eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Los cambios en la dirección del viento dificultan el control del incendio declarado el jueves en Arantza

Bomberos profesionales fuera de servicio se han sumado voluntariamente a los que trabajan en la extinción de fuego

- PUBLICIDAD -
Los cambios en la dirección del viento dificultan el control del incendio declarado el jueves en Arantza

El incendio declarado la noche del jueves en una zona de barrancos con fuertes pendientes de los barrios de Eguzkialdea y Aientsa, en el término de Arantza, se mantiene activo con un frente de unos 75 metros todavía sin controlar y focos de fuego aislados en el área quemada, que es muy extensa.

Son ya alrededor de 50 los bomberos que participan en los trabajos de extinción y a lo largo de la mañana se espera poder contar con el apoyo de medios aéreos, incluido un avión del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Las variaciones en la dirección del viento han sido constantes durante las últimas horas, lo que ha motivado que el incendio pasase de estar prácticamente controlado hacia las 24 horas a reavivarse con tal fuerza en una zona de arbolado que sobre las 4.30 horas ha sido prealertada la Unidad Militar de Emergencias (UME). Sin embargo, otro cambio brusco del viento en torno a las 7 horas ha permitido dominar el frente y ya no es necesaria la intervención de la UME.

A los bomberos de los parques de Cordovilla (Central), Oronoz y Alsasua, que luchan contra el fuego desde que se declaró el incendio junto a voluntarios de Bera, Lesaka y Goizueta, se han ido sumando a lo largo de la noche efectivos de los parques de Pamplona (Trinitarios), Navascués y Burguete, así como bomberos profesionales que se encontraban fuera de servicio y se han ofrecido a participar voluntariamente. En total son más de 50 los que trabajan en las labores de extinción coordinados por el responsable de los Bomberos del Gobierno de Navarra, Víctor Rubio, y de los sargentos y suboficiales de turno.

Al tratarse de una zona de barrancos con fuertes pendientes no es posible el acceso con vehículos, por lo que el trabajo debe hacerse exclusivamente con batefuegos y herramientas manuales.

Durante la mañana se espera poder contar con el apoyo de medios aéreos. Si las condiciones meteorológicas y de visibilidad lo permiten, acudirán los dos helicópteros del Gobierno de Navarra que hasta las 17,30 horas de ayer realizaron numerosas descargas de agua, aunque no pudieron hacerlo en la parte más alta de la ladera al impedírselo el fuerte viento. Además se ha solicitado la intervención de un avión del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, aunque estaba condicionada a la disponibilidad de aparatos ya que también han sido requeridos desde otras comunidades asimismo afectadas por incendios importantes.

La sala de gestión de emergencias de SOS Navarra fue informada del incendio sobre las 23.30 horas del jueves, y las labores de extinción se han visto dificultadas por la complicada orografía de la zona, las adversas condiciones meteorológicas, con vientos intensos y elevadas temperaturas, y la baja humedad ambiental y de la vegetación.

El incendio afecta a terrenos de los barrios de Eguzkialdea y Aientsa, en un barranco situado al noroeste de Arantza con vegetación de robles, pino de repoblación, matorral, pastizal y helechos. Personal del Guarderío Forestal del Gobierno de Navarra colabora con los bomberos, y la Policía Foral ha desplazado patrullas de Medio Ambiente, Prevención y Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Elizondo.

La Policía Foral vigila la zona y realiza investigaciones sobre el origen del fuego y de los diversos focos que se han ido produciendo posteriormente.

Arantza es una de las localidades del norte de Navarra en las que se ha prohibido el uso de fuego por riesgo de incendios mientras se mantengan las actuales condiciones meteorológicas. La meteorología de esta campaña invernal se está caracterizando por un severo periodo de sequía, altas temperaturas para la época, bajos índices de humedad y vientos dominantes de componente sur, lo que genera una situación en la que el riesgo de incendios forestales es muy elevado. Esta prohibición se refiere a quemas de matorral, de resto de cortas o podas y otros trabajos selvícolas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha