Opinión y blogs

eldiario.es

¿Por qué pensamos que es necesaria la moción de censura?

Rajoy pide no generar debates sobre casos que están en los tribunales

El peligro de escribir sobre el último ingreso en prisión de un líder del PP es que en el lapso de tiempo hasta que el artículo se publica, la noticia deje de serlo, desplazada por la imputación, el encarcelamiento o la dimisión forzosa de otro líder del PP. La entrada en la cárcel del expresidente de Madrid, Ignacio González y la dimisión de la también expresidenta de Madrid Esperanza Aguirre, serán sustituidos muy pronto por nuevos titulares sobre la corrupción en el PP. Pero aquí no pasa nada. Rajoy, que es menos ambicioso que Aznar, en lugar de decir que España va bien, dice que va “razonablemente bien”. Y además, puede probarlo. Afirma que si las cárceles se llenan de políticos corruptos, es que el Estado de derecho funciona. Entonces, si los partidos y especialmente el PP no nos regalaran con un volumen suficiente de políticos encarcelables, ¿querría decir que el Estado no funciona?

Pablo Casado es uno de los portavoces a los que el PP recurre en este tipo de crisis. Es tan habilidoso en la manipulación políticamente correcta del lenguaje que casi nos consigue enternecer insistiendo en el malestar que los casos de corrupción provocan en su propio partido. Según él, son los militantes de base y los votantes del PP, además de sus dirigentes no corruptos, quienes más interesados están en librarse de los corruptos. Y según él también, la legitimidad del proyecto político del PP está por encima de estos hechos lamentables.

Aunque es seguro que haya votantes y militantes que preferirían que el PP no estuviera corrupto hasta la médula, lo cierto es que en todos los años que llevamos sufriendo esta lacra, no han tomado ninguna iniciativa que altere la situación. Si no hay el menor motín a bordo, es de suponer que la marinería está “razonablemente satisfecha” con quienes dirigen la nave.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Sin miedo

Una “voz autorizada” del socialismo vasco, “hombre fuerte” en el gobierno de coalición con el PNV, tiene miedo “de cómo pueda reaccionar Pedro Sánchez si no gana las primarias”.  A Iñaki Arriola, secretario de los socialistas guipuzcoanos, no le da miedo que Sánchez gane las primarias, cosa de la que nos alegramos, así que para que no pase un mal rato vamos a hacer todo lo posible para evitarle un mal rato al compañero.

¿De qué tiene miedo Arriola?; de que pierda,  porque si pierde Pedro Sánchez dijo que se iba a casa y con él la militancia que quiere el cambio, el 'no' al PP y un nuevo modelo de partido con más participación, más autónomo y que responda a los fundamentos de la socialdemocracia. Un Partido socialista del siglo XXI, ni tercera vía, ni socio- liberal, ni de centro izquierda, un nuevo socialismo, demócrata, de izquierdas, verde, feminista, laico, honrado y honesto, que se compromete a cumplir lo que promete en las elecciones. Radicalmente honrado y honesto.

Arriola sabe que Pedro Sánchez dijo que se iba si perdía, pero también le consta que días después afirmó que se exigiría la misma lealtad a si mismo que a los otros candidatos en las primarias, tanto si ganaba como si perdía. En todo caso, 'gero gerokoak', que se dice en euskera. Hay motivos para tener miedo; ya lo creo, pero no de la derrota de Pedro Sánchez y su reacción porque esta no se va a producir.

Seguir leyendo »

La salud, pieza clave en el trabajo

construcción

No es la primera vez que desde CC OO de Euskadi abordamos un nuevo 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, denunciando la precariedad laboral que impregna desde hace tiempo todo nuestro mercado de trabajo. Precariedad que identificamos como la causa fundamental de la siniestralidad laboral. Esto, junto con una legislación en prevención de riesgos laborales que, aún siendo un buen instrumento, es reiteradamente incumplida por un número indeterminado de empresas, nos dibujará el panorama que en la actualidad existe en los centros de trabajo en Euskadi: unas condiciones de trabajo que generan accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Entre estos incumplimientos destacan la deficiente realización de las evaluaciones de riesgos y la inaplicación de las planificaciones de la actividad preventiva que se tienen que derivar de aquellas. No es este el único problema, puesto que hay empresas que o no tienen realizada la evaluación de riesgos (concretamente un 24% de empresas en Europa, según los últimos datos que ha hecho públicos la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo), o la han llevado a cabo sin la participación de las y los representantes de los trabajadores o no la han revisado jamás.

No es un tema menor. Una evaluación de riesgos correctamente realizada no sólo facilita la aplicación de las medidas preventivas, para lo cual, por supuesto, también es necesario que haya voluntad por parte de la empresa, sino que también facilita que no se oculten dolencias de origen profesional y que podamos impugnar las altas médicas que las mutuas emiten constantemente de forma indebida. Al ser una fotografía descriptiva de lo que son las condiciones de trabajo en la empresa, también se relaciona con los procesos que se abren frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en busca de incapacidades profesionales para aquellas personas que, por las dolencias que presentan, ya no pueden llevar a cabo su trabajo. Por todo ello, CC OO va a llevar a cabo una iniciativa para dar a conocer la importancia de las evaluaciones de riesgos y todas sus utilidades, con el objetivo de detectar centros de trabajo en los que existan deficiencias en relación a ellas.

Seguir leyendo »

No más leyes

Manifestación por la igualdad.

Las décadas de los 80 y 90 fueron especialmente intensas en España en cuanto a proyectos legislativos relacionados con la igualdad. Desde que en 1983 se creara el Instituto de la Mujer, y, en nuestro caso, a partir de la puesta en marcha de Emakunde (en 1988), se aprobaron numerosos planes para impulsar la igualdad desde los poderes públicos. La creación de esos organismos se debió a la reivindicación de parte del movimiento feminista. Si en la década de los 70 la colaboración del movimiento feminista con las instituciones fue nula, tras la llegada al poder del PSOE parte del movimiento feminista considera que se inicia una nueva etapa en nuestro país. Una etapa en la que es no solamente necesario, sino imprescindible, que el movimiento feminista colabore con las instituciones. En ese sentido, la experiencia de los países nórdicos fue determinante en el planteamiento.

Desde que España entró en la Unión Europea, el Gobierno ha suscrito numerosos acuerdos, directivas y tratados en contra de la discriminación laboral, la prevención del acoso sexual, la promoción de las mujeres rurales,  la igualdad salarial, la conciliación de la vida laboral y familiar o la erradicación de la violencia de género. Por otra parte, el año 1995 fue un año especial. La celebración en Pekín de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, auspiciada por la ONU, supuso un impulso sin precedentes en la lucha por la igualdad en todo el planeta.  Impulso teórico, todo hay que decirlo, porque las conferencias ‘Pekín+10’ y ‘Pekín+15’ han puesto de manifiesto que muy poco de lo que allí se aprobó se ha puesto en práctica. Sea como fuere, aquella conferencia marcó un antes y un después en la colaboración del movimiento feminista con los organismos internacionales. Si en las tres conferencias anteriores el desencuentro entre las delegaciones oficiales de los países y los grupos feministas fue palpable, en esta ocasión, las asociaciones feministas y los grupos de mujeres de todo el mundo tuvieron un protagonismo como jamás antes habían tenido. Las reuniones paralelas fueron complementarias de las del plenario. Por otra parte, tanto el lema IGUALDAD, DESARROLLO Y PAZ como los 12 apartados de la Plataforma de Acción parecían, con sus deficiencias, un punto de partida fundamental para desarrollar políticas públicas que favorecieran la igualdad.

Tras varios años sin avances sustanciales en el desarrollo de las leyes, ahora el Parlamento Vasco pide al gobierno que apruebe otra ley contra la violencia de género

Seguir leyendo »

¿Y si Euskadi pidiera perdón a España?

Defensor republicano de Gernika

A veces me pregunto qué sería de Euskadi, dónde quedaría su autoestima nacional, si no tuviera necesidad de que España le pidiera perdón por todo el mal que nos ha hecho a los vascos. Me lo pregunto en un año propicio para recordar agravios: en el ochenta aniversario del bombardeo de Gernika. Y cuando, una vez más, se vuelve a insistir desde el nacionalismo en que el Gobierno de España tiene que disculparse por aquella atrocidad; que fue perpetrada, como le oí decir a Andoni Ortuzar, “en el nombre de España y del Estado español”. Una interpretación bastante peregrina, teniendo en cuenta que fue el Estado español, representado por un Gobierno republicano, el agredido por la insurrección militar acaudillada por Franco.

No parece, por otra parte, muy sensato pedir que el Gobierno de España se disculpe por un bombardeo que ese mismo Gobierno, el de la legitimidad republicana, denunció  en el acto. Y tan a lo grande, que lo dio a conocer al mundo a través del 'Guernica' de Picasso. Un cuadro muy apreciado en Euskadi. Y tanto, que hasta hemos llegado a considerarlo de nuestro patrimonio, por las veces que lo hemos reivindicado. Y reivindicado, además, con esa diplomacia tan fina que, como vascos, nos caracteriza. La que empujó a Xabier Arzalluz a afirmar en su día que “para Euskadi fueron las bombas y para Madrid el arte”. Y podría haber dicho más verdades como puños (de los suyos), si no se hubiera tenido que contener para hacer posible que el 'Guernica' estuviera presente en la inauguración del museo Guggenheim, de Bilbao, como pretendía por entonces, y no consiguió, el Gobierno de Ardanza.

Este año EH Bildu, mediante propuesta en el Parlamento Vasco, insiste en traer a Euskadi el lienzo de Picasso, basándose en la idea de que “el 'Guernica' debería estar precisamente en Gernika”; una forma curiosa de ejercer el derecho a decidir, que, para nuestros independentistas, significa decidir también por lo que deben hacer los españoles con su patrimonio cultural. Porque, por si alguien aún no lo sabe, el 'Guernica' forma parte del Patrimonio de España. Y, sinceramente, no veo razones de peso para que esa España tan vapuleada se desprenda, siquiera sea temporalmente, de un cuadro de alta rentabilidad para contentar a quienes la tratan a coz diaria, en una estrategia de hostilidad inacabable.

Seguir leyendo »

El futuro de las nucleares, a debate en el 31 aniversario de Chernobil

El reactor 4 en la planta de Chernóbil

La tragedia de Chernóbil cumple 31 años este 26 de abril mientras se avivan en el Estado Español el debate sobre la conveniencia de la energía nuclear y la posible reapertura de la central de Santa María de Garoña.

La madrugada del 26 de abril de 1986 se producía una explosión en el reactor número cuatro de la central nuclear de Chernóbil, a 90 kilómetros de Kiev (Ucrania). Sin duda, se trata del accidente nuclear más grave de la historia. Este accidente nuclear puso en evidencia la peligrosidad de esta fuente de energía, puesto que tuvo y tiene todavía unos efectos devastadores.

Las cifras oficiales solo reconocen 31 víctimas mortales, pero la realidad es muy distinta. Tras el accidente, el área contaminada alcanzó, sólo en la entonces Unión Soviética, más de 130.000 kilómetros cuadrados y cerca de 4,9 millones de personas fueron evacuadas en un radio de 30 km a la redonda y reubicadas en diferentes zonas. Pero la nube radiactiva también surcó Europa y llegó hasta la península Ibérica. El número de víctimas directas e indirectas alcanzó los 200.000 muertos, según la Academia de Ciencias de Rusia, y aunque nunca fueron contabilizados ni reconocidas como víctimas del accidente, cerca de 600.000 personas trabajaron (algunos sólo unos pocos minutos) en la extinción del fuego o sellar el sarcófago de la central. La mayoría de estos “liquidadores”, que es así como se les ha llamado, han muerto de cáncer o de enfermedades relacionadas por la exposición a la radiactividad.

Seguir leyendo »

Auschwitz y la oportunidad perdida

Euskadi y Auschwitz estrechan lazos en el 80 aniversario del bombardeo de Gernika

La pasada semana, mientras la mayor parte de quienes trabajan en el ámbito educativo se encontraban disfrutando de las merecidas vacaciones de Pascua, un centenar largo de estudiantes vascos tenía una experiencia única que difícilmente podrá olvidar durante el resto de su vida. Formaron parte de una expedición vasca encabezada por el lehendakari Urkullu y otros representantes políticos que visitaban los campos de exterminio de Auschwitz con el objetivo de aunar culturalmente dos pueblos –polaco y vasco- víctimas del sufrimiento que la violencia y las guerras provocan.

El acto central de hermanamiento entre estas culturas lo representaban Oswiecim y Gernika, localidades que conocieron en vivo y en directo las atrocidades provocadas por el ser humano en la primera mitad del siglo XX, pero que es consustancial a cualquier otro momento, cada vez que pierde su condición de tal y se transforma en un ser despreciable.

En las dos sesiones que duró la visita estos/as jóvenes tuvieron la oportunidad de conocer el testimonio directo de un superviviente; uno de los escasos siete mil que pudieron salir vivos física –que no mentalmente- de aquella barbarie que fue el Holocausto, de los más del millón trescientos mil obligados por los nazis a ingresar en una de las tres instalaciones que se agrupaban bajo el genérico nombre de Auschwitz.

Seguir leyendo »

¿Bombardeó Gernika el Gobierno español?

El 26 de abril se cumplirán 80 años del bombardeo de terror, llevado a cabo por aviones y aviadores alemanes e italianos encuadrados en la Legión Cóndor, que destruyó el centro urbano de Guernica dejando intactas tanto la Casa de Juntas y el Árbol como la zona industrial.

La pronta acción de denuncia internacional de la agresión perpetrada por los militares golpistas contra la indefensa población civil, llevada a cabo por parte del Gobierno español, del Gobierno vasco, del periodista George L. Steer y otros corresponsales extranjeros, así como el impacto causado por el cuadro “Guernica” de Picasso, convirtieron un ominoso crimen en un grito contra la barbarie y a la Villa de Gernika en un símbolo del horror fascista.

Hoy queda fuera de toda duda histórica que tanto la Legión Cóndor como la Aviazione Legionaria enviadas por la Alemania nazi de Hitler y por la Italia fascista de Mussolini en apoyo de los militares golpistas alzados en armas contra el Gobierno legítimo de la República, carecían de autonomía de decisión a la hora de llevar a cabo bombardeos estratégicos y que todos ellos debían ser autorizados personalmente por el General Franco en el marco de la jefatura suprema que éste ejercía para esas fechas entre las tropas rebeldes.

Seguir leyendo »

Democratizar la patria aquí y ahora

Podemos Euskadi defiende una patria "abierta e inclusiva", y que la ciudadanía tenga "la última palabra"

Este artículo tiene como objetivo debatir la cuestión de la pertenencia a la comunidad, en general, y plantear la necesaria democratización de la idea de patria en Euskadi, en particular. No como una propuesta cerrada, lo cual sería absurdo, sino, al contrario, con la intención de abrir un debate que tiene resonancias de nuestro pasado, pero también un presente muy vivo en Europa.

Tal como señalaba Bernardo Atxaga el pasado domingo en Bilbao, este debate debe partir del aquí y del ahora. Es decir, partiendo de lo que significa "patria" de manera situada, en nuestro territorio y en nuestro tiempo. Hacer este ejercicio exige, en primer lugar, huir de cualquier tipo de ingenuidad. En nuestra sociedad los símbolos que delimitan el país y reparten las posiciones simbólicas dentro del mismo han sido los de una parte (el nacionalismo jeltzale). En nuestra tierra, tristemente, se ha matado y se ha muerto con la excusa de la patria. En base a algunas concepciones ultranacionalistas de corte esencialista se ha excluido del sentimiento de pertenencia a personas que venían de fuera y también a gente nacida aquí. Por tanto, hablar de "patria" en Euskadi es hacerlo de algo plagado de aristas.

Entonces, ¿qué sentido tiene preguntarse por ella y por su potencialidad política? En primer lugar, porque no disputarlo, asumiendo que pertenece exclusivamente al campo nacionalista, equivale a asumir la subalternidad respecto a esa posición ideológica y a pensar que sólo algunos pueden identificarse con el territorio, que sólo ellos pueden definir los símbolos o que sólo ellos tienen un sentido de pertenencia genuino. Es tanto como renunciar a tener un proyecto de país propio y a desmontar la interesada y eficaz identificación que existe entre país, instituciones y PNV.

Seguir leyendo »

El arte de titular

Con estas líneas quiero rendir tributo a aquellos títulos de libros o películas que alguna vez me han seducido. No quiere decir que sean los mejores libros, ni las mejores películas. Simplemente son buenos títulos. Títulos que nos atrapan, nos incitan a leer una novela o ver una película. Títulos con un poco de misterio, que generan la suficiente intriga como para preguntarnos qué viene detrás. En ocasiones nos provocan un impulso. Por ejemplo, ¿quién puede resistirse a leer un libro que lleve por título Oscuro como la tumba donde yace mi amigo de Malcolm Lowry? Mi preferido es, sin embargo, La soledad del corredor de fondo de Peter Hanke. ¿Quién no se ha sentido alguna vez así?

La literatura latinoamericana tiene auténticos especialistas. Manuel Puig a la cabeza. El beso de la mujer araña, Pubis angelical o Boquitas pintadas son ejemplos de títulos que a uno le hubiera gustado siempre que se le hubieran ocurrido. Citar a García Márquez puede parecer un recurso fácil, pero aceptemos que era un maestro. Al fin y al cabo, era una cuestión de oficio. Crónica de una muerte anunciada es quizás el scoop más reiterado en los medios de comunicación, al menos cada vez que ocurre algo que todo el mundo parecía esperar. El general en su laberinto, Cien años de soledad o El coronel no tiene quien le escriba, por citar sólo tres ejemplos, hemos de reconocer que no están nada mal. Borges también se aplicaba. El mejor de los suyos posiblemente sea Historia Universal de la Infamia. Por su parte, El Aleph remite a aquel punto que contiene todos los puntos. Más o menos lo mismo que le dice Clint Eastwood a Meryl Streep en Los puentes de Madison No sé si voy a poder concentrar toda mi vida de aquí al viernes. Sigamos con los autores argentinos. Julio Cortázar era también muy hábil en estos menesteres. Historias de cronopios y fama, ¿qué es eso de cronopios? Queremos tanto a Glenda, otro título manoseado en cientos de reportajes periodísticos. Ricardo Pligia tituló Blanco Nocturno uno de sus libros, blanco nocturno, ¿de qué puede ir esa novela?

La literatura española también tiene algunos buenos títulos. Empecemos por una anécdota muy conocida y aireada por sus autores, de cuya veracidad puede dudarse, pero que – en cualquier caso-  sigue manteniendo su gracia. El desorden de tu nombre, de Juan José Millas, ganada en una apuesta de póker a Alejandro Gándara. Leída la novela, un título que poco tiene que ver con su contenido. Javier Marías opta por recurrir a Shakespeare. Cuando fui mortal le dice el espectro del rey Enrique VI a Ricardo III. Ya están mis manos del color de la vuestras; pero me avergüenzo de llevar un corazón tan blanco, espeta Lady Macbeth después de que éste hubiera apuñalado al rey Duncan. Y así podríamos continuar. También recurrió a Shakespeare su adorado Faulkner, El ruido y la furia. Cuando Macbeth siente que todo se está definitivamente torciendo cavila que la vida es una sombra que camina...es un cuento que cuenta un idiota, lleno de ruido y furia. Curiosamente, aquél no se estrujaba con sus títulos, excepto con Sueño de una noche de verano. Siguiendo con la literatura española, Luis Mateo Díaz, no lo hace nada mal: Las fuentes de la edad, Camino de Perdición, La soledad de los perdidos...

Seguir leyendo »