eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

La restauración del Claustro de la Catedral de Pamplona comenzará este año con trabajos en la cubierta y fijado de losas

Se estima inicialmente toda la intervención en 4 millones de euros y su finalización se prevé para 2020

- PUBLICIDAD -
La restauración del Claustro de la Catedral de Pamplona comenzará este año con trabajos en la cubierta y fijado de losas

La restauración del Claustro de la Catedral de Pamplona dará comienzo este año con una primera fase que incluye trabajos en la cubierta, la recogida de aguas y el fijado de las losas de las lápidas, tareas que han sido adjudicadas ya a Construcciones Zubillaga SA por 156.494 euros. Los técnicos prevén la finalización de la intervención completa, que se llevará a cabo en varias fases, para 2020.

Los detalles de la restauración han sido presentados este jueves por el consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, el arquitecto de la Institución Príncipe de Viana Leopoldo Gil, y la restauradora del servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno foral Alicia Ancho.

En 2015 se prevé realizar la primera fase según el proyecto redactado por los técnicos de la Sección de Patrimonio Arquitectónico del Gobierno de Navarra, que plantea ejecutar aquellos trabajos de restauración en el claustro que son precisos para abordar en fases siguientes la restauración de la fábrica de piedra.

En concreto, las tareas que se plantean este año son las de reparación y asentado de las losas de piedra del claustro, la retirada de bajantes y canalones actuales, la colocación de nuevas bajantes y nuevos canalones, el levante parcial de la cobertura de teja y la retirada del material de canalización de la capilla Barbazana hacia el claustro, la colocación de nueva cobertura de teja y la ejecución de baberos de plomo para el encauzado de aguas pluviales, la limpieza del frente oeste de la capilla hacia el claustro y la restauración del pináculo de la escalera de la capilla, también orientado hacia el claustro.

Además, los técnicos de Patrimonio Histórico redactarán los diversos proyectos de intervención en la fábrica de piedra para, en sucesivas fases y anualidades, abordar la restauración completa del claustro.

Se ha estimado inicialmente toda la intervención, sin perjuicio de lo que resulte tras la redacción de los proyectos de obras, en 4 millones de euros aproximadamente. Salvo cuando lo impidan razones de seguridad o salubridad, se ha previsto compatibilizar la ejecución de las obras con la visita al claustro y al resto de dependencias catedralicias.

"UNA DE LAS JOYAS GÓTICAS DE NAVARRA"

En la presentación de la restauración, Sánchez de Muniáin ha destacado que "el Claustro de la Catedral de Pamplona, que es una de las joyas góticas más importantes de Navarra, tiene cierto estado de deterioro y precisa una intervención". El estado de este espacio, según ha precisado, "ha sido objeto de análisis y estudio por parte del Gobierno foral y, una vez detectadas deficiencias, se ha realizado un proyecto de intervención y próximamente se van a iniciar las obras que van a dar el pistoletazo de salida a la restauración".

Los intervención contará con varias fases. En concreto, el consejero ha explicado que "la primera de ellas se propone abordar lo que le causa el mal a la piedra, que es la humedad". Posteriormente, se llevará a cabo "la intervención directa sobre los demás elementos del Claustro".

Por su parte, el arquitecto de la Institución Príncipe de Viana Leopoldo Gil ha afirmado que "el Claustro es una tarea de los restauradores de piedra, pero previamente hay que intervenir en el monumento para protegerlo". Según ha precisado, "el único problema que tiene es el de los tejados, que las cubiertas sean estancas, recoger bien las aguas y eliminarlas, algo que vamos a hacer este año, una tarea sencilla y muy corta, que en tres meses puede estar realizada". Asimismo, Gil ha señalado que "también se restaurará la cubierta de la capilla Barbazana que da al Claustro, que se restauró de emergencia en los años 90".

La técnica de Alicia Ancho ha recordado que "en 2003 a raíz de un estudio que inició la profesora de la Universidad de Navarra Clara Fernández se montó un pequeño andamio-torre para fotografiar los capiteles del Claustro y se detectó el grave deterioro que había sufrido en los últimos 40 años". "Fuimos conscientes de que el deterioro continuaba y de que se estaban perdiendo piezas muy interesantes estética y artísticamente, piezas de primera línea", ha destacado.

Por ello, ha explicado Ancho, "se contactó con el Instituto de Patrimonio Histórico Español y en colaboración con él se llevaron a cabo los estudios previos que nos van a permitir proyectar lo que va a ser la restauración del Claustro, que es un trabajo muy largo". En este sentido, Ancho ha avanzado que el proyecto podría culminar en el año 2020. El propósito es intervenir en 2016 el ala norte y continuar cada año con una de las salas.

LOS DESPERFECTOS

Según han explicado los técnicos del Departamento, desde 2003, año en el que se detectaron complejas y preocupantes patologías que afectaban al Claustro, se han realizado varias intervenciones de urgencia y numerosos estudios (histórico-artísticos, petrológicos y petrográficos, de biodeterioro, etc.).

Las conclusiones de estos estudios se contienen en un documento elaborado por el Instituto del Patrimonio Cultural de España, de 25 de abril de 2014, que constata varias patologías.

En relación al material pétreo, se producen faltas y pérdidas volumétricas derivadas del desprendimiento de fragmentos, así como de procesos de disgregación y arenización; también se presentan exfoliaciones, separación de escamas, desplacaciones, erosión, suciedad, acumulación de depósitos y ataque biológico. Se ponen de manifiesto, además, la alteración cromática de la piedra, y la deformación y roturas de numerosos elementos como los pináculos, que están sujetos de forma provisional mediante tensores y redes.

En la policromía se aprecia suciedad costra, levantamientos, ampollas, abrasiones, faltas y pulverulencia. En relación a los elementos metálicos, hay suciedad, oxidación, deformaciones, pérdida de materia y biodeterioro. Finalmente, en los elementos de Madera, se percibe polvo y suciedad, grietas y deformaciones, así como pérdidas de materia.

La Catedral de Santa María de Pamplona está declarada monumento histórico-artístico por Decreto de 3 de junio de 1931. El conjunto catedralicio, en el Camino de Santiago, es uno de los monumentos más visitados de Navarra. En 2014 se han contabilizado 65.179 visitantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha