eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aplazan el juicio a un yihadista de Melilla para interrogar a un preso en Marruecos

- PUBLICIDAD -
Aplazan el juicio a un yihadista de Melilla para interrogar a un preso en Marruecos

Aplazan el juicio a un yihadista de Melilla para interrogar a un preso en Marruecos

El juicio a un joven de 26 años acusado de liderar un grupo yihadista en Melilla dedicado a adoctrinar a sus miembros, incluso con entrenamientos nocturnos, para unirse en Siria o Irak al Estado Islámico o Dáesh, ha sido aplazado para poder interrogar como testigo en Marruecos a un preso por yihadismo.

Pese a la suspensión del juicio, el acusado -Mohamed Said Mohamed, nacido en Melilla- ha tenido oportunidad de manifestarse inocente y, en la vistilla para decidir si se le prorrogaba la prisión provisional, ha afirmado: "yo nunca he cometido ningún delito y mucho menos en España" y ha destacado que él no tenía "nada que ver con el tema de Marruecos".

La sección cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional ha decidido aplazar la vista oral a petición de la fiscal Dolores Delgado, que ha justificado su solicitud de suspensión en la escasez de tiempo con que se ha contado para enviar una comisión rogatoria a Marruecos con el fin de conseguir interrogar a este testigo "clave"; identificado como Ali Benzirar.

Se da la circunstancia de que en Marruecos se sigue un procedimiento contra los otros ocho integrantes de la célula que presuntamente lideraba el acusado y a los que se incautaron vídeos y discursos sobre el Dáesh, su historia y evolución, y también sobre motivación y justificación de la "yihad" (guerra santa) global, que servían para motivar a los captados para irse a combatir con el EI.

La Sala, con la oposición de la defensa, se ha inclinado finalmente por suspender la vista oral y ha dado díez días a las partes para presentar el formulario de preguntas que se enviarán a la autoridades judiciales marroquíes para que las complete el testigo.

El tribunal -integrado por Ángela Murillo, Teresa Palacios y Francisco Martel- ha descartado de este modo las otras dos posibilidades planteadas por la fiscal: ir a Marruecos a tomarle declaración o reclamarle para que declare en el juicio en España.

Dado que el acusado cumple en septiembre el límite de dos años en prisión preventiva, la fiscal ha pedido también la prorroga de la cárcel provisional para asegurar su presencia en el juicio dada la gravedad de los delitos y la pena que se le pide por ello: 10 años de prisión.

Al no ser urgente la decisión, la Sala ha acordado tomar la decisión al respecto en los próximos días y la comunicara mediante un auto judicial.

Según la acusación de la fiscal, Mohamed Said Mohamed era el cabecilla desde 2013 y hasta su detención en 2014 de un grupo, que "lideraba no solo ideológicamente, sino también representando el frente autoritario y operativo".

Este grupo había jurado lealtad a la organización terrorista Dáesh y estaba a favor de la instauración del denominado "Califato Islámico" en Siria e Irak.

El acusado se dedicaba a adoctrinar de forma constante y a preparar y entrenar de manera intensiva a los miembros del grupo, compuesto principalmente por marroquíes, con visionados de vídeos del Dáesh y con entrenamientos físicos nocturnos, todo ello con el objetivo de que se trasladaran a luchar con el grupo terrorista.

En los registros efectuados en la operación contra este grupo, en la que también se detuvo a otras ocho personas en Marruecos, los agentes se incautaron de CDs con discursos religiosos sobre el uso del velo y sobre el Corán, así como documentos de entrenamientos de defensa personal y boxeo, un puño americano y cables de alta tensión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha