eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Amedo sostiene que Garzón intentó encarcelar a Rubalcaba

- PUBLICIDAD -
García-Page dice que se presentará a unas primarias, todavía no ha decidido a cuáles

García-Page dice que se presentará a unas primarias, todavía no ha decidido a cuáles

El exsubcomisario José Amedo, condenado por los GAL, ha arremetido hoy contra el exjuez Baltasar Garzón tras ofrecerse al PSOE ante su próxima conferencia política, y ha revelado que en 1996 intentó encarcelar al ahora líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba cuando era ministro de la Presidencia.

Amedo considera "chocante" y "dantesco" que "el ilustrísimo delincuente más activo hoy en día que nunca", en referencia a Garzón, pretenda con su "desinteresada" ayuda al PSOE "derrotar a la derecha española", cuando en 1996 la "alzó al poder con la persecución del Gobierno de Felipe González por las actividades de los GAL".

"No me extraña que uno de los máximos responsables del encubrimiento de las actividades de los GAL, Alfredo Pérez Rubalcaba, se sienta cómodo con quien también lo fue durante un año para ser nombrado ministro del Interior", ha dicho Amedo en un comunicado remitido a Efe.

La reacción del expolicía se ha producido a raíz de la carta abierta al PSOE que el exjuez de la Audiencia Nacional y otras personalidades han dirigido al PSOE ante su próxima conferencia política, en la que se ofrecen para "derrotar a la derecha" que está "aprovechando la crisis para empujar al desempleo y a la marginación a amplias capas de la sociedad".

Amedo hace esta revelación de Rubalcaba porque dice que no puede permanecer callado "ante el espectáculo que determinados personajes de este país siguen dando tratando de engañar a una sociedad confusa ante tanto manipulador" y "el grado de inmoralidad a la que está llegando determinada clase política".

Tras referir la "celeridad" con la que Pérez Rubalcaba "ha acogido" el ofrecimiento de Garzón, Amedo sostiene que el exjuez de la Audiencia Nacional quiso encarcelar al ahora líder socialista cuando detectó que, siendo ministro de la Presidencia, "coordinaba junto a Txiki Benegas la 'compra' de mi cambio de declaraciones forzadas en el juzgado de Garzón unos meses antes para que influyesen en las elecciones generales de aquel año".

Según cuenta el expolicía, uno de los intermediarios que utilizaron para dicha operación era el abogado vizcaíno Raúl Martín, quien fue citado a finales de 1995 clandestinamente por Garzón en su juzgado para que "delatase a los políticos del PSOE que habían puesto en marcha aquella operación para que yo diese un giro" al sumario sobre el secuestro de Segundo Marey.

Tras negarse el abogado a las exigencias del juez, asegura Amedo, pocos días después Garzón le envió un representante al Hotel Wellington para advertirle de las consecuencias que le "acarrearía" a él y a los políticos "continuar entablando contactos".

"Cuando negué los contactos indicados", añade Amedo, Garzón "preso de la rabia y la cólera, trató de encausarme en un sumario que no tenía absolutamente nada que ver con los GAL".

Y añade: "Garzón trató a toda costa de proceder al encarcelamiento de Rubalcaba y Benegas por aquellos hechos amenazándome con reabrirme otros sumarios".

Amedo emplaza a Garzón a que, a la vista de lo que cuenta, le denuncie por falsedad, calumnias o injurias, o, por el contrario, que debata con él públicamente "si tiene agallas" esta cuestión y otras "de tanto calado o más sobre todos los delitos que cometió durante la instrucción del sumario Marey para derrotar al Gobierno de Felipe González con el fin de que llegase al poder José María Aznar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha