eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Arabia Saudí redobla su agresividad contra Irán y los rebeldes yemeníes

- PUBLICIDAD -
Participa recurre ante el Tribunal Contractual del Ayuntamiento la licitación de la piscina de la Macarena

Participa recurre ante el Tribunal Contractual del Ayuntamiento la licitación de la piscina de la Macarena

Arabia Saudí redobló hoy su agresividad hacia los rebeldes hutíes del Yemen y su principal aliado, Irán, tras el lanzamiento, hace dos días, de un misil balístico que fue interceptado antes de llegar a su destino, Riad.

El misil, que según la agencia SABA, controlada por los yemeníes, tenía como blanco el aeropuerto internacional del rey Jaled en la capital saudí, ha enfurecido a las autoridades, que han responsabilizado a Irán de su lanzamiento.

En represalia, Riad ha puesto precio a la cabeza del máximo dirigente de los hutíes Abdel Malik al Hutí ha acusado a Irán de cometer un "acto flagrante de agresión militar" por suministrar misiles a los hutíes y ha aislado temporalmente Yemen, cerrando todos sus puertos aéreos, terrestres y marítimos.

Junto al líder hutí, el Ministerio de Interior saudí ha publicado una lista de 39 responsables y miembros de los rebeldes a los que acusa de "planear, ejecutar o apoyar actividades terroristas".

Interior ha ofrecido 30 millones de dólares a quien comparta información que pueda conducir a la captura de Al Hutí y cantidades que fluctúan entre los 5 y los 20 millones de dólares por datos que permitan la detención del resto de los rebeldes incluidos en la lista.

Arabia Saudí encabeza desde marzo de 2015 una coalición árabe que combate en el Yemen a los rebeldes y respalda a las fuerzas leales al presiente Abdo Rabu Mansur Hadi, quien, a pesar de haber logrado avances, no han conseguido doblegar a los hutíes, que más de dos años después continúan controlando Saná, y se han mostrado capaces de amenazar la capital saudí con misiles.

El mando de la coalición árabe acusó hoy a Teherán de suministrar misiles balísticos a los hutíes y agregó que se trata de un "acto flagrante de agresión militar" que podría llegar a considerar como un "acto de guerra".

La alianza encabezada por los saudíes consideró que se trata de "un acto flagrante de agresión militar del régimen iraní, y podría llegar a considerarse como un acto de guerra contra el Reino de Arabia Saudí", expresó la coalición en un comunicado.

Según esta alianza antihutí, un análisis de los restos de los misiles lanzados el sábado contra Riad confirma el "papel de Irán en la fabricación" y su introducción de contrabando en el Yemen para los rebeldes hutíes.

El comando se arrogó, además, el "derecho legítimo del reino" a defender su territorio y personas de acuerdo con la Carta de la ONU y agregó que "se reserva el derecho de responder a Irán en el tiempo y forma apropiados, de conformidad con el derecho internacional y sobre la base del derecho de legítima defensa, incluida la defensa de su territorio, su pueblo y su vital intereses".

Los hutíes, que siguen la rama chií del islam y cuentan con el respaldo de Irán, disparan con frecuencia proyectiles contra la zonas de Arabia Saudí próximas a la frontera y, en contadas ocasiones, han lanzado misiles balísticos de mayor alcance que se han acercado a Riad.

El Gobierno iraní, por su parte, calificó hoy de "inadmisibles y provocadoras" estas declaraciones e insistió en los rebeldes chiíes de ese país actúan de forma "independiente".

"Las acusaciones hechas contra Irán en el informe de la coalición saudí antiyemení son inadmisibles, irresponsables, destructivas y provocadoras", denunció el portavoz de Asuntos Exteriores, Bahram Qasemí, en un comunicado.

Para evitar el contrabando de armamento hacia el antiguo reino de Saba, la comandancia de las alianza árabe anunció el cierre temporal de todas los puertos aéreos, marítimos y terrestres yemeníes.

Según el mando militar, únicamente se facilitará la entrada y salida de los equipos de socorro y de las ayudas humanitarias.

Asimismo, precisó que se anunciarán nuevas disposiciones sobre la inspección, entrada y salida de los puertos yemeníes y advirtió de que se adoptarán todas las medidas legales contra las personas que infrinjan dichas directrices.

La coalición también instó a las misiones diplomáticas a que no se establezcan fuera de las zonas controladas por el gobierno legítimo del presidente Abdu Rabo Mansur Hadi, a quien respalda Riad y sus aliados árabes.

A los equipos de socorro, a las misiones de las ONG humanitarias y a los yemeníes les pidió que se alejen de las zonas de combate y de las agrupaciones de las milicias hutíes armadas.

Riad y Teherán mantienen un intenso pulso por imponer su hegemonía en la región donde Irán se ha convertido en el principal valedor de los grupos y movimientos chiíes en países como Yemen, Irak, Siria o Líbano, mientras que Arabia Saudí ha hecho lo propio con los suníes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha