eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Acusados de captar a yihadistas en la M-30 condenan los últimos atentados terroristas

- PUBLICIDAD -
Acusados de captar a yihadistas en la M-30 condenan los últimos atentados terroristas

Acusados de captar a yihadistas en la M-30 condenan los últimos atentados terroristas

Seis de los nueve acusados de captar yihadistas en la mezquita de la M-30 de Madrid han hecho hoy uso de su derecho a la última palabra en el juicio para condenar cualquier tipo de terrorismo y en concreto los últimos atentados, cometidos recientemente en Turquía, Bangladesh e Irak.

La Audiencia Nacional ha dejado hoy visto para sentencia el juicio de la Brigada Al Andalus, la célula desarticulada en 2014 en Madrid en la operación Gala que supuestamente captaba a personas que frecuentaban la mezquita de la M-30 que tras ser adoctrinadas en España se desplazaban a Siria e Irak como combatientes del Estado Islámico.

Durante la sesión de hoy han informado las defensas que han pedido la absolución de todos los acusados.

La semana pasada el fiscal mantuvo su solicitud de ocho años de cárcel para todos ellos por integración en organización terrorista a excepción del marroquí Lahcen Ikasrrien para quien reclamó once años y medio de prisión como líder del grupo y al atribuirle además falsificación de documento oficial.

Por su parte, la acusación ejercida por la Asociación Víctimas del Terrorismo pidió dieciséis años de prisión para Lahcen Ikasrrien y diez para el resto de acusados.

El primer acusado en hacer uso de la última palabra ha sido Nabil B., que tiene nacionalidad española, que ha negado pertenecer a organización terrorista alguna y que ha condenado cualquier tipo de terrorismo.

Seguidamente Mohamed K., también con nacionalidad española, se ha sumado a esta condena, ha dado el pésame las víctimas de los últimos atentados y ha asegurado que no sabe por qué se le ha juzgado ya que lleva trabajando en España desde los 16 años a los 34 que tiene actualmente.

El musulmán argentino César R.R. ha condenado también los referidos atentados y ha comentado que la vida humana tiene más peso que cualquier templo sagrado.

Ha comentado que le ha llamado tanto la atención este juicio que se ha inscrito en la Universidad Nacional de Educación a Distancia para estudiar Derecho. "Intento investigar qué pasa desde un punto de vista objetivo y jamás nadie me ha adoctrinado ni permitiré que me adoctrinen", ha asegurado.

Ha calificado de "falsa" la acusación de la que es objeto ya que ha mantenido: "En ningún momento podré apoyar acción terrorista alguna ya que lo que hace es generar el odio entre las personas" y ha añadido que "son guerras con fines económicos y políticos que no tienen que ver con las personas".

Por su parte, el marroquí Oialae Ch. ha condenado igualmente cualquier tipo de terrorismo y ha recalcado: "No soy un monstruo como dice la Policía en la notificación de expulsión, que indica que soy una amenaza muy grave para la seguridad nacional y que no me puedo integrar en las formas de vida, costumbres y sistema político y social de España".

El también marroquí Younes Z. ha recordado que lleva catorce años en España trabajando y pagando impuestos integrado en la sociedad española luchando para dar a sus hijos lo que sus padres no pudieron darle y que tuvo que volver a su país ya que con un sueldo de 400 euros no le alcanzaba ni para darles de comer pero que espera volver ya que su mujer es española y sus hijos madrileños.

"Tengo la conciencia muy tranquila pues no he hecho daño a ninguna persona, condeno todo tipo de violencia y doy el pésame a las familias de las víctimas", ha destacado.

Ha comentado que se considera víctima del terrorismo pues ha pagado ya con dos años "solo por indicios, por ser musulmán, llevar barba e ir a la mezquita y al confundirme con los terroristas que llevan esta apariencia". Y ha apostillado: "Por eso nos meten en el mismo saco. Me duele mucho que se hable de terrorismo islamista porque dios no permite matar a una persona y ni siquiera asustarla".

El búlgaro Deniz I.R. ha explicado que la violencia no forma parte de una persona que cree en dios y estima que están fuera de lugar las acusaciones de la que es objeto.

Lahcen Ikasrrien no ha hecho uso de su derecho a la última palabra pero su abogado, Marcos García Montes, ha condenado los "lamentables, execrables y miserables" atentados cometidos en en Bangladesh y Bagdad (Irak), poco después del ataque terrorista suicida en el aeropuerto de Estambul (Turquía).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha