eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

António Costa: Portugal no merece ser sancionada por el déficit del 2015

- PUBLICIDAD -
António Costa: Portugal no merece ser sancionada por el déficit del 2015

António Costa: Portugal no merece ser sancionada por el déficit del 2015

El primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, dijo hoy que Portugal "no merece" ser sancionado por el incumplimiento del déficit de 2015 y aclaró que no ve necesario un nuevo plan de ahorro para corregir el indicador.

"Portugal no merece que le sean aplicadas sanciones por parte de la UE", manifestó hoy Costa en el debate quincenal del Parlamento luso.

El primer ministro reaccionó así al dictamen de la Comisión Europea (CE), que informó hoy de que ni España ni Portugal han tomado "medidas efectivas" para reducir el déficit, con lo que se abre la vía a una posible multa.

En 2015, Lisboa cerró con un déficit del 4,4 %, -incluyendo el impacto fiscal derivado de la liquidación del banco Banif-, lejos de lo pactado con Bruselas, que exigía que el indicador no alcanzase el 3 %.

"La CE constata incumplimiento pero no propone sanciones (...) Y en todo caso, la aplicación de sanciones no sería inmediata", matizó el jefe de Gobierno, aliado a la izquierda radical en el Parlamento.

Aunque el castigo que pueda ser aplicado por la UE corresponde al año 2015, cuando gobernó casi por entero un Ejecutivo del conservador Pedro Passos Coelho, el Gobierno socialista ha sido muy criticado por el propio Passos Coelho y el derechista CDS-PP por empezar a revertir los cortes salariales y de pensiones.

Costa, sin embargo, respondió contraatacando y dijo que el resultado de la "enorme" austeridad del Gobierno de Passos Coelho fue "fallar" en la corrección del déficit (menos del 3 % del PIB).

El primer ministro aseveró que no pondrá un plan de ahorro para corregir el déficit, porque las finanzas del país marchan en el buen camino y pronosticó que el indicador estará por debajo del 3 % en el 2016.

El líder de la oposición y ex primer ministro acusó al Gobierno socialista de "desbaratar" el trabajo hecho en sus cuatro años de gobierno (2011-2015), tres de ellos coincidentes con duros ahorros exigidos por el rescate financiero a Portugal.

"Tiró por la ventana el sacrificio que hicieron muchos portugueses, que se empeñaron en devolver la credibilidad del país", denunció.

La izquierda radical que apoya al Partido Socialista (PS) de António Costa criticó duramente a la CE, a la que acusaron de "humillar" a Portugal y de insistir en el "empobrecimiento" del país.

El marxista Bloque de Izquierda, aliado de Syriza (Grecia) y de Podemos (España) en la UE, lamentó el doble rasero con el que se trata a Portugal.

La Comisión Europea "inicia un proceso de sanciones contra Portugal y España, pero Francia es Francia" y no se le puede sancionar, dijo con ironía la portavoz del Bloque, Catarina Martins.

El ortodoxo y euroescéptico Partido Comunista de Portugal (PCP) pidió combatir las políticas de empobrecimiento que la CE quiere imponer y abogó por defender la soberanía del país.

Fruto del pacto entre los moderados del PS y la izquierda radical, Portugal subió el salario mínimo, aumentó las pensiones más bajas y revirtió los cortes salariales a los funcionarios aplicados durante el rescate financiero (2011-2014).

Estas medidas han sido muy criticadas por el centro-derecha portugués y cuestionadas por varios organismos internacionales por considerar que fomentan en demasía el gasto público.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha