Opinión y blogs

eldiario.es

Patios cordobeses: una arquitectura singular para estos oasis urbanos

Patios de Córdoba.

La Fiesta de los Patios de Córdoba tiene tras de sí unas raíces arquitectónicas que explican gran parte de todo el desarrollo histórico y social que tienen tras de sí estos oasis urbanos, distinguidos como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La construcción singular de estos espacios les ha hecho erigirse como lugares de convivencia vecinal y, traspasando fronteras, lugar de peregrinaje para los miles de turistas que cada año visitan los patios en busca de esa singularidad que les caracteriza.

Históricamente, la domus romana primero y la vivienda islámica después, cada una con sus características, asentaron en Córdoba una serie de construcciones que tenían en el patio un importante espacio del que dependían la recogida del agua, la entrada de luz o la salida del humo de la casa. Un espacio que, como contacto con la naturaleza, se asentó en las construcciones posteriores de las casas cordobesas.

De un lado, en lo que hoy se puede visitar como casas-patio, se encuentran las viviendas unifamiliares, donde habita una sola familia, y que tiene para sí sola el patio como estancia central de la casa. De otro lado, las antiguas casas solariegas que se convirtieron en casas de vecinos, arrendando habitaciones de las galerías superiores por la gran emigración del campo a la ciudad y que tuvieron en el patio su espacio de vida común, como una estancia más de la vivienda con las zonas comunes como las cocinas o los aseos. Y, en un tercer caso, existen construcciones de casas unifamiliares, adosadas, que comparten un patio común, como espacio de convivencia entre las distintas familias.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Los patios de Córdoba: el legado de civilizaciones hecho convivencia

Imagen antigua de un patio cordobés. (Foto. Archivo Municipal de Córdoba)

Abrir las puertas de una casa para que a ella pase todo el que desee contemplar la belleza de un patio cordobés. Ese gesto, convertido en una tradición que cumple ya casi un siglo, es el valor de las Fiesta de los Patios, distinguida como Patrimonio Inmaterial por la Unesco desde 2012 precisamente por ese hecho de convivencia y de compartir que definen a esta fiesta.

El legado de civilizaciones anteriores que en su arquitectura dejaron en herencia a Córdoba la construcción de viviendas en torno a un patio, ha sido imbuida después por ese hecho social propio y singular que extrapola la convivencia vecinal diaria en el patio a la magnitud de visitas que hoy en día reciben estos oasis urbanos, sobre todo en el mes de mayo y en fechas señaladas como la Navidad, donde las plantas y flores ornamentan estos espacios de manera única en el mundo.

Fue en 1918 cuando los cordobeses comenzaron a abrir las puertas de sus patios al público, una costumbre que se formalizaría con la convocatoria del primer Concurso de Patios, Balcones y Escaparates en 1921. De entrada, hubo una escasa respuesta de los propietarios para participar en el certamen, algo que hizo que hasta 1933 no se volviera a celebrar, una interrupción en el tiempo que fue la primera pero no la única, puesto que con el estallido de la Guerra Civil de nuevo se dejó de desarrollar el concurso. De hecho, el concurso no se recuperaría hasta 1944, momento a partir del cual se establecieron ya los primeros criterios de valoración de los patios: la arquitectura, la decoración y el tipismo de los mismos.

Seguir leyendo »

La Navidad que florece en los patios de Córdoba

Los patios de Córdoba también florecen por Navidad.

El calendario de visitas a los patios de Córdoba no sólo se ciñe al mes de mayo y, ahora, lejos de las cálidas temperaturas de la primavera, estos oasis urbanos se ofrecen de nuevo al visitante en una época donde se convierten en una perfecta postal navideña. Es diciembre y su colorido sorprende a quien los visita, con las flores de Pascua como protagonistas destacadas entre el verde de las plantas que aguardan más calor para volver a florecer.

Junto a ellas, a los clásicos geranios y gitanillas del mes de mayo, ahora les han dado el relevo los colores de los pensamientos o los kalanchoes, mientras alguna impertérrita buganvilla se mantiene florida sin darse por aludida por las frías temperaturas de diciembre. Y a su lado, el tintineo del agua de una fuente, el brocal de un pozo, el banco de madera que ofrece descanso al visitante, conforman la imagen navideña de los patios cordobeses.

Así, entre el 17 y el 30 de diciembre, el visitante puede recorrer más de una treintena de casas vecinales que abren sus puertas, llenas de flores pero también del sonido de los villancicos y el calor de las luces navideñas , además de degustar típicos dulces de esta época. La tradición de esta fiesta, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2012, acompaña ahora también al visitante en el último tramo de cada año.

Seguir leyendo »

Trueque, 4: el patio cordobés abierto al turismo todo el año

Patio cordobés en la calle Trueque, 4.

En el histórico barrio de San Lorenzo, la calle Trueque esconde el único patio cordobés que está abierto al público durante todo el año. En el número 4 de esta calle, un patio de macetas azules sobre paredes encaladas, un pozo con brocal y una particular escalera dibujan el ejemplo perfecto de oasis urbano que durante el mes de mayo atrae a miles de turistas durante la Fiesta de los Patios.

Trueque 4 es el nombre – y la dirección, bajo la cual se denomina cada patio en Córdoba- de un patio tan singular que, rehabilitado por el Ayuntamiento, ha abierto este año una nueva etapa de su vida: ahora es el Centro de Interpretación de la Fiesta de los Patios, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde 2012.

Este centro, inaugurado en el mes de julio de este año, sirve al visitante para explicar el vínculo de los cordobeses con sus patios a lo largo de la historia y, a la vez, mostrarse como un espejo de promoción turística y cultural de la ciudad. Un ejemplo tan especial que se explica al saber que es el patio que más veces se ha presentado al concurso que se celebra en mayo y es el que más premios ha logrado por su belleza a lo largo de los años, con un total de 48 galardones.

Seguir leyendo »