eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

(AM) Feijóo reivindica la "unidad" y "el patriotismo legal y constitucional" frente al "nacionalismo desaforado"

Romay Beccaría señala a Feijóo como "el hijo" que representa sus "sueños políticos" en un acto marcado por el largo aplauso a Miguel Ángel Blanco

- PUBLICIDAD -
(AM) Feijóo reivindica la "unidad" y "el patriotismo legal y constitucional" frente al "nacionalismo desaforado"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha proclamado, en la entrega de las Medallas de Oro de Galicia, que la comunidad "se hace grande con la unidad", al tiempo que ha ensalzado el "patriotismo legal y constitucional" que "da forma a los estados más libres y avanzados" y ha prevenido de las "consecuencias" que se producen cuando "el mundo oscila hacia el nacionalismo desaforado".

Feijóo ha pronunciado estas palabras en el acto solemne de entrega de las distinciones otorgadas al expresidente y exprimer ministro luso Aníbal Cavaco Silva, a la empresaria Isabel Castelo D'Ortega y Cortés, al presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, y al concejal de Ermua asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco, cuyo galardón --a título póstumo-- fue recogido por su hermana.

En el evento, marcado por el largo aplauso con el que todos los asistentes han reconocido la figura de Miguel Ángel Blanco, Feijóo ha tenido unas palabras de recuerdo para las víctimas del accidente ferroviario de Angrois, en el que cuatro años atrás murieron 80 personas y 144 resultaron heridas.

El discurso del presidente gallego se ha asentado en el pilar de la "unidad" y ha arrancado citando las palabras escritas 400 años atrás por Jean de La Fontaine: "Cualquiera puede ser débil si no se fundamenta en la unión". Y es que, a su juicio, tienen "un eco profético en la actualidad, cuando hay poderes, estados y comunidades debilitados por la falta de unidad".

"IDENTIDAD MAL ENTENDIDA"

En el contexto político estatal, marcado por el proceso soberanista catalán y con el referéndum del 1 de octubre sobre la mesa, el también líder del PPdeG ha advertido de que "la búsqueda de paraísos artificiales mina los consensos básicos de la sociedad, introduce en los pueblos conflictos innecesarios y provoca una reducción de la calidad democrática".

"Queriendo dar un paso adelante, se dan muchos pasos atrás. Pretendiendo reafirmar una identidad mal entendida, se pierde esa cohesión en la que se fundamenta, precisamente, toda identidad", ha proclamado Feijóo, para quien "no se trata de perseguir sociedades unánimes, puesto que "libertad y unanimidad" son "incompatibles".

Tampoco es el objetivo "uniformar comportamientos y opiniones", ha esgrimido, sino "encontrar y enriquecer ese común denominador que todos los pueblos tienen".

"'E pluribus unum'. El lema de los Estados Unidos puede convertirse en global. Vigorizar lo que junta y esquivar lo que divide es la gran misión de los responsables políticos en los tiempos que nos tocó vivir", ha sentenciado Feijóo, quien también ha reivindicado la "estabilidad" y la "unidad" como pilares claves para Galicia.

CAMBIO Y EVOLUCIÓN, PERO CON "PERSPECTIVA"

Así, ha remarcado que la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Galicia son "catedrales hechas de una piedra diferente, hechas con la aportación de todos y capaces de acoger a todos". Esta visión no impide, ha matizado, entender que "la reforma, el cambio y la evolución son inherentes a la democracia", pero ha advertido de que "exigen siempre perspectiva".

"Porque la política responsable no puede ser un mero desahogo, sino que tiene que valorar las consecuencias de las decisiones, no pensando en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones", ha subrayado, antes de incidir en que la "estabilidad" de Galicia es consecuencia "de políticas acertadas que se remontan a los albores del autogobierno y se perpetúan, con los matices partidarios inevitables, hasta hoy". "Nuestro camino pudo ser otro bien distinto, pero imperó en cada encrucijada la templanza del pueblo gallego", ha zanjado.

LA "LIBERTAD" DE MIGUEL ÁNGEL BLANCO

Ante una nutrida representación de miembros de la sociedad civil y política de Galicia, con las más destacadas autoridades de la comunidad y el Gobierno autonómico en pleno, la entrega de la Medalla de Oro de Galicia a Miguel Ángel Blanco, recogida por su hermana María del Mar, ha sido objeto del aplauso más largo del evento.

Ésta ha recibido agradecida el galardón y lo ha extendido a "todas las víctimas del terrorismo", mientras que Feijóo ha proclamado que el concejal de Ermua fue asesinado "porque era libre".

En su nombre, ha querido "resumir" el mandatario "las biografías de todos los que cayeron defendiendo una España, un País Vasco, una Galicia, libres".

Todo ello, antes de reconocer a la empresaria Isabel Castelo D'Ortega y Cortés, presidenta ejecutiva del Grupo Seguros Ocaso. "Ninguna causa gallega le es ajena", ha enfatizado Feijóo, quien ha citado sus obras benéficas y la colaboración en catástrofes como la del 'Prestige'.

La empresaria, por su parte, ha proclamado su "orgullo" de ser gallega, cuando ha recogido su galardón.

CAVACO SILVA RECUERDA A FRAGA

De Aníbal Cavaco Silva, el presidente gallego ha agradecido que, pese a haber nacido en el Algarve, haya logrado que "la frontera" uniese a Galicia y a Portugal, "interpretando el sentimiento espontáneo" de los gallegos y sus vecinos lusos. Su "liderazgo" y la apuesta compartida con el fallecido expresidente Manuel Fraga supuso un impulso en el ámbito lingüístico y las infraestructuras.

En un acto al que acudió el también exprimer ministro luso Pedro Passos Coelho, Cavaco Silva ha agradecido el galardón y ha recordado a Fraga como "el gran obrero del diálogo y la cooperación pública" entre los dos lados de la frontera. Todo ello, gracias al interés común, durante su época de responsabilidad, por "profundizar en el diálogo político".

ROMAY RECONOCE A SU 'HIJO POLÍTICO', QUE SE EMOCIONA

El momento más emotivo para Feijóo, que tuvo que detener su discurso y recibió un aplauso de los asistentes, llegó al destacar el papel de José Manuel Romay Beccaría, quien fue vicepresidente de la Xunta y ministro de Sanidad, pero también su mentor político y uno de los impulsores de su carrera dentro del PP.

"Más que una enumeración fría de cargos y responsabilidades, es necesario destacar toda una vida al servicio de Galicia y de España. Y es que José Manuel Romay Beccaría pertenece a la categoría de políticos que se esfuerzan en aprovechar su experiencia en un magisterio sutil y respetuoso. Somos muchos los que, con éxito desigual, nos empeñamos en seguirlo", ha proclamado Feijóo.

Previamente, al recoger su galardón, Romay Beccaría, en medio de una larga lista de agradecimientos, en la que incluyó a su familia, el presidente del Consejo de Estado había reconocido a Feijóo como "ese otro hijo" que "representa todos" sus "sueños políticos".

Pero no solo a Feijóo fue objeto de su agradecimiento, también lo fueron pensadores y literatos como Baudelaire o Borges, el rey emérito Juan Carlos I y Su Majestad Felipe VI, dirigentes como Adolfo Suárez, Fraga o Felipe González, el papa Francisco, los jesuitas, deportistas como Rafa Nadal e incluso las vacas, las madres gallegas, la sanidad pública y el 061.

A varios metros del Museo de la Cidade da Cultura, que albergó un acto en el que no faltaron las actuaciones de Nova Galega de Danza y que culminó con el Himno de Galicia, interpretado por el tenor Enrique Alberto Martínez Rivero, se quedaron un grupo de manifestantes, que cargaron contra la reorganización de centros educativos que afecta a un colegio de As Pontes (A Coruña).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha