eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El sector porcino supone el 25% de la producción ganadera navarra y mantiene unos 1.000 empleos directos

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde, ha abierto este viernes una jornada técnica sobre el sector porcino, en la que ha destacado su "importancia estratégica" ya que supone el 25% de la producción ganadera de Navarra y mantiene unos 1.000 empleos directos.

- PUBLICIDAD -

La consejera Elizalde también se ha referido a la "grave crisis de precios" que afronta este sector y que le obliga a una restructuración para buscar la "máxima eficiencia y una economía de escala". En este sentido, ha hecho un llamamiento a todos los agentes implicados (productores, mayoristas y transformadores) para que estudien fórmulas de cooperación que busquen el beneficio mutuo y que permitan a Navarra contar con un sector porcino "fuerte, completo y competitivo".

Además, la consejera Elizalde ha destacado el margen de crecimiento que todavía tiene este sector. Actualmente, Navarra cuenta con 60.000 cerdas reproductoras, con casi 200.000 plazas de transición y con 400.000 plazas de cebo, que "son insuficientes para criar todos los lechones que se producen".

Para encarar estos retos, Isabel Elizalde ha anunciado la constitución en las próximas semanas de una mesa técnica en la que participarán representantes de la Administración, de las principales empresas integradoras que operan en Navarra y de los productores más representativos, así como sindicatos y asociaciones del sector.

Con esta iniciativa, el Gobierno de Navarra pretende hacer partícipe al propio sector de las políticas que desarrolle, así como abordar diferentes temas de interés como son la sanidad, la producción, la comercialización o los factores medioambientales.

EL SECTOR PORCINO EN NAVARRA

La Zona Media, la Ribera y Tierra Estella concentran las mayores explotaciones de cerdas reproductoras, de cría de lechones y de cebaderos para completar el ciclo productivo. Estas instalaciones "están vinculadas al mundo rural, contribuyen al desarrollo de la economía local y a crear puestos de trabajo en nuestros pueblos", ha señalado la consejera Elizalde.

Por su parte, en la zona norte existe un tejido productor formado por pequeñas explotaciones vinculadas a los caseríos. Según Isabel Elizalde, estas granjas tienen "difícil encaje" en los sistemas hiperproductivos que se están imponiendo en la actualidad, por lo que están buscando otras alternativas como la venta directa, la producción integrada de lechón y la recuperación de razas autóctonas en peligro de extinción como la 'euskal txerri'.

En cuanto a las fases de transformación y comercialización de esta carne, actividades complementarias a la de producción, destacan la evolución hacia grandes salas de despiece con producciones cercanas al millón de cerdos al año, la necesidad de crear alianzas comerciales entre integradores y mataderos, y el crecimiento de las integradoras grandes en perjuicio de las pequeñas y de los ganaderos no integrados, según ha informado el Gobierno en una nota.

La producción ganadera de Navarra supone 355 millones de euros, lo que supone un 50% de la producción final agraria de la Comunidad Foral. De esta cantidad, 87 millones, es decir, el 24,4%, corresponden al sector porcino. Por otra parte, la ganadería emplea directamente a 4.500 personas en Navarra, de las que unas 1.000 se corresponden al sector ganadero.

Respecto a la distribución geográfica de las explotaciones porcinas, las mayores granjas de cerdas reproductoras se encuentran en Artajona, Caparroso y Villafranca. En cuanto a las explotaciones de cebo, donde son criados los animales hasta el momento de su sacrificio, destacan las localidades de Carcastillo, Villafranca, Murillo el Cuende, Caparroso, Fustiñana y Cadreita.

JORNADA TÉCNICA

Como se ha indicado, la consejera ha abierto esta mañana en Pamplona el cuarto Encuentro INTIA-INGASO, una jornada técnica sobre el sector porcino en la que se han abordado cuestiones como los costes de producción, el manejo en las explotaciones y la bioseguridad.

Asimismo, se han tratado la mejora continua en la genética para buscar mayores rendimientos que se adapten a las cerdas actuales, que son mucho más prolíficas; la optimización en los costos de las fábricas de piensos; y la estructura actual de comercialización de la carne de cerdo.

La jornada, celebrada en la sede del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, ha sido organizada por el Gobierno de Navarra, la empresa pública INTIA e Ingaso Farm.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha