eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los colonos de Amoná aceptan la propuesta de Netanyahu para el traslado voluntario

- PUBLICIDAD -
Los colonos de Amoná aceptan la propuesta de Netanyahu para el traslado voluntario

Los colonos de Amoná aceptan la propuesta de Netanyahu para el traslado voluntario

Los colonos del asentamiento judío de Amoná, que debía ser evacuado el 25 de diciembre como muy tarde, han aceptado hoy la última propuesta del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, para abandonar voluntariamente sus casas y trasladarse a otra parcela en el territorio ocupado de Cisjordania.

La propuesta fue aprobada por 45 votos a favor, 29 en contra y dos abstenciones, informó el grupo de colonos en su cuenta de twitter, después de una reunión de más de cinco horas y largas negociaciones con el Ejecutivo de Netanyahu durante las últimas semanas.

"Después de dos largos años hemos decidido posponer por ahora nuestra lucha y aceptar la propuesta", dice un comunicado difundido por el grupo de colonos.

"Seguiremos en alerta y verificando que el Estado cumple su promesa de construir casas (permanentes) y edificios comunitarios. Si no lo hace, no dudaremos en comenzar de nuevo la lucha por nuestro pueblo y por toda la Tierra de Israel", agrega la notificación.

Amoná es una pequeña colonia en el norte de Cisjordania que el Tribunal Supremo israelí ha ordenado evacuar por considerarla "ilegal", dado que fue levantada en tierras privadas palestinas.

Para la comunidad internacional son ilegales todas las colonias judías en Cisjordania, territorio ocupado por Israel en la Guerra de los seis días de 1967.

Desde que el Supremo rechazara su última apelación, en medio de una grave pugna con el poder ejecutivo, Netanyahu había ofrecido el traslado de las cerca de 60 familias de colonos a asentamientos vecinos y a una colina al lado de la actual Amoná, aunque los colonos rechazaron todas las ideas.

El viernes, cientos de jóvenes de otros asentamientos se atrincheraron allí para defenderla de las fuerzas de seguridad israelíes e impedir su evacuación.

"Es la decisión más difícil que hemos tenido que tomar en nuestra vida", decían hoy algunos colonos del grupo a través de sus cuentas de twitter.

El plan, para el que el Gobierno israelí tendrá que destinar decenas de millones de dólares, incluye la construcción de 52 casas e inmuebles, en lo que sería una suerte de "cortar-y-pegar" el asentamiento a unos cientos de metros de su ubicación actual, en un terreno conocido como la parcela 38.

Para ello, el Gobierno israelí ya ha anunciado su intención de pedir al Supremo una prórroga de un mes en la aplicación de su veredicto inicial.

Si la justicia autoriza el plan, el Gobierno deberá resolver después un problema de propiedad sobre la parcela 38, debido a que también se trata de tierras privadas palestinas, solo que en este caso la inmensa mayoría son refugiados que no se encuentran en la zona, de modo que la expropiación sí está tolerada por la legislación local.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha