eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Amnistía Internacional pide un embargo de armas a todas las partes del conflicto en el Yemen

- PUBLICIDAD -

Amnistía Internacional (AI) pidió hoy un embargo total a la transferencia de armas a cualquiera de las partes del conflicto en el Yemen, ya que "se están empleando para matar y herir ilegítimamente a la población civil".

En un comunicado publicado con motivo de una reunión sobre el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) celebrada hoy en Ginebra, AI advirtió de que la intensificación de las violaciones en el Yemen solo empeorará "a menos que todos los Estados impongan inmediatamente un embargo total a la transferencia de armas".

Entre esos Estados que siguen suministrando armas a Arabia Saudí y los socios de su coalición, la organización señaló a Estados partes y firmantes del TCA, "en violación manifiesta del tratado".

Además, AI denunció que también se han desviado armas que han acabado en manos de los rebeldes hutíes y otros grupos armados que participan en el conflicto.

"El mundo no sólo ha vuelto la espalda a la población del Yemen, sino que muchos Estados contribuyen a su sufrimiento al suministrar las armas y bombas que se están empleando para matar y herir ilegítimamente a la población civil", declaró el director de Control de Armas y Derechos Humanos en AI, Brian Wood.

Según el responsable humanitario, esas acciones han causado una catástrofe humanitaria.

"Todos los Estados, así como organizaciones internacionales como la Unión Europea y la ONU, deben hacer todo lo posible para impedir que empeore aún más este terrible costo humanitario. Un paso vital sería cerrar inmediatamente el grifo de la entrada irresponsable e ilegítima de armas que podrían emplearse en el conflicto", añadió.

Asimismo, la organización instó a que se vaya más allá de las sanciones internacionales vigentes impuestas a las partes del conflicto.

Para AI, la resolución 2216 de la ONU no es suficiente porque solo impone un embargo de armas a los hutíes y a sus aliados, las fuerzas leales al expresidente Alí Abdalá Saleh.

Además, destacó el hecho de que una resolución no vinculante del Parlamento Europeo adoptada el 25 de febrero pedía a la UE que tratara de imponer un embargo de armas a Arabia Saudí, pero no a otras partes de la contienda.

Por ello, AI exigió que toda autorización para una transferencia de armas a cualquiera de las partes del conflicto incluya una garantía estricta y legalmente vinculante de que el uso final respetará la legalidad y que dicha transferencia no se usará en el Yemen.

Asimismo, la organización denunció que todas las partes del conflicto han cometido con impunidad una serie de violaciones graves del derecho internacional humanitario y del derecho internacional de los derechos humanos, "incluidos posibles crímenes de guerra".

Esas violaciones han contribuido a la muerte de casi 3.000 civiles, entre ellos al menos 700 menores de edad, a las lesiones de más de 5.600 y al desplazamiento de más de 2.500.000 personas, según cifras de AI.

El conflicto en el Yemen continúa después de que los bandos rivales concluyeran sus conversaciones de paz el pasado 20 de diciembre en Suiza sin llegar a un acuerdo para un alto el fuego permanente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha