eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Activistas elevan a 141 los miembros de Hizbulá muertos en Siria recientemente

- PUBLICIDAD -
Activistas elevan a 141 los miembros de Hizbulá muertos en Siria recientemente

Activistas elevan a 141 los miembros de Hizbulá muertos en Siria recientemente

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó hoy a 141 el número de miembros del grupo chií libanés Hizbulá muertos en los últimos meses en la periferia de Damasco y en la provincia de Homs, en el centro de Siria.

La organización, con sede en Londres pero con una amplia red de activistas sobre el terreno, precisó que al menos 79 combatientes de Hizbulá han perdido la vida entre la semana del 19 al 26 de mayo por la explosión de minas, disparos de francotiradores y en enfrentamientos en Al Quseir y sus alrededores, en Homs.

A ellos se suman cuatro fallecidos en las afueras de Damasco la semana pasada.

Además, al menos veinte milicianos del grupo chií perecieron en las inmediaciones de Al Quseir a principios de este mes y otros 38 desde otoño pasado en la misma zona.

Hace cuatro días, el Observatorio informó de la muerte de al menos 104 milicianos de Hizbulá, aliado del régimen de Bachar al Asad, en la capital y en Homs. El aumento de víctimas se ha producido en la última semana en Al Quseir, escenario de una ofensiva lanzada por las autoridades sirias contra los rebeldes.

El sábado, el líder de Hizbulá, jeque Hasan Nasralá, declaró en un discurso televisado que no se debe abandonar al régimen sirio ante la amenaza de los extremistas suníes, porque esa guerra es también crucial para el Líbano.

"No podemos permanecer con los brazos cruzados cuando atacan a Siria. Si el régimen (sirio) cae, la resistencia se debilitará, lo que permitirá a Israel controlar el Líbano", aseguró Nasralá.

Mientras, continúan hoy los choques y los bombardeos en Al Quseir y sus alrededores, donde desde el pasado día 19 las tropas del régimen, apoyadas por Hizbulá, llevan a cabo una ofensiva contra los insurgentes.

Al Quseir, de unos 25.000 habitantes, es un enclave estratégico para los rebeldes debido a su ubicación en la ruta que conecta el norte del Líbano, de mayoría suní, con Homs, lo que permite el abastecimiento de armas.

También es fundamental para el régimen, ya que esa carretera comunica Damasco con sus feudos de la costa mediterránea, de mayoría alauí, secta a la que pertenece el presidente sirio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha