eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alto el fuego en Sudán del Sur tras cuatro días de combates y 300 muertos

- PUBLICIDAD -
Alto el fuego en Sudán del Sur tras cuatro días de combates y 300 muertos

Alto el fuego en Sudán del Sur tras cuatro días de combates y 300 muertos

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, ordenó hoy un "cese de las hostilidades con efecto inmediato" entre sus fuerzas leales y las del vicepresidente y líder opositor, Riek Machar, que fue aceptado por las fuerzas opositoras, tras cuatro días de combates que causaron al menos 300 muertos.

En un discurso difundido por la televisión estatal SSBC, el ministro de Información, Michael Makuei, señaló que Kiir "reiteró su compromiso con la continua implementación del acuerdo (de paz) y publicó una orden republicana para el cese de las hostilidades con efecto inmediato", a las 18.00 hora local (15.00 GMT).

"Todos los comandantes deben cesar todas las hostilidades, controlar a sus fuerzas y proteger a la población civil y sus propiedades", dicta la orden.

También ordena la reducción de los puestos de control en la ciudad de Yuba, que deben limitarse a "las instituciones esenciales e importantes".

Una vez finalizó de leer el documento, Makuei llamó a "las fuerzas regulares" a volver a sus respectivas unidades.

En ese sentido, amenazó con que "cualquier soldado o miembro de las fuerzas regulares que sea encontrado con su fusil sin habérselo comunicado a su unidad será arrestado y se tomarán acciones inmediatas contra él".

Asimismo, pidió "a todos los ciudadanos volver a sus hogares para que comiencen con su vida de forma normal" ya que "la situación (de violencia) ha finalizado".

Poco después, el portavoz de Machar, James Gadet Dak, indicó en su perfil de Facebook que las fuerzas opositoras habían aceptado el alto el fuego.

Horas antes, se reanudaron los enfrentamientos en Yuba, tras una noche de relativa calma.

Esta mañana tuvieron lugar combates cerca de una base de la misión de la ONU para Sudán del Sur (UNMISS), según informó la propia misión.

Asimismo, el diario "South Sudan Tribune" informó de que esta mañana se produjeron varios enfrentamientos en la zona de Yebel Kuyur, donde está ubicada la residencia de Machar, que protegen sus fuerzas.

El diario citó también a testigos que vieron a tropas gubernamentales retirarse de la zona y dirigirse hacia el centro de la capital después de una breve pausa de los combates.

Además, informó de que se escucharon disparos en las áreas de Gudele y Tongping, cercanas al aeropuerto de Yuba.

Asimismo, en la zona de New Site, se escucharon disparos a primera hora el día, indicó el periódico sursudanés "National Courier", que añadió que también hubo enfrentamientos en un área cercana a un puesto de control ubicado en la carretera de Yei-Yuba.

Por otra parte, la UNMISS informó de la muerte de dos cascos azules y de que otros han sufrido heridas durante los episodios de violencia.

El Gobierno de Pekín confirmó que un casco azul chino murió y que otros seis sufrieron heridas cuando un vehículo de la UNMISS fue atacado.

Asimismo, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Sudán del Sur indicó hoy en un comunicado que este nuevo brote de violencia ha obligado a 10.000 personas a abandonar sus hogares.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reclamó hoy al Consejo de Seguridad la imposición inmediata de un embargo de armas a Sudán del Sur y más sanciones a los dirigentes del país.

En conferencia de prensa, Ban solicitó también un refuerzo de la UNMISS para que pueda proteger a la población.

"La vuelta a la lucha es indignante", dijo el diplomático coreano, que acusó a los dirigentes sursudaneses de fallar nuevamente al país y les exigió poner fin a la violencia.

El secretario de la Comisión de Vigilancia y Evaluación para el acuerdo de paz sursudanés, Festus Mogae, pidió hoy "el cese inmediato de las hostilidades".

Según anunció hoy el ministro sursudanés de Información en su discurso, más de 300 soldados murieron el pasado viernes durante los primeros enfrentamientos.

Sin embargo, no se ha ofrecido ningún otro balance oficial de las víctimas ocasionadas los días posteriores.

El Gobierno del presidente Salva Kiir y la oposición armada liderada por Machar alcanzaron un acuerdo de paz en agosto de 2015 y formaron un Ejecutivo de unidad nacional el pasado abril.

El acuerdo prevé que las fuerzas leales a los dos dirigentes políticos se integren en el Ejército sursudanés.

El conflicto entre ambos estalló en diciembre de 2013, cuando Kiir, de la etnia dinka, denunció un supuesto intento de golpe de Estado encabezado por su vicepresidente Machar, de los nuer.

Desde la independencia de Sudán, que anteayer cumplió cinco años, Sudán del Sur ha vivido en medio de la inestabilidad, que se vio exacerbada con el inicio del conflicto interno en 2013.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha