eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Una experiencia de paz en África, una forma de aprender desde Pamplona

Civican acogerá el próximo 20 de octubre la proyección por primera vez en Pamplona del documental científico ‘Kasuumay, una experiencia de paz en Casamance’

Uno de los integrantes del equipo, el periodista navarro Carlos Bajo, explica que la situación “anómala” de paz en una zona en conflicto se debe al papel de un rey tradicional, referente moral para 12 pueblos de la zona

El portavoz del consorcio de ONGD África Imprescindible, Javier Aisa, defiende que el objetivo de este tipo de programación es demostrar que el contiente “está vivo" y que "la cooperación se puede plantear de igual a igual”

- PUBLICIDAD -
El documental estudia cómo una estructura tradicional puede funcionar para mantener la paz / Foto: cedida.

El documental estudia cómo una estructura tradicional puede funcionar para mantener la paz / Foto: cedida.

Apenas 12 pueblos en la zona de Oussouye, en Casamance, al sur de Senegal, viven en un periodo de paz. O, más bien, de paz relativa, porque a su alrededor aún se registran puntualmente escaramuzas. El conflicto entre el ejército y un movimiento rebelde independentista (MFDC) se remonta a 1982 y ahora afronta una fase de calma tensa. ¿Qué hace que este entorno pequeño se proteja? La salvaguarda de la zona tiene mucho que ver con la labor del rey, uno de los a menudo llamado reyes esclavos, porque no trabaja ni, por tanto, puede cultivar sus tierras, está afectado por la pobreza, no puede comer en público, tiene que residir en su bosque sagrado y, además, representa una autoridad moral, económica y política para estos núcleos. De ahí que profesionales del Grupo de Estudio de Sociedades Africanas (GESA) de la Universitat de Barcelona se preguntaran cuál fue la contribución de esa figura, y así surgió el documental científico Kásuumay, una experiència de pau a Casamance (Kasuumay, una experiencia de paz en Casamance).

La obra, de 52 minutos de duración, rodada durante 2012 y estrenada en 2014, por fin podrá verse en Pamplona (el 20 de octubre, a partir de las 19:30 horas, en Civican) como parte de la programación de África Imprescindible, un consorcio formado desde hace 15 años por ONGD navarras que pretende ofrecer otro punto de vista sobre el continente, más alejado de ese contraste, muy habitual, entre su miseria y sus viajes exóticos, entre sus regímenes autoritarios y su riqueza natural. “Hay una África absolutamente viva, y eso es en presente. La cooperación se puede plantear de igual a igual”, explica el periodista y coordinador del consorcio, Javier Aisa.

En este caso, desde África Imprescindible llevaban ya desde su estreno buscando la forma de proyectar en Navarra Kásuumay un proyecto dirigido por Xabier Puigserver y que cuenta en la dirección científica con Jordi Tomàs, quien se presenta a sí mismo como un enamorado de Casamance, un lugar rodeado por un conflicto de baja intensidad, pero con puntas periódicas de violencia. “Lo que llamaba la atención es que se trata de una situación anómala, un entorno de paz, si se puede decir paz cuando alrededor continúa el conflicto, y una situación de calma desde que se entroniza a un rey. Y, cuando grabamos en la zona, vimos que las diferentes personas que entrevistábamos reconocían que el rey había mediado en esta situación”, por lo que desde el año 2000 en ese entorno no se han registrado incidentes, según explica el periodista navarro, pero afincado en Barcelona, Carlos Bajo.

El documental se rodó en el reino tradicional de Oussouye / Foto: cedida.

El documental se rodó en el reino tradicional de Oussouye / Foto: cedida.

"Estructuras que fomentan la paz"

Bajo y Tomàs serán las dos personas que visiten Pamplona para presentar este documental que reivindica cómo “las sociedades tradicionales son capaces de construir estructuras que fomentan la paz”, explica Bajo. ¿Y un rey contribuye a ello? Este periodista matiza que se trata de un rey “que no tiene nada que ver con lo que habitualmente entendemos por rey”, y así, este hombre, Maan Sibilumbaye Diédhiou, es una persona elegida para esta labor (mediante un complicado sistema; solo algunas familias son elegibles y hay quien incluso puede ser escogido y se da a la fuga) y que, según describe Bajo, “sufre muchas restricciones y tiene pocos privilegios por estar al servicio de la sociedad”.

El equipo se trasladó a la zona durante dos periodos de tres semanas cada vez (primero para conocer la zona y aclarar dónde podían grabar y dónde no, y, después, para iniciar el rodaje) y, con el resultado, se ofrece una investigación académica accesible a todo el público, en lugar de una tesis doctoral al uso. Para Aisa, responsable de África Imprescindible, esta es una pequeña muestra de experiencias a conocer del continente y que “nos pueden enseñar muchos de sus valores”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha