eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

'La manada' deberá esperar en prisión a que se dicte sentencia, prevista para después de Navidad

Dos magistrados del tribunal que les ha juzgado deniegan su petición de libertad provisional

El tercer magistrado emite un voto discrepante, como ya hizo cada vez que las defensas solicitaron la libertad de los procesados

- PUBLICIDAD -
Visto para sentencia el juicio contra "La manada", que se declara "inocente"

EFE / PAMPLONA

No significa necesariamente que se vaya a producir una sentencia de culpabilidad, pero los cinco integrantes de ‘la manada’ juzgados durante la pasada quincena en Pamplona por violación en grupo no pueden abandonar las prisiones en las que se encuentran recluidos. Sus defensas lo habían solicitado al término de la vista oral y con el juicio visto para sentencia. Pero el tribunal ha dicho que no, que los acusados deberán esperar encarcelados a que se dicte la sentencia, prevista para después de Navidad.

El pronunciamiento de los magistrados no ha sido unánime. Como ha ocurrido en todas las ocasiones en las que las defensas de los acusados habían solicitado la libertad provisional de sus clientes, el juez Ricardo González se ha pronunciado a favor de que los procesados puedan quedar en libertad.

Se trata, además, del mismo magistrado que durante la vista oral preguntó expresamente a la víctima si se había negado a mantener relaciones sexuales con el acusado. Y el que preguntó a la psicóloga del juzgado si el cuadro de estrés postraumático que presenta la joven puede deberse a haber mantenido relaciones sexuales vividas con gran frustración. Este juez ha entendido durante toda la instrucción que la situación de prisión preventiva en la que se mantienen los procesados desde el día siguiente de los hechos, el 6 de julio de 2016, debía concluir. En este último auto, ha mantenido su postura.

Sus dos compañeros de tribunal, en cambio, han decidido que los integrantes de ‘la manada’ permanezcan en prisión hasta que se dicte sentencia. Lo han hecho, en principio, porque su encarcelamiento sigue siendo una medida cautelar. Es decir, que no se trata del cumplimiento de ninguna condena, puesto que la sala no ha entrado aún a deliberar sobre la culpabilidad o inocencia de los procesados. De manera que, su mantenimiento en prisión, no prejuzga la decisión final que vaya a adoptar el tribunal sobre si cometieron o no los delitos de violación, robo con violencia e intimidación y atentado contra la intimidad de la víctima.

Los cinco procesados permanecen en prisión provisional desde el día posterior a los hechos, ocurridos en la madrugada del 6 de julio de 2016. Continuarán en la cárcel, al menos, hasta que se dicte la sentencia. Si ésta es absolutoria, podrán abandonar los centros penitenciarios en los que se encuentran recluidos. Pero si se trata de un fallo condenatorio, no volverán a estar en libertad hasta haber cumplido la pena que determine el tribunal, y que como mínimo puede ser de 15 años de prisión.

Tras dos semanas de juicio en el que, excepto las dos últimas sesiones, se han analizado los testimonios de la víctima, los acusados y numerosos testigos a puerta cerrada, la fiscalía ha mantenido en sus conclusiones una petición de condena de 22 años y 10 meses de prisión. Las penas se elevan hasta los 25 años en el caso de las acusaciones populares, ejercidas por el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra. Las defensas, en cambio, han pedido la libre absolución de sus patrocinados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha