eldiario.es

Menú

Suspenso sistémico del alumnado vasco en comprensión lectora

Primero se hicieron públicos los resultados de las Evaluaciones de Diagnóstico 2015 [nivel de desarrollo de las competencias básicas de cada uno de los alumnos y alumnas escolarizados-as en 4º de Educación Primaria y 2º de ESO.], luego los resultados  de PISA 2015, hace ahora un año,  y recientemente los resultados del PIRLS 2016 en los que se evalúa a alumnos de 9 años de cuarto de Primaria. Un suspenso reiterado nacional e internacionalmente. La publicación de los resultados de PIRLS ( Progresse in International Reading Literary Study) ha coincidido con  cinco convocatorias de huelga en la red pública en Euskadi ( no así en la privada concertada)  en un mes y se anuncian nuevas. Ni sindicatos, ni padres, ni expertos,  ni gobierno hablan de la comprensión lectora: a lo sumo alguno de boicotear las evaluaciones internacionales. No hay voz crítica alguna; la  educación no es motivo de preocupación ni en el euskobarómetro, ni en el deustobarómetro…  ni está en la agenda de nadie a pesar de los datos.

La Consejera reconoce que los datos de “comprensión lectora” de PIRLS, son “ unos malos resultados ”. Esta vez no le cogen de sorpresa,  porque vienen precedidos de los dos varapalos anteriores, ahora bien, añade a continuación que tenemos “ un buen sistema educativo” y reitera una vez más los datos que se han convertido en lugares comunes:  “ nuestro bajo índice de abandono escolar temprano, nuestro alto índice de titulación superior, becas,  nuestra formación profesional…etc. “ Todos ellos datos ciertos pero matizables; pues hay que reconocer que las dificultades de acceso al trabajo de los jóvenes, con la precariedad de lo que se ofrece, les fuerza a seguir estudiando y formándose tras los 16 años; por eso ha bajado, también,  este índice en todas las CCAAs; de la misma manera que ha bajado el paro,  en general, en Euskadi ,más por la reducción de la población activa que por las políticas activas de empleo…, es cierto que tenemos el mayor índice de titulados superiores, un rasgo, en principio,  bueno porque supone un mayor nivel cultural y de conocimiento, sin embargo, desde el punto de vista de la eficiencia, de lo que se invierte,  es para que lo reconsideremos,  no sea que estemos egresando arquitectos e ingenieros, o titulados en filosofía para empleos que se pueden ejercer con un graduado de secundaria o un ciclo formativo de grado medio; en cuanto a las becas somos líderes , como lo somos también en FP,  pero no sólo por méritos propios, por tradición,  sino también por la generosidad del resto de españoles que nos permiten cosas que no se producen en otras CCAAs en materia de gasto o inversión educativa; somos la Comunidad Autónoma líder en subvencionar vía concierto educativo la enseñanza posobligatoria. Por tanto, lo somos por tradición, pero también por concierto/cupo, por conexión con el mundo productivo, máquina herramienta, automoción…pero, sobre todo, por la generosa financiación de la que no disponen otras CCAAs.

La Consejera nos recuerda que ya están trabajando en implementar medidas para mejorar en “comprensión lectora”,  como un “plan lector” en los centros ( 75 ¿) , pero nos advierte que los resultados tardarán de 6 a 10 años. Uno o dos lustros o algo más. ¿Se puede afirmar que tenemos un buen sistema educativo con este déficit de comprensión lectora acreditado tanto a los 9 como a los 15 años, tanto en las evaluaciones propias como en las internacionales? Uno empieza a tener sus dudas. Empiezo a pensar que estamos ante un problema sistémico, “propio” de nuestro “singular” sistema educativo vasco que tiene que ver con la apuesta que se ha hecho por convertir “en la práctica y de facto” el euskera en la lengua vehicular “preferente cuando no exclusiva” en los centros, marginando el respeto y la consideración del castellano; la lengua materna de la gran mayoría del alumnado, la más idónea para acceder no sólo a todos los conocimientos sino incluso al conocimiento de la lengua cooficial, el euskera Debemos recordar que la lengua materna castellana es también es la lengua familiar de la gran mayoría del profesorado, del personal de los servicios educativos complementarios y, en definitiva, del conjunto de la CAPV. Nuestra lengua común está siendo orillada y este suspenso reiterado en “comprensión lectora” es una de sus consecuencias. Hay una apuesta por la inmersión lingüística en un contexto de escaso uso y presencia del euskera; esto es un error, sin paliativos que necesita una rectificación en toda regla.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

"Lo que nos corresponde"

Hace apenas 15 días, durante el debate en el Pleno de Gernika para la aprobación de los Presupuestos de Bizkaia para 2018, el portavoz del PNV decía: "a uno le entran ganas de salir de este pleno y plantarse en el juzgado…" (28 de diciembre de 2017).

No se refería, por supuesto, a plantarse en la Audiencia Nacional de Álava para reprobar a sus compañeros de partido, del PNV; Alfredo de Miguel, Aitor Tellería, Koldo Ochandiano, Iñaki San Juan, Xabier Sánchez Robles, etc., por acusaciones que alcanzan hasta 54 años de cárcel por delitos de cohecho, asociación ilícita, blanqueo de capitales o tráfico de influencias.   

No; el PNV amenazaba a Podemos Euskadi con llevarnos al juzgado por denunciar el modelo clientelar que ha enraizado en Bizkaia y en Euskadi alrededor del entramado de sociedades públicas (forales o autonómicas), en cuyos altos cargos se acumulan miembros del PNV.

Seguir leyendo »

Euskadi suspende en los retos del siglo XXI

Pozo para la extracción de gas mediante fracking. | EQUO

En Euskadi nos encantan los rankings y las estadísticas, especialmente aquellos donde la lista es más larga por debajo que por arriba. Esto ha tenido dos consecuencias en la manera en la que se presenta la realidad vasca: por una parte, una autocomplacencia y conformismo institucional, que justifican cualquier intento de innovación y mejora en ciertas políticas (derechos sociales, industria, igualdad) que siguen dejando atrás a mucha gente en Euskadi. Y en segundo lugar, que solo se habla de los temas en los que Euskadi está igual o mejor que la media, y no de las materias en las que estamos peor que otros paises y territorios de nuestro entorno.

En el marco de pensamiento y de valores vinculados al desarrollo heredados del siglo XX, las cosas van bien o mal en función de indicadores económicos (PIB, desempleo, productividad) indicadores generales sobre bienestar (igualdad, indice de desarrollo humano), a los que se le ha sumado en la última década referencias a la calidad institucional (transparencia por ejemplo). En el imaginario social, la modernidad era esto: una economía fuerte, un bienestar razonable e instituciones que funcionen.

Más allá de que la realidad en Euskadi (crisis industrial, creciente desigualdad y la red clientelar en torno a la gestión de lo público) cuestione en el día a día la imagen que los indicadores proyectan y que el Gobierno Vasco magnifica, hay una certeza que arroja ciertas dudas sobre la situación de Euskadi.

Seguir leyendo »

Social democracia

Una vez pasadas las fiestas navideñas el mundo vuelve a discurrir en su vertiente más común y cotidiana, que es precisamente lo primero que se sacrifica en estas fiestas. Las bombillas se descuelgan de los árboles. Los nacimientos se retiran. Los abetos artificiales se guardan en los armarios trasteros y así, poco a poco, los adornos navideños van desapareciendo de nuestras vidas del mismo modo que las felicitaciones navideñas desaparecen de los buzones para dar paso de nuevo a las facturas, los extractos bancarios, las multas, las recomendaciones urbanas y los folletos publicitarios.

Casi siempre entramos en estas festividades con la intención de no sucumbir a su término, con el vago propósito de no perdernos finalmente en un melancólico laberinto de recuerdos borrosos, paquetes deshechos, deseos frustrados, despedidas, viajes de regreso y demás distancias. Pero lo cierto es que ahora, en la memoria, ya solo quedan restos de las celebraciones lo mismo que en las bandejas de algunos frigoríficos aún quedan lonchas de jamón desperdigadas junto a pequeños racimos de uvas, latas de paté, tartas desmigadas, trozos de turrón, botellas descorchadas y langostinos sobrantes...

Seguir leyendo »

Procés catalán: ¡Ni el apuntador!

La obra que se ha venido representando ha sido 'El procés catalán'. ¿Se trata de una comedia, una tragedia, quizás una tragicomedia, un drama, o se ha quedado en una especie de opereta bufa, un sainete, o un sencillo entremés? ¡Qué más da! Lo cierto es que la sala teatral en la que se ha venido celebrando la sesión está siendo abandonada incluso por quienes resultan imprescindibles en la representación. El elenco de actores está quedándose en una sencilla muestra del que fue en el inicio de la obra, cuando se alzó el telón. El attrezzo o utilería permanece allí, pero tan desocupado como inútil.

Las bambalinas cuelgan aún, ocultando lo poco vistoso y oscuro, y dando vistosidad a los colores (principalmente el amarillo) que dan un sentido especial a la obra. Todo permanece, pero el libreto está ahora mismo cerrado a cal y canto, como si esperara que alguien viniera a escribir en sus páginas los diálogos y guiones de la obra. Aunque se trata de una obra que se ha intentado representar en ocasiones anteriores, da la impresión de que algunos factores 'extraños' han cubierto de moho las páginas a la vez que una pátina de olvido ha cubierto la memoria de los actores.

¿Y el público? El público permanece en sus butacas, algo asustado y muy poco esperanzado. Asiste ya sin entusiasmo porque la escena inicial es ahora un escenario abandonado y huérfano, con un proscenio deshabitado y la concha del apuntador vacía de bisbiseos y palabras orientativas. El gran teatro, llamado a acoger una obra de gran trascendencia com es 'El procés catalán', es un océano de dudas, un espacio vacío en el que los espectadores se miran cada vez que los actores del elenco, uno a uno, van saliendo a escena para anunciar a los asistentes que abandonan la representación. Es bien cierto que el autor, o los autores de la obra, la pergeñaron a modo de ensayo como si se tratara de llevar al teatro una quimera imposible en su culminación, pero el público no para de mostrar su estupor ante unos actores que huyen despavoridos de la escena y toman el camino de la calle sin detenerse siquiera a saludar al respetable público ni ofrecer disculpas a los asistentes al magno acontecimiento.

Seguir leyendo »

Hacia una gestión sostenible del riesgo de inundación

Los bomberos de Bizkaia durante un rescate entre Gernika y Muxika. Foto: Bomberos Bizkaia

El pasado jueves días 11 de enero la lluvia torrencial puso en jaque a una buena parte del territorio vizcaíno. En algunos puntos se desbordaron ríos y en otros se generaron balsas de agua que obligaron a cortar carreteras principales, como la que comunica Muxika y Gernika, así como otras secundarias. En cuestión de horas municipios como Muxika, Mungia, Gernika, Bakio y Bermeo se vieron anegados, y en otros municipios como Amorebieta, el problema se localizó, sobre todo, en zonas industriales anexas al río Ibaizabal. Pero hubo más municipios que estuvieron al borde de desbordamiento de ríos y creación de grandes balsas en sus calles.

Al menos en esta ocasión, no ha habido víctimas humanas como ha ocurrido en el pasado, aunque sí daños económicos, que habrá que ir evaluando, y también psicológicos, que muchas veces no se tienen en cuenta. Muchas familias pasaron por momentos de auténtica psicosis, perfectamente comprensible.

Sin duda, partimos de una mala situación. Euskadi cuenta con cien zonas de especial riesgo de inundaciones, que se sitúan sobre todo en la vertiente cantábrica y que abarcan una longitud fluvial superior a los 400 kilómetros, según se recoge en los documentos que, en cumplimiento de la normativa europea, se han realizado para identificar estos puntos. Aunque hay que puntualizar, que estas 100 áreas no son las únicas que pueden sufrir efectos por inundaciones, pero si las que pueden acumular los mayores daños.

Seguir leyendo »

La desigualdad de género en la educación

Desde su acceso a la formación reglada, niños y niñas irán percibiendo los síntomas de la interpretación utilitarista y mercantilista que es la educación actual: en su etapa infantil tendrán una maestra –y no un maestro- que continúa el papel materno del cuidado; en la medida en que van creciendo y, por tanto, aprendiendo cosas 'más importantes', irán teniendo más profesores varones, identificando lo importante, lo valioso, con lo masculino; lo que aprenderán en la escuela no tendrá nada que ver con el trabajo que se hace en casa, que no entra en el currículo académico porque no es importante; verán que los hombres son los que han construido el mundo, han hecho las guerras y han ganado las batallas, han inventado cosas, han escrito, han descubierto continentes.., mientras que las mujeres… no están, simplemente, ni en sus libros de texto, ni en el contenido de lo que los profesores y profesoras les transmiten (salvo cuando les hablan de quién les cuida); se incorporarán a un discurso que oculta sistemáticamente a las mujeres… Y a lo largo de su escolarización, a través de sus profesores y profesoras –lo que conocemos como currículo oculto- irán reforzando el estereotipo sexista que insiste en el diferente reparto de roles sociales según el sexo.

Con esta rotunda claridad se expresa el Proyecto Orienta (Federaciones de Industria y Enseñanza de CCOO. Diciembre, 2017) en la justificación de motivos del informe. Un trabajo que además de explicar la situación de segregación laboral en la que se encuentra la mujer en España, especialmente en el sector  industrial- busca las razones de tal desigualdad en el sistema educativo actual.

Es cierto que las generalizaciones oscurecen el trabajo ejemplar que muchas escuelas y una parte de ese profesorado comprometido realizan diariamente, contraviniendo en la mayoría de las ocasiones el currículo oficial; pero, la escuela aún, en su conjunto, persiste en este tipo de enseñanza. “Las cosas han cambiado, pero no lo suficiente” expresa la socióloga Marina Subirats en un libro de lectura obligatoria para cuantos/as deseen una educación transformadora (Forjar un hombre. Moldear una mujer. Aresta, 2013). Y así, lo que empieza condicionado por las costumbres ancladas en la sociedad a la hora de atribuir cualidades distintas al niño (bueno) y a la niña (guapa), continúa filtrándose en los años siguientes (superhéroe/hada) hasta consolidarse en  los años centrales de la adolescencia (ella, identificada con la naturaleza; él con la necesidad de domar, de dominar).

Seguir leyendo »

La convivencia como objetivo

El ex consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, junto a familiares de víctimas de los GAL, Edurne Brouard, y de ETA, Rosa Rodero

Hace unos días, leía como una mujer, madre de un preso vasco encarcelado en Puerto de Santa María, cuando estaba llegando a Vitoria-Gasteiz, después de un largo viaje de más de 2.000 kms, para visitar durante 40 minutos a su hijo preso, que leía en un cartel el desvío hacia la cárcel de Zaballa, a cuatro kms de la capital alavesa. Su exclamación, fue rotunda. “Es necesario que mi hijo este en una prisión tan alejada, cuando tan cerca de nuestra casa, hay una prisión, prácticamente vacía”. Y así, durante ya 29 años. Semana tras semana, durante tantos años, familias enteras, hombres y mujeres ya muy mayores; niños y niñas muy jóvenes, continúan realizando estas grandes distancias.

Es difícil, en esta breve reflexión a la que se nos invita desde eldiarionorte.es, no recordar que hace más de seis años ETA, tomo la decisión unilateral de poner fin a su actividad violenta. Que en abril, de este pasado año, y a pesar de que el Gobierno español puso mil pegas para ello, pero gracias a la sociedad civil del otro lado de los Pirineos, ETA se desarmó. Y a pesar de tantos pasos, tendentes a la búsqueda de espacios de convivencia, la política penitenciaria del Gobierno español y de una parte cómplice de la justicia, continua siendo mucho más inflexible, de lo que era en la etapa en la que ETA estaba en plena actividad.

Este sábado, decenas de miles de personas volveremos a llenar las calles de Bilbao, para exigir el fin de la vulneración de los derechos de los presos y presas vascas. Caminaremos juntos, personas ideológicamente plurales. Tan plurales, como lo es la sociedad vasca. Personas, que incluso hemos estado enfrentadas en el pasado, porque hemos mantenido posiciones muy diferentes en relación a la utilización de la violencia como instrumento político, pero que hoy sabemos, que si queremos dejar a nuestros hijos una sociedad mejor que la que nosotros recibimos de nuestros mayores, es necesario que aunemos esfuerzos en la búsqueda de espacios de convivencia.

Seguir leyendo »

Pascua Militar y política de defensa

María Dolores de Cospedal, durante su discurso con motivo de la Pascua Militar

Una de las fechas más originales de nuestro calendario político es la que, en el inicio de cada nuevo año, se conoce bajo la denominación, que no deja de ser curiosa, de la Pascua Militar, coincidente con la festividad de los Reyes. Este día, las Fuerzas Armadas, con el Rey en primer plano, tienen un protagonismo especial, al que todos los medios de comunicación prestan una amplia cobertura mediática, acompañada de variados comentarios laudatorios para los protagonistas del evento. Y también suele ser la ocasión para, además de efectuar los cumplidos protocolarios de rigor, emitir una serie de mensajes políticos que van más allá de la mera celebración protocolaria de la festividad pascual.

Concebida inicialmente por el Rey Carlos III, a finales del siglo XVIII, para celebrar la reconquista de la isla de Menorca, su significado ha sido cambiante a lo largo de los años, en función de la coyuntura política de cada momento. Por referirnos sólo a la época actual, cabe reseñar que durante los años de la transición era la fecha (como puede constatarse ojeando las hemerotecas) en la que se hacía sentir el ‘ruido de sables’, según la gráfica expresión de la época. En los años siguientes, la fecha se fue institucionalizando progresivamente en el nuevo marco constitucional hasta llegar al momento presente, en el que el evento festivo sirve, ante todo, para escenificar la presencia de las Fuerzas Armadas junto al Rey, en el marco solemne del Salón del Trono del Palacio Real.

Se trata de una festividad que no tiene correspondencia alguna en otros países de nuestro entorno y que, tanto por el día en que tiene lugar, vinculado a una festividad religiosa (lo que obviamente no sintoniza con la aconfesionalidad del Estado), como por el formato con que está configurada, tiene difícil encaje en el calendario político propio de un Estado acorde con los tiempos actuales. No estaría de más, por ello, cuestionarse su continuidad, al menos en su formato actual, y, en su caso, plantearse la necesidad de su revisión como fecha integrante de la agenda política festiva. Pero si se sigue manteniendo, como sin duda es lo más previsible, convendría al menos evitar algunas de sus expresiones menos presentables, como las que vienen produciéndose en los últimos años y han vuelto a reproducirse en esta última edición.

Seguir leyendo »

Crisis y reforma política

Los padres de la Constitución, en un encuentro tras la aprobación de la Carta Magna.

El estallido de la crisis financiera en 2008 coincide con una profunda crisis política en España. Una crisis de credibilidad -es decir, de legitimidad- del sistema político, en su conjunto, provocada, fundamentalmente, por la sucesión de casos de corrupción con directas conexiones políticas, la pérdida de credibilidad de las instituciones de control, como consecuencia de su colonización por parte de los partidos políticos hasta límites asfixiantes y, en general, la degradación de la cultura política, responsabilidad, sobre todo, de los partidos políticos. Y, simultáneamente, la crisis del sistema de autonomías territoriales, cuyas expresiones más extremas fueron los últimos coletazos del 'plan Ibarretxe' y el despegue del proceso catalán de reclamación independentista. El detonante son las consecuencias de la crisis económica; pero sus efectos se van a focalizar en un sistema político en profunda crisis. La reforma del sistema político no evita la necesidad de afrontar la solución de las crecientes desigualdades; pero la crisis política es de tal magnitud que sin resolverla es difícil imaginar un sistema político saludable.

Una gran tarea por delante, si se quiere revitalizar la legitimidad del sistema. Pero poco o nada se ha hecho para afrontarla. Entretanto, la crisis provocada por el nacionalismo catalán ha llevado al límite la crisis territorial, habiéndose convertido en el mayor peligro, a corto plazo, de la estabilidad del sistema político.

Las reformas que requiere el sistema político español son varias. Probablemente, el primer gran cambio indispensable es de cultura política, en el que los protagonistas principales -aunque no únicos- son os partidos políticos-. No parece que sea una tarea fácil; y no parece que se puedan tener muchas esperanzas en que se produzca. Los 'nuevos' partidos no parecen haber traído esos aires nuevos que forzasen a los 'viejos' a cambiar sus hábitos, su forma de funcionar. Otros cambios solo exigirían modificaciones legales, ordinarias. Pero hay cambios, indispensables, que solo pueden hacerse reformando la Constitución. Lo que significa que es necesario un amplio proceso de reformas en el que la reforma constitucional es solo uno de sus elementos. Pero no un elemento cualquiera, sino uno substancial que tiene dos aspectos complementarios e indisolubles: garantizar un sistema democrático tan saludable como eficiente y recuperar la legitimidad ciudadana del sistema político.

Seguir leyendo »