Opinión y blogs

eldiario.es

La razón por la que no hemos entrevistado a ningún candidato del PNV durante la campaña es esta

La campaña toca a su fin y en las páginas de eldiarionorte.es usted no ha podido leer a ningún candidato del PNV. Lo lamentamos profundamente. Nos hubiera gustado ofrecerle una entrevista con Juan María Aburto, el candidato de los nacionalistas para reeditar la Alcaldía de Bilbao, pero el PNV no ha querido concedérnosla y solo nos ha ofrecido responder a un cuestionario por escrito. Nos hemos negado. No creemos en pantallas de plasma, en ruedas de prensa sin preguntas, en respuestas escritas ni en cuestionarios previos. El lema de nuestro hermano mayor, eldiario.es, es también el nuestro: Periodismo a pesar de todo.

Nosotros, eldiarionorte.es, contamos con pocos medios. Somos un periódico joven, que nació hace dos años de la mano de seis periodistas y que se mantiene por el soporte de sus suscriptores, el apoyo de eldiario.es y la publicidad. Muchas grandes empresas, con expolíticos en sus Consejos de Administración, han decidido vetarnos en el reparto publicitario. Ignoran nuestros 220.000 lectores mensuales. Le ignoran a usted. Aún así, aquí seguimos.

Con los medios de los que disponemos, decidimos informar de la campaña en tres fases. La primera, en precampaña, entrevistando a los partidos emergentes (principalmente Podemos y C's, aunque también hamos hablado con Ikune). La segunda parte, durante los primeros días de campaña, aprovechamos las notas de agencia para informar de todo lo que sucedía con todas las siglas. Con todas por igual, emergentes y tradicionales.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

¿Es 'Ayudas + justas' el Ku Klux Klan? ¿Es el Partido Popular una formación de ladrones?

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, y candidato a la reelección por el Partido Popular, Javier Maroto está de precampaña. Él y todos los demás aspirantes. Es razonable dado que los comicios se celebran dentro de 34 días. Las encuestas, complicadas como pocas veces por la aparición de nuevas siglas, le otorgan un empate o una mínima victoria. O lo que es lo mismo, que mantener o no el bastón de alcalde va a depender de unos pocos cientos de papeletas. Si una decena de votantes del Partido Popular decide abstenerse -por los múltiples y sonrojante casos de corrupción que asolan a su partido o por cualquier otra causa- o decide cambiar de papeleta y votar, por ejemplo, a Ciudadanos, Maroto puede ser tan efímero como lo fue su antecesor. Una legislatura, adiós y gracias.

En este contexto, el alcalde de Vitoria y el Partido Popular de Álava han decidido agitar la bandera - nunca mejor dicho dada la utilización que hacen de los símbolos de todos como si fuesen propios- del populismo hasta el infinito. No es nuevo, ni exclusiva del PP, pero desde luego sí es peligroso e irresponsable. La última, de momento, ha sido  vincular a los manifestantes de una plataforma por la inclusión e integración como 'batasunos' y decir que el lema más repetido fue "Euskal presoak, Euskal Herrira" (Los presos vascos, a Euskal Herria). Primero, es mentira. Quien esto firma vio la concentración y en ella se cantó, se bailó, se aplaudió y se agitaron globos de colores. En eso consisitió lo principal del acto, que fue el colofón a una serie de eventos que surgieron como protesta a  las declaraciones del propio Maroto sobre varios colectivos de inmigrantes y contra los recortes en cooperación y cultura. Sus organizadores, Gora Gasteiz, son tan plurales como que su manifiesto ha sido firmado por el exalcalde de Vitoria, José Ángel Cuerda (PNV) o la exconsejera de Cultura del Gobierno de Patxi López (PSE), la independiente Blanca Urgell. Además, hay  decenas de personas relacionadas con la cultura y ciudadanos a título personal. Y el evento ha sido respaldo por organizaciones tan independientes como Cáritas y  grupos parroquiales y por los grupos municipales del PNV, PSE-PSOE y EH Bildu.

El alcalde de Vitoria y el Partido Popular de Álava han decidido agitar la bandera del populismo hasta el infinito

Seguir leyendo »

Autocrítica

En el periódico que ahora tienes en tu pantalla hay temas que son interesantes. Al menos, así pensamos y con ese espíritu los hemos trabajado en el equipo de redacción de eldiarionorte.es. En cambio, este periódico –como muchísimos otros- tiene un déficit intolerable. No hay apenas informaciones sobre mujeres. Y, en gran parte, es culpa nuestra. Nuestra, como medio, y nuestra, como sociedad.

Procuramos, y se puede comprobar haciendo  un rastreo en los buscadores anteriores, que la mujer tenga el papel que le corresponde y trabajar en pos de la igualdad de oportunidades. Pero a veces, sin que nos exima de un gramo de responsabilidad, es imposible.

Procuramos, y se puede comprobar haciendo un rastreo en los buscadores anteriores, que la mujer tenga el papel que le corresponde y trabajar en pos de la igualdad de oportunidades

Seguir leyendo »

Sigan, sigan

Hay dos temas que últimamente son recurrentes en los análisis de la política vasca. Uno, para horror de los banderistas, es común al resto de España y es el auge de Podemos. El otro, para horror de la ciudadanía de bien, está centrado en las desafortunadas declaraciones de Javier Maroto y la caradura que  achacó a los magrebís por vivir de las rentas sociales y que se ha ido ‘descafeinando’ hacia un genérico repensemos las ayudas.

Empezamos por el final. La pasada semana, en el pleno ordinario del jueves, el Partido Popular de Euskadi, con su traje de cruzado, presentó una proposición no de ley, PNL en el argot político, para debatir la situación y reforma de las ayudas sociales. El resto de grupos, excepto UPyD, dio la espalda al parlamentario y alcalde de Vitoria y se negó a debatir con él. Los parlamentarios del PNV, EH Bildu y el PSE-EE renunciaron a la palabra en el Parlamento como gesto de reprobación a la actitud del alcalde de la capital vasca.  Algo similar ocurrió precisamente en el Consistorio vitoriano cuando la oposición en bloque se puso de pie en el Pleno y dio, literalmente, la espalda a su alcalde.

El gesto es totalmente simbólico, pero encierra una perversión. Es inaudito que en el Parlamento se niegue el debate, se niegue la discusión, se niegue la palabra. Por muy necio que sea, que cada cual valore, lo que haya que rebatir. El Parlamento es eso precisamente: debate y discusión, contraposición de opiniones, datos, enfrentamiento y, final y preferiblemente, entendimiento basado en mayorías. Si lo que se pretende es evidenciar la soledad de Maroto, que se propicie el debate y se vote. Negarlo es ofrecer silencio, dejar huérfanas de argumentos a las personas que creemos en la política. ¿No tenían nada que decir, que ofrecer, que plantear, que analizar, que rebatir los grupos que negaron el debate? De esta forma, solo ha quedado una opinión y un efecto que refuerza las terribles palabras de Maroto: el Parlamento niega su evidencia. Y, con el silencio de los grupos, así se otorgó.

Seguir leyendo »

No pasa nada, somos vascos

Euskadi es un país tapado por una bandera. En esta tierra, nada importa porque tenemos una gran fortuna: somos vascos. Que el lehendakari diga en el Parlamento que no se va a crear empleo en los próximos meses, aunque sea su máxima prioridad y deba ser casi su único objetivo, pues no pasa nada. Se promete que se crearán 8.000 nuevas empresas, no 7.867 ni 8.201, y patada a seguir. Anda pues. Somos vascos y lo importante es que seguiremos luchando por encontrar nuestro encaje o nuestro estatus. Que cuando nuestra selección juegue en el San Mamés de los 150 millones de euros ya haremos descuento a las personas desempleadas.

Si en Euskadi a  dos altos cargos del PNV les investigan por llevárselo puesto y cobrar casi 80.000 euros al año, como Gallardón, por no ir a trabajar, casi como Gallardón, y son imputados por un Juzgado, pues no se cuenta, no se nombra y no se explica. Que somos vascos y aquí no hay corrupción. Acaso, por poner un ejemplo, chalés pagados con sobres, vacaciones en Bali aun con sueldos de concejal, pisos en el centro de Madrid o sedes ensobradas. Pero, a quién le importa. Somos vascos y somos gente de palabra, buen comer y buen vivir. Y eso cuesta.

Si en Euskadi, concretamente en Bizkaia, el diputado general, con un par, dice que conoce casos de defraudadores pero no los denuncia 'porsiaca'... Pues no pasa nada. Que aquí el que defrauda es amiguete y con lo que ahorra pues nos paga un par de pintxos. Qué buenos están, pero no veas si son caros. Y pelillos a la mar, que los defradaudores son vascos, de los nuestros.

Seguir leyendo »

Perdonar el dinero de todos

Javier Maroto, de quien ya escribí que se crece con los débiles y se empequeñece con los fuertes, ha vuelto a firmar otra operación 'brillante' para las arcas vitorianas. Una que se suma a las ya cosechadas cuando era el escudero de Alfonso Alonso ( los viales de Sidenor, el contrato de alquiler más desfavorable para la ciudadanía y más ventajoso para el dueño de las oficinas, una plaza de toros sin uso y con una gestión 'sospechosa'...). Un suma y sigue a una forma de hacer que en realidad es un 'resta y frena' para el bolsillo común. Lo que sí crece es la lista de desatinos en la gestión que provocan un agujero en el dinero de todos. El último, una decisión irregular que ha perdonado a la multinacional Michelín unos dos millones de euros. Dos millones de euros de todos los vitorianos que se ha hecho sin ningún rigor. Qué fácil es pagar la ronda con la pasta de otros.

Que conste que no es discutible que se apoye al tejido empresarial de nuestro entorno. Se hace aquí y en todas las comunidades y países. Lo que es impresentable es que se haga mal, de una forma chapucera, a escondidas, sin justificar y de forma arbitraria. Y ya veremos si además es ilegal, lo que corresponde dictaminar a los tribunales, y la historia acaba con Michelin devolviendo el dinero y se logra el efecto contrario al deseado. Lo mínimo que se exige a un responsable público es transparencia y saber hacer y en el 'caso Michelín' no se ha producido ni la una ni la otra. Ni lo pidió la empresa de forma oficial hasta después de concedida la gracia, ni se aprobó en plazo, ni se justificó técnicamente -según consta en el expediente-, ni se gestionó por el Servicio de Tributos. De cuatro requisitos, se saltó los cuatro. El resultado, dos millones menos de ingresos para el Ayuntamiento y una multinacional beneficiada.

No sé qué pensaran los colectivos a los que se les han recortado las ayudas porque no había ingresos y ven que sí, que los había pero que no se han recaudado de una forma eficiente.

Seguir leyendo »

Extranjeros, inmigrantes y otras cosas de opinar

Llevo varios días resistiéndome a escribir sobre la bola xenófoba que corre por las calles de Euskadi últimamente. Me niego a hacer el caldo gordo a quienes utilizan algo tan importante como la dignidad de los seres humanos para hacer campaña; a quienes son conscientes de que en una justa pugna por electorado tienen desventaja y deciden embarrar el discurso para obtener beneficios.

Todos sabemos que dentro de nueve meses hay elecciones locales y algunos regidores necesitan urgentemente un enémigo (uno que no curiosamente no habían descubierto en los más de tres años de legislatura) y una bandera que agitar para reclamar la atención de las masas. Igual que algunas formaciones de la oposición boquean en la lona suplicando un titular que les meta en una pelea de la que las encuestas -y la opinión pública- les ha descabalgado. Se trata de llamar la atención, aunque para ello haya que difamar. Estas actitudes son tan repugnante que no merece la pena alimentarlas.

Pero tampoco hay que dejar que sus mentiras se conviertan en verdad por el principio de que algo falso mil veces repetido adquiere tintes de veracidad. Eso sí, las mentiras se rebaten con verdades y con rigor. Los datos se rebaten con más datos contrastados. El Observatorio Vasco de Inmigración (Ikuspegi), dependiente de la UPV y cofinanciado por el Gobierno vasco, acaba de publicar el informe sobre el número de inmigrantes en Euskadi. En la introducción del documento aseguran que "e ste año, por segundo año consecutivo, desciende la población inmigrante en la CAPV. Principalmente, como consecuencia de la crisis económica y en parte, de las nacionalizaciones" (sic) . Es decir, el peso de la reducción del número de inmigrantes recae PRINCIPALMENTE en el éxodo de muchos de ellos por la consecuencia de la crisis y, en segundo lugar, por el número de nacionalizaciones. Pero el informe no aporta datos sobre cuántos extranjeros fueron nacionalizados en 2013.

Seguir leyendo »

Señorías, Euskadi no llega

Señorías (y con este término me refiero a todos los cargos públicos), ya sé que es julio y las instituciones están a medio gas o, incluso, con la luz apagada, pero Euskadi no llega. Mejor dicho, la ciudadanía vasca se asfixia. Quizás les pase desapercibido porque estos días son más de renovarse o morir, pero lo que ha descubierto el Consejo Económico y Social es demoledor. Mejor dicho, intolerable. Y es verdad que a muchos otros les va peor, pero no puede servir de consuelo.

Señorías, la mitad de Euskadi -la Noruega ibérica- tiene serios problemas para afrontar los gastos básicos de una familia. No me refiero, ni se refiere el estudio, a pagar el cloro de la piscina del chalé de Castro que compraron a tocateja. No. Se trata de lo básico. El agua, la energía, los alimentos... La escuela, el transporte para ir al trabajo o la universidad.. el alquiler, la hipoteca. No me gusta ser demagogo y sé que les suena todo esto, pero no lo solucionan, ni ustedes legislando, señorías, ni el Gobierno actuando de forma urgente e inmediata.

Porque, con el debido respeto, señorías estos días hablan de noticias compradas con el dinero de todos para que el Gobierno salga guapo; de dinero público derrochado para tener un coche de fórmula 1 vasco (lo chulo que quedaria un 'scalextric' a tamaño real y con una ikurriña en el centro más grande que española de la madrileña plaza de Colón); hablan de si los presos van por paz o la paz por presos o las armas van delante o detrás de las conversaciones; se entretienen con el suelo ético o político o etimológico; se acusan, unos a otros, de ser más o menos casta. Pero, mientras tanto, las familias no pueden pagar sus facturas, señorías.

Seguir leyendo »

Urkullu es perfecto

En la Diputación Permanente del Parlamento vasco en la que Iñigo Urkullu ha intentado explicar por qué su Gobierno ha pagado para que les entrevisten en el Grupo Noticias (Deia, Noticias de Gipuzkoa y Diario de Noticias de Álava), el portavoz del PNV, el señor Joseba Egibar, le agradeció al lehendakari que no fuese perfecto y que cometiese errores. Y es que ese fue el argumento principal del inquilino de Ajuria Enea. Una especie de "lo siento, ha sido un error, no volverá a ocurrir". Y Egibar, en tono muy campechano también, le respondió con esa gracieta. Es julio y el calor aprieta las meninges. Pero lo malo es que Egibar también se equivocó. Urkullu es perfecto. Es el hombre ideal para comandar un Gobierno que va a la deriva, sin ideas, sin proyecto y que está acorralado por los desmanes del PNV. Por el fiasco de Epsilon y la cantidad de dinero público perdido por su capricho de la Fórmula 1 vasca. También por su neglicencia, que un juzgado decidirá si ha sido despiste o intencionada, a la hora de renovar las patentes de Hiriko. Y por la vergüenza de comprar a la prensa para vender como información lo que es publicidad. Algo que denigra al medio que lo acepta y al Gobierno que usa el dinero de todos para hacerlo. Por eso Urkullu es perfecto. Es la imagen perfecta de un Gobierno que está 'solo'. Sí, 'solo' con comillas.

El lehendakari ha sido reprobado. Repito, el lehendakari ha sido reprobado por el Parlamento (aunque en algunos medios de comunicación lo habrán visto a partir de la página 40 y en otros ni lo habrán encontrado). Si esto pasa en un país serio la depuración de responsabilidades es inmediata. El presidente de una comunidad ha recibido la reprimenda de toda la oposición por sus malas artes y su intento de engañar a la ciudadanía. Urkullu es perfecto para no modificar el semblante. Es perfecto para, al más puro estilo Rajoy, hacer que aquí no ha pasado nada y pasar página (esperemos que sin pagarla esta vez). Piensen en la frase: El Gobierno vasco ha comprado informaciones en un medio de comunicación. Cambien el sujeto y les sonará horrible. Pues aquí debería ser igual.

Urkullu es perfecto. Es el hombre ideal para comandar un Gobierno que va a la deriva, sin ideas, sin proyecto y que está acorralado por los desmanes del PNV


Seguir leyendo »

Publicidad injusta

Si leen este artículo es porque tienen un mínimo interés por este medio, eldiarionorte.es. Un diario digital que, como muchos otros, vive de la publicidad y del apoyo de sus suscriptores. Este medio, como les hemos contado muchas veces, lo pusimos en marcha un grupo de periodistas y encontramos en eldiario.es a un socio y amigo inigualable con el que tenemos una relación desde que salimos, hace más de un año, y con el que nos entendemos a la perfección. En este tiempo hemos sumado, según  Google analytics, más de 2.725.000 sesiones y más de 4.100.000 páginas vistas. Son unas buenas cifras para el tiempo que llevamos en la red y los medios de los que disponemos. Se lo agradezco en nombre de todo nuestro escaso pero entusiasta equipo. Nuestra empresa, El Diario Norte SL, es modesta. Acaba de culminar, con éxito, una ampliación y ahora nuestro capital social asciende a los 119.500 euros. Una parte importante de ese capital, en torno al 45%, pertenece a la plantilla. El resto está repartido entre pequeños accionistas y eldiario.es. Ese dinero, junto con la publicidad que hemos vendido y la inestimable colaboración de los tres centenares de suscriptores, es lo que nos sirve para vivir cada día. A esto hay que añadir lo más importante: el esfuerzo de los trabajadores que, lamentablemente, no cobran grandes fortunas. No doy el dato porque es su derecho hacerlo o no hacerlo.

Con estas cifras, que son buenas, eldiarionorte.es se enfrenta cada día al mercado. Por un lado, al de los lectores, y por otro, al de la publicidad y los suscriptores. Y es duro.

Estos días leemos que el Gobierno vasco ha financiado reportajes en el Grupo Noticias (Deia, Noticias de Gipuzkoa, Diario de Noticias de Álava y Onda Vasca), afín al PNV, sin ningún pudor y sin advertir al lector de que el reportaje estaba pagado. Es un fraude al ciudadano contribuyente y es un fraude a los lectores que pensaban que leían una información cuando se trataba de un publirreportaje camuflado. www.eldiarionorte.es ha publicado reportajes patrocinados en un par de ocasiones, pero siempre se lo hemos advertido. Lo hemos hecho desde la redacción y con criterios profesionales, pero estaban patrocinados y usted merece y debe saberlo.

Seguir leyendo »