eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Acusación popular pide 15 años de cárcel para padre Román por agresión sexual

- PUBLICIDAD -
Acusación popular pide 15 años de cárcel para padre Román por agresión sexual

Acusación popular pide 15 años de cárcel para padre Román por agresión sexual

La acusación popular en el conocido como caso de los Romanones, ejercida por la asociación Prodeni, ha solicitado quince años de cárcel para el padre Román, único acusado en esta causa en la que un juez de Granada investiga supuestos abusos sexuales cometidos contra un joven cuando era menor de edad.

En su escrito de acusación, presentado hoy y al que ha tenido acceso Efe, la acusación popular solicita además para el sacerdote quince años de inhabilitación absoluta, además de la prohibición de residir en el lugar donde viva la víctima y de aproximarse o comunicarse con él por el mismo periodo de tiempo.

Prodeni le atribuye la presunta autoría de un delito continuado de agresión sexual con intimidación, violencia y prevalimiento y con acceso carnal y el agravante de abuso de superioridad.

Según el escrito de Prodeni, los hechos se remontan a 1997, cuando el denunciante, que entonces tenía 7 años, y un amigo suyo comenzaron a ejercer de monaguillos en la parroquia de Granada de la que era titular el padre Román, que poco a poco los invitó a merendar y a hacer actos de convivencia en una casa que compartía con otros sacerdotes y dos seglares a los que el acusado lideraba.

Ya con 14 años y ante la "ascendencia moral" que el cura ejercía sobre él, la víctima comenzó a pasar mucho tiempo en la casa parroquial y en otra vivienda de Cenes de la Vega adquirida por el grupo de sacerdotes liderado por el padre Román, que en una ocasión le propuso quedarse a dormir y a compartir con ellos su modo de vida al ver en él una "gran vocación para el sacerdocio".

Tras varias negativas y al sentirse presionado "física y psicológicamente", la víctima compartió cama varias noches con el padre Román sin que nada ocurriera hasta que en una ocasión el cura se ofreció desnudo a darle masajes en la espalda, tras lo cual hubo un episodio de masturbación, al que el joven se prestó por sentirse "amenazado y con miedo" de que le echaran del grupo, y otros intentos de penetración y abusos bajo la "presión" del resto de sacerdotes.

Por esta causa, el único acusado se enfrenta a una petición de nueve años de cárcel por parte de la Fiscalía y de 26 por parte de la acusación particular, ejercida por la víctima.

El caso se abrió después de que este joven que ahora tiene unos 25 años pusiera los hechos, ocurridos supuestamente cuando contaba entre 14 y 17, en conocimiento de la Fiscalía andaluza en octubre de 2014, y sobre los que llegó a pronunciarse el papa Francisco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha