eldiario.es

Menú

El viejo discurso ha muerto

Ya han pasado los comicios y los resultados han dejado un mensaje claro: las viejas políticas ya no sirven. El bipartidismo español, tripartidismo en Euskadi con la presencia del PNV, ha sufrido un revés importante y las nuevas formaciones, principalmente de izquierda como en casi todo el sur de Europa, han calado en la población. El increíble descenso del PP, la debacle insoportable del PSOE y la bajada del PNV tienen que producir cambios importantes. No sirve más aquello de debemos reflexionar. Los partidos tradicionales, si quieren seguir siendo útiles a la ciudadanía, tienen que actuar sin paños calientes. Primero, porque la abstención ha ganado las elecciones de calle con un 54,16% por un 49,06% de la suma del PP y el PSOE. Porque el voto en blanco (2,29%) ha superado a partidos como Compromís-Equo (1,91%). Porque el viejo discurso ya no es discurso y la nueva sociedad, apoyada en la globalización y en la comunicación, ya no acepta trágalas ni discursos en pos de una responsabilidad institucional jamás explicada.

Toda la izquierda tiene que reflexionar sobre este resultado. La atomización del voto progresista ha provocado que el Partido Popular más retrógrado de los últimos tiempos (de ahí que no haya ultraderecha en España) haya ganado las elecciones. Con un mal resultado, sí, pero ha ganado las elecciones. Izquierda Unida debe saber cuál es su papel, cómo perciben la ciudadanía a un partido que es una coalición en cada barrio y que, sin ir más lejos en la propia Euskadi, defienden una cosa y la contraria. Nadie sabe cuál es el discurso real de los herederos del PCE y en el viejo País Vasco no creo que haya más de diez personas que distingan Ezker Batua de Ezker Anitza de Izquierda Unida de… un conglomerado imposible de aclarar sin un buen croquis y la ayuda de un psicoanalista.

EH Bildu, en la campaña más baja de todos los tiempos, ha obtenido un gran resultado. Atrás quedan los tiempos del plomo en el colectivo imaginario y, por suerte, la sociedad tiende a democratizarse. La gran coalición abertzale gana en su viejo granero guipuzcoano pero, además, gracias al apoyo rural se impone en Álava, antiguo reducto de los denominados constitucionalistas. Y la clave del éxito es sencilla: su discurso es nítido. Te podrá gustar o no, pero son reconocibles.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

El valor de la política

Son tiempos de desafección y de recelo hacia la clase política. Unas sensaciones que no se han construido sin más, sino que están basadas en la cantidad de malas experiencias padecidas por la ciudadanía. Los flagrantes casos de corrupción que azotan a casi todos los partidos han hundido la confianza de la sociedad en sus representantes públicos. Un rechazo que viene por la repugnancia que producen las corruptelas y también por la falta de respuesta inmediata y tajante de los partidos que prefieren proteger a los suyos y defenderse de manera pueril atacando a los demás.

Tampoco ha ayudado a la buena imagen de la política una gestión de los recursos basada en demasiadas ocasiones en clientelismos o en delirios de grandeza. Todo esto y la falta de líderes capaces de tener visión de conjunto y proyectos de país claros han alejado al común de los mortales de lo que hace no tantos años era la ilusión de la democracia.

Es la política la que ha construido la sociedad de bienestar que ahora se tambalea.


Seguir leyendo »

Coca Cola, ETA y Messi

41 Comentarios

Leo con asombro que Coca Cola ha retirado un anuncio televisivo porque uno de sus actores participa en la plataforma Herrira. Es decir, que ha retirado una campaña de publicidad, a petición de una organización de víctimas del terrorismo, porque uno de sus protagonistas piensa de una forma que no coincide con la de la mayoría. Ese actor no está detenido, ni tiene penas pendientes, ni ha matado a nadie. Simplemente, tiene una ideología y defiende una reivindicación que no son 'políticamente correctas'. Coca Cola, la empresa que ha presentado un ERE que supone 750 despidos, ofrece un sentido de la responsabilidad publicitaria sin parangón.

El anuncio es inocuo respecto a las víctimas. Es inocuo respecto a cualquier otra consideración. Y eso es lo que se debe valorar.

Seguir leyendo »

Treviño: política de tragedia

El fallecimiento de una niña de 3 años en Vitoria después de que sus padres tuvieran que trasladarla en coche a Txagorritxu en coche por un error del 112 es dramático. Este caso, irreparable, debe analizarse a fondo, conocer qué ha causado la equivocación y poner solución a una situación que debe evitarse a toda costa.

La triste noticia saltó a las portadas el pasado martes, en El Correo, y el mismo día, al resto de medios y tras escuchar al portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, descubrimos el alcance de la tragedia. Como en casi todas las ocasiones, las primeras versiones de los hechos, fueron de alarma y confusión. La primera impresión, incluída la de este medio, fue que la descoordinación, la falta de atención y razonamientos ajenos a los criterios médicos habían dejado a la familia sin servicio de ambulancia. La voz del Gobierno no aclaró nada ni ayudó a calmar los ánimos. Ni en su rueda de prensa ni posteriormente.

Una vez más, asistimos a un espectáculo dantesco, grosero e impresentable donde lo humano pasa a un segundo plano y lo importante es reivindicar lo propio y desgastar a un supuesto rival.


Seguir leyendo »

Quiroga gana, Alonso empata, el PP vasco pierde

El Partido Popular de Euskadi cierra este fin de semana el dedazo del nombramiento de Arantza Quiroga como sustituta de Antonio Basagoiti. Con un Congreso extraordinario, siguiendo los mismos pasos que en su día anduvo Rajoy tras el dedazo de Aznar, los más 'pop' de los populares españoles aspiraban a cerrar su particular forma de interpretar la democracia interna en una fiesta de confraternización. Pero la fiesta se convirtió en funeral cuando Quiroga anunció su intención de desterrar a Oyarzábal, hombre de confianza de Alfonso Alonso, de la Secretaría General y restar poder a los populares alaveses en beneficio de Vizcaya.

La nueva presidenta de los populares vascos dio un golpe encima de la mesa, recibió una dura respuesta del portavoz de los conservadores en el Congreso y, por un momento, se tambaleó sobre la lona. Pero Quiroga ha sabido mantener el envite y se ha impuesto, de momento, al poderoso Alonso. La elección de Nerea Llanos, persona de confianza del presidente del partido en Bizkaia, Antón Damborenea, como número dos supone una victoria y deja en evidencia la influencia de Alonso, el cargo más importante y con mayor proyección de los populares vascos, en su propia tierra. Quiroga ha ganado la partida y ha impuesto un perfil más conservador que apunta a un final de la era 'pop' y una vuelta a los tiempos de la copla.

Alonso, en el mejor de los casos, ha logrado un empate en casa. Desde luego, no es un buen resultado.


Seguir leyendo »

¿Justicia o publicidad?

El Ministerio del Interior del Gobierno de Rajoy, el 'dirigido' por el señor Jorge Fernández Díaz, ha actuado anteponiendo la publicidad a la eficacia. La operación de detención de varios supuestos miembros de ETA ha sido anunciada antes de que se produzca. El asunto no es ninguna tontería. Ni en un episodio de 'Los hombres de Paco' podía pasar algo así. El Gobierno, lejos de asumir que las cosas han cambiado y que la democracia ha vencido a la barbarie, ha montado una campaña de publicidad para contentar a los suyos. Para señalar a quienes no entienden que la doctrina Parot era ilegal que el Gobierno casposo y dominante sigue ahí, haciendo política de titular cuando hay que hacer política de Estado. Rajoy y su partido, en el que militan Quiroga, Oyarzabal o Maroto, prefieren hacer publicidad en vez de política. Prefiere seguir alimentando la confrontación a pesar de que enfrente lo que queda es un enemigo en retirada y humillado.

No soy sospechoso de creerme las milongas de los expresos de ETA, ni ver el más mínimo ápice de bondad en unos seres que han sembrado las calles de dolor y sufrimiento y que han abandonado el reguero de sangre por estrategia y no por convicción. Pero creo que algo nos diferencia de ellos. A pesar del odio que han sembrado, a pesar de que muchos de ellos no han mostrado el más mínimo arrepentimiento, han cumplido sus penas. Las penas impuestas por la Justicia, las penas que marcaban las leyes fijadas por el Congreso, las que podían modificar los partidos políticos, incluido el Partido Popular.

Tampoco creo que vivamos un proceso de paz porque no creo que haya habido una guerra. Padecimos las atrocidades de un grupo de delincuentes que ahora, por fortaleza de todas las fuerzas democráticas, han abandonado las vías violentas. Pero sí creo que las cosas han cambiado y que la política es el arte de solucionar problemas, no de crearlos. Y no veo necesidad de montar operativos policiales a bombo y platillo en una época de fina cirugía. En un tiempo en el que hay que desactivar la violencia, cumpliendo la Ley, en vez de alimentarla. Cuando escribo esto ignoro la culpabilidad o inocencia de los detenidos, pero me cuesta creer que haya que hacer las cosas así. Me cuesta creer que el fin de esta operación sea realmente desmantelar lo que queda de ETA y que no se trata de un lavado de imagen ante las dudas que el Gobierno siembra entre sus votantes más extremos. No hace mucho tiempo que vivimos otra operación anunciada como un éxito, la detención de la cúpula de Herrira, y que terminó con todos en la calle días después. Necesitamos política y políticos inteligentes.

Seguir leyendo »

Tres claves y algunas preguntas sobre el paso de los presos de ETA

El entramado de ETA, a través del colectivo de presos EPPK, ha dado otro paso en su apuesta estratégica por el abandono de la violencia. La decisión de los presos de la banda de emitir un comunicado como el publicado es un avance trascendental en un camino que debe desembocar en la desaparición de la organización terrorista a través del abandono de las armas y su completa disolución. Un destino que parecen tener más claro en las altas instancias del conglomerado abertzale que en las del propio Estado.

La última decisión de los presos es un avance significativo en sus posturas, pétreas desde hace décadas, y permite abrir un halo de esperanza entre los propios reclusos, que por fin podrán acogerse a beneficios penitenciarios, y para sus familiares, castigados con largos desplazamientos para visitar a sus allegados en una decisión política e insostenible, especialmente en en estos momentos. La Justicia solo es con mayúsculas si es igual para todos.

La primera gran novedad es el reconocimiento de la legalidad vigente. Con esta decisión, se rompe la unidad del colectivo de presos de ETA y se abre la puerta a que cada cual pueda acogerse a medidas penitenciarias que desemboquen en una más rápida puesta en libertad en distintos grados. Los presos de ETA dejan por fin de ser doblemente reclusos. Por un lado, lo eran de los países donde habían cometido delitos y por otro, de una política victimista impuesta por la banda que les impedía reinsertarse y beneficiarse de la legislación penitenciaria vigente.

Seguir leyendo »

Epsilon, pagamos a escote

Cuando Ana Agirre defendió la apuesta –y tan apuesta- del PNV y afirmó en el Parlamento vasco que la insultante ayuda del Gobierno de Ibarretxe a Epsilon, cuando los inversores privados de la escudería pusieron tan poco dinero del suyo, fue porque era un “proyecto único” no se refería a esto. Supongo, también, que ahora no piensa rectificar a pesar de que la Justicia ha condenado a los gestores del proyecto. Sí es cierta una cosa. Es un caso único. Un caso único de dinero público apostado en la ruleta, con informes técnicos en contra, y que se ha ido a la misma o mayor velocidad que los bólidos de Epsilon. Ana Agirre fue la consejera de Industria en la época de Ibarretxe cuando se ‘apostó’ por hacer coches de carreras. Hoy es viceconsejera de Justicia.

La condena a Joan Villadelprat va más allá de una sentencia que castiga la mala gestión de un mecánico de Fórmula 1 convertido en empresario frustrado. Está claro que el mundo de la F-1 ya no podrá ver al expropietario de Epsilon Euskadi como un simpático comentarista de lo que pasa en el ‘Gran Circo’ pero que fracasó en los negocios. Su reputación ya no puede estar a prueba de condenas judiciales. Se ha probado que es culpable de llevar a la quiebra fraudulenta a una empresa, y sobre todo con un dinero que no era suyo sino público.

La sentencia refrenda que el PNV no tiene nada de partido inmaculado en la gestión. Que comete graves errores, a la altura de los más chapuceros casos que tanto abundan hoy en la política española.

Seguir leyendo »

La perversa estrategia de Urkullu con Fagor Electrodomésticos

Fagor Electrodomésticos es, lamentablemente, un pez sin oxígeno. Una nave que se va al fondo entre bocanadas que buscan la última gota de aire para respirar e intentar sobrevivir. Ya no tiene fuerzas ni para salir a la superficie. Está así por una confluencia de situaciones y decisiones erróneas. La principal, de la que nadie está exento, ha sido no prever la crisis y comprar la firma francesa Brandt recurriendo a una deuda que, por no poder pagar, se ha hecho tan grande que ya es inasumible. La segunda decisión errónea de la empresa ha sido no reconocer a tiempo y sin tapujos la situación y buscar soluciones cuando todavía era posible. Queda claro, por lo tanto, que la matriz de las cooperativas vascas enfermó gravemente víctima de las circunstancias económicas y ha llegado a una situación de difícil solución por sus propios errores.

Pero ese pez que busca el aire recibe un impulso hacia el fondo cada vez que el Gobierno vasco, especialmente la consejera de ¿Competitividad?, Arantza Tapia, realiza una declaración. El Ejecutivo de Urkullu no está trabajando para salvar en la medida de lo posible a la empresa, especialmente a sus trabajadores, sino para tapar su nefasta gestión. No hacen país sino política de partido.

Tal y como contamos en eldiarionorte.es, el Gabinete de Iñigo Urkullu entregó en diciembre a la firma vasca la ingente cantidad de 40 millones de euros. Lo hizo solo unos días después de tomar posesión del cargo de lehendakari y sin exigir a la cooperativa un plan de viabilidad "serio". Ni siquiera el dinero que entregó a Fagor Electrodomésticos era el adecuado, ya que los 40 millones fueron restados de Ekarpen, una sociedad destinada a gestionar fondos a inversión e investigación y no a salvar empresas. Lo hizo con nocturnidad y sabedor de que el dinero no se iba a destinar al fin para el que estaba consignado. Lo hizo sin los informes mínimamente exigibles. Y lo hizo mal como, tristemente, demuestra la situacion en la que está fagor Eloctrodomésticos. Es tan obvio como que un Gobierno no puede destinar 40 millones en solo unos días. Un Gobierno serio necesita más tiempo para comprobar la legitimidad de la ayuda y realizar los informes pertinentes. Dicho de otra forma, los 40 millones que recibió Fagor Electrodomésticos fueron fruto de una decisión política sin el aval técnico exigible. Lo que se pretendió hacer fue evitar una quiebra, objetivo loable, pero hacerlo por un atajo inadmisible cuando se trata de dinero público. El fruto de aquella decisión es que el Gobierno ha perdido 40 millones por una decisión mal tomada. Ustedes y yo tenemos 40 millones menos para destinarlos a inversión e investigación. La excusa dada es peregrina. La situación era muy grave y había que tomar decisiones rápido. “Tuvimos que trabajar hasta en las fechas navideñas”, dijo el lehendakari sin un atisbo de enrojecer sus mejillas. El lehendakari, tan fanático de sus días de asueto como se comprobó cuando faltó a la inauguración de la planta de Petronor (otro ‘favor’ a la marca industrial de Euskadi de este Gobierno), tuvo que trabajar el mismo día que el Olentzero. Tuvo que meter lo que él considera 'horas extras' solo diez días después de llegar al cargo. Tuvo que ser lehendakari 24 horas y siete días. Por favor, de verdad, un poco de recato.

Seguir leyendo »

El alcalde de Vitoria es fuerte con los débiles

El alcalde de Vitoria, el popular Javier Maroto, es un político de la era 'pop'. Popular y populista. Conocido por aparentar ser un verso libre dentro de la disciplina popular, el hombre que ha recuperado las riendas del Ayuntamiento de la capital vasca para el Partido Popular mantiene una imagen pública que no se corresponde con sus hechos. Ha alzado la voz contra las críticas de su partido a la legalización de Bildu o criticado la postura de los populares contra el matrimonio homosexual y con estas actuaciones se ha ganado una imagen de 'progre' entre los conservadores. Pero, en la distancia corta, muestra otra cara. Por ejemplo, en una de las estériles polémicas municipales por los gastos de la conmemoración del 200 aniversario de la Batalla de Vitoria, señaló que los ediles 'abertzales' sabrían conseguir la pólvora más barata que el Ayuntamiento, en referencia al 'pasado' de algunos de los ediles que meses antes llamo demócratas.

Pero sí hay algo que caracteriza al alcalde del Partido Popular -que recientemente ha buzoneado un folleto en el que el logotipo de su partido no aparece ni en la portada ni la contraportada y hay que buscarlo en el interior- es la contundencia que demuestra en alguna de las medidas que toma contra los más desfavorecidos. Todavía chirrían las declaraciones en las que acusaba a los perceptores del bono de alimentación de gastar el dinero en "zapatillas de Prada" y el silencio cuando EH Bildu denunció las facturas que habían justificado los gestores de la plaza de toros de la capital alavesa. No contento, y como aparece en la página de internet de los populares, solicitó que los perceptores de ayudas sociales quitasen la nieve de las calles en caso de temporal, medida que ha decaído, pero no la de endurecer los requisitos para recibir la Renta de Garantía de Ingresos -la que reciben las personas sin ningún otro recurso-, donde curiosamente recibió el apoyo de la entonces consejera del PSE Gemma Zabaleta. La nieve, es una tradición local incomprensible, suele estar en el eje de la política municipal ya que le costó una buena bronca al anterior alcalde y la primera reprobación de una concejala al actual Gobierno de Maroto por ocultar la impresionante cantidad que se había gastado en limpiar los copos de la calle (fuera de Vitoria sonará a chiste) para evitar el mismo problema que tantos quebraderos supuso a Lazcoz.

La última medida que refuerza la sensación de que Maroto es populista y se crece con los débiles es la propuesta de nueva ordenanza de locutorios. Para el alcalde del Partido Popular, en Vitoria hay demasiados y su interior se convierte "en lugares de ocio o reunión". Por ello, amenaza con multas de hasta 3.000 euros a quienes incumplan el nuevo texto normativo y prohíbe que se abran dos establecimientos de este tipo en un radio de 600 metros en una ciudad que de punta a punta tiene aproximádamente seis kilómetros. La mayoría de locutorios están regentados por inmigrantes. A ningún otro comercio se le exigen medidas de este tipo. Una deriva peligrosa y que roza la xenofobia.

Seguir leyendo »