eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alfonso Guerra pide al PSOE que apoye al Gobierno si activa el 155 ante el "golpe de Estado" en Cataluña

Considera que el problema político es el "nacionalismo" y sitúa el origen de la crisis en la reforma del Estatut en 2006

- PUBLICIDAD -
Alfonso Guerra pide al PSOE que apoye al Gobierno si activa el 155 ante el "golpe de Estado" en Cataluña

El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, dirigente histórico del PSOE, ha pedido este viernes a todos los demócratas que apoyen al Ejecutivo de Mariano Rajoy si decide aplicar por primera vez en la historia el artículo 155 de la Constitución para forzar a las autoridades catalanas a cumplir la legalidad.

En un artículo en el semanario 'Tiempo' recogido por Europa Press, Guerra considera "probable" que el Gobierno "no tenga más salida para parar el golpe a la democracia que acudir al artículo 155 de la Constitución", para lo que necesitaría el respaldo del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Pero aunque el Gobierno tenga garantizado el apoyo del Senado, Guerra insta al resto de fuerzas que se consideren demócratas respaldar al Ejecutivo para dar una imagen de "unidad contra el separatismo falsario". "Todos los demócratas tienen el deber ético y político de comprometerse contra el golpe de Estado del nacionalismo catalán. Nada de ponerse de perfil", ha advertido.

CRITICA AL PSOE POR TUMBAR LA INICIATIVA DE CIUDADANOS

Guerra critica a su partido por haber votado en contra de una iniciativa de Ciudadanos en el Congreso que pretendía manifestar el apoyo de la Cámara a las medidas del Gobierno y del Estado en defensa de la legalidad en Cataluña.

"No puede comprenderse que un partido con una historia gloriosa como el PSOE pueda negar su apoyo al Gobierno, a los jueces y a los fiscales en su lucha contra un golpe de Estado que puede acabar con nuestro país", ha esgrimido.

"Escudarse en el oportunismo del partido proponente de la moción o en su actitud respecto de una propuesta propia --se refiere a las críticas de Ciudadanos a la comisión para el diálogo territorial propuesta por el PSOE-- no es aval para no estar en el lugar que le exigen sus principios", abunda.

Este lunes pasado, la Ejecutiva Federal del PSOE cursó una orden interna a todas sus federaciones para que se abstengan de proponer y de respaldar iniciativas que otros partidos presenten en las instituciones sobre Cataluña, después de que Ciudadanos haya decidido llevar a los Parlamentos autonómicos y ayuntamientos en los que tiene presencia el mismo texto que presentó en el Congreso. El PSOE andaluz votó a favor este jueves a la iniciativa de Ciudadanos en el Parlamento autonómico.

"El tiempo de ponerse de perfil se ha agotado", sentencia Guerra, que alerta de que hay "una manada de lobos y un rebaño de borregos quieren destruir el país que queremos".

El 'número dos' del Gobierno en la época de Felipe González sostiene que en Cataluña el problema político que existe es "el nacionalismo", cuyos representantes, "en su insaciable afán del control del poder vienen haciendo trampas desde hace muchos años" que "ahora desembocan en un golpe de Estado".

Por eso Guerra arremete contra quienes "se manifiestan contra el golpe a la democracia de los nacionalistas, pero lo hacen con coartadas, como la de que en todo caso existe un problema político en Cataluña que habrá que resolver", lo que parece una alusión implícita al PSC.

Y sitúa en la tramitación de la reforma del Estatut catalán en 2006, cuando "se llevó el debate del manifiestamente inconstitucional proyecto de Estatuto a la Comisión Constitucional" del Congreso que Guerra presidía.

Tampoco comparte que Mariano Rajoy sea responsable de la crisis actual porque durante su mandato se haya multiplicado el número de independentistas. "Además de un argumento ridículo es signo de cobardía. Rajoy es merecedor de muchas críticas, pero cuando un grupo nacionalista pretende la destrucción del país no es hora de apuntar a otros", explica.

Guerra lamenta también que frente a este golpe de Estado en Cataluña el conjunto de la sociedad esté reaccionando, a su juicio, con una "pasividad" que le sorprende. Una reacción muy diferente a la que los españoles tuvieron en el golpe fallido del 23 de febrero de 1981.

"Hoy parece que la sociedad, el Gobierno, los partidos y algunos medios están anestesiados, no reaccionan, se refugian en dos búnkeres, el diálogo y el problema político catalán", denuncia, mientras acusa de no ser demócratas aquellos que como Podemos "califican de presos políticos a los autores de un golpe de Estado contra la democracia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha