Opinión y blogs

eldiario.es

RGI: una foto de dignidad con 63.000 familias

Prácticamente todos los días desayunamos, comemos o cenamos con alguna noticia en la que  el eje fundamental es la mejora de la situación económica. Normalmente, las mismas están protagonizadas por las instituciones vascas y el empresariado. Así sabemos de nuevas ayudas a la industria, firmas de acuerdos con la patronal vasca, imágenes de inauguraciones de nuevas plantas de producción o planes de formación profesional y prácticas baratas en empresas. La tónica general es una mayoría de hombres empresarios y satisfechos, de la mano de las autoridades compartiendo fotos y desayunos de trabajo. Como decimos, la idea machacona a transmitir es que la crisis que nos asoló ya está revirtiendo y entramos nuevamente en la senda del desarrollo y el crecimiento.

Es curioso (o no) que también hay otras noticias importante en este mismo campo, que no suelen ocupar tanto espacio o, cuando menos, son presentadas de forma distinta. Unas veces con sutileza, otras, de forma enrevesada y difícil de entender en su totalidad. Nos referimos a aquellas que nos hablan de que “nuestro empresariado” no es tan modelo ni tan motor de la recuperación. Son informaciones que nos hablan de la privilegiada y sostenida disminución de impuestos a las empresas y sus beneficios o, sobre el fraude millonario que todos los años “aflora” y que también protagoniza esta misma parte de nuestra sociedad.

Y reafirmamos lo de curioso, pues cuando las noticias nos tienen que hablar del fraude del empresariado, generalmente cuesta encontrar a este sujeto en esas informaciones y terminas la lectura sin saber muy bien quien defraudó los millones de euros, como si hubiera sido el espíritu santo o algo propio de la naturaleza, terrenal o divina. Igual que cuando hay que decir que ese fraude existe de forma millonaria y se emplean eufemismos como “aflorar”; parece que viene él solito con la primavera, igual que nuestros jardines y campos. Como si nadie fuera responsable de ello o hubiera dudas y “se sigue investigando para dar con los culpables”.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

ETA y sus episodios nacionales

Que en Euskadi nos morimos por votar a favor de nuestra independencia quedó evidenciado el pasado Día del Padre, con la clamorosa participación ciudadana en las consultas impulsadas por Gure Esku Dago en 34 localidades de Guipúzcoa y el municipio vizcaíno de Larrabetzu. Nada menos que un 24% del censo electoral (incluidos en él adolescentes de 16 años) fueron a las urnas que se montaron para decidir si queremos o no que Euskadi se independice de España.

Lógicamente, más del 81% de los que votaron dijeron que sí; un hecho que, por su enorme trascendencia, abrió el informativo nocturno de la ETB. Y la información venía ligada a la que ya nos había llegado de eso que llaman Iparralde respecto a la intención de ETA de entregar las armas. Y ambas estaban unidas por el papel que se autoasigna  una extraña “sociedad civil” que nadie recuerda haber elegido para tomar decisiones estratégicas sobre nuestro futuro.

Y es que aquí la sociedad civil manda mucho, desde que el Pacto de Lizarra puso en marcha el invento de los “agentes sociales”, para desarrollar la Euskadi de pensamiento único pretendida por ETA y secundada por el nacionalismo de entonces. A partir de ahí, nada se ha hecho en Euskadi de fundamento sin el visto bueno de la sociedad vasca. Fue la sociedad vasca la que puso en marcha la Euskadi de Lizarra; la que posteriormente acabó con la “violencia armada” de ETA; y la que ahora, con los “Artesanos de la Paz”, hará posible su desarme. Hay quienes piensan que todo esto llega demasiado tarde, al menos para las víctimas del terrorismo. Pero igual no han considerado que la paz pudo haber llegado mucho antes si los Gobiernos de España y de Euskadi (al menos en la etapa de Patxi López) no hubieran estorbado tanto durante años, con la connivencia culpable del Gobierno francés.

Seguir leyendo »

El pragmatismo como valor político

Tras los shocks petrolíferos de 1973 y 1979, con la llegada casi sucesiva al poder de Margaret Thatcher en el Reino Unido y de Ronald Reagan a la presidencia de los Estados Unidos, el pensamiento neoliberal ganó por goleada la batalla ideológica a la socialdemocracia, que tuvo que batirse en retirada. Desde entonces, ésta no ha conseguido mantener un relato ideológico alternativo suficientemente armado. Se acabaron así casi 40 años de reinado keynesiano. Mitterrand, después de comprobar el fracaso de su primer programa común con los comunistas, Blair o Felipe González han pasado en Europa como buenos- en ocasiones muy buenos- modernizadores o gestores, pero no consiguieron marcar las fronteras ideológicas con nitidez. Quizás solamente Jacques Delors tuvo la oportunidad desde la UE de marcar perfil ideológico, pero, lamentablemente, se trató de un breve interregno. No sorprende pues que en el imaginario de la opinión pública haya calado la convicción de que no hay diferencias entre “derechas” e “izquierdas

La llegada de la crisis financiera de 2008 –convertida luego en crisis de modelo– causó una fuerte conmoción en economistas y políticos. Todos recordamos a Sarkozy anunciar -no sin cierto histrionismo-  que había que refundar el capitalismo. Los más optimistas llegaron a pensar que volvían las políticas fiscales y monetarias activas. Los más cautos pensábamos que quizás se podrían mejorar y dar nueva carta de naturaleza a los instrumentos de control y supervisión que tan estrepitosamente habían fracasado. Una forma de entonar el mea culpa por los desmanes ocasionados por el capitalismo desregulado. Hasta en eso nos equivocábamos.

Sin embargo, parece haberse abierto recientemente una espita para construir un discurso político alternativo que descansa sobre tres pilares. Uno, la política de demanda:  política monetaria, fiscal y de rentas. Dos, la política microeconómica, industrial y de competitividad. Tres, las políticas sociales, ampliación de derechos y dependencia.

Seguir leyendo »

¡Sed decentes!

ETA va a desarmarse. Buena noticia. Para hacerlo va a precisar de casi tres semanas, hasta el 8 de Abril. Espero que el anuncio haya sido real, que no haya sido un globo sonda, porque el maestro de ceremonias en el anuncio no fue ningún etarra encapuchado sino el sindicalista y ecologista “Txetx” Etcheverry. ¿Qué nivel de credibilidad debemos conceder al anuncio? Yo, de momento, le concedo toda mi confianza aunque, eso sí, esperaba que los terroristas fueran más valientes, acudieran al escenario del anuncio sin velos ni subterfugios, y pusieran sobre la mesa las armas y su acta de disolución porque, ¿de qué sirve la entrega de las armas si aún creyeran que ETA tiene alguna razón de ser y de seguir existiendo? Además, si como ha dicho el presentador del desarme en esta ocasión, las armas ya no están en manos de los terroristas, ¿a qué viene que no se disuelvan? ¿Acaso esperan que recibamos a los terroristas en las capitales vascas para darles las gracias por tal renuncia?

Y sin embargo el anuncio ha provocado buenas dosis de escepticismo en cuantos han opinado al respecto. Porque quien tenía la obligación de anunciar el desarme debería haber sido la propia ETA, aunque repitiera una vez más la macabra imagen de los encapuchados tocados con la clásica txapela. Han preferido una imagen diferente, menos subversiva, a pesar de que iban a hablar de armas mortíferas. Van a ser 280 armas las entregadas, debidamente empaquetadas y ocultas, que han permanecido durante los más de cinco años que no han sido empuñadas, en zulos y escondrijos bajo tierra.

Las armas, supongo enroñecidas y deterioradas, con sus detonadores atascados, quizás  envueltas en papeles de estraza, debidamente engrasadas, si bien la grasa estará enmohecida. Lo cierto es que el 8 de Abril nos desayunaremos con el desarrollo de la noticia en las radios y televisiones. No faltarán los entusiastas excesivos que aplaudirán fatuamente, pero en muchos rostros aflorarán las lágrimas de pena por los que han muerto a causa del terrorismo de ETA.

Seguir leyendo »

Una nueva cultura del agua

Una vajilla sucia flotando en la ría de Bilbao recuerda la importancia del uso responsable del agua

El día 22 de marzo se celebra una vez más el Día Mundial del Agua. En esta ocasión, su lema es: “Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?”. Sin duda, un lema apropiado ya que globalmente, más del 80% de las aguas residuales vuelve a fluir hacia el ecosistema sin ser tratadas o reutilizadas; 1.800 millones de personas utilizan una fuente de agua potable contaminada con heces con el riesgo de contraer enfermedades como cólera, disentería, fiebre tifoidea o poliomielitis. Esta es la causa de alrededor de 842.000 muertes cada año.

Por otra parte, este año se cumplen 17 años de la entrada en vigor de la Directiva Marco del Agua (DMA), que supuso un hito fundamental para la salvaguarda de los ecosistemas acuáticos de la Unión Europea. La citada directiva define y promueve la adopción de una nueva cultura del agua basada en su consideración dual como recurso natural y como hábitat. Sus planteamientos están haciendo cambiar la gestión del agua en Europa y en Euskadi.

La DMA surge como respuesta a la necesidad de unificar las actuaciones en materia de gestión de agua y así hacer frente a la creciente presión a las que están sometidas las aguas de la Unión Europea por el continuo crecimiento de la demanda de agua de buena calidad y en cantidades suficientes para todos los usos.

Seguir leyendo »

El cuidado del agua está en tus manos

¿Sabías que para producir unos simples pantalones vaqueros hacen falta una media de entre 8.000 y 10.000 litros de agua? ¿O que para disfrutar de una sabrosa chuleta de ternera se emplean un total 7.000 litros?

¿Tenías idea de que en una ducha de 5 minutos gastamos más agua que la que consume una persona de un barrio pobre de cualquier ciudad africana en un día completo? ¿Y de que en Nairobi una persona paga 10 veces más por el agua que una persona de un barrio rico en Nueva York?

En el mundo hay más de 663 millones de personas que no tienen agua potable disponible y aproximadamente 1.400 niñas y niños mueren al día a causa de enfermedades diarreicas prevenibles relacionadas con la ausencia de agua y saneamiento. Mientras, el 95% del agua que entra en una casa estadounidense se va por el desagüe.

Seguir leyendo »

A vueltas con la calidad del profesorado

Aula.

Llevamos ya una larga temporada en la que los temas de educación ocupan buena parte de las tertulias mediáticas de este país. Si no es competir sobre los resultados PISA es aportar opinión fundada –o no- de las necesidades y ventajas del pacto educativo. Cuando se araña la primera capa de esmalte aparecen pequeñas grietas en tal unanimidad sobre la conveniencia del adjetivo a colocar junto al término pacto: ¿político? ¿social? ¿solo uno de ellos? ¿ambos a la vez? Y mientras tanto, pasan los días, envejecemos y la educación vasca sigue su propio derrotero, teóricamente ofrecer el mejor servicio posible a la comunidad a la que atiende.

Jaume Funes, escritor, psicólogo y periodista, con muchos años de experiencia en el ámbito de la docencia en cualquiera de sus formas (reglada, no reglada, de adultos, adolescentes,…) recordaba recientemente en una conferencia impartida en Bilbao ('Educar en la adolescencia', CCOO Irakaskuntza) que educar es acompañar al alumnado en su proceso de enseñanza-aprendizaje sin exageración, mostrando la humanidad del y de la docente, sus aciertos y limitaciones; nuestra ventaja sobre el discente no es la sabiduría, sino el control de la experiencia. No podemos seguir pretendiendo demostrar que somos fuente inagotable de información cuando las enciclopedias y, especialmente la wikipedia (cuando no el Rincón del Vago), nos adelantan por la izquierda y por la derecha.

¡Claro! -pensarán Vds- ¡pero ese aprendizaje dirigido debe ser consustancial a la calidad que atesore el propio acompañante! ¡No podemos dejar en manos de cualquiera a nuestros infantes! –apuntarán los/as más osados/as. Y es ahí cuando la educación parece entrar en terreno movedizo, no por las dudas del profesorado, sino por las sospechas que determinados políticos deslizan (verbigracia, las declaraciones de la Consejera de Educación del Gobierno vasco en la valoración de PISA 2015 sobre nuestra preparación profesional)

Seguir leyendo »

El espejo escocés

Hay que ver cómo les gusta a los líderes de Junts x Sí que gobiernan en Cataluña el espejo escocés. Es, como en los cuentos, un espejo mágico que devuelve la imagen que uno quiere ver y que evita mirar hacia otro lado, donde casualmente está la realidad. En el artículo que publica El País firmado por el vicepresidente y el presidente del gobierno catalán se ve una realidad que, supongo, entienden incontestable: ellos están sentados a la mesa de diálogo, quieren acordar pacíficamente cómo abordar las diferencias entre Cataluña y España y están esperando que se sienten los otros, los españoles. Estos, sin embargo y como cabía esperar, son de la peor calaña política y no solamente no acuden al diálogo sino que muestran la vía de la represión a los catalanes para solventar las diferencias: condenas judiciales y, llegado el caso, la fuerza armada.

Ay, si tuviéramos en España tan solo un pedazo del gobierno democrático británico que accedió a celebrar un referéndum en Escocia en vez de usar las amenazas y las condenas. En el espejo británico, Cataluña es como Escocia, pero España se parece más a Turquía que a otra cosa. ¿Así de simple? Creo que no, que la cuestión es algo más compleja y la historia puede arrojar alguna luz que, me temo, haga palidecer un tanto la prístina imagen del espejo británico.

Primera cuestión que Puigdemont y Junqueras obvian, aunque por supuesto que la conocen bien (recuerdo que el vicepresidente es historiador de profesión): ¿desde cuándo Escocia tiene un régimen de autonomía y en qué consiste ésta exactamente? Nadie debe dudar que el Reino Unido es, como dicen los dirigentes catalanes, un ejemplo de civilidad y democracia en Europa… que ha funcionado sin nada que se parezca a autonomía en Escocia desde la unión de 1707 hasta 1998. La ley que en 1998 instituyó el parlamento escocés y asignó funciones de gobierno a la nueva administración respondía a una práctica muy característica del imperio británico que se denomina devolución y que consiste básicamente en un acto mediante el cual el Parlamento británico accede a otorgar diferentes dosis de autonomía a alguno de los territorios que componen el conglomerado  imperial o la unión británica.Es decir, que la devolución, y la autonomía escocesa, emanan de un referéndum (en realidad de dos, pues en el primero no se consiguió superar el 40% de participación) y de una decisión parlamentaria británica.

Seguir leyendo »

El carril del Centro

Urkullu y Azpiazu explican a los líderes del PNV y PSE que contactarán en breve con los grupos para cerrar las cuentas

La última encuesta de EITB focus, difundida el pasado 9 de marzo, sobre intención de voto en unas hipotéticas elecciones autonómicas, anunciaba un descenso importante en los previsibles resultados para Elkarrekin Podemos.

La dirección de Euskadi atribuyó, entonces, el resultado a las pugnas internas dentro de Podemos a nivel estatal y admitía que había que asumir con humildad el dictamen ciudadano. Unidad y humildad (y verdad, que añadiría Teresa Rodríguez) para prepararnos para el 2020. Porque prepararnos para el 2020 significa ser útiles ya desde ahora a la gente en la defensa de sus derechos y ayudar con nuestra voz en las instituciones a las reivindicaciones que la ciudadanía pone en la calle. No debemos continuar con los debates en clave totalmente internas de dualidad de cargos.

Pero debemos, además, hacer autocrítica y achacar también el resultado al intento de ocupación del “carril central”  y la “transversalidad” por el que apostó la dirección de Podemos Euskadi, situando a Podemos junto con PNV y PSE en temas de gran calado, como la ponencia de autogobierno.

Seguir leyendo »

A Patxi López: para unir el PSOE, para cambiar el PSOE, para salvar al PSOE

Estuve escuchando a Patxi, precandidato a la secretaría general del PSOE. Nos pidió ayuda a los militantes porque “hay que evitar el choque de trenes y unir al partido”. En palabras suyas se trata de “salvar al PSOE”.  Nos dice que él es quien puede unir al partido que está roto; nos plantea cuestiones orgánicas interesantes referidas a la participación de la militancia en decisiones que generen división, la doble vuelta en primarias para que salga reforzado el liderazgo de quien salga elegido, la capacidad de que el secretario general pueda nombrar a una parte significativa de su ejecutiva… todas ellas cuestiones sensatas  y aceptables.

En las cuestiones programáticas ( ver El Correo 06.03.17 Mi propuesta para el PSOE) ya no hay tanto nivel de concreción, salvo la derogación de la reforma laboral y algo de fiscalidad más justa, federalismo…un pobre bagaje programático cuando la gestora acaba de publicar su documento marco socioeconómico y cuando, sobre todo,  hay un proyecto alternativo titulado “Somos socialistas Por una nueva socialdemocracia” que está en  línea con lo que plantea  la izquierda socialdemócrata ante la situación actual para recuperar el espacio perdido. Hay que optar:   neoliberalismo o cambio socialdemócrata puro.

Como se trata de aclararse para luego votar, no nos hagamos trampas ni nos caricaturicemos en nuestras propuestas; la propuesta de Pedro Sánchez ni es la “destilación de la pureza de la izquierda” que espanta a la mayoría de la sociedad,  ni tiene vocación de chocar con la mitad del partido para hacerlo saltar por los aires,  ni pretende entregarse en manos de nadie. Pedro Sánchez presenta una propuesta de liderazgo y de proyecto socialdemócrata sólido, sensato y honesto que,  a día de hoy,  no ha sido rebatida por nada ni por nadie en ninguno de sus puntos. Actualmente es el texto de referencia para el debate y para unir al PSOE.

Seguir leyendo »