eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Acaba el plazo sobre refugiados sin que España haya cumplido, denuncian varias ONG

- PUBLICIDAD -
Acaba el plazo sobre refugiados sin que España haya cumplido, denuncian varias ONG

Acaba el plazo sobre refugiados sin que España haya cumplido, denuncian varias ONG

El día que vence el plazo que se dieron los Estados europeos hace dos años para cumplir con las cuotas de reubicación y reasentamiento de refugiados, varias ONG han acusado del incumplimiento de estos cupos al Gobierno, que ha reconocido no estar "satisfecho", aunque tiene la "conciencia muy tranquila".

España asumió la acogida de 17.337 solicitantes de asilo y refugio, de los que ha trasladado a 1.983 personas. De esa cifra, aceptó el traslado desde Grecia e Italia de 9.323 refugiados en un compromiso de obligado cumplimiento, de los que han llegado 1.279.

En un segundo acuerdo, los países europeos se comprometían a reasentar a refugiados que llevan varios años viviendo en campos habilitados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en países como Líbano, además de migrantes que están en Turquía. España acordó traer a 1.449 y han llegado 704.

Unas cifras que han denunciado hoy Amnistía Internacional y Red Solidaria en el Congreso de los Diputados y en la Puerta del Sol con el objetivo de que los dirigentes políticos no olviden a los refugiados.

Ha sido el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el que ha reconocido durante el Pleno del Senado que el Ejecutivo "no está satisfecho" con el grado de cumplimiento respecto a la acogida de refugiados, si bien ha recalcado que se han puesto en marcha todos los mecanismos previstos por la UE para cumplir con los cupos.

"Desde el primer momento, el Gobierno está dando todos los pasos para poder llevar a cabo estos compromisos, pero por causas ajenas ha sido imposible cumplirlos", ha respondido Zoido al senador socialista Jesús Martín, que ha acusado al Ejecutivo de "poner normas" a sus compromisos "para justificar hoy vergonzosamente haber cumplido sólo un exiguo 10 %" del cupo total.

La jornada ha comenzado con la denuncia de Amnistía Internacional, que ha "rodeado el Congreso" con fotografías de refugiados a tamaño real colocándolas en bares, restaurantes, librerías y paredes del barrio por donde transitan diariamente los representantes políticos.

"Europa ha fallado a las personas refugiadas", ha opinado el director de Amnistía en España, Esteban Beltrán, quien ha recordado que las obligaciones asumidas por los Estados europeos deben cumplirse.

A su juicio, España "se ha comportado especialmente cicatera, dentro de un ambiente mezquino y cicatero de la UE todavía peor".

Ha recordado que pocos países europeos han cumplido sus cuotas, si bien ha destacado ejemplos como Alemania, "que ha recibido 600.000 refugiados en el último año" o el de Canadá que tiene una financiación público-privada para la acogida.

La ONG pide al Gobierno que arbitre nuevos mecanismos, como que las embajadas de Grecia e Italia puedan emitir visados humanitarios por reagrupación familiar además de habilitar vías legales y seguras de llegadas de refugiados.

El fotógrafo Samuel Aranda, autor de los retratos de los refugiados con los que "han rodeado" el Congreso, ha transmitido el sentimiento de decepción de las personas fotografiadas y la penosa situación de la espera.

"Tenían la esperanza de que iban a llegar a Europa y de que Europa éramos una democracia consolidada que les iba a tratar bien y a acoger", ha dicho Aranda, quien ha recordado que en los campos de la isla griega de Lesbos "están confinados en condiciones horribles" y dentro de Grecia "sus condiciones son aún peores porque están encerrados en fábricas y naves industriales abandonadas".

Por la tarde, ha sido Red Solidaria la que ha convocado una concentración en la Puerta de Sol para denunciar el incumplimiento de los cupos.

Un centenar de personas se han concentrado al inicio de la protesta tras una gran pancarta en la que se podía leer: "No están aquí, nos faltan 15.449 refugiadas, el Gobierno es el culpable".

En una instalación, la ONG ha colocado en el suelo juguetes, maletas y una mesa con la comida puesta para hacer presente "la ausencia de personas a las que no se les ha permitido venir".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha