eldiario.es

Menú

¿Socialismo o mal menor?

Fueron Hollande y Valls  quienes, en el mejor estilo del susanismo ibérico (pero corregido y aumentado) acabaron su tarea traicionando a su partido

- PUBLICIDAD -
Trump y Macron acuerdan reunirse en Bruselas durante la cumbre de la OTAN

EFE

“Mi adversario de verdad no tiene nombre, ni rostro, ni partido, ni será candidato. Pero es quien gobierna. Es el mundo de las finanzas, que ha tomado el control de la economía, de la sociedad y de nuestras vidas”. Podrían parecer palabras de Pablo Iglesias o de Melenchon o de Marine Le Pen. Pero, no. Las pronunció un tal François Hollande a comienzos de 2012, en vísperas de la convocatoria de elecciones presidenciales de Francia. Y lo curioso es que, contra lo que es hoy doctrina oficial, semejante contundencia frente al poder económico no le hizo al candidato socialista perder las elecciones. Por el contrario, las ganó.

Cinco años más tarde, un Hollande sumido en el más absoluto desprestigio tuvo que desistir de presentarse a la reelección. Y su fracaso no parece deberse al radicalismo con que accedió al poder, sino al abandono de esa firmeza de izquierdas que exhibió en campaña,  cuando tuvo oportunidad de irla desarrollando desde su liderazgo al frente del país. Quien prometió poner a los bancos en su sitio hizo ministro de Economía a un Emmanuel Macron que se hizo rico a su paso por la Banca Rothschild. Quien prometió luchar contra los recortes sociales de la etapa de Sarkozy aplicó políticas de supuesta “racionalidad” que liberalizaban el mercado de trabajo y daban más poder a las empresas. Quien dijo que propondría a Angela Merkel un cambio de orientación política en Europa, (sobre la base del crecimiento, y no exclusivamente del rigor fiscal) se conformó, como antes Sarkozy, con hacer de simple pajecillo de la canciller alemana.

De ahí que el Partido Socialista Francés se haya desplomado en las últimas elecciones. Y no por su candidato, sino por obra y gracia de quienes no han cumplido con sus compromisos ante la población francesa. Por obra y gracia de gente como François Hollande y Manuel Valls, y no de un Benoît Hamon, a quien le ha tocado el ingrato papel de ser señalado como “tonto, el último”, en el cartel que le han colocado a las espaldas. Y fueron Hollande y Valls  quienes, en el mejor estilo del susanismo ibérico (pero corregido y aumentado) acabaron su tarea traicionando a su partido, haciendo la peineta a sus bases (que eligieron a Hamon) y apostando indisimuladamente por Macron.

Ahora la política no se sustancia en un debate entre la derecha y la izquierda, sino entre la derecha asilvestrada, por no decir fascista

Se ha lanzado de paso un aviso a navegantes, por si alguien se atreve en el futuro a desafiar al Capital desde la política. Aquí, en España, aprovechando que el Pisuerga sigue pasando por Valladolid, ya ha habido, dentro y fuera del PSOE, quienes han atribuido la debacle electoral del socialismo francés a que Benoit Hamon había asustado a sus electores con un programa irrealizable. ¡Como si el distanciamiento electoral con el partido que ha gobernado Francia estos últimos años no se hubiera producido ya con anterioridad! Cabría preguntarse, por poner un ejemplo, cuántos de esos obreros en situación apurada que han respaldado a Marine Le Pen e incluso piden  fotografiarse con ella no respaldaron antes con su voto a François Hollande.

De modo que ahora Emmanuel Macron, abrumadoramente respaldado en la segunda vuelta electoral, se ha convertido en el salvador de Francia y de Europa. En el portaestandarte de la “racionalidad económica” y de las políticas del “sentido común”. Que son las del “mal menor”. Porque ahora la política no se sustancia en un debate entre la derecha y la izquierda, sino entre la derecha asilvestrada, por no decir fascista, y la que todavía no asusta tanto. Y en este contexto, se hace necesario utilizar una lupa de gran tamaño para ver qué papel y que protagonismo puede tener en Francia la socialdemocracia en el próximo futuro.

 

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha