eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Qué consecuencias sociales puede tener el procés?

Vivimos tiempos convulsos en la política española y catalana. Los acontecimientos políticos se suceden a tal velocidad que cualquier análisis que se realice tiene el riesgo de quedar obsoleto en cuestión de horas. La mayoría de ciudadanos asiste expectante a este juego de estrategia que han emprendido los gobiernos catalán y español y cuyo resultado es tan incierto. En este contexto parece del todo lógico estar pendiente del corto, a veces cortísimo, plazo y no tanto de cuáles son las consecuencias a más largo plazo de una movilización política como la que se está produciendo en Cataluña. Sin embargo, las consecuencias sociales de un proceso de secesión como este pueden ser muy importantes.

Numerosos estudios desde la ciencia política comparada han analizado procesos recientes de secesión, tales como el de Sudán del Sur, Kosovo, o los intentos secesionistas en Escocia o Quebec. A partir de estos trabajos sabemos que los procesos secesionistas en democracias son habitualmente pacíficos, como es el caso de la movilización a favor de la independencia en Cataluña. Lo que ha sido menos analizado son las consecuencias sociales que la intensa movilización política vinculada a un proceso de secesión puede acarrear.  Un estudio internacional reciente muestra precisamente esos efectos sociales en un caso relevante de secesión, el de la República de Sudán del Sur, que proclamó su independencia en 2011. Pues bien, en el citado estudio los investigadores muestran que la participación en los disturbios que tuvieron lugar en la capital de Sudán (Jartum) influyó en el apoyo de los ciudadanos de lo que luego sería Sudán del norte sobre la independencia de lo que luego sería Sudán del sur.

¿Tenemos evidencia de que el proceso independentista catalán esté teniendo consecuencias sociales? En un  estudio publicado recientemente intentamos contestar esta pregunta. En concreto, nos preguntamos si el procés puede hacer que personas con distintas identidades (catalana o española) confíen más o menos entre sí. Para responderla, partimos de un  estudio anterior, realizado en el año 2012, en el que analizábamos en qué medida los conflictos políticos en Euskadi y Cataluña podían haber dejado un legado de desconfianza en las relaciones entre los ciudadanos vascos y catalanes. Para ello, llevamos a cabo un experimento conductual en el que estudiábamos cuáles eran las dinámicas de confianza y reciprocidad entre ciudadanos vascos y catalanes de diferentes orígenes e identidades.

Seguir leyendo »

Condicionantes psicológicos en el caso de Juana Rivas

78 Comentarios

Juana Rivas

En las últimas semanas se ha hablado y debatido extensamente sobre la situación de Juana Rivas. De forma preocupante, constatamos que la batalla discursiva ha permanecido alejada de los conocimientos científicos existentes sobre algunos aspectos cruciales que podrían ayudar a entender este caso y otros similares. Nuestra intención con este artículo es aportar algunas claves desde la Psicología Social, basándonos en nuestra experiencia investigadora en violencia de género (VG) y en la literatura científica.

Partamos de algunos conceptos y cifras. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la VG como "todo acto de violencia que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada".

Según los datos recientes de la OMS, aproximadamente una de cada tres mujeres en el mundo sufre alguna situación de violencia física y/o sexual a lo largo de su vida a manos de su pareja o ex pareja. Si nos fijamos en la violencia psicológica emocional y de control, las cifras globales son aún mayores. Así, en muchos países, se constata que la han experimentado más del 50% de las mujeres. En Europa la situación no es muy diferente, con estimaciones de prevalencia de la violencia física y/o sexual en torno al 20% y de la violencia psicológica superiores al 40% de las mujeres, según la última macroencuesta de la Agencia Europea para los Derechos Humanos (FRA, 2014). En España, la expresión más extrema de esa violencia este año se resume en la cifra de 36 mujeres asesinadas por parte de sus maltratadores en lo que llevamos de año, junto con 6 de sus hijos/as, de acuerdo con las cifras oficiales del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. También es importante recordar que, como consecuencia de estos asesinatos, han quedado huérfanos de madre otros/as 18 menores.

Seguir leyendo »

Apuntes para entender a Juana Rivas y su desobediencia

Juana Rivas

Entre 1997 y 1998 estuve haciendo la prestación social por objetor de conciencia en una casa de mujeres maltratadas. Me ocupaba del cuidado de los menores, mientras sus madres buscaban trabajo o hacían cursos de formación. Un día estaba dando clases de apoyo escolar a una chica de 12 años, que tenía un hermano menor pero que no se encontraba en la casa, y apareció el padre de ambos en la casa de acogida. Esta persona golpeó violentamente la puerta y manifestó su intención de llevarse a la menor. En ese preciso momento, la menor cogió un cuchillo cebollero y expresó claramente que si el padre entraba en la vivienda se lo clavaría sin dudarlo.

Afortunadamente, el padre desestimó su intento, se fue y todo volvió a la normalidad. De vuelta a la asociación con la que colaboraba comenté la situación y me explicaron que, en esos casos, lo único que podía hacer era dejar que el padre se llevase a los menores, puesto que seguía ostentando la patria potestad, y llamar a la policía y a la asociación para informar de lo sucedido. Incomprensiblemente en el juicio de divorcio la jueza consideró, en un pleito en el que aparecían evidencias contrastadas de que el padre había abusado sexualmente al menos en cuatro ocasiones de la menor, que lo mejor para estos menores era que los menores siguiesen teniendo un entorno familiar.

Veinte años más tarde nos encontramos con el caso Juana Rivas en el que se le juzga por dos delitos, uno de secuestro de menores y otro de desobediencia a la justicia. Muchos han sido los que han asegurado que ha cometido un delito o varios, que los que le han ayudado son cuando menos cómplices, coautores o inductores. Y todo, desde el punto de vista jurídico, aplicando el derecho desde una técnica perfecta y preservando la seguridad jurídica de los acuerdos internacionales dado que una interpretación opuesta a esta habría podido poner en serio peligro a otros ciudadanos por el principio de reciprocidad.

Seguir leyendo »

Un Sí instrumental y un No emocional

39 Comentarios

El apoyo a la independencia se encuentra desde hace meses en una fase de estancamiento e incluso de ligero declive. Así lo muestran las encuestas del CEO: los partidarios de la secesión se encontrarían hoy en cotas más cercanas al 40% que al 50%. A pesar de este ligero retroceso, esta cifra de adhesiones a la independencia es aún suficientemente elevada como para estar en condiciones de ganar un eventual referéndum legal y con garantías.

Es por ese motivo que cualquier Gobierno preocupado por la integridad de su territorio y con cierta aversión al riesgo debería contemplar con muchas reservas el uso del referéndum como instrumento para la resolución política del “problema catalán”. Experiencias como la del Brexit nos enseñan que se puede perder un plebiscito aun partiendo con cierta ventaja en las encuestas. En efecto, el desenlace de un referéndum puede resultar altamente imprevisible y sujeto a la coyuntura cuando las mayorías no son claras, como es en el caso catalán.

Si la aversión al riesgo recomienda descartar el referéndum, al Gobierno le quedaría sólo otra alternativa para resolver el "problema catalan": plantear nuevas fórmulas de encaje de Catalunya con España con el fin de atraer a una porción de quienes hoy se sienten independentistas. En concreto, el votante crucial en esta batalla política es el federalista independentista. Se trata aquellos catalanes que, aún sintiéndose federalistas, simpatizarían con las tesis independentistas si la única alternativa es el statu quo, esto es, una España sin reformar.

Seguir leyendo »

¿Juntas o revueltas? Inmigración y formación de parejas

Las trayectorias que conducen a la formación de una familia se han diversificado mucho en las últimas décadas. En prácticamente todos los países europeos la incidencia de las uniones matrimoniales ha disminuido a la vez que aumentaban la cohabitación y los hijos nacidos fuera del matrimonio. El aumento de la cohabitación ha sido generalmente interpretado como un signo de modernización de las familias, y una de las más claras señas de identidad de la Segunda Transición Demográfica. Así ha ocurrido en España, donde la cohabitación emergió asociada al individualismo, la secularización y el debilitamiento de los valores de la familia tradicional y seguramente por ello, hasta hace poco, ha sido más habitual entre mujeres con niveles de instrucción altos.

En cambio, en muchos países de América Latina, por ejemplo, la cohabitación ha sido habitual entre personas de los estratos menos favorecidos de la población como sustituto del matrimonio. Y en Rumanía y otros países del Este, la cohabitación es por lo general un preludio al matrimonio, más que una alternativa a él. Dicho de otro modo, la cohabitación no tiene un significado unívoco y existe una cierta heterogeneidad en los motivos por el que las personas deciden cohabitar en lugar de casarse.

Esta heterogeneidad en el significado de la cohabitación entre países, e incluso entre individuos dentro del mismo país, hace particularmente difícil predecir si la cohabitación será más o menos frecuente entre las mujeres inmigrantes, y si será un comportamiento asociado a mayor nivel de instrucción como entre las españolas o justo lo contrario, como suele ser habitual en muchos de sus países de origen. Necesitamos pues, antes de interpretar cualquier dato sobre los modos de convivencia de las inmigrantes como evidencia de integración o ausencia de ella, aclarar estas cuestiones.

Seguir leyendo »

¿Qué profesiones son más de derechas y cuáles más de izquierdas?

23 Comentarios

En nuestro día a día resulta corriente escuchar comentarios más o menos explícitos en los que se asocia a los directivos y empresarios con orientaciones de derecha y a ocupaciones manuales como obreros industriales con orientaciones de izquierda. Si bien la creencia de que la profesión de la persona influye de algún modo en sus preferencias políticas y nos ofrece un mapa interpretativo que nos ayuda a dar sentido a un mundo cambiante y extremadamente complejo, cabe plantearse hasta qué punto es válida. En este artículo examino este asunto y ofrezco desde la sociología una respuesta tentativa a dos preguntas: ¿Hasta qué punto sigue existiendo una asociación entre la profesión de la persona y su orientación ideológica? Si existen diferencias apreciables en la posición ideológica de distintas profesiones, ¿qué profesiones se autodefinen como más de derechas y cuáles como más de izquierdas?

Resulta informativo empezar considerando las profesiones de quienes se consideran más de derechas. En el gráfico presentado a continuación encontramos el listado con su valor de auto-ubicación medio. Algunos casos son sorprendentes y otros más predecibles. Entre los casos más predecibles encontramos a los profesionales de derecho (abogados, jueces, notarios o magistrados), varios tipos de directivos (de servicios de negocios, operaciones, industria y servicios profesionales), así como a los médicos y agentes de ventas. Entre los casos sorprendentes destaca la profesión más de derechas de entre las 79 consideradas: los asistentes de vuelo, conductores y guías. Dicho grupo incluye a los asistentes de vuelo y guías en aeropuertos y cuentan con una media de auto-ubicación ideológica 0,8 puntos mayor que la media en España. Dicho esto, el valor de la auto-ubicación ideológica no difiere significativamente entre estas 15 profesiones, por lo que que no conviene sobre-interpretar las diferencias entre ellas. Otros casos también sorprendentes en este grupo son los trabajadores de la confección y los profesores de educación primaria y preescolar. Por tanto, entre las profesiones más de derechas encontramos un grupo de ocupaciones muy bien remuneradas y con condiciones laborales ventajosas, junto a otro grupo más diverso de profesiones de estatus intermedio o intermedio bajo.

C:\fakepath\Profesiones De Derechas.jpg

Seguir leyendo »

El genocidio que viene

Manifestaciones en Myanmar contra la etnia Rohingya.

La aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos se conoce como genocidio. Algunos los tenemos muy cerca en el tiempo –como el de Ruanda o la antigua Yugoslavia. Otros influenciaron parte de la geopolítica después de la segunda guerra mundial como el de los judíos. Sabemos que entre 1975 y 1979 en Camboya los jemeres rojos liderados por Pol Pot exterminaron, como poco, a dos millones de personas. Los hay que sucedieron hace muchos años y que aún siguen coleando, como el del gobierno de los Jóvenes Turcos con los armenios: valga como muestra la orden de captura del gobierno de Erdogan al escritor Dogan Akhanli de origen turco (pero pasaporte alemán). Mientras estás leyendo esto, en Myanmar la minoría musulmana Rohingya es perseguida y, por desgracia, la lista anterior no es una lista completa.

La ciencia política lleva décadas tratando de analizar cuáles son los factores que explican que se produzcan genocidios. Se han propuesto muchas variables –desde la diversidad étnica a una guerra civil, pasando por si ha habido conflictos con el país vecino o el tamaño de la población, entre muchos otros. La literatura académica especializada proporciona trabajos muy sólidos con los más diversos y originales diseños de investigación.  Pero lo que suelen hacer estos trabajos, y no es poco, es explicar. Y la explicación viene después de que haya acontecido un evento, cuando lo queremos darle sentido, entenderlo.

Pero, ¿y si pudiéramos predecir? Si además de explicar, pudiéramos predecir, podríamos avanzar o planificar soluciones ante algunas situaciones complejas. Obviamente, a no ser que seamos la bruja Lola, predecir en ciencias sociales es difícil.  Hay toda una parte de los estudios de opinión que ofrecen posibles resultados electorales y, en ocasiones, la prensa los recoge. De hecho, en nuestro país algunos, como Kiko Llaneras, ofrecen sus predicciones (y explican cómo llegan a ellas, algo que es de agradecer).

Seguir leyendo »

Secularización en países musulmanes… esperando a la generación Z

Existen muchas formas de evaluar las perspectivas de secularización en un contexto determinado. En esta entrada propongo reflexionar sobre una con enorme relevancia para cualquier sociedad tradicional y, especialmente, para las de mayoría musulmana: la opinión con respecto a la influencia que los textos religiosos deben tener en el desarrollo del ordenamiento jurídico.

Históricamente, las sociedades de tradición suní se han diferenciado en el peso que otorgaban al Corán (y a las tradiciones sobre el Profeta) en el desarrollo de las leyes frente a otras alternativas. Brevemente, países como Indonesia y Malasia pertenecen a la escuela Shafi’i, que fomenta el consenso inspirado en precedentes. En Senegal, y en África Occidental, predomina la escuela Malikí que incorpora los llamados usos de la ciudad de Medina y reflexiones generales sobre el bien común. La escuela Hanafí, para muchos la más liberal por su flexibilidad en el uso de la analogía y la razón, abarca países como Jordania, Pakistán y Turquía. La escuela Hanbalí, la más restrictiva, con epicentro en Arabia Saudí, limita el razonamiento por analogía a situaciones excepcionales.

El párrafo anterior puede parecer un exotismo caduco. Sin embargo, un gran número de ciudadanos en ciertos países de mayoría musulmana siguen pensando que las leyes deben reflejar, más o menos estrictamente, las enseñanzas del Corán. De hecho, las encuestas indican que los contrarios a que las leyes se adapten al contenido del Corán parecen estar en minoría (2015 Global Attitudes Survey del Pew Research Center). Este es el caso del 36% de los turcos, el 16-17% de los indonesios, malasios y senegaleses, el 7% de los jordanos y el 2% de los paquistaníes. No contamos con el mismo dato para Arabia Saudí pero seguramente, de conocerlo, no defraudaría.

Seguir leyendo »

Lío plurinacional

Algunos socialistas, como  navarros catalanes se sienten cómodos con la “España plurinacional”. Otros muchos, incluyendo a destacados barones, ven con recelos la apuesta de Pedro Sánchez en el pasado congreso del PSOE por la plurinacionalidad. Los socialistas andaluces temen que la plurinacionalidad derive en una distinción entre “ españoles de primera y de segunda”. La posibilidad de un Estado plurinacional también divide a los  expertos y algunos  advierten de los riesgos de ambigüedad que conlleva el concepto de plurinacionalidad.

¿Por qué pues se ha metido el PSOE de Sánchez en este lío plurinacional? Sin duda, puede ser un error más de los muchos que ha cometido el PSOE en tiempos recientes.

A primera vista, sacar la plurinacionalidad de la chistera política parece una mala estrategia precisamente en momentos de fuerte tensión como este. Cuando el debate sobre la cuestión territorial se ha polarizado tanto, colocarse en una posición intermedia entre quienes defienden la constitución a capa y espalda y quienes pretenden la secesión de un territorio es como meterse en tierra de nadie en pleno fuego cruzado. Lo lógico es resguardarse en la trinchera.

Seguir leyendo »

La Teoría de la Elección Social tras el referéndum del Brexit

En los últimos tiempos han tenido lugar plebiscitos como los de Crimea, el Brexit o Colombia, y asistimos a la presencia sonora en el debate político de propuestas para celebrar referéndums de secesión (por ejemplo en Cataluña o en la parte serbia de Bosnia-Herzegovina) o para salir del euro o de la UE. Las dudas y dilemas que plantean estos mecanismos de decisión sugieren a mi juicio la imperiosa necesidad de divulgar algunos análisis académicos sobre la agregación colectiva de preferencias inspirados en la Teoría de la Elección Social. Estos análisis están hasta cierto punto resumidos en la nueva edición expandida del libro clásico del Premio Nobel de economía Amartya Sen.

La lectura de las reflexiones actualizadas de Sen y su relación con el instrumento referendario, así como la experiencia histórica reciente, subrayan la utilidad de algunos de los mensajes fundamentales de la Teoría de la Elección Social para afrontar los debates y la toma de decisiones que rodean a la cuestión catalana, por citar sólo la que nos resulta más cercana de entre las de naturaleza similar.

Reglas de votación. Distintas reglas de votación pueden dar lugar a distintos resultados para unas mismas preferencias. Las reglas de votación más conocidas y estudiadas son la regla de la pluralidad (la más usada, quizás por su claridad) consistente en que cada votante diga cuál es su (única) opción preferida, con independencia del ránking con que ordenaría el resto de alternativas, y vence la opción que tiene más votos. En una variante de la regla de pluralidad, pasan a una segunda vuelta las dos opciones con más votos,y todos los votantes vuelven a votar sobre ellas. En otra variante, se producen rondas de votación y en cada ronda queda eliminada la alternativa con menos votos. En la regla de la mayoría con comparación por pares, los votantes votan de dos en dos alternativas y vence aquella (si es que existe, y sólo está garantizada su existencia cuando limitamos el tipo de preferencias que pueden tener los votantes) que derrota a todas las otras opciones en estas votaciones por pares: esta alternativa es el “ganador de Condorcet”. En el recuento de Borda, cada votante puntúa de más a menos votos todas las alternativas existentes, y vence la que tiene más puntos.

Seguir leyendo »