eldiario.es

Menú

El partido Frankenstein

Se veía venir. Alguna fuerza política debía sacrificarse por España, con la responsabilidad nacional que otros no se han molestado en ejercer a lo largo de diez meses interminables. Y esa fuerza tenía que ser el PSOE

- PUBLICIDAD -
Díaz:El grupo socialista está haciendo lo mejor posible en un momento difícil

EFE

Lo que hoy es el PSD (Partido de Susana Díaz) tenía tanto miedo a que se formara un Gobierno Frankenstein, que no le quedó otro remedio que apropiarse del monstruo para que no cayera en “manos equivocadas”. Y le puso a trabajar para que en el solar socialista no volvieran a crecer las malas hierbas. Y el trabajo le ha cundido, porque a su paso la hierba no volverá a crecer en una larga temporada. Ni la hierba ni nada, porque el solar ha quedado prácticamente derruido; y hay que gritar fuerte “Ah de la casa”, para que se asome algún despistado que no le dio tiempo a correr y liberarse de los cascotes.

Se veía venir. Alguna fuerza política debía sacrificarse por España, con la responsabilidad nacional que otros no se han molestado en ejercer a lo largo de diez meses interminables. Y esa fuerza tenía que ser el PSOE, un mindundi en las campañas electorales, pero decisivo tras el veredicto de las urnas para formar Gobiernos. Ahora, visto el desenlace del bloqueo político, ha quedado justamente acreditado que al PSOE susanizado en responsabilidad no le gana nadie. Ni el partido de Rajoy, que pudo haberla demostrado en la investidura de Pedro Sánchez; ni Podemos, demasiado ocupado en asaltar el cielo de Ferraz como para molestarse en apoyar a un Gobierno presidido por un socialista. Rajoy e Iglesias podían esperar, pero España, no. ¿A que estaban aguardando los socialistas para acudir en su rescate? Y, al final, cumplieron, aunque para ello tuvieran que desembarazarse de un secretario general que no daba la talla para la empresa histórica que se avecinaba: hacer posible el segundo Gobierno de Rajoy. Y en bloque. Sin mariconadas.

Sin duda, el nuevo PSOE de Susana Díaz, tendrá que afrontar algunos problemillas internos. Pero a largo plazo la Historia (con  mayúscula) le dará la razón, por haber comprendido el rumbo al que debía ajustarse la Nueva España surgida de la Nueva Política, por la irrupción de los Nuevos Partidos. Porque hace falta un gran talento y visión de futuro para entender que lo Nuevo conduce a la perpetuación de lo Viejo y a la continuidad, por tanto, del Gobierno de la derecha. Al viejo PSOE le costó aclimatarse para asumir esta realidad, pero el PSOE nuevo lo hizo, decidido a inmolarse por el bien de una patria que está por encima de todo. Incluso del propio Congreso de los Diputados, como ha descubierto Pablo Iglesias estos días, en coherencia con el subidón patriótico que le ha entrado como le suelen entrar a él las cosas: de golpe y sin anestesia.

Lo que hoy es el PSD (Partido de Susana Díaz) tenía tanto miedo a que se formara un Gobierno Frankenstein, que no le quedó otro remedio que apropiarse del monstruo para que no cayera en “manos equivocadas”

De modo que, al final, todos, izquierda y derecha, han quedado contentos. Gana la derecha, reafirmada en la Moncloa; y gana la esperanza roja de la derecha: la verdadera izquierda, la que no claudica, la de Podemos, porque estrena sorpasso al Partido del IBEX 35-PSOE, que era lo que de verdad le preocupaba. Pero será la Historia la que acabe poniendo a cada cual en su sitio, dejando claro que, así como Felipe II perdió los barcos pero siguió con la honra puesta, el PSOE pudo perder muchos más votos, pero nunca su grandeza.

Aunque hay que reconocer sin triunfalismos que al nuevo PSOE le queda tarea por delante para completar su obra. Ahora mismo el descabezado ha anunciado que vuelve a la carretera, con la idea criminal de envenenar los sueños de la Única Autoridad del partido. Es de suponer que los miembros de la Gestora sabrán estar a la altura del desafío, salvando así a España de una nueva catástrofe.

 

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha