Opinión y blogs

eldiario.es

Creadores de escasez

La pobreza de la familia afecta al funcionamiento del cerebro de los bebés.

Recientemente los medios de comunicación se han hecho eco del último informe elaborado por Save the Children  (“Los desheredados”) sobre la cruda realidad que asola a nuestro país cuando hablamos de pobreza. Son datos que anuncian un presente desolador y un futuro no menos inquietante.

Me centraré en los referentes a España, dado el creciente desinterés que la sociedad muestra sobre noticias más internacionales, si exceptuamos aquellas que tienen como procedencia catástrofes naturales inesperadas (tsunamis, huracanes o terremotos). Por ejemplo, en cuanto a desigualdad, desde el comienzo de la crisis, es el país europeo donde más crece (7,1, según el índice Gini, frente al 3,3 de Grecia, nada sospechosa de nación sufridora en estos años). Otro dato más: las medidas correctoras introducidas por los gobiernos españoles, a través de políticas públicas, desde 2008, han reducido las diferencias sociales en un 31,9%, mientras que países como Suecia lo han logrado en un 53% (la media europea , 40,2%). Consecuencia de lo dicho es que España destaca como el país donde más crece la pobreza severa (3,8 puntos en estos años de crisis; 0,7% en la UE) llegando a afectar al 11,2% de la población.

Este descenso a los infiernos económicos que han conocido muchos miles de hogares españoles tiene además un protagonista negativo nato, la infancia. Un colectivo humano, tremendamente sensible a los incidentes económicos familiares, que sufre rápidamente la consecuencia inmediata de este creciente empobrecimiento social: la disminución sustantiva de la desigualdad de oportunidades. La infancia recibe en un primer impacto dos grandes bofetadas: la cultural (disminuyen sus oportunidades de desarrollo educativo y laboral) y la social (desaparecen las redes de contacto que pueden posibilitarle un ascenso social), de las que le va a ser muy difícil reponerse. A partir de ahí, las desigualdades van a formar parte de su vida.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Petronor, ese gigante

Petronor hoy es noticia y no porque en el último año haya propiciado más de 40 escapes e incidencias, sino porque está en la mayor parada (temporal) de su historia. También la semana pasada falleció un trabajador de una contrata, por causas naturales, según informó la empresa. Y no es el primer accidente mortal que sucede en sus instalaciones. En estos días, que hablamos, con razón, de los peligros de Garoña y de la necesidad de un nuevo modelo energético, de una transición hacia las energías renovables, es bueno dedicar unos momentos a hacer un balance de este gigante bizkaino.

Petronor, ese gigante metálico que, año tras año, y durante más de 45 ha venido hiriendo la salud de las y los habitantes de la zona. No en vano son habituales las denuncias de escapes e incidencias. Sin ir más el pasado julio, que tuvo un gran impacto entre la población. Petronor, ese gigante que verano tras verano hiere la retina de las y los bañistas de la playa más concurrida de Bizkaia, la Playa de la Arena.

Sea por una razón u otra, la preocupación y el malestar es patente y creciente entre la población, pues en esos escapes e incidentes se producen y emiten contaminantes que si bien no están regularizados por la ley, no están exentos de ser considerados perjudiciales para la salud.

Seguir leyendo »

Homofobia en el Deporte

Serena Wilians.

Durante el franquismo, hasta bien entrada la década de los 70, miles de personas fueron encarceladas por no ajustarse a los roles de género permitidos: masculino para hombres y femenino para mujeres. Se les aplicaron las medidas dictadas por los Juzgados especiales de Vagos y Maleantes y de Peligrosidad y Rehabilitación Social: palizas, torturas, destierros, intervenciones quirúrgicas como lobotomía, esterilización... Hasta 1979 no fue despenalizada la homosexualidad en este país.

Hoy, 19 de febrero, aniversario del nacimiento de Justin Fashanu, es el Día internacional contra la homofobia en el deporte. Fashanu fue el primer futbolista profesional que se identificó públicamente como homosexual, tras lo que fue tratado con tal hostilidad e injusticia que le llevaron al suicidio en 1998.

Hoy, podemos llevar a cabo actos contra la discriminación por la orientación o identidad sexual; reivindicar la inclusión sin fisuras de todo tipo de sensibilidades, relaciones afectivo-sexuales y de los cuerpos no heteronormativos.

Seguir leyendo »

No hay más patria que la Humanidad

El diputado socialista y dirigente de las Juventudes Socialistas en Euskadi cuando ETA atentó contra él en 2002.

La noticia nos llegó rápido y nos atrapó en diferentes lugares, en la universidad, el trabajo, la casa o la calle, pero llegó para quedarse. Tal día como hoy de 2002, hace ya 15 años, la noticia llegó como una proclama, una alentadora proclama de que debíamos seguir en la lucha por una sociedad justa en la que un auto denominado tribunal de la identidad no dijese a nadie como debía sentirse o verse a sí mismo.

Éramos algo más de una treintena de jóvenes militantes de las Juventudes Socialistas de Euskadi (JSE-Egaz) de entonces, los que nos reunimos esa misma tarde en los tres territorios, en Bilbao, en Vitoria y en San Sebastián, para mostrar nuestro apoyo a nuestro compañero Eduardo Madina, días después se sumaron miles de personas en una manifestación multitudinaria bajo una pancarta con el lema “No hay más patria que la humanidad”. Sin acciones violentas, con el único propósito de ver algún día una Euskadi en libertad.

Ingenieros, arquitectos, politólogos y sociólogos, químicos, historiadores, estudiantes de FP o empleados de la construcción componíamos aquel grupo de gente joven. Un grupo formado que además teníamos un firme compromiso político, algo que quedaba acreditado por el mero hecho de militar política y públicamente en un entorno de hostigamiento. Aunque sentíamos miedo ese compromiso se hizo más grande, sobre todo al ver la entereza de Eduardo.

Seguir leyendo »

Trabajo Garantizado y reparto del empleo: necesario y compatible

El paradigma “vivir para trabajar, trabajar para ganar, ganar para consumir”, ha sido el que ha imperado en nuestra sociedad en las últimas décadas definiendo nuestra relación con el empleo. No obstante, el empleo remunerado sigue siendo hoy en día, un mecanismo esencial de inclusión social, de realización personal y de protección contra la pobreza. Es decir, sigue siendo absolutamente necesario para la mayoría de la gente.

La situación de elevado paro, y su concentración en un tipo determinado de perfiles, y la apuesta de los gobiernos y de la mayoría de partidos políticos por generar un empleo de alta cualificación, ha llevado a abandonar a su suerte a miles de trabajadores y trabajadoras que encuentran cada vez más dificultad en mantener un empleo digno.

En Euskadi, en la Encuesta de Población Activa del último trimestre de 2016, la población mayor de 55 años que se encuentra en paro es de 20.300 personas, habiéndose incrementado en cerca de cuatro mil personas en los últimos tres meses (de 16.500 a 20.300 personas), lo que supone un incremento del 23% en tan solo tres meses; que en el caso de los hombres alcanza un incremento del 58%.

Seguir leyendo »

Unidad, trending topic en Vistalegre II

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se abrazan en Vistalegre 2.

Unidad ha sido la consigna más coreada en la Asamblea Ciudadana de Podemos. La unidad no depende de la buena voluntad de la gente que la proclama y reclama. No basta aplaudir desde la tribuna al auditorio que pide unidad. Gritar unidad sirve para cosechar aplausos, no para hacerla realidad. La unidad no se logra con un abrazo ante las cámaras, requiere asumir acuerdos. No existe la unidad en abstracto. En otros tiempo se gritaba: “Unidad, sí, pero para luchar”. Ante la imposibilidad de conseguir una unidad basada en propuestas de consenso, en Vistalegre II se toma una decisión de obligado cumplimiento. Así amanece Podemos tras un 12 de febrero precedido de comprensibles preocupaciones.

Antes de ir a las urnas hubo dos intentos de llegar a acuerdos. El 25 de enero Pablo Iglesias convoca a las 13 candidaturas que se iban a presentar a la reelección del Consejo Ciudadano, aunque finalmente han sido 4. El encuentro se limita a una ronda de intervenciones sin conclusiones. El segundo intento lo promueven el sábado 28 de enero Carolina Bescansa y Nacho Álvarez. Entre 80 asistentes se elabora una propuesta de mínimos con 14 puntos básicos. Las candidaturas en litigio no acuden a la cita, tampoco asumen las propuestas de consenso que posibilitarían la ansiada unidad. Fracasado el intento, Bescansa y Álvarez renuncian a renovar su candidatura al Consejo Ciudadano. Otro tanto hizo como gesto solidario la candidatura de Euskadi “Ante todo, Podemos” que estuvo en ambos encuentros.

La mayor preocupación de los miles de personas que asistimos al conclave asambleario era el desencuentro entre el múmero 1 y el número 2 de Podemos. Las lastimosas experiencias de las rencillas dentro de IU y PSOE planeaban como una amenaza en Vistalegre II. Se suele citar la unidad de la derecha para cuestionar la fragmentación de la izquierda, cuando lo que existe en la derecha es una uniformidad incompatible con la libertad de expresión y la pluralidad. La voluntad mayoritaria de la Asamblea Ciudadana ha evitado los catastrofistas augurios de ruptura. Podemos sale de Vistalegre II con órganos de dirección más representativos y legitimados.

Seguir leyendo »

Sabin Etxea abre las puertas al PP

Sabin Etxea, la sede del PNV.

Las negociaciones que se están desarrollando para, finalmente, lograr la aprobación de los Presupuestos españoles han abierto las puertas de Sabin Etxea (la sede del PNV) para el PP. ¿es bueno que esto ocurra? No lo sé, en todo caso es inevitable y lógico.

Es inevitable porque la cerrazón y el encastillamiento nunca han sido eficaces cuando las fuerzas políticas se disponen a hacer útil la política, es decir a gobernar la cosa pública y dirigir y garantizar la convivencia. Y es lógico porque los números que proveyeron las elecciones generales abocan precisamente a ello. Cabe pensar que si la situación es inevitable y lógica ya solo falta valorar los resultados últimos y el modo como se vayan produciendo los contactos y las negociaciones.

Como no soy nacionalista, ni soy del PNV, no me creo idóneo para criticar casi nada de cuanto está aconteciendo ahora mismo, ni en el fondo ni en la forma que viene trascendiendo a la ciudadanía, pero es evidente que tras un año de “impasse” en que España ha contado con un gobierno provisional, y sin el instrumento necesario (Presupuestos Generales) para ejercer la gobernación, son necesarios esfuerzos importantes y actitudes comprometidas…

Seguir leyendo »

El estornudo educativo de Betsy DeVos

Betsy DeVos

“Cuando EEUU estornuda, el mundo se constipa” es una frase recurrente de los/as economistas cuando tratan de argumentar sobre el peso específico que las decisiones de ese país suponen en el resto de los y las terrícolas. De ser cierta la profecía, todas las noticias producidas desde el nombramiento como presidente de D. Trump, deberían provocarnos insomnio permanente. Pero no es así. Nos movemos entre la incredulidad por lo que acontece al otro lado del Atlántico y la ingenuidad de pensar que nada puede ser tan perverso. No acabamos de decidirnos. Por si ayuda  a esclarecer de qué lado se decantará la balanza, vaya la última noticia conocida, el nombramiento de la nueva secretaria de Educación estadounidense, la multimillonaria Betsy DeVos. (Por cierto, puesto obtenido gracias al voto de desempate del presidente del Senado, tras el inédito empate a 50 votos entre republicanos y demócratas).

No es el conocimiento de sus datos biográficos –que, también-, sino la información que nos llega de algunas perlas en sus declaraciones sobre la educación: partidaria acérrima de la privatización, del abandono de la tutela del Estado de la enseñanza pública, firme defensora de la teoría creacionista –tan en boga ahora entre los nuevos miembros de la Administración Trump- y de la difusión de la religión evangelista en las escuelas.

Que el sistema educativo estadounidense no se encuentra entre los mejores no es ninguna novedad. Llevan décadas buscando soluciones que generen confianza en la red pública, con escaso éxito. El propio Obama no ha mejorado de forma notoria la educación de su país en los ocho años de mandato recientemente finalizados. La razón principal que arguyen los expertos es el asfixiante peso ideológico del capitalismo en esa sociedad, lo que provoca dos consecuencias directas: una, la impaciencia por los resultados inmediatos –característica propia de esta ideología liberal, mal acostumbrada a la rápida ecuación causa/efecto y que va en perjuicio de un sistema educativo que necesita tiempo –años- para valorar adecuadamente el resultado de las acciones emprendidas; y dos, que se ha tratado casi siempre de iniciativas locales, escasamente apoyadas desde las administraciones estatales, poco convencidas de dotar con presupuesto público cuestiones donde la iniciativa privada husmea presa fácil.

Seguir leyendo »

Desperdicio de alimentos

El despilfarro es un problema característico de las sociedades desarrolladas, que cada año provoca la pérdida de miles de toneladas de alimentos. Ni más ni menos, cada habitante de la Unión Europea desperdicia de media unos 179 kg de alimentos en buen estado al año, es decir medio kilo de comida diario. En lo que respecta a Euskadi, no hay datos estadísticos oficiales, pero no diferirán mucho de los datos de la UE, calculados en un reciente estudio encargado por la CE “Perparatory Study on food waste across EU 27”, realizado por BIO Intelligence Service”. En este estudio, las pérdidas y desperdicio se distribuyen de la siguiente manera: el 42% se estima proviene de los hogares, del cual el 60% sería evitable; el 39% de los procesos de fabricación (la mayor parte se considera inevitable), el 5% de la distribución, y el 14% de los servicios de restauración y catering. A la luz de estos datos, no es extraño que el despilfarro alimentario ya se perciba como un escándalo global y una auténtica vergüenza.

Las cifras hablan por sí solas. Pero todavía son más impresionantes, cuando conocemos que en la UE viven 80 millones de personas por debajo del umbral de la pobreza y que en el mundo hay 800 millones de personas que sufren hambre.

Son muchas las iniciativas públicas y privadas que han puesto en marcha para reducir tal despilfarro alimentario, aunque son, y a pesar de la enorme voluntariedad, generosidad y solidaridad de las que están impregnadas no pocas de ellas, todavía insuficientes.

Seguir leyendo »

Víctimas de otra injusticia criminal

Exhumación de una fosa

En la inauguración, el pasado 31 de enero, del columbario de Elgoibar, el Lehendakari Urkullu homenajeó a las víctimas del franquismo con una especial y muy justa contundencia: las “décadas de ocultamiento e ignominia” el “tiempo de silencio y oscuridad” ha terminado para ellas, según manifestó. Y no se limitó a decir que “matar estuvo mal”, sino que fue bastante más expresivo al  asegurar que “las personas desaparecidas en la Guerra Civil fueron víctimas de una injusticia criminal”. Y afirmó también que esas personas “dieron su vida en defensa de la democracia y la libertad, de la institucionalización de Euskadi y la construcción de un país más justo y abierto”.

Me ha dado por pensar que estas palabras le vienen como anillo al dedo a la memoria de las víctimas del terrorismo. Basta con sustituir el totalitarismo franquista por el de ETA; o reemplazar los asesinados  hace ochenta años, por quienes fueron asesinados en los últimos decenios. Los unos, por un levantamiento militar contra un Gobierno democrático. Los otros, a manos de un  terrorismo alzado en armas contra la democracia recuperada, contra el Estatuto de Autonomía y contra la voluntad de los ciudadanos vascos expresada en las urnas. La injusticia criminal fue exactamente la misma en ambas situaciones. Como fueron iguales sus motivaciones políticas: acabar con las libertades e imponer en Euskadi el pensamiento único.

A lo mejor hasta sería posible recoger estas obviedades en los trabajos iniciales de la Ponencia parlamentaria de Memoria y Convivencia. Nos ahorraríamos, así, circunloquios innecesarios para falsificar o atenuar nuestra memoria más incómoda. Quedaría también acreditada la voluntad política de avanzar sobre bases de solidez ética y democrática. Y avanzaríamos, igualmente, en una memoria integral que abarcara de buena fe todas las violencias que la sociedad vasca ha padecido. De buena fe, y no como coartada para quedarnos en la violencia a la carta que a unos y a otros pueda interesarles de acuerdo con sus distintas estrategias políticas.

Seguir leyendo »