Opinión y blogs

eldiario.es

El PSOE

La implantación de la social democracia tras la segunda guerra mundial fue la última gran contribución de Europa a la humanidad ya que nunca antes tanta gente tuvo tantas oportunidades en la vida, pero hace ya tiempo que la social democracia está en un proceso de liquidación y derribo porque ya no hay dirigentes europeos con la suficiente capacidad intelectual para defender los espacios públicos, los servicios públicos y las causas comunes y porque los ciudadanos europeos hace ya años que nos hemos desentendido de los demás inmersos como estamos en este solitario narcisismo tecnológico de selfies, tuits, facebooks y videos pornográficos.

Los ricos son cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres, pero aún así las diferencias identitarias hace tiempo que se volvieron más importantes que las diferencias de clase, tal vez porque azotados por este despiadado vendaval neo conservador que ha resucitado de nuevo el miedo a los demás, la esclavitud laboral, la indiferencia hacia el otro y el desprestigio del Estado merced a la desvergonzada corrupción de los gobernantes, solo nos interesa pertenecer a una tribu donde refugiarnos.

Esta es nuestra tribu y este es nuestro espacio. No acatamos más que cuanto la tribu nos dicta y no nos relacionarnos más que con quienes pertenecen a nuestra tribu porque fuera hace mucho frío y porque los demás no nos pueden proporcionar lo que más hondamente deseamos; o sea, dinero, poder, una posición, coches, sexo, viajes, descargas gratuitas, en definitiva cualquier cosa que nos reafirme en nuestra identidad de personas puestas a salvo. De esta manera los nacionalismos crecen de nuevo en Europa porque cada vez nos cuesta más reconocer al prójimo como a un igual y cuando esto ocurre la socialdemocracia pierde todo su sentido y se desvanece en el aire lo mismo que un suspiro o un sueño nunca cumplido.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Ha ganado el PSOE

“Debacle”, “batacazo” y hasta “menuda hostia, Pedro” se ha dicho y podría decirse del resultado del PSOE en Galicia y Euskadi. Dejarse casi la mitad de los escaños en Euskadi y pasar a tercera fuerza política en Galicia no podría calificarse de otro modo… y van cuatro a contar desde diciembre de 2015. Mal, realmente Pedro Sánchez lo tiene muy mal porque desde que llegó a la secretaría general, no ha visto otra cosa que una constante sangría de votantes que deciden irse a derecha, izquierda o a ninguna parte, no votar.

Y, sin embargo, sostengo que Sánchez tiene mérito. De todos los contrincantes electorales, el PSOE es el único partido que pugnaba contra uno más, contra sí mismo. El suspiro de alivio en Génova la noche del pasado 25 de septiembre no fue nada comparado con el ruido de palmas con las orejas que se oiría en las sedes socialistas de Sevilla, Oviedo, Cáceres, Toledo o Zaragoza. La principal contienda electoral del PSOE no era con el PP o las mareas en Galicia o el PNV o Bildu en Euskadi, sino con el PSOE en las baronías que esperaban un resultado como el producido para comenzar el proceso de desmontaje del escenario que esas mismas baronías construyeron en 2015 creyendo que el tal Sánchez tenía unos hilos colgando de los brazos y las piernas para que ellos movieran el muñeco. Como fue que no, pues a cortar los hilos, a dejar inerme al muñeco y a colocar otro, que es a lo que Susana Díaz fue, según ciertas lenguas, a Zamora la noche anterior al 25S. Como buenos barones, siempre podrían decir que estaban velando armas cuando estaban maquinando como cargarse al jefe.

Haría falta una sobredosis de ingenuidad para creer que es pura casualidad que mientras Sánchez estaba en un mitin en Galicia, el barón extremeño montara el numerito sobre la falta de libertad de expresión en el PSOE y que el barón emérito de la misma marca amagara con irse del partido si Sánchez hacía lo mismo que hace su criatura extremeña, gobernar apoyado por Podemos. La haría falta también para creer que mientras Sánchez visitaba Vitoria, por ver si se podía contener algo el desastre en ciernes, una marea de mensajes en la red vinieran espontáneamente a mostrar su apoyo al mencionado barón, a quien pueden faltarle libertades pero desde luego no la de largar. Dicho de otro modo, una parte del PSOE , y no una cualquiera, haciendo campaña contra el PSOE dándole en realidad lo mismo si los votos se disparaban a la izquierda, la derecha o a la abstención.

Seguir leyendo »

La nueva educación

La pasada semana hemos conocido las ideas del ingeniero y profesor de la Universidad de Newcastle, Sugata Mitra [1] sobre la necesidad de prescindir de los exámenes como sistema evaluador del alumnado. Su “revolucionario” método –se nos informa- es seguido en 50 países y fue en 2013 merecedor del prestigioso TED Prize. Ha pasado por España para explicar su programa SOLE (siglas en inglés de aprendizaje colaborativo) en tres centros madrileños.

En opinión de Mitra “la época de las trincheras ha terminado y los estudiantes  ya no necesitan aprender con la amenaza y el miedo como una constante”. En su charla, 'Construyendo una escuela en la nube', señala la importancia de  situar Internet en el centro de aprendizaje y de sustituir definitivamente unos programas académicos que responden a la época de las naciones-imperio por otros en los que el alumnado sea capaz de responder mediante la búsqueda internauta a las preguntas inteligentes que proponga el profesorado. Una metodología anticuada que se base únicamente en el aprendizaje memorístico de los interminables programas escolares, convenientemente examinados por el profesorado, estará condenada al fracaso, según este profesor hindú. Es necesario, por tanto, recuperar el interés del alumnado, eliminar su miedo y sustituirlo por su afán de conocer.

Sin  sumergirnos demasiado en teorías pedagógicas, recordamos algunas que buscan un fin tan noble como la expuesta. El método Montesori, por ejemplo, fue una propuesta entre fines del XIX y comienzos del XX de la propia María Montesori que buscaba unos objetivos loables: liberar el potencial de cada niño/a para que se desarrolle en un ambiente adecuado (integral, con sus máximas capacidades intelectuales, físicas y espirituales) coincidente con el propio desarrollo físico y psíquico del educando. Para conseguirlo, en opinión de la educadora, era necesaria una escuela transformada, distinta al lugar de transmisión de conocimientos específicos del profesorado y que se abriese al trabajo libre con material especializado.

Seguir leyendo »

No es culpa de Pili

La secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba (a la izquierda), junto a Pili Zabala.

Con pleno apoyo de la dirección estatal y en unión de Equo y de Izquierda Unida, Podemos ha conseguido 150.000 votos en las elecciones autonómicas. Ha perdido casi dos de cada tres votos de los conseguidos hace dos meses. Ha obtenido casi los mismos votos que obtuvo hace año y medio en las elecciones forales Podemos Euskadi concurriendo en solitario y sin apoyo alguno de la dirección estatal. Si quitamos los votos que aportan Equo e Izquierda Unida, Podemos ha perdido unos 30.000 votos de los que obtuvo hace año y medio, cuando competía en el peor de los escenarios posibles y sin otra fuerza que el entusiasmo de los círculos y la militancia vasca. La actual dirección ha dicho que se trata de un éxito histórico. Creo que hablarle así a la ciudadanía supone en sí mismo una forma de entender la política.

Lo peor que puede suceder es que se opte por no reconocer la realidad. No cuestionarse por qué la misma ciudadanía que ha apoyado entusiastamente a Pablo Iglesias y al proyecto de Podemos para Madrid hace dos meses ha dado masivamente la espalda al proyecto para Euskadi de Podemos. Lo peor que puede suceder es que se busquen chivos expiatorios. Y hay que hablar claro. La responsabilidad de esto que algunos consideran un “éxito histórico” no es de Pili Zabala. Ella ha hecho lo que ha podido y me dolería que la convirtieran en el muñeco roto de los experimentos de algunos.

En mi opinión, el populismo tiene un cierto papel en la política: evitar que ésta se convierta en algo demasiado abstracto y sólo accesible a las élites, popularizando el debate político y utilizando una terminología y una argumentación accesibles al común de los mortales. Pero una cosa es utilizar algunos materiales de la crítica populista y otra muy distinta es convertir el populismo en una religión. Y pretender hacer política sin ofrecer un proyecto propio, vendiendo exclusivamente buenas palabras, sin posicionarse en los debates, sin atreverse nunca a arriesgar, sin tener la valentía de decir a veces cosas que no son populares y limitándose siempre a halagar al oyente con palabras que uno cree que desea escuchar.

Seguir leyendo »

Un voto por un futuro común

Varios niños talibés comiendo en una daara de M'bour, Senegal.

La próxima legislatura será importante para nuestro futuro en común, ya que elegimos nuevo Parlamento vasco en un momento en el que las personas reclaman, más que nunca, políticas más inclusivas y la recuperación de los derechos sociales perdidos en los últimos años.

El contexto internacional ha cambiado y los problemas a los que debemos enfrentarnos son globales y compartidos por países enriquecidos y empobrecidos. Por tanto, la respuesta de las instituciones, en este caso del Gobierno vasco, debe estar a la altura y afrontar su política de solidaridad internacional desde esa perspectiva global, subrayando la interdependencia de los problemas y de las políticas entre el conjunto del planeta.

Por ello, desde la Coordinadora de ONG de Desarrollo de Euskadi hemos trasladado a los principales partidos que concurren a estas elecciones una batería de propuestas para que pongan a las personas en el centro de sus políticas, respetando la equidad de género, atendiendo a los valores de humanidad y solidaridad y, en definitiva, respondiendo a la universalidad de los derechos humanos.

Seguir leyendo »

Patriotas

En los últimas días de este verano las noticias sobre las habituales corrupciones de nuestros partidos políticos se han ido encadenando con una monotonía de homilía dominical. Entre carraspera y carraspera, debido a las traicioneras temperaturas de los aires acondicionados, en los bares que visito casi todas las tardes con el ánimo de hacerme creer que soy un hombre bien instalado en la alcohólica mediocridad de esta ciudad, la gente más que comentar estas sabidas corrupciones te cuenta sus vacaciones del verano sin el más mínimo pudor.

Lo habitual, el plan más extendido, según he podido escuchar, ha sido desplazarse al sur peninsular para pasar las horas tumbados al sol como lagartos medio ocultos tras un sombrero de esparto, que cantara el Serrat... Las playas mediterraneas, Benidorm, Fuengirola, Marbella o Torrevieja, han sido una prioridad para todas aquellas personas que consideran que el sol es un premio a la paciencia con la que han soportado el tedio laboral y el lluvioso invierno.

Cuánto ahora hay que hacer se hace con una perezosa diligencia puesto que la nostalgia de lo vivido en los días de Agosto, parece impedir que toda esta gente se habitúe de nuevo a las monomanías domésticas, los semáforos, los seriales televisivos, las gestiones bancarias y el vino amargo que todas las tardes se bebe de un trago tras salir de la oficina con el alma anestesiada, la mente en blanco y el cuerpo encogido.

Seguir leyendo »

La solución inuit

Todo el mundo ha oído que los inuit distinguen un montón de tonos de blanco, aunque casi nadie sabe si esto es cierto porque, en fin, casi nadie tiene esquimales en su entorno más cercano. Pero la verdad, en este caso, importa poco. La relación de los inuit con el blanco nos sirve de metáfora para tantas cosas que sería una pena dejar que la verdad nos la fastidiase. Nos sirve, por ejemplo, para ilustrar la forma en que los vascos concebimos la relación con el Estado.

Nunca como en estas elecciones habíamos tenido los votantes un abanico tan repleto de opciones a este respecto, desde el PP y su centralismo inquebrantable hasta el innegociable independentismo de Bildu pasando por modelos federales, el sí pero no del PNV y el no pero sí de Podemos.

Hace años, cuando todavía abría la puerta a desconocidos, fui asaltado por una encuestadora del Euskobarometro. Tan bien adiestrada estaba que, antes de que pudiese inventarme alguna excusa, ya estaba yo sentado en el sofá rellenando un formulario sobre mis percepciones y preferencias políticas. Si no lo ha hecho nunca quizá desconozca que, en plena selva de números, se incluye una pregunta donde el encuestado debe colocar una bolita en el punto exacto de su vasquitud (y, por tanto, de su españolidad), siendo el 0 un sentimiento única y puramente vasco y el 10 una entrega total y abnegada al centralismo.

Seguir leyendo »

Pokémons, zumba y rock and roll

Mendia cree que "marear la perdiz soberanista" es "jugar de forma irresponsable con las necesidades de la gente"

Si Sabino Arana hubiese salido de la tumba hace diez días y se hubiese dejado caer por el Arenal de Bilbao se habría encontrado con la siguiente estampa: un nutrido grupo de vizcaínos socialdemócratas, todos vestidos de rojo, que, móviles en ristre, buscaban pokemons en torno al teatro Arriaga. Las Juventudes Socialistas lo publicitaron como la "Pokeparada socialista" y era, se supone, un acto de campaña.

Los actos de campaña, no lo olvide, se hacen para conseguir que paisanos le voten a uno. El porqué el PSE considera que los pokémons movilizan el voto es un misterio que ni siquiera trato de comprender. Claro que no es el único partido que ha optado por actos aparentemente diseñados para poner a prueba la vergüenza ajena del respetable.

Hace unos días, el PNV, formación conocida por su proverbial sobriedad, montó algo llamado U Fest (la U es de Urkullu), definido por el propio partido como un "mitin fiesta". La parte de "fiesta" incluyó música en directo, DJs y clases de zumba (no me preguntes) con, por supuesto, barra de bocatas y katxis de kalimotxo. No deja de ser curioso que el promotor de semejante acción fuese precisamente el partido de Iñigo Urkullu, un hombre que, según ha confesado, solo bebe agua y solo porque, si no lo hace, igual se muere.

Seguir leyendo »

Salvar al soldado Draghi

La política monetaria está llena de tecnicismos y abreviaturas que pocos entienden: QE, TLTRO II, CSPP, M3, … Un ciudadano normal que lea un artículo con toda esta amalgama de enrevesada terminología es natural que sienta un rechazo instintivo para seguir informándose. Sin embargo, la política monetaria trata de asuntos de gran trascendencia que influyen en nuestra vida cotidiana. Bien lo sabía Mario Draghi cuando afirmó, en julio de 2012, aquello de que el Banco Central Europeo (BCE) haría todo lo necesario para sostener el euro y añadió, para que no hubiera dudas, "y créame eso será suficiente". El mensaje dirigido a los mercados monetarios era directo. El BCE haría todo lo que estaba a su alcance para defender al euro y la economía española a la que no iba a dejar caer. Aquel día, con una sola frase, que sonaba a evidente advertencia, Draghi nos salvó de la bancarrota. Basta recordar que el 25 de julio de 2012 la prima de riesgo del Reino de España alcanzó un máximo histórico de 649 puntos básicos (pb). El 12 marzo 2015 se situó en un mínimo de 93 pb. En el momento de redactar estas líneas se encuentra en el entorno de los 100 pb. Los españoles nos hemos ahorrado mucho dinero en el pago del servicio de la deuda con esta rebaja.

Conviene no olvidar esta lección cuando vuelvan las campañas de acoso y derribo contra Mario Draghi desde las cancillerías del norte de Europa, especialmente Alemania. A los españoles nos va mucho en el envite. En su momento salvó la economía española y ahora está intentando salvar, en lo que está en sus manos, la economía europea.

Para entender lo que está ocurriendo daremos un pequeño rodeo para no especialistas.

Seguir leyendo »

Insuficiente sin repetición

A medida que se acerca el 25 de septiembre, se hace necesaria una mirada hacia atrás para repasar lo que ha sido la actuación del Departamento de Educación del Gobierno Vasco, durante esta legislatura a punto de finalizar.  Uno, que tiene alma docente, debe hacer esfuerzos para no calificar inmediatamente con un dígito rojo el trabajo de la Consejería dirigida por Cristina Uriarte en este tiempo. Si se reprime es porque con tanto cambio normativo producido desde 2012 le asalta la duda de si lo haría correctamente. Quizás los vaivenes burocráticos –LOMCE, con sus Reales Decretos, HEZIBERRI 2020, con los autonómicos propios-; quizás los retrasos en sus publicaciones (el Departamento ha iniciado los dos últimos cursos con instrucciones a los centros docentes y no con la normativa exigible en vigor); quizás ambos hayan introducido tantos cambios que ahora se haya de calificar con sello digital y el “conforme” correspondiente de equipo directivo, previa consulta a la inspección, a su vez autorizada por el Berritzegune zonal. En este nivel de confusión está la comunidad educativa vasca a día de hoy.

Mis cercanos, optimistas irredentos,  me insisten en  que controle tal  queja, dado que el panorama político español puede aún empeorar; que la unión asimétrica de las opciones estatales con las incipientes coaliciones vecinales más los movimientos locales soberanistas podrían paralizar/reducir/aplacar/sustituir el calendario de implantación de la ley educativa –que sólo desea el PP, Ciudadanos, depende de con quién se coaligue- y, por tanto, que la normativa de transporte escolar, o las modificaciones de los menús que comen nuestros escolares –tal es lo  que resta de aplicación completa de la ley educativa- quedarían en un limbo normativo de difícil aplicación. Hay que andar con tiento, parece.

Sea como fuere, lo cierto es  que hay pocas oportunidades para la sonrisa tras una legislatura triste, errática y titubeante, por parte de los hombres y mujeres que han gestionado la educación vasca y que ahora están en el análisis ciudadano. Porque cuesta encontrar colectivos mínimamente satisfechos con el trabajo cuatrienal realizado hasta ahora. No lo está el alumnado, desvelo prioritario de la Consejera en todas sus manifestaciones públicas, que está sufriendo como nadie los vaivenes políticos y que desconoce nuevamente qué pasará este curso recién iniciado con las reválidas de 6º de Primaria, 4º de ESO y 2º de Bachillerato. Se supone que titulará si los resultados académicos así lo indican, pero ello no disminuye la angustia que genera la incertidumbre. Mientras llega mayo, sus preocupaciones, que también son las de su profesorado, se centrarán en conocer las novedades que los nuevos currículos imponen, ahora también en opción dual (tableta-libro de texto, LOMCE-Heziberri).

Seguir leyendo »