eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un siglo de ilustres en el Alhambra Palace, de Lorca al Dalai Lama

- PUBLICIDAD -
Un siglo de ilustres en el Alhambra Palace, de Lorca al Dalai Lama

Un siglo de ilustres en el Alhambra Palace, de Lorca al Dalai Lama

El hotel Alhambra Palace de Granada, el segundo en activo más antiguo de España con más de un siglo de historia, ha acogido en sus habitaciones y salas a poetas, músicos, políticos y personajes ilustres, desde el Dalai Lama a Lorca y Falla, que ahora recuerdan en su libro de oro.

El Alhambra Palace, un emblema granadino protegido por la Unesco y vecino ilustre del monumento nazarí del que toma nombre, ha albergado en sus salas a las grandes personalidades de cada década en activo, 103 años sin descanso.

Como guiño a su memoria y tributo a su legado, el hotel ha rescatado del olvido a los cientos de clientes para ofrecer, desde su web, su libro de oro de visitas.

No es el de verdad, que desapareció con los años, pero ofrece un listado de científicos, deportistas, músicos y cantantes, representantes de casas reales y políticos suficiente para saciar la mayor de las curiosidades.

"Hemos hecho un listado en el que no están todos los que fueron y que hemos logrado hablando con trabajadores, con jubilados que han estado más de medio siglo aquí y que recuerdan a este o a aquel", ha explicado a Efe su directora, Marianella Bertini.

El Alhambra Palace fue el sueño materializado del duque de San Pedro de Galatino que los ingenieros de la época creían una misión imposible, un alojamiento de lujo junto a la Alhambra para albergar a los ilustres que llegaban al monumento, entonces unos 18.000 al año.

Desde aquel sueño, en sus habitaciones han dormido personajes tan dispares como el Dalai Lama y Lenny Kravitz, Viggo Mortensen y Stephen Hawking, Federico García Lorca y Orson Welles, y Brad Pitt, Henry Fonda, Glenn Ford, Eva Perón...

"Hemos rescatado anécdotas, como el día que Sofía Loren bajó en bata a desayunar porque se sentía como en casa, las llegadas de las casas reales árabes por las que teníamos que dividir las plantas para hombres y mujeres y nuestra Casa Real, mucho más sencilla y cotidiana", ha recordado Bertini.

En su teatro, un joven García Lorca acompañado de Manuel de Falla presentó Cante Jondo, en el mismo escenario en el que actuaba un desconocido Mario Malla que accedía por la puerta de servicio y que se prometió un día entrar como cliente. Y lo hizo.

Por sus salas han pasado casi todos los presidentes de España y otros muchos de Francia, Venezuela, Finlandia o Indonesia, embajadores, príncipes y reyes, el papa Clemente, Severo Ochoa, el banquero Rockefeller o Harrison Schmitt, el último hombre que pisó la luna con el Apolo 17.

El cantante Luis Miguel se quedó en el Alhambra Palace una noche que celebraban una boda y, tras escuchar la música, bajó a tomarse una copa y felicitar a los novios, aunque nadie ha confirmado si les regaló alguna canción.

La lista de huéspedes del centenario hotel incluye a Bin Laden, a un príncipe árabe que de madrugada pidió una escopeta para cazar en el Llano de la Perdiz, al fundador del Opus Dei o la selección de fútbol.

"La clave está en la familiaridad, en adaptarnos a sus necesidades y gustos para que se sientan como en casa", ha detallado Bertini.

Y junto a los famosos, los miles de anónimos que toman café una tarde cualquiera en las mesas que usaron antes Vargas Llosa o Alberti, Lola Flores o Almodóvar. Y los que vendrán. María Ruiz

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha