eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Albert Rivera arranca aplausos y lágrimas de emoción en su primera visita al Congreso como candidato

El líder emergente espera que la Cámara vuelva a ser protagonista "de una nueva transición política en España"

- PUBLICIDAD -
Albert Rivera arranca aplausos y lágrimas de emoción en su primera visita al Congreso como candidato

El presidente de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha arrancado este jueves aplausos y hasta lágrimas de emoción en su primera visita al Salón de Plenos del del Congreso, donde ha acudido con motivo de las Jornadas de Puertas Abiertas.

Rivera ha llegado al Palacio de la Carrera de San Jerónimo envuelto en una nube de periodistas y, tras saludar al presidente del Congreso, Jesús Posada, que lo esperaba en el pasillo, y atender a los medios de comunicación, ha hecho un breve recorrido por algunas dependencias del Congreso antes de entrar en el hemiciclo.

A su llegada, el líder de la formación naranja ha sido recibido con tímidos aplausos por parte de los ciudadanos que están visitando la Cámara quienes, al percatarse de su presencia, han sacado sus móviles y cámaras de fotos para retratarle.

ROSA DÍEZ ENTRA EN ESCENA

Mientras Rivera concedía una entrevista a RNE en el centro del hemiciclo, la expectación ha ido en aumento, si bien ha habido unos minutos en que ha tenido que compartir protagonismo con la portavoz parlamentaria de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, quien ha entrado en ese momento en el Salón de Plenos para saludar a los ciudadanos.

Cabe recordar que Rosa Díez y Albert Rivera estudiaron hace un año la posibilidad de concurrir juntos a las elecciones autonómicas y municipales del pasado mes de mayo pero, después de dos meses de negociaciones, al final no llegaron a ningún acuerdo porque las diferencias entre UPyD y Ciudadanos se tornaron insalvables.

Al término de su entrevista radiofónica, Rivera ha recibido un gran aplauso por parte de los ciudadanos, a los que ha respondido con un saludo general y a los que ha deseado que disfrutaran de la visita a la sede de la soberanía nacional.

Durante su breve estancia en el hemiciclo, el presidente de Ciudadanos ha charlado con algunos de ellos, especialmente con un hombre en silla de ruedas que ha estado esperando pacientemente a que concluyera con sus compromisos y con otro, procedente de Tarragona, que le ha gritado 'Visca Cataluña, Visca España', exclamaciones que Rivera ha recibido con una sonrisa.

"EL NUEVO CENTRO TAMBIÉN PUEDE GANAR"

Pero durante su visita al Congreso el líder emergente también ha vivido un momento emotivo mientras se hacía fotos con algunos ciudadanos. Uno de ellos, de avanzada edad, ha roto a llorar al verle y lo ha hecho tras confesarle que le iba a votar.

Este episodio ha tenido lugar minutos después de atender una vez más a los medios de comunicación, que le han preguntado dónde le gustaría sentarse en el hemiciclo la próxima legislatura, si a la izquierda o a la derecha.

Rivera ha respondido que le daría igual porque lo que él quiere es que "España vaya hacia delante, no hacia la izquierda o hacia la derecha". "Por suerte no lo elijo yo, lo eligen lo españoles, así que espero que nos sitúen en el banco del Gobierno y, si no, estaremos en la oposición cumpliendo con nuestras obligaciones", ha dicho.

A pesar de la insistencia de los periodistas, el dirigente de Ciudadanos no ha revelado en qué parte del hemiciclo le gustaría tener su escaño. "España necesita un cambio, que pasa por decirle a la vieja izquierda y a la vieja derecha que el nuevo centro también puede ganar las elecciones", ha zanjado.

QUE VUELVA EL PARLAMENTARISMO AL CONGRESO

La de este jueves ha sido la primera vez que Rivera pisaba el hemiciclo como candidato a la Moncloa, pero no la primera vez que visita el Congreso, donde ha estado ya en un par de ocasiones, una de ellas invitado por el presidente del Congreso de la pasada legislatura, el socialista José Bono, y otra para seguir desde la tribuna de invitados el debate de una iniciativa del Parlament sobre el referéndum independentista, que fue rechazada.

Según las encuestas, a partir de la próxima legislatura Rivera tendrá un sillón en el Congreso, al que ha dicho que llegará con el deseo de que no tenga las puertas abiertas sólo algunos días del año y en el que espera que "vuelva a haber parlamentarismo".

"Creo que viene una nueva etapa política apasionante donde no habrá mayorías absolutas, gane quien gane; donde tendremos que dialogar y habrá que llegar a acuerdos de Estado, y donde habrá que debatir tema por tema, ley por ley, reforma por reforma. Y eso le va a dar mucha vitalidad de nuevo al Congreso", ha dicho.

En este sentido, Rivera se ha mostrado partidario de que el Reglamento del Congreso se adapte a las nuevas necesidades, entre las que ha citado la flexibilidad en los tiempos de intervención y la apertura de comisiones de investigaciones. "Espero que el Congreso vuelva a ser protagonista, como lo fue en la Transición, de una nueva transición política en España", ha proclamado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha