eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Cuatro metas pendientes contra el sida

La Comisión Ciudadana Antisida de Navarra y la asociación Sare piden en el Día Mundial de esta enfermedad medidas para evitar “la relajación” de las instituciones y la población.

Estos colectivos lamentan los recortes, la falta de educación sexual y la desinformación de las nuevas generaciones.

- PUBLICIDAD -
Páginas de contactos para gais colaborarán en la lucha contra el sida en EE.UU.

Una persona se coloca un lazo rojo / Foto: Efe.

La lucha contra el VIH y sida ha perdido “visibilidad”. Colectivos como la Comisión Ciudadana Antisida de Navarra y Sare creen que falta concienciación entre la ciudadanía, pero también, y lo que es más importante, implicación de las instituciones para combatir esta infección. Porque entidades aumentan las pruebas gratuitas para detectar el virus (la media es de unas seis por semana) durante los últimos meses del año, a raíz de jornadas como la de este lunes, cuando se celebra el Día Mundial de la lucha contra el sida. Esa implicación institucional resulta clave para lograr que el resultado precisamente de estas pruebas se acerque a las cero transmisiones, un objetivo que se plantean para 2020. Pero, ahora mismo, no es así. Al contrario, las cifras actuales de diagnóstico de VIH en Navarra han vuelto a los niveles de 2001.

Entonces, según los datos que maneja el Instituto de Salud Pública en Navarra, se produjeron 45 nuevos diagnósticos de VIH. Desde ese año, sin embargo, las cifras se redujeron de forma paulatina hasta, en 2009, quedarse en 29 nuevos diagnósticos. Pero, desde entonces, el balance ha aumentado hasta esos 44 nuevos casos de 2013. Por sexos, se detectan más casos entre hombres (entre 2009 y 2013 hubo 137 hombres diagnosticados) que mujeres (43), y, mientras ellas mantienen en un 93% que ese contagio se ha producido por una relación heterosexual, entre ellos hay un 36% que, por así decirlo, ‘no sabe o no contesta’ sobre el posible origen de esa infección. ¿Todavía las relaciones con otros hombres son un tabú? ¿Falta formación sobre los riesgos de una relación sin protección? ¿Qué medidas deberían activar las instituciones con más urgencia? La coordinadora de la Comisión Antisida, Asun Roldán, y la integrante de Sare Julia Munarriz responden a estas cuestiones.

Más implicación institucional

Una de las medidas que han pedido las asociaciones a los ayuntamientos navarros es que este lunes, a las 18:00 horas, iluminen de rojo sus fachadas de forma simbólica. Es solo un paso, pero estos colectivos insisten en que medidas como estas funcionan entre la población. También lamentan cómo los recortes han afectado a esta materia pero, ¿se pueden pedir más ayudas a las instituciones para combatir una enfermedad que ya ha dejado atrás su epidemia (en Europa, cabe insistir) y la percepción de que es mortal? Roldán defiende que solo atender a esos 44 nuevos diagnósticos “ya resulta más caro, por el coste de los diversos servicios sanitarios (consultas, tratamientos, revisiones…), que invertir en prevención”. Munarriz, por su parte, cuestiona que, en estos temas, queda claro si la salud “es prioritaria” para la Administración.

Falta de educación sexual

Una de las medidas en las que se pueden volcar las instituciones es en la educación sexual. Desde la Comisión por el Derecho al Aborto ya denunciaron  esta misma semana que, en la actualidad,  no hay una educación sexual afectivo reproductiva asegurada, por igual, en los centros educativos. Tanto la Comisión como Sare ofrecen, en la actualidad, la oportunidad de dar charlas en colegios (ante todo de la red pública, pero también algunos concertados, como ikastolas) en tres o cuatro sesiones sobre este tema; lo idóneo, no obstante, sería que este tema estuviera más cuidado, integrado en el currículo por igual para todos los centros y que fuera continuado e impartido por los propios docentes que el alumnado ya conoce.

Contra la desinformación

Una de las consecuencias de esta falta de educación sexual es que, en la actualidad, se detecta que entre las nuevas generaciones hay “desinformación”. ¿Por ejemplo? Piensan solo en que la consecuencia de una relación sexual de riesgo es un posible embarazo, y no en las enfermedades de transmisión sexual o el VIH. También  se usan de forma errónea los métodos anticonceptivos. Sin embargo, Munarriz lamenta que, “con los gobiernos de UPN ha sido imposible hablar de sexo en la escuela. Prefieren meter la cabeza en el agujero y no pensar en las consecuencias”. Roldán lamenta que esta sea una deficiencia (la falta de una educación sexual incluso desde Infantil) que se detecta en todo el país, pero que en Navarra se haya convertido en “un tabú”. Y no todo puede fiarse al sentido común, porque está visto que este también falla a menudo.

La sensibilización

El objetivo de estas medidas es combatir la “relajación”, tanto entre las instituciones como entre la propia ciudadanía. En el manifiesto que firman Sare y la Comisión para este 1 de diciembre se recuerda que, frente a los avances científicos que han convertido al sida en una enfermedad crónica, este “periodo prometedor” está acompañado por “un fracaso en el ámbito social”. Primero, porque todavía pesa el “estigma” que a menudo se asocia a los afectados por VIH/sida; segundo, porque las instituciones han convertido a la prevención de este mal en una cuestión de “segunda categoría”. Y eso a pesar de que “el virus no entiende de crisis”. Y, si se sabe cómo se transmite y cómo se evita, estas asociaciones se preguntan por qué no se pueden poner medidas para concienciar a la población de que, como apunta Roldán, “se puede disfrutar del sexo sin riesgos y sin temor a esas consecuencias”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha