observatorio es esa persona, que no ha sido retirada por presiones absolutamente de nadie, sino porque había información que podía perjudicarle. Pero no llegó desde la Guardia Civil, ni un magistrado ni nada, sino por terceras vías. Lo que nos sirvieron esos datos fue para componer un rompecabezas que nos hizo pensar que esa persona era vulnerable. Se le explicó, se le invitó a retirarse, y al principio nos dijo que sí y luego que no. Y la decisión final la tomó el partido en Barcelona.

Habla de la falta de mochilas, pero también puede decirse que se debe a que no han tenido tiempo para tenerlas.

Claro, la deriva de los partidos lleva a eso. Pero lo importante es que las dimisiones políticas se produzcan inmediatamente. No, como ocurre en Navarra, que si no es un delito, entonces es perfectamente ético y presentable.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha