eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Agitación tras la dimisión de Sharif en Pakistán pero sin caer en el caos

- PUBLICIDAD -
Agitación tras la dimisión de Sharif en Pakistán pero sin caer en el caos

Agitación tras la dimisión de Sharif en Pakistán pero sin caer en el caos

La dimisión del ex primer ministro Nawaz Sharif, tras la inhabilitación del Tribunal Supremo, se produce tras un periodo de estabilidad en el convulso Pakistán, pero los analistas no esperan una situación caótica en la potencia nuclear, aunque sí cierta agitación.

Sharif dimitió el viernes después de que el Tribunal Supremo le inhabilitase por no revelar ingresos que recibía de una empresa de un hijo en el extranjero, una irregularidad desvelada durante una investigación a raíz de los Papeles de Panamá.

El exmandatario anunció ayer que proponía a su hermano Shehbaz como su sucesor y al exministro Shahid Khaqan Abasi como jefe del Gobierno interino, marcando así la hoja de ruta en la crisis abierta por su dimisión.

"Va a ver dificultades por la dimisión, pero no creo que el proceso democrático se vea afectado. El Parlamento elegirá un nuevo primer ministro y se llegará a las elecciones de 2018", dijo a Efe Zahid Husain, analista y columnista del prestigioso diario Dawn.

"Lo importante es que un Parlamento elegido en las urnas cumpla los cinco años de mandato ya sea con uno o dos primeros ministros", añadió Husain, autor de varios libros sobre política y la insurgencia paquistaní.

Abasi se someterá a la votación como primer ministro el martes en el Parlamento, donde la Liga Musulmana de Pakistán (PMNL) de Sharif cuenta con mayoría.

Su hermano Shehbaz deberá dimitir de su cargo como jefe de Gobierno de la provincia del Punyab (este) y presentarse a unas elecciones parciales para obtener un escaño parlamentario antes de poder ser elegido primer ministro, proceso que llevará unos 45 días.

Husain destacó que en los casos anteriores de mandatarios que dejaron el poder se trató de acciones fuera de la Constitución y la Justicia, como golpes de Estado por el Ejército, pero en está ocasión ha sido una decisión judicial.

"Se puede discutir la decisión, pero ha sido tomada por un órgano judicial independiente", señaló el analista.

Pakistán ha estado gobernado casi la mitad de sus 70 años de historia por militares, ningún dirigente ha acabado un mandato democrático con 15 dimisiones de primeros ministros y su primer gobernante fue asesinado y otro ahorcado tras ser condenado a muerte.

Sin embargo, en los últimos años la potencia nuclear de 190 millones de personas había logrado cierta estabilidad, con la primera transición democrática en 2013 y el primer caso en 20 años en que un jefe del Ejército dejaba el cargo en el plazo establecido, en 2016.

A ello se suma una significativa reducción de la violencia insurgente tras la puesta en marcha de operaciones antiterroristas en 2014 y la mejora de la economía con un crecimiento del 5,2 % en 2016, el más alto en una década.

El analista político y columnista Musharraf Zaidi dijo a Efe que espera "sacudidas", pero no caos o una gran inestabilidad en los próximos meses y puso como ejemplo las "tranquilas reacciones" hasta ahora con alguna que otra protesta callejera.

Zaidi descartó conspiraciones contra Sharif, especialmente por parte del Ejército, tal y como sugirieron algunos miembros de PMNL, y señaló al propio exmandatario como responsable de su inhabilitación por el poder judicial.

"El Ejército, que controla política exterior y defensa, está involucrado en todo lo que pasa en el país. No dudo que ayudaron en la investigación contra Sharif", afirmó Zaidi.

"Pero Sharif tuvo un año para explicar las anomalías financieras y el simple hecho de que los nombres de su familia apareciesen en los Papeles de Panamá. Fue un incompetente", concluyó.

El analista y escritor Aqil Shah, autor de un libro sobre el Ejército y la democracia en Pakistán, sin embargo, señaló a los militares por la dimisión del político.

"Esto es socavar la supremacía civil sin sacar los tanques", escribió Shah en su cuenta de Twitter.

"Apaciguar a los generales es como alimentar a un cocodrilo. No importa cuánto les des, al final te cogerán", añadió el analista.

El comité encargado de investigar las alegaciones de que tres de los hijos de Sharif, Hasan, Husain, Maryam, crearon compañías en las Islas Vírgenes Británicas con las que controlan propiedades en Londres estaba formado por cuatro civiles y dos miembros de agencias de inteligencia militares.

Más allá de todo ello, Zaidi consideró que la dimisión de Sharif puede ser buena para el país, si comienza una "era de transparencia y responsabilidad" para los líderes e instituciones.

"Por otro lado, si al final se demuestra que todo el proceso fue solo para obligar a Sharif a dejar el poder, mostrará que el país no tiene tolerancia con los mandatarios elegidos democráticamente", señaló el analista.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha