eldiario.es

Menú

Crisis de identidad

Hay etapas y circunstancias en la vida de las personas que nos llevan a preguntarnos quiénes somos, qué somos. Momentos en los que nos invade una inevitable necesidad por reflexionar sobre nuestra propia identidad, una necesidad que surge de lo más profundo de nuestro ser y que, en ocasiones, puede resultar dolorosa.

La idea que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la relación que mantenemos con nuestros semejantes y nuestro entorno se difumina, se distorsiona de tal manera que ya no somos capaces de reconocernos, de identificarnos con aquello que creíamos que éramos y necesitamos volver a mirar en nuestro interior para saber lo que somos ahora, en qué nos hemos convertido.

El detonante de esta necesidad de reflexionar, de reencontrarnos es muchas veces el simple hecho del paso del tiempo, la edad. El paso de la infancia a la adolescencia, la madurez; hay varias etapas vitales en las que pasamos de ser un yo determinado a ser otro yo diferente.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Partidos políticos y democracia interna

Cada día escuchamos voces que nos alertan del desapego que la sociedad tiene respecto a los partidos políticos y su forma de actuar, tanto a nivel interno como externo. La ciudadanía, sobre todo a partir del inicio de la crisis múltiple que está sufriendo, es en general más crítica con la falta de transparencia de partidos políticos y las instituciones en la que están presentes. Los casos de corrupción a grandes niveles, tales como el caso Bárcenas o los EREs en Andalucía, y la forma de actuar en innumerables casos en niveles más inferiores de las Administraciones públicas, como Ayuntamientos o Diputaciones, están desgastando la credibilidad de los mecanismos que rigen la participación política a niveles nunca vistos desde su consagración en la Constitución de 1978.

La opacidad es la madre de la corrupción, aunque esta no es una relación de causa-efecto. Cada partido político define en sus estatutos su forma de organizarse a nivel interno, estatutos que deben adaptarse a lo que marca la Ley Orgánica de Partidos Políticos. En la realidad, en la mayoría de partidos políticos funcionan grupos o “familias” vinculadas a ciertos intereses concretos o a personalismos vinculados con el poder que tienen algunas personas gracias a sus cargos institucionales y a los votantes que aporta a la formación. Lo hemos visto esta pasada semana en el Partido Popular vasco, con la maniobra con la que Arantza Quiroga se ha deshecho de Iñaki Oyarzabal, afín a Alfonso Alonso. Pero esto no solo sucede en el PP. Habría infinidad de ejemplos que podríamos poner que demuestran la escasa calidad democrática de los partidos mayoritarios.

Parece evidente que esta forma de organizarse aleja a los partidos políticos de la sociedad a la que, en teoría sirven. La sociedad debería verse reflejada en los partidos políticos, pero estamos cada vez más lejos de que esto sea una realidad. Muchas personas que se interesan por participar en la gobernanza de lo público acaban desistiendo ante la imposibilidad de que sus ideas puedan calar en las férreas estructuras de los grandes partidos, lo que provoca que solamente puedan llegar a ejercer cargos relevantes aquellos militantes que se pliegan a los grupos de poder establecidos y que sirven a sus intereses.

Seguir leyendo »

Un año perdido (y 3).... EITB ¿Líderes en qué?

Todo lo narrado en los dos capítulos precedentes  quedaría en agua de borrajas si las audiencias hubieran acompañado durante este año al tándem Iturbe-Sarasola. Ya saben, los resultados lo tapan todo. El 'jogo bonito' no es lo importante, lo que interesa es quedar mejor que el resto de equipos y que el entrenador anterior. Y si para eso hay que jugar al límite del reglamento no pasa nada. Ortuzar, el presidente del club, y la barra brava, la alegre muchachada que antes daba la espalda a su equipo, ahora lo perdonan todo.

También perdonarán, imagino, que pasándose por el arco del triunfo el código ético del lehendakari Urkullu -que es quien les pone, les mantiene y les puede quitar de sus cargos-, el equipo directivo de EiTB mienta todos y cada uno de los días de la semana.

¿Pero que dice este hombre? Vale. Admito que es una mentirijilla pequeña, que no hace daño a nadie. Reconozco que comparada con temas tan tochos como Epsilon, Hiriko o la vuelta de De Miguel a la empresa pública, por ejemplo, no tiene mucho recorrido. Pero es una trola. Una bola. Un engaño. Y eso no vale. No está permitido.

Seguir leyendo »

El 11-M: Cuando los vascos creímos que había sido ETA

En el transcurrir de las primeras horas de aquel 11-M de hace ya 10 años el número de víctimas aumentaba una tras otra inmisericorde. Eran los seres queridos de tantos; desconocidos que generaban toneladas de compasión, para todos. En Euskadi, la tragedia estalló envuelta en más miedo: el temor de que ETA fuera la autora de la masacre. Y, de que, además, pretendiera sellarla en nombre del pueblo vasco.

Porque, hay que reconocerlo, fuimos mayoría quienes en los interminables primeros minutos señalamos a la organización armada con el dedo acusador. El desconocimiento sobre el terrorismo yihadista en España y tantos años de iniciar el día con el sobresalto de un atentado cayeron sobre la ciudadanía vasca como una losa. Y, en esta ocasión, estábamos convencidos de que no habría manera de soportar su peso.

Los vascos tuvimos pavor de que se cargara sobre nuestras conciencias una acción criminal que, más que nunca, era imposible de justificar. Terror de que volviera a pender de nuestras gargantas como una maldición la etiqueta de vasco. Angustia de regresar al túnel del tiempo cuando éramos mirados de soslayo o directamente señalados como cómplices.  

Seguir leyendo »

Un año perdido en el primer grupo de comunicación de Euskadi (II)

En episodios anteriores veíamos como la nueva y profesional dirección de Euskal Irrati Telebista, liderada por su directora general Maite Iturbe y por el director de ETB, Pello Sarasola, acometían una limpieza étnica que hubiera ruborizado incluso al (i)responsable de la Radio de las Mil Colinas.

En este afán, sin embargo, no ocupaban todo su tiempo. Entre machetazo y machetazo buscaban el 'leit motiv', la frase, el tema que definiría su gestión. Y lo anunciaron: Hay que levantar ETB 1. Una cadena que se había descuidado en los últimos años y en la que no se había programado ni realizado el esfuerzo inversor que merece la única emisora de televisión generalista del mundo que emite íntegramente en euskara. Falso.

La verdad es que nunca se ha dejado de invertir en ETB 1. No se han dejado de renovar programas que son conocidos como “los 0´0”, por su coste – son abonados directamente por el Gobierno vasco- y por sus resultados, o de pagar derechos deportivos en ciclismo, remo, pelota, baloncesto o fútbol europeo, o la retransmisión de la misa dominical, ni se ha descuidado el bertsolarismo u otras manifestaciones culturales, y no se ha parado de producir nuevos espacios como 'Finlandia', 'Kresala' o 'Ai ama!', o antiguos como 'Goenkale' o 'Mihiluze'.

Seguir leyendo »

Pasos firmes hacia nuevos valores: cada gesto cuenta

Los pasos que vamos dando en la vida, aunque pequeños, a la larga, van marcando nuestro rumbo, nuestro recorrido vital. Un pequeño desvío de nuestras habituales coordenadas puede ser imperceptible en pocos metros, pero cuando la distancia a recorrer es larga, el cambio puede provocar que lleguemos  a un destino bien distinto.

Las sociedades también pueden llegar a destinos diferentes a través de pequeños cambios que, aunque en su momento no parezcan espectaculares, van sumando y creando un nuevo camino, apuntando un nuevo rumbo.

Cuando desde Emakunde hablamos de conseguir el objetivo de la igualdad entre mujeres y hombres en nuestra sociedad, somos conscientes de que los cambios de este calibre no se producen de la noche a la mañana, pero creemos firmemente en que los grandes cambios se producen avanzando paso a paso.

Seguir leyendo »

Un techo de cristal resistente

En este año se vienen produciendo una serie de acontecimientos que extienden nuevas sombras de incredulidad y de hartazgo sobre la hipotética igualdad de género; hechos que nos alejan, más de lo que nos acercan en la superación de hipocresías sociales, ayudas bienintencionadas pero escasamente efectivas. Hablamos, en concreto, de dos situaciones.

La primera cuestión tiene que ver con la asombrosa e incoherente actitud del Departamento de Educación del Gobierno vasco a la hora de enfrentarse a los temas de género. De un lado, ha prodigado con gran resonancia mediática su esfuerzo por dotar al sistema educativo vasco de un plan de actuación ante la violencia de género. Una medida loable, por más que el carácter experimental de este curso haya dejado fuera a muchos centros que deseaban participar de la iniciativa. Lo incongruente de la actuación es que la argumentación empleada para la justificación del mencionado plan deja bastantes interrogantes cuando se observa el desprecio hacia otros mecanismos de actuación, competencia directa de la administración educativa y que están retenidos en algún cajón olvidado de Lakua.

Nos referimos a la polvorienta Comisión de Igualdad Intersectorial e interterritorial del Departamento de Educación, que se creó en diciembre de 2010, consecuencia de la aplicación del artículo 84 del Acuerdo Regulador de las condiciones laborales de los/as docentes no universitarios ("Medidas para la Igualdad de Género"), actualmente en vigor. En tal comisión –que no se ha vuelto a reunir en el tiempo de actividad de la actual Consejería- se recogían líneas estratégicas que pretendían impulsar la coeducación del sistema educativo vasco con el trabajo colaborador de los sindicatos del profesorado. Es tal el abandono al que ha sometido a esta Comisión, que no ha contado con ella para la elaboración del Plan señalado, aunque sí hayan colaborado "diversos agentes implicados" (situación reincidente que venimos observando y denunciando desde la puesta de largo del gabinete de Cristina Uriarte). Da la impresión que el grado de "implicación" que exige el equipo gestor de Lakua está muy alejado de los esfuerzos que los sindicatos vascos de enseñanza hacemos diariamente por mejorar la situación de la comunidad educativa vasca.

La segunda situación decepcionante del papel actual que se asigna a la mujer en el ámbito educativo proviene de la constatación de dos tipos de datos, que confluyen en la misma dirección: la relativa invisibilidad de la mujer en la enseñanza.

De 115 manuales analizados (de 2007) de tres editoriales (Santillana, Oxford y SM) la presencia de las mujeres entre todas las disciplinas que se imparten en los cuatro cursos de Secundaria no supera el 12,8%, lo que supone en la práctica su exclusión de la visión del mundo que se traslada desde la Enseñanza.

De un lado, los datos publicados por el Departamento de Educación del Gobierno vasco ("Distribución de mujeres y hombres en el sistema de Enseñanza. Profesorado y ámbito de decisión, 2009-2010") y que demuestran cómo sobre una importantísima presencia de la mujer en la enseñanza vasca (en las dos redes, pública y concertada), que supera el 71% del profesorado, desciende al 47% en el caso de las mujeres comprometidas en labores de dirección a 4 años y al 38% entre el cuerpo de inspectores: en ambos casos, seguimos hablando de puestos relacionados con la función administrativa educativa, aunque no ya de docencia directa.

El otro dato lo aporta un reciente estudio académico presentado en la Revista de Educación del Ministerio (enero –abril 2014) que analiza la ausencia de las mujeres en los manuales de la ESO (subtítulo: "Una genealogía de conocimiento adecuada"). La conclusión es tristemente esclarecedora: de 115 manuales analizados (de 2007) de tres editoriales (Santillana, Oxford y SM) la presencia de las mujeres entre todas las disciplinas que se imparten en los cuatro cursos de Secundaria no supera el 12,8%, lo que supone en la práctica su exclusión de la visión del mundo que se traslada desde la Enseñanza.

Además, esta escasa presencia va disminuyendo a medida que se avanza en contenidos de dificultad (4º ESO, respecto a 1º) y en asignaturas de enfoque histórico, respecto de otros científicos o lingüísticos. Y no es baladí esta penuria de referencias femeninas cuando es en estas disciplinas desde las que se construye la memoria colectiva y las identidades sociales. El estudio acaba afirmando que "(…) estas carencias en el sistema de enseñanza afectan … a la formación académica en su discurso no revisado y androcéntrico (…) y a la formación cívica, con marcados patrones de desigualdad(…)".

En fin, una nueva oportunidad perdida para que la celebración de una fecha tan emblemática nos acerque a un futuro más igualitario, donde las cuestiones de género no supongan barreras infranqueables.

Pablo García de Vicuña Peñafiel, secretario general CCOO-Irakaskuntza

Seguir leyendo »

González-Ruano, un rufián con premio(s)

Las policías políticas de la Italia fascista y de la Alemania nacionalsocialista convinieron en dos cosas de muy distinto calibre. Una era marca del sistema totalitario, la otra una apreciación puntual de un señor singular. La primera coincidencia fue perseguir y aniquilar a quienes pensaban de forma diferente o, sin más, veían como diferentes, de comunistas a judíos pasando por socialistas u homosexuales. La segunda fue contemplar a César González-Ruano, faro del periodismo español que ejerció su profesión en Berlín, Roma y en el París ocupado entre 1933 y 1943, como un personaje imposible de planchar de tantas dobleces que vestía. La policía italiana ofreció una semblanza suya impagable: Ruano era "un sujeto equívoco y sospechoso al máximo grado, que por dinero es capaz de las traiciones más elementales, que se vende al mejor postor, que a cambio no da la menor garantía de sus acciones, que admite cínicamente ser un oportunista". No mejor parado salió en los informes nazis: "poco fiable", "inconsistente", era "un dañino aventurero que se hacía pasar por marqués, fue subvencionado a lo grande por el Ministerio de Propaganda y se marchó de Berlín a la estampida dejando atrás grandes deudas".

¿Qué había hecho Ruano para concitar la unanimidad de unos servicios represivos fijados con la persecución de enemigos políticos y de raza? Espigando en el inventario de sus delitos, ahora sabemos que se dedicó al tráfico de salvoconductos para judíos desesperados por escapar de la Francia ocupada hacia España, quién sabe si enredándolos en una muerte segura. Lo hizo por dinero -de algún modo tenía que financiar su tren de vida y su obsesión por las joyas-, pero también por convicción. Sus diatribas antisemitas replicaban a las de quienes fueran sus pagadores, los nazis. Ahí están para el cotejo sus colaboraciones periodísticas entre 1936 y 1943, por lo demás convenientemente purgadas de sus obras completas, aunque a tiro de click en la hemeroteca del diario ABC, del que fue corresponsal. Por eso, tal vez, ocupar viviendas de varios judíos no representó un obstáculo para su conciencia. La venta de documentos no fue el único tráfico que cultivó. Hizo lo propio con obras de arte propiedad de judíos que se encontraba en los domicilios que 'okupaba' legalmente, que en lugares y circunstancias como las de Berlín y el París bajo la bota nazi no era ningún oxímoron. Fue un maestro del 'sinpa', de largarse antes de saldar sus deudas. En 1942 acabó con sus huesos en una cárcel parisina durante casi tres meses ("No fue por robar relojes, claro está", dejó abierto en sus memorias), pero salió indemne. No perdió el tiempo para ganarse el favor de sus captores. Tras su excarcelación delató ante la Gestapo a sus compañeros de celda. Una vez liberada Francia, fue condenado en ausencia a 20 años de trabajos forzados por “inteligencia con el enemigo” (léase colaboración con los nazis), y declarado en “estado de indignidad nacional”. Tuvo suerte, porque no llegó a coger ni una carretilla; tuvo premio.

¿Qué había hecho Ruano para concitar la unanimidad de unos servicios represivos fijados con la persecución de enemigos políticos y de raza?


Seguir leyendo »

Una elegante mascarada

Estas cosas de boato y ceremonia siempre se organizan a beneficio de alguien. Y parece que el objetivo esta vez era dejar claro que salimos del túnel, que la situación mejora, que la economía se recupera poco a poco; que sí, que falta aún mucho por hacer, pero que estamos en ello y en la buena dirección aunque las cifras del paro no lo reflejen todavía.

¿Les suena el mensaje? ¿No nos dijo algo parecido el presidente del Gobierno Mariano Rajoy  en su discurso de 'alicia-en-el-país-de-las-maravillas' (versión libre del estado de la nación). Bueno, pues han venido a confirmarlo las voces más autorizadas de entre esas voces que dictan lo que hay que hacer en economía (lo que vulgarmente algunos llaman los hombres de negro). Y eso, claro, le beneficia al PP.

La elegante mascarada en el Guggenheim bajo el rimbombante título Foro Económico Global España 2014  (Global Forum Spain –¡cómo le gusta lo de Spain al PP!),  ha dejado apuntes sin desperdicio.

Seguir leyendo »

Un año perdido en el primer grupo de comunicación de Euskadi (I)

Hace un año el nacionalismo vasco recuperó (reconquistó) EiTB con los votos gratis de los socialistas. Así, tras la espantada protagonizada por el primer candidato de consenso, Mikel Agirre, por razones personales, y el veto del PSE a Jaime Otamendi, presuntamente por la primera entrevista que ETB hizo al lehendakari López, la elegida fue Maite Iturbe, una gran profesional, como diría el rey, con más de dos décadas en el ente, siempre en el departamento de producción.

En este año, en estos doce meses, han quedado claras varias cosas. Primero, que las espantadas en una EiTB regida por una dirección del PNV siempre son por razones personales. No como ocurría durante la etapa Surio, que se dimitía por las insoportables presiones políticas.

Por un lado, Mikel Agirre, que continua en la dirección del ente como máximo responsable técnico y de eitb.com, renunció al mas alto honor por esas razones personales y no porque viera en el horizonte de la radiotelevisión pública vasca un horizonte de conflictos, bajos presupuestos, audiencias menguantes y recortes. Futuro del que él sería señalado como responsable por sus antiguos compañeros de la casa.

Seguir leyendo »