eldiario.es

Menú

Cataluña, 21D: la hora de la verdad

Miles de personas ondean esteladas en Catalunya. (Youtube).

Las elecciones catalanas, que se celebrarán el 21D, ya caminan sin remisión, pero no están claras las intenciones que cada cual tiene reservadas para el día 22D, sobre todo y a tenor de los resultados definitivos, por parte de las formaciones que han defendido el independentismo a ultranza, las que han entronizado el término “procés”, han llenado las calles de “aleccionados por los agitadores” y han dejado todo “manga por hombro”, en el más puro desorden-, porque acuden a ellas con cabezas de lista encarcelados y huidos de la Justicia.

Si las previsiones no fallan, al menos media docena de los elegidos se enterarán de su elección en las celdas, por medio de algún transistor, pues no en vano los resultados definitivos se conocerán cuando estén recluidos en sus receptáculos, aunque es de rigor que esa noche se sientan beneficiados por el escueto privilegio de presenciar los resultados directamente en el televisor. No es demasiado ostentoso el privilegio. Aunque, a decir verdad, quizás no les preocupe demasiado porque ya han quedado muy claros sus deseos y sus intenciones. Se propusieron alertar a Europa y al mundo de que "España robaba y atosigaba a los catalanes, porque se trata de un Estado opresor y poco democrático". Ciertamente, han conseguido 'alertar' mediante todo tipo de estrategias arteras y triquiñuelas diversas, pero sus voces han quedado silenciadas por el reconocimiento de las Instituciones y Gobiernos europeos que han admitido que España, con sus errores y problemas, es un Estado democrático que garantiza la vida y la dignidad de sus ciudadanos, y respeta sus derechos… ¡Cuidado, para quien lea con ojos aviesos, porque he dicho que con sus errores y problemas…!

La deriva de las formaciones independentistas es más que dudosa. Ahora se trata de desmenuzar sus programas electorales, porque sus pronunciamientos han sido tan cobardes como dubitativos. Si han aprendido de los errores del pasado no volverán a proponer una DUI a la brava, ni plantearán derogaciones de Leyes básicas protegidas por la Constitución, ni convocarán igualmente a la brava referendos no pactados. A poco que se dejen asesorar por el 'sabio' Artur Mas, no lo harán. Si no lo hicieron antes del 1 de octubre, ni fueron asesorados por él desde la buena voluntad, fue porque Artur Mas, muy herido en su amor propio, necesitaba derrotar a su “amigo” Puigdemont, al que tuvo que avalar como su sustituto a “golpe de CUP”, pero al que en ningún momento ha soportado desde que ocupó su lugar como President.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

¿Hasta cuándo?

Inicio estas líneas compungido por el dolor que la fría consulta estadística ofrece: 50 mujeres y cinco hijos e hijas de éstas, han sido asesinadas por violencia de género en 2017 en España (Fuente: Ibasque.com). Habrá quien prefiera acogerse a las estadísticas del gobierno, que cifra en 44 las víctimas, ignorantes seguramente de que la única diferencia viene marcada por la lentitud de la agencia oficial por certificar lo obvio. La última de las mujeres asesinadas era una joven de 28 años, muerta de varios tiros en la cabeza, no hace aún dos semanas, a la puerta del colegio en el que estudiaba su hijo, presente en la tragedia.

Ningún político podrá colocarse vergonzosas condecoraciones por señalar su territorio libre de agresiones sexistas, porque no lo hay: el listado no deja provincias, ni Comunidades autónomas intactas; las víctimas, como si de un juego macabro se tratara, se movían en un segmento de edad capicúa: de 19 a 91 años; los hijos y las hijas, entre 5 y 11 años.

Quienes se dedican a analizar esta lacra que nos sonroja como sociedad ante la ineficacia de las medidas adoptadas, señalan, entre otras posibles causas, la falta de credibilidad colectiva en las normas dictadas para promover la igualdad de mujeres y hombres en pleno siglo XXI.  A nivel nacional, las Cortes españolas aprobaban la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, en marzo de ese año. En el preámbulo justificativo de la norma se especificaba que era el desarrollo necesario del artículo 14 de la Constitución española, aquel que proclama el derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo. En síntesis, que España, a través de sus representantes políticos, necesitó 19 años para acordar una norma que desarrollase tal precepto constitucional, señal inequívoca de que la propia sociedad esta(ba) aún verde para semejante guiso.

Seguir leyendo »

¿Frente popular contra el socialismo vasco?

Creo no darme demasiada importancia si me equiparo a Martin Luther King, porque yo también he tenido un sueño. Se desarrollaba en varias fases. Encendía la tele a cualquier hora del día y me sorprendía al no ver a gente concentrada cantando Els Segadors. A continuación, Puigdemont se evaporaba poco a poco hasta quedar reducido a un personaje de cómic, empeñado en  montarles un “procès” a los belgas. Luego, el Club Catalán de la Comedia se disolvía definitivamente entre silbidos y abucheos de un público estafado, que expresaba su enfado al grito unánime de “Botiflers, botiflers”. Más adelante, alguien iba retirando banderitas y los problemas reales de los ciudadanos de toda España que se ocultaban tras ellas volvían a hacerse presentes y se reintegraban al debate político. España, pues, volvía a existir y ya no era una simple provincia de Cataluña. 

Por desgracia, sólo era un sueño, aunque con muchos elementos para convertirse en realidad futura, una vez comprobado que la naciente República no pasaba de ser una proclama y que quienes juraron dejarse la piel en su defensa acabaron entendiendo, aunque tarde, que tenían un culo que salvar. Pero todo esto, la vuelta a la normalidad, llevará su tiempo. Hoy por hoy, Cataluña sigue colonizando el debate político del país, en España en general y en Euskadi muy en particular. Porque no hay por aquí acontecimiento interno que no se vea evaluado por lo ocurre en la Internacional del Independentismo.

Ahora, por ejemplo, toca debatir los Presupuestos aprobados por el Gobierno Vasco; y comprobamos que ya no tenemos Presupuestos como los de antes. Antes, podían ser buenos, malos o manifiestamente mejorables por sí mismos. Ahora son simplemente malos, estigmatizados como están por la situación catalana. De ahí que haya que dar un cierto rodeo argumentativo –tras algunos  perifollos retóricos de tinte social- para rechazarlos.

Seguir leyendo »

Transnacionales y criminalización de la protesta

Recientemente, delegaciones de distintos países latinoamericanos y europeos compartíamos reflexiones sobre la guerra y el nuevo escenario posible que se abre con los acuerdos de paz en Colombia. Esto ocurría en una pequeña comunidad embera, cerca de la ciudad de Medellín. En esa situación, las autoridades tradicionales nos sorprendían cuando señalaban que hablar de ordenamiento territorial da a entender que es necesario ordenar la tierra. Sin embargo, la naturaleza siempre estuvo ordenada, en equilibrio. Nos decían que es el sistema dominante quien la ha desordenado; luego, lo importante, lo urgente, es "ordenar" el sistema que impacta negativamente contra los territorios, contra los derechos y contra la vida.

Es un hecho escasamente reconocido que en demasiadas ocasiones, las palabras más sabias no necesariamente se encuentran en los seminarios académicos ni en las grandes conferencias mundiales de economistas o políticos. Por el contrario, la experiencia de cientos, miles de años de comunidades y pueblos a lo largo del planeta es la que se traduce en verdadero conocimiento, tal y como las palabras de más arriba nos transmiten. Es el sistema el problema, pues es éste el que está ocasionando desequilibrios, injusticias, explotaciones sin fin, empobrecimiento para las grandes mayorías, aumento de las brechas de desigualdad, machismos y feminicidios o el cambio climático. Son éstas, junto con otro largo etcétera, algunas de las consecuencias más graves que hoy sufrimos, pero la causa, por mucho que se nos trate de ocultar reside en ese sistema dominante que prima los intereses y beneficios económicos de las élites por encima de los derechos humanos individuales y colectivos de las personas y pueblos, reprimiendo además la protesta cuando ésta se produce. Se nos sigue queriendo mostrar, en el mejor de los casos, solo el dedo (consecuencias) para que no podamos ver la luna (causas).  

Se presenta en estos días el informe titulado 'Transnacionales, oligarquía y criminalización de la protesta social. El caso Guatemala'. En el mismo, se evidencia, a través del caso paradigmático de este país centroamericano, cómo la criminalización de las protestas sociales en defensa de los territorios y sus recursos naturales es una estrategia articulada al servicio de las transnacionales y oligarquías locales, para la protección de los intereses políticos y económicos de estas élites y estructuras. Así mismo, este informe deja patente cómo el estado, a través de los sucesivos gobiernos y en el marco del sistema capitalista neoliberal, hace dejación permanente de su obligación de protección y mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía, de las grandes mayorías, pero de forma especial de los pueblos indígenas, campesinos y de sus derechos sobre los territorios que habitan.

Seguir leyendo »

10 de noviembre, Día de la Memoria

Jóvenes con el lehendakari en el acto de Gogora

-¡No somos plantas, ni queremos que se nos trate así! –exclamaba de forma contenida una de las jóvenes participantes en el Programa Adi-Adian! (Víctimas educadoras) que fueron llamadas al acto de celebración del Día de la Memoria del pasado viernes, 10 de noviembre, en  la sede del Instituto Gogora. –Queríamos conocer lo que sintieron las víctimas del terror, queríamos saber cómo se puede perdonar tras sufrir un acto violento. No nos gusta aprender sólo teoría- continuó la estudiante.

La sana curiosidad manifestada por la joven, junto con el respeto que las víctimas transmitían en sus exposiciones y la activación del perdón hacia sus victimarios han sido, quizás, los rasgos que mayor impacto causaron en las personas jóvenes que se han expresado en el acto. La mayoría coincidió en señalar que las experiencias positivas habían sido incontables y que el valor del testimonio oral era insustituible para empatizar con las vivencias transmitidas.

Jóvenes y público asistente en el Instituto Gogora parecían contagiarse mutuamente de un fuerte sentimiento de reconocimiento hacia las víctimas (por su fortaleza ética) y de gratitud con la Administración autónoma (como organizadora del acto). Los aplausos continuos pretendían acallar el ruido de una lluvia que disputaba el protagonismo  a las intervenciones de las personas jóvenes.

Seguir leyendo »

Marlon Brando

No hay tratado filosófico ni formula matemática que resulte tan precisa como lo que Marlon Brando descubrió tras una década de holgazanería en una de las islas de su propiedad. Tras diez años retirado en la isla de Tetiaroa del Pacífico Sur, dedicado tan solo a la lectura, a la contemplación del paisaje, a la reconsideración de sus valores y a la minuciosa exploración de cada pequeño pensamiento que atravesara su mente – según sus propias palabras – el bueno de Marlon descubrió que “el tiempo pasa y que en esta vida todo dura un instante, tan solo un instante”.

A partir de ahí se desquició del todo. Normal. Lógico. No hay nada más desquiciante que freírse continuamente las neuronas del cerebro con las muchas chorradas que se nos van acumulando en sus cavidades. Además, en este disparatado mundo, pocas cosas pueden llegar a desquiciarnos tanto como descubrir que por mucha lata que demos, por mucho que hablemos, protestemos, follemos, comamos o ganemos dinero – y en todas esas cosas el bueno de Marlon fue un auténtico maestro – no estamos hecho más que de tiempo y el tiempo, tan implacable como una sentencia bíblica, nos va arrastrando hacia territorios desconocidos donde apenas quedará rastro de las muchas tonterías que hayamos hecho o de todo lo que, penosa o gozosamente, hayamos conseguido.

La lluvia ha llegado. No es una noticia pero es un hecho. En estos primeros días lluviosos de este tardío otoño todavía resulta muy agradable pasear por el campo o la playa, cuando escampa, aunque solo sea para desentenderse durante unas cuántas horas de la desmedida ambición constructora de los alcaldes de nuestras ciudades. En estos días todas las cosas en la naturaleza parecen afectadas por un cansancio y un abandono interno: las laderas de los montes presentan un resplandor de rescoldo moribundo y los colores incendiados, dorados, calientes del paisaje parecen velados por la telaraña húmeda y azulada de la niebla.

Antes de adentrarnos, de nuevo, en la aplastante rutina de los telediarios, los tertulianos, los políticos, los partidos de fútbol, el tedio de los domingos por la tarde, los preliminares de las temibles fiestas navideñas, el aburrimiento tecnológico de una clase media venida a menos y la desfachatez de quienes nos condenan a salarios de miseria mientras nos distraen con enfrentamientos identitarios, parece una época propicia para pasear, al atardecer, por alguno de los bosques de nuestra comunidad respirando el aire que la lluvia ha limpiado; un aire tibio, transparente, casi, casi dulzón debido a los frutos que comienzan a pudrirse mientras meditamos – brevemente, eso sí, no vaya a ser que acabemos desquiciándonos – acerca de lo que Marlon Brando descubrió hace ya muchos, muchos años: que el tiempo pasa y que en esta vida todo dura un instante, tan solo un instante.

Seguir leyendo »

¿Qué pasa con la industria vasca?

Protesta ante una planta de CNA-Fagor

Este verano nos hemos despertado con noticias de empresas industriales, algunas muy conocidas, con graves dificultades, que ponen en cuestión su continuidad y el empleo asociada a las mismas. Es el caso de Edesa Industrial (antigua Fagor Electrodomésticos), Muebles Xey (fabricante de muebles de cocina y baño),  Vicrila (especializada en la producción de vidrio de mesa), Cel (fabricante de pasta y papel tisú), General Electric (fabricante de generadores para plantas hidroeléctricas), BSH (la antigua Ufesa, fabricante de planchas en el sector de los electrodomésticos), STS -SERT (empresa siderúrgica de tubo soldado), Ingemar (dedicada a la transformación, distribución y comercialización de granito y mármoles), Ofita (orientada a fabricar  mobiliario de oficina) o Construcciones Navales del Norte (un astillero de Sestao más conocido como La Naval, privatizado por la SEPI en 2006). Ahora se anuncian también ajustes en Siemens – Gamesa que todavía no sabemos cómo nos afectará.

La pregunta evidente que, tanto el Lehendakari Urkullu, como la consejera Arantza Tapia, se apresuraron a contestar era si nos encontramos ante situaciones concretas y aisladas o ante problemas más estructurales. Ambos coincidieron en recalcar que el conjunto de la industria vasca está creciendo y tiene buenas perspectivas.

Esta afirmación se sustenta en que la situación económica es buena. Estamos creciendo en el entorno del 3%. Y la previsión del ejercicio próximo es de un crecimiento del 2,4 % (que pudiera verse reducida, como anuncian muchos expertos e instituciones, por la crisis política en Cataluña). La industria parece que también se recupera, aunque algo más lentamente. Ciertamente desde 2014, el empleo industrial crece poco a poco, pero todavía estamos muy lejos del existente en 2008. Entonces Euskadi tenía 240.000 empleos industriales. Hoy tiene 208.000. El socavón ha sido demoledor y tardará tiempo en reconstruirse. No es de extrañar la preocupación por todas estas noticias de crisis.

Seguir leyendo »

El silencio no es la solución para la memoria

Homenaje del Día de la Memoria en el Parlamento Vasco

Dice el proverbio que “ decir me pesó, callar no”. Por eso escribo este artículo. Para decir que en las celebraciones del Dia Memoria -instaurado durante el Gobierno del Lehendakari Patxi López-  han sobrado actos en los que se calla. En los que se abusa del silencio.

Y eso me lleva a concluir que todavía en Euskadi, a unos y a otras, y no sólo a los de siempre,  pesa aún mucho decir las cosas claras. Y una memoria decente de la sociedad vasca exige, en mi opinión y con urgencia, palabras para llamar a las cosas por su nombre.

Diré más, para las socialistas, los silencios deben ir acompañados inexcusablemente de palabras. La palabra como instrumento ético de deslegitimación de la violencia. Como incuestionable garantía de no repetición. Para que nadie, nunca más, tenga la tentación de empuñar un arma, como si eso fuera lo más normal del mundo, o cómo si eso fuese una cosa que te empujan a hacer contra tu voluntad

Seguir leyendo »

'Proporcionalidad'

La palabra "proporcionalidad" se ha puesto de moda. "Encarcelar consellers es desproporcionado", ha dicho una socialista catalana, por cierto, integrante del nivel medio del escalafón. Otro político, nacionalista vasco, no le ha ido a la zafa: "El ingreso el prisión es desproporcionado y contraproducente". Más allá ha llegado Alberto Garzón, no sé bien si vestido de IU o de Podemos, que ha escrito: "Lamentable la decisión de la Audiencia Nacional… delito inexistente, falta de competencias y medidas desproporcionadas". Y así sucesivamente… El periodista Évole mostró su incapacidad interior para comprender con estas palabras: "Las cosas se pueden solucionar de otra manera". Tales aportaciones dialécticas de quienes se muestran como avezados pensadores llevan a los ciudadanos de a pie a la indefensión, a la incomprensión, a la perplejidad y al hastío. La falta de respuesta nunca invalida la profundidad y consistencia de una pregunta. La desesperación que nos embarga a casi todos en relación al procés catalán no debe ser acrecentada por estas afirmaciones en contra de las decisiones judiciales, que intentan descalificar cualquier tipo de solución pero no ofrecen ni una sola solución apropiada para la ocasión.

A la Juez lamela, que es al parecer la artífice de la encarcelación de los consellers, todos los perfiles encontrados en las Redes la califican como 'progresista', a pesar de que al vulgo le hayan alimentado la imaginación con otras imágenes mucho menos benignas desde que encarceló a unos jóvenes levantiscos que apalearon a unos Guardias Civiles en Alsasúa a altas horas de la madrugada. En todo caso, no profundizaré más en este aspecto porque la Juez Lamela ha aplicado todo su caudal de conocimientos jurídicos, a los que yo no alcanzo ni soy capaz de rebatir. Pero, dicho esto, también afirmo que quienes han tachado de 'desproporcionada' la encarcelación tienen los mismos o parecidos déficits de conocimientos jurídicos que yo. Han opinado sin argumentar el alcance de sus opiniones. Han buscado con meticulosidad la palabra (“desproporcionado”) porque dicha sin otro aditamento no significa realmente nada ni compromete a nada en concreto. Establecer proporciones exige tener en cuenta diferentes principios básicos y aplicables. Quienes llaman 'desproporcionadas' a las encarcelaciones deberían haber especificado con respecto a qué. A qué otro delito o a qué otra acción u oportunidad. Pero no han ido más allá del relativo significado de la palabra 'desproporción'.

La encarcelación “preventiva” parece la respuesta más adecuada al atrevimiento y la intransigencia del entramado independentista catalán

Seguir leyendo »

Qué lástima de Congreso de Atletismo

Me llega el programa del “I Congreso Nacional de Entrenadores de Atletismo” que tendrá lugar el próximo 11 de noviembre en la Universidad Politécnica de Madrid. El título me induce a pensar: ¡Vaya!, ni siquiera se han molestado en añadir “y entrenadoras”.

Encabezan la propaganda del congreso tres fotografías. En una, aparecen cuatro mujeres atletas vestidas con braga y top; en otra, cuatro hombres atletas con una cómoda indumentaria que les cubre el cuerpo y hasta medio muslo.

Leo el programa. Como era previsible, los contenidos se corresponden con el título del evento, de un evento que ignora la existencia de las mujeres. No puede ser más androcéntrico: ni una sola mujer como ponente. Si la representación de mujeres es 0%, no se puede ir a peor.

Seguir leyendo »