eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ardanza defiende la "no pretensión" de un Estado vasco, sino una España con "socios estatales en pie de igualdad"

Ibarretxe aboga por "profundizar en la identidad y la cultura" vascas para que Euskadi tenga su "sitio en el mundo"

- PUBLICIDAD -
Ardanza defiende la "no pretensión" de un Estado vasco, sino una España con "socios estatales en pie de igualdad"

El ex lehendakari José Antonio Ardanza (PNV) ha sostenido que tratar de romper un Estado como el español es "muy delicado y muy grave", por lo que ha defendido la "no pretensión" de un Estado vasco, sino la configuración de una España con "socios estatales en pie de igualdad". Por su parte el también ex lehendakari jeltzale Juan José Ibarretxe (PNV) ha abogado por "profundizar en la identidad y la cultura" de Euskadi para "tener nuestro sitio en el mundo".

Ardanza e Ibarretxe han expuesto su visión sobre el autogobierno vasco en la mesa redonda 'El autogobierno vasco: logros, problemas y retos' del Curso de Verano de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) 'De la guerra a la globalización. En el 80 aniversario del primer Gobierno Vasco', en San Sebastián.

En esta jornada también estaba prevista la participación de los exlehendakaris Carlos Garaikoetxea (EA) y Patxi López (PSE-EE), que no han podido acudir. Los dos han remitido sendos textos en su nombre que han sido leídos en la sesión por el codirector del Curso, el catedrático de Historia de la UPV/EHU José Luis de la Granja, acompañado del también codirector y catedrático de Historia de la UPV/EHU Ludger Mees.

Ardanza ha defendido que, de cara a futuro, es necesario que Euskadi se dote de un Gobierno "más fortalecido" que el actual, con "mayor seguridad jurídica" y un "reconocimiento expreso del derecho a decidir y con una relación bilateral que garantice la igualdad".

A su juicio, se deben establecer "bases de confianza" entre quienes conforman el Estado español y asumir que éste "está compuesto por diversas naciones, no nacionalidades, con historia, cultura, lengua e identidad propias" y con "voluntad y conciencia de su identidad", para "entre todos en pie de igualdad y lealtad a ese estado comprometernos a compartirlo", porque "nadie es más que nadie, pero sí diferente".

En este sentido, ha opinado que un Estado "plurinacional es perfectamente viable si ninguna de las naciones que lo componen quiere imponerse a la otra". "La nación de naciones no existe", ha apuntado, para añadir que el reconocimiento de una identidad nacional como la catalana o la vasca no necesariamente tendría que llevarnos al reconocimiento de su estatalidad, ni por parte de éstas pretender serlo", sino que pueden ser "socios estatales en pie de igualdad y bilateralidad".

A su juicio, "con imaginación, voluntad de acuerdo y diálogo tenemos que buscar un gran consenso que marque los fundamentos de una nueva Constitución del Estado español y un nuevo estatus para quienes dentro de ese Estado acrediten una voluntad diferenciada de su identidad nacional y de su autogobierno", ha sostenido, para añadir que no se puede repetir "el error del café para todos".

En este contexto, ha advertido de que "tratar de romper un Estado es algo muy delicado y muy grave", porque "cuando un estado consolidado como España cree que está en riesgo su sacrosanta unidad vale todo".

Por ello, ha apostado por tratar esta cuestión "con mucho tiento" y "no forzar la radicalidad". Por su parte, Ibarretxe ha afirmado que la unidad de España se ha convertido "en el principal reclamo electoral español" y defendido que Euskadi tiene que "tener su sitio en el mundo", porque "hoy no lo tenemos".

"IDENTIDAD Y CULTURA"

Para el ex lehendakari "los proyectos que no se basan en la identidad y la cultura tienen problemas para generar progreso", por ello ha sostenido que el pueblo vasco debe profundizar en su identidad "más allá de la articulación jurídico-política" que ello conlleve, puesto que, de lo contrario, "seremos políticamente cada vez más dependientes y socio-económicamente menos desarrollados". De este modo, ha incidido en la necesidad de articular "proyectos propios" desde la "voluntad de autogobierno y la capacidad de desarrollarlo".

Sobre esta cuestión, Garaikoetxea, en el texto remitido al Curso, ha sostenido que una reforma estatutaria permitiría dotar a Euskadi de mayores competencias, aunque ésta "difícilmente podrá destejer las normas y leyes base que han constreñido el autogobierno".

Por su parte López, en su escrito, ha defendido un Estado federalista en el que "el conjunto es la suma entre las partes y su corresponsabilidad", y corregir "errores y carencias" como un sistema de reparto competencial "confuso y conflictivo, la ausencia de "una verdadera Cámara territorial", un modelo de financiación "inacabado", la falta de "colaboración interinstitucional" y el reconocimiento de "diversidad de identidades" en el seno de las comunidadades autónomas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha